Conecta con nosotros

Nota Principal

16 heridos por pirotecnia durante fiestas patrias en Xalapa, Veracruz

David León Romero, coordinador nacional de Protección Civil, confirmó este lunes que se elevó el número de heridos a 16, además que una persona perdió la vida por un infarto por el incidente con pirotecnia durante los festejos patrios que se llevaron a cabo en Xalapa, Veracruz.

Detalló que el Sistema Nacional de Protección Civil se desplegó en todo el país para brindar mayor proteccióna los mexicanos.

David León Romero agregó que los dos incidentes más relevantes durante los festejos de la Independencia de México fue el accidente en Xalapa, Veracruz, y el incendio en la alcaldía Azcapotzalco, en la Ciudad de México, donde se reportó saldo blanco.

El coordinador nacional de Protección Civil informó que la madrugada de este lunes fue localizada una fuga de gas LP, por una presunta toma clandestina, en una zona despoblada de San Lorenzo Almecatla, en Puebla.

Comentó que la fuga de gas LP se ubicó pasada la una de la mañana de este lunes, por lo que elementos de la Protección Civil Municipal y Petróleos Mexicanos (Pemex), así como la Policía Municipal realizaron un cerco de seguridad.

David León Romero dijo que hasta el momento no se han desalojado a habitantes de San Lorenzo Almecatla y comentó que se realizarán los trabajaos correspondientes en el ducto para controlar la fuga de gas LP.

Fuente: FOROtv

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Nota Principal

“¿Por qué está todo en rojo?”: López Gatell explicó los criterios del semáforo sanitario que rige al país

Luego de que el subsecretario de salud, Hugo López Gatell, informara en las primeras horas de este viernes 29 de mayo que el país se encuentra en semáforo rojo por la pandemia de coronavirus, durante la conferencia vespertina, también lanzó la pregunta ¿Por qué está todo en rojo?.

“Está en rojo porque el semáforo esta diseñado conforme a los criterios, para tener la máxima seguridad sanitaria en el primer momento del desconfinamiento”, recalcó.

Hay que recordar que este sábado 30 de mayo concluye la Jornada Nacional de Sana Distancia y comienza la llamada “nueva normalidad”, a partir del 1 de junio.

En ese sentido, López Gatell destacó: “no queremos tener criterios suaves en este momento porque toda la sociedad tiene como prioridad evitar los rebrotes y está mañana lo comentamos si tenemos criterios bajos y permisivos, tendríamos un desconfinamiento demasiado acelerado”.

Según López-Gatell si de los cuatro indicadores o criterios del semáforo, uno es rojo, entonces todo se regirá por ese color y se tomarán las medidas necesarias respecto a ello.

“No podemos arriesgarnos en la primera etapa de desconfinamiento a que seamos permisivos. Lo iremos adaptando (el semáforo), de acuerdo a la velocidad de cambio y a los indicadores y en la medida de que garanticemos que no haya rebrote entonces podremos tomar criterios menos intensos”.

Desde Palacio Nacional, y durante la tradicional conferencia mañanera, que encabeza el Presidente, López-Gatell detalló que el semáforo de cuatro colores- rojo, naranja amarillo y verde- de riesgo de COVID-19, se mide con relación a cuatro indicadores que son: la frecuencia de casos, tendencia hospitalaria, porcentaje de ocupación hospitalaria y detección de casos nuevos.

En ese sentido, advirtió que el semáforo sanitario se encuentra en rojo en casi todo el país. “La epidemia sigue, no ha concluido, tiene que completar varios ciclos de transmisión en varios puntos del país».

Actualmente, todo el mapa de la República Mexicana se encuentra coloreado de rojo, a excepción de la entidad de Zacatecas, que se muestra en color naranja.

Ante ello, 31 entidades del país arrancarán la llamada “nueva normalidad” el próximo 1 de junio, luego de la terminación de la Jornada Nacional de Sana Distancia, considerada del 23 de marzo al 30 de mayo.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Nota Principal

La vida ya no será como antes, se mantendrán protocolos de salud: Corral

La reactivación económica y social no significa que se quitarán de ‘golpe y porrazo’ las medidas de seguridad e higiene, ni de sana distancia o de control sanitario, sino de un proceso gradual de ir reabriendo lo que se fue cerrando para entrar poco a poco a lo que se ha denominado la nueva normalidad, indicó esta mañana el gobernador Javier Corral Jurado.

“Esto es algo que es muy importante que la gente lo sepa: ya no va a ser la vida como antes después del coronavirus, por eso, incluso se ha acuñado este concepto de la nueva normalidad”, expresó al inicio del programa Chihuahua Adelante No. 20, dedicado a explicar a los chihuahuenses el funcionamiento del semáforo de reactivación económica y social para el estado.

El gobernador compartió la siguiente reflexión:

“Vamos a entrar en una nueva etapa en términos del combate a la pandemia que ha generado este virus Sars-Cov-2, conocido como coronavirus que genera la enfermedad COVID-19 de muy fácil transmisión, que ha contagiado prácticamente a todos los países del mundo, a nuestro país, a todos nuestros estados y en Chihuahua a la mayoría de nuestros municipios.

Eso no significa, en modo alguno, que vamos a relajar de ‘golpe y porrazo’ como se dice, las medidas de sana distancia, de resguardo en casa, sobre todo de higiene personal, las medidas de control sanitario.

Esta nueva etapa que iniciaremos el primero de junio, es una etapa en la que vamos a ir reabriendo lo que fuimos cerrando, lo que fuimos restringiendo. Lo vamos a hacer de una manera paulatina, esto es gradual. Y por supuesto, nos vamos a asegurar que no se generen riesgos en términos de la salud y la vida de las y los chihuahuenses.

Es muy importante que volvamos a nuestra actividad económica, que volvamos a la actividad social, que podamos incluso hacer algo de activación física, que quienes tienen el interés y el deseo de regresar a actividades religiosas o culturales lo puedan hacer pero ya no lo vamos a poder hacer como lo hacíamos antes.

Esto es algo que es muy importante que la gente lo sepa: ya no va a ser la vida como antes después del coronavirus, por eso, incluso, se ha acuñado este concepto de la nueva normalidad.

Tenemos que regresar a la vida cotidiana, a nuestras actividades. No podemos mantener suspendida la actividad económica, social, cultural, recreativa, deportiva y sobre todo escolar, pero ya no puede ser de igual manera, tiene que ser de nuevas formas y en esas nuevas formas de se deben de quedar muchos de los protocolos de sana distancia y de higiene personal que nos han permitido durante la época más complicada de la pandemia hacer o lograr bajar el nivel de contagio de transmisión.

No se trata de que ya podemos regresar todos el primero de junio. No es así.

El gobernador Javier Corral compartió en su mensaje inicial que el sistema de semaforización estatal será para realizar un regreso paulatino y seguro a las actividades económicas.

Insistió que no culmina la sana distancia, no culminan las medidas de resguardo, mucho menos de aislamiento de los adultos mayores o de las personas con enfermedades crónicas, de mujeres embarazadas, “al contrario, esas medidas tienen que continuar y por supuesto debe continuar la higiene de todos nosotros; el tema de lavarnos las manos varias veces al día con agua y con jabón, es muy importante”.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Nota Principal

Explica Gobernador cómo se revisarán indicadores en semáforo de reapertura

El gobernador Javier Corral explicó que la reapertura de actividades en el estado de Chihuahua, se realizará con base en los cuatro indicadores contenidos en el sistema de semáforo COVID-19, de la Secretaría de Salud del Gobierno de la República.

En la entrevista semanal del programa En Línea Directa del Canal 28 de televisión, dijo que tras una reunión virtual sostenida por los gobernadores del país con autoridades federales, acordaron que cada entidad evaluará su situación con base en estos indicadores, para determinar si realiza o no la reapertura.

Detalló que el primero de los indicadores tiene que ver con la disponibilidad de camas en los hospitales; el segundo es la tendencia de hospitalización; el tercero es la medición de los casos activos y el cuarto es el porcentaje de positividad del contagio.

El mandatario informó, que se acordó que a partir del primero de junio se realizará un análisis situacional para cada estado del país, con base en este sistema de semáforo que considera 4 niveles de riesgo (máximo, alto, medio y bajo) para cada uno de los indicadores a revisar.

Javier Corral compartió en la entrevista la tabla de la Secretaría de Salud del Gobierno de México, que detalla el monitoreo que seguirá el sistema de semáforo.

El documento contiene la siguiente información:

Para el indicador 1 (Ocupación hospitalaria de la Red IRAG) se consideran cuatro porcentajes: más de 70%, entre 51 y 70%, entre 31 y 50% y menos de 30%, correspondientes a los cuatro niveles de riesgo: máximo, alto, medio y bajo.

Para el indicador 2 (Tendencia de hospitalización –últimos 10 días–) las fases son: crecimiento exponencial, crecimiento o descenso inicial, descenso continuo y periodo inter-epidémico, con sus respectivos cuatro niveles de riesgo.

Para el indicador 3 (Tendencia síndrome COVID –últimos 14 días–) se consideran las mismas cuatro categorías del indicador 3.

Para el indicador 4 (Porcentaje de positividad COVID) los cuatro niveles de riesgo (de mayor a menor) se distribuyen de la siguiente forma: más de 40%, entre 31 y 40%, entre 21 y 30% y menos de 20%

El gobernador Javier Corral indicó que en el caso del primer indicador, en Chihuahua se considerarán dos puntos, porque aquí están conjugados ocupación de camas COVID-19 en general, y ocupación de cuidados y de terapia intensivos.

“Nosotros vamos a desglosar este indicador y luego, cuál es la tendencia de la ocupación de camas en la última semana epidemiológica, porque vamos a ir midiendo por semana, porque la epidemia se va midiendo semanalmente, son semanas epidemiológicas”, expresó.

Agregó que además se medirá la tendencia semanal de contagios y el porcentaje de positividad, es decir, de todas las pruebas que se hacen y que se diagnostican, qué porcentaje salen positivas, por lo que a partir de estas cifras es que se tomarán decisiones.

Compartió con los chihuahuenses que si la ocupación hospitalaria es de arriba del 70 por ciento y tiene tendencia creciente, y si la tendencia de contagios de COVID-19 tiene un crecimiento exponencial y el porcentaje de positividad está por encima del 40 por ciento, quiere decir que hay riesgo máximo.

“Y entonces ya vienen los otros niveles de riesgo y conforme a estos niveles de riesgo, es como vas reabriendo”, especificó el titular del Ejecutivo estatal.

Consideró que no es posible que haya un solo semáforo a nivel nacional, cuando los estados tienen distintos niveles de transmisión, así como velocidades distintas en el contagio y la diseminación.

“No es lo mismo cómo se propaga en un estado como Tlaxcala, como Colima, a la dispersión y amplitud geográfica del estado de Chihuahua; cuando en un estado como estos que acabo de mencionar, la curva epidémica sube y baja prácticamente en todo el territorio al mismo tiempo, hay estados que por nuestra dispersión territorial, por nuestra dimensión territorial, las curvas epidémicas tienen distintos niveles”, destacó.

Por eso –señaló– el planteamiento fue de un semáforo con una misma metodología, en el sentido de ponerse de acuerdo en qué cosas se debe evaluar para abrir las distintas actividades económicas, recreativas, culturales, deportivas y educativas en las entidades.

“Llegamos a un acuerdo y es que para cambiar de color y empezar a aplicar las medidas de reapertura o mantener las restricciones, habrá una colaboración entre Gobierno Federal y los gobiernos de los estados, y se nutrirá la información del Gobierno Federal de lo que nosotros les vayamos generando”, detalló.

Recordó que la Ley General de Salud en su artículo 7, señala que la coordinación del Sistema Nacional de Salud estará a cargo de la Secretaría de Salud y le corresponde establecer y conducir la política nacional en materia de salud, mientras que los gobiernos estatales como autoridades sanitarias locales, pueden establecer medidas de mayor alcance, en apego a las disposiciones generales establecidas por el Gobierno Federal.

Señaló que esa es la primera premisa: “si el Gobierno Federal determina restricciones, los estados no podríamos ser permisivos o más permisivos, menos restrictivos”.

Previamente, en conferencia virtual con los medios de comunicación, el gobernador había anticipado que el sistema de semaforización comenzará en Chihuahua el 1 de junio en color rojo, es decir, sin ninguna autorización para reaperturas.

“Hay algunas interpretaciones que se han hecho, de que vamos a pasar a partir del 1 de junio ya a el color naranja, en donde ya se reabre un porcentaje de actividades económicas en general o recreativas, o culturales, o sociales. Esto no es así”, observó.

Advirtió que el periodo mínimo que tomará la evaluación será de una semana: “tratando de dar una respuesta, pero forzando una proyección, nosotros tendríamos que evaluar en la primera semana de junio, si podemos cambiar de color en el estado de Chihuahua, del rojo al naranja, y luego entrar de nuevo en el proceso de evaluación en esas siguientes dos semanas, con estos mismos indicadores, para saber si pasamos al amarillo, o nos regresamos al rojo”.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto