Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: 2 de Octubre, ¿por qué no se olvida?, por Diana Avitia

Los ciudadanos que residimos lejos de la CDMX vemos lejanos los acontecimientos que allá suceden, la distancia es un problema a pesar de que las redes sociales han acortado esa brecha desde hace algunos años, la realidad es que no existe una conexión o empatía entre los problemas del norte y los que pasan en el resto del país y viceversa, aun y cuando al estar unidos en un pacto federal nos afectan las decisiones que desde la centralización del poder se hacen. Lo mismo ha pasado siempre, los acontecimientos históricos no los sentimos propios, a excepción de fechas que desde la escuela nos marcan y nos explican. El centralismo de información ha sido un problema desde siempre más aun cuando los medios de información no contaban con las ventajas de hoy, por ello la falta de empatía.

Todos hemos escuchado el famoso “2 de octubre no se olvida”, pero, ¿por qué no se olvida?, es un acontecimiento complicado de explicar ya que tiene tintes sociales, políticos, culturales. Los invito a documentarse sobre el tema a profundidad, aquí están los generales del evento. México fue un país distinto después de esa matanza en la Plaza de las Tres Culturas. Ayer muchos columnistas no paraban de hablar del tema, leí a varios, el que más me gusto fue Leo Zuckerman, también lo escuche en una participación radiofónica, le apasiona el tema, lo expresa de una forma muy sentida. El periodista señalaba acertadamente que, en esa época esta tragedia sucedió porque; “el régimen autoritario, no supo ni quiso ceder un milímetro en el monopolio que tenían del poder”.

El panorama de ese México de 1968 era muy distinto al actual, las libertades estaban sometidas por el estado; hiperpresidencialismo, concentración del poder, esquemas cuadrados, prohibiciones, centralismo, los ciudadanos estaban hartos de ello, los jóvenes más aún. El incidente de ese 2 de octubre no surgió por generación espontánea, al ambiente social y político fueron el caldo de cultivo perfecto para que surgiera este movimiento que exigía libertades, hubo varias manifestaciones similares antes de la de Tlatelolco, desde julio de ese mismo año la policía las fue sofocando con exceso de violencia, sitiaron la ciudad y en los planteles que había indicios de esa flama se colocaban elementos del ejército inmediatamente, los jóvenes hartos de un sistema represor y de una ciudad sitiada llevaban mucho tiempo coordinándose, 14 liderazgos fuertes organizados, hoy sobreviven 5, entre ellos una mujer. Los pensamientos libertadores se nutrían de esperanza, juventud, ideales, corrientes ideológicas diversas, autores que invadieron la mente de todos esos jóvenes.

Gustavo Díaz Ordaz era el presidente, no importa que mejoras al país o como controlo la crisis interna de su partido en esos años, nada de eso importa cuando una represión de esa magnitud se realizó bajo su mando, ese día la mano de hierro del estado reprendió el mitin de Tlatelolco con tanques de guerra, bayonetas, ametralladoras. El número de víctimas que dejaron las balas del Batallón Olimpia, hasta el día de hoy sigue sin saberse, algunos dicen que fueron 38 otros elevan la cifra a 78 y más de 1600 agraviados, la mano de un estado fuerte y represor cayo ese día sobre la multitud.

Cada año se recuerda esta fecha que marcó la nueva era de un México demócrata y la apertura al nuevo régimen político, la marcha la organiza el Comité del 68, gracias a esas personas inundadas de esperanza hoy vivimos un país donde libremente nos expresamos, pero todo esto también dejo a un estado que quedo tocado, una cicatriz profunda provocada por el exceso, después los gobernantes no supieron cómo manejar el uso legítimo de la fuerza que es monopolio del estado, hasta el día de hoy no saben hasta donde la apertura y la permisibilidad o hasta donde la represión y la vigilancia, después de ese evento el estado jamás se recuperó y no sabe cómo manejar las manifestaciones del México actual.

Hoy grupos de hombres y mujeres que se autoproclaman anarquistas, vándalos que se filtran a manifestaciones legitimas de diversas causas y provocan daños al patrimonio público y privado sin razón alguna, las cámaras empresariales están furiosas, la ciudadanía con miedo y la autoridad inexistente, el miedo de pasar la delgada línea inunda a este joven gobierno, es algo muy complicado, pero para ello se les coloco en la posición de poder; para proteger libertades, brindar seguridad y salvaguardar la integridad física de los ciudadanos.

Hoy caemos en absurdos de formar una “cinturón de paz” en donde los ciudadanos fueron el muro de contención en contra de vándalos infiltrados, un panorama bizarro e irreal en donde se obliga a burócratas del gobierno de la CDMX a participar, se posicionan a merced del estado, de entrada esto falló, la realidad es que esta cadena como movimiento político es vil, ya que exponen a ciudadanos haciendo las funciones de contención, es ridículo, con el fin de limpiarse las manos y que una vez más el manto inexistente y protector del pueblo bueno nos cubra, pero si la cadena de paz o la tardía reacción de los efectivos no es suficiente, no se preocupe, seguimos teniendo un plan secundario; el presidente nos confirmó que su estrategia es infalible, acusar a los delincuentes con sus padres y abuelos, éste es el México de rodillas en el que vivimos.

 

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Cartilla moral y la concentración del poder. Por Diana Avitia

Hace unos meses inicio la polémica distribución de la Cartilla moral con el objeto de promover una
transformación en la sociedad mexicana, esta sólo consta de algunas páginas, es una reedición de
la original de Alfonso Reyes a la que se le agregó la presentación escrita por el presidente, quien
insiste en inyectar su idea de moralidad a absolutamente todas las actividades, incluso a la
economía, un término tan subjetivo que la discusión del mismo nos llevaría una eternidad. El
primer título de este texto es; “El hombre se educa para hacer el bien” y textualmente señala… “El
bien no debe confundirse con nuestro interés particular en este o en otro momento de nuestra
vida. No debe confundírselo con nuestro provecho, nuestro gusto o nuestro deseo. El bien es un
ideal de justicia y de virtud que puede imponernos el sacrificio de nuestros anhelos, y aun de
nuestra felicidad o de nuestra vida”.
Es de llamar la atención que al regirse por principios tan claros y muy cercanos a los dogmas
religiosos la administración de la autoproclamada cuarta trasformación este pasando en su primer
año por cuestionamientos tan fuertes que recaen en alfiles del ejecutivo. Es sumamente extraño
como esos axiomas no comulgan en absoluto con personajes como los gobernadores Bonilla y
Barbosa, este último que incluso usando el nombre de dios afirmo que; el castigo cayó sobre los
opositores, justo en ese instante el estado laico sangró.
El martes pasado Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la secretaria de
hacienda dijo a la prensa que existen investigaciones abiertas a gobernadores y superdelegados,
recalco que; “La Secretaría de la Función Pública ha planteado, el caso de nueve personas y
nosotros estamos en colaboración con ellos por dos casos en particular”. A tan corto tiempo de
que esta administración haya arrancado, los casos de presunta corrupción resuenan con fuerza,
muchos dicen a favor de los señalados que los ataques a esos alfiles del ejecutivo responden a
diferentes intereses, que una investigación es solamente eso y que en un sistema acusatorio todos
somos inocentes hasta demostrar lo contrario, eso es cierto, el sistema inquisitorio que
desechamos hace algunos años quedó en desuso por ser violatorio de los derechos humanos.
La figura de superdelegado es nueva, según la administración actual atiende a una reorganización
administrativa, una persona en la que se depositaran responsabilidades varias con el propósito de
recortar el gasto en las diversas dependencias federales, concentrando su dirección en él o ella,
quien absorbería el peso laboral de un todo, pero con ello también vendría un gran poder. La
oposición por su parte señala que esta figura busca posicionar a personajes del partido en el
poder, mediante una estrategia clientelar, ya que al disponer de todos los recursos del aparato
gubernamental es fácil tomar ventaja, sobre todo porque no existe una reglamentación que
impida después a estos personajes buscar puestos de elección popular.
Los delegados federales con denuncias por uso irregular de programas ante la Secretaria de la
Función Pública según su titular son: los de Aguascalientes, Chihuahua, Chiapas, Colima,
Guanajuato, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora y Jalisco, es decir, el treinta por ciento de los
que ostentan ese puesto hoy son señalados, pésima estadística, que para nada se lleva de la mano
con los principios rectores de la cartilla moral.
La Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en su Artículo 17 señala claramente qué; “los
delegados tienen la encomienda de coordinar los programas, supervisarlos, siempre bajo el

mandato directo del Presidente de la República”. Es sumamente delicado el manejo de estos
programas.
Las declaraciones de Santiago Nieto no las debemos de tomar a la ligera, las investigaciones siguen
su curso, es lamentable que Chihuahua sea uno de estos casos, fue un tema que a nivel nacional
resonó ya que se la cuestionó por el tema al presidente en la conferencia matutina, por décadas
nos quejamos del sistema clientelar priista, de que su fuerza de movilización provenía de
programas públicos, del uso de recursos del estado y del abuso del poder. Permitimos que esas
prácticas se arraigaran, muchos partidos las han emulado con la esperanza de prolongar su
estancia en el poder, hace casi un año nos prometieron un cambio, hoy es el momento de
sanearlas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Evo, la cortina de humo. Por Diana Avitia

Hace pocas semanas habíamos comentado como Latinoamérica estaba en llamas y solo era cuestión de tiempo para que alguno de los países del sur cayera en una crisis insostenible, analizamos muy someramente las razones de los estallidos en cada uno de los países foco, Bolivia llamaba fuertemente la atención ya que a pesar de que su presidente llevaba al país a un crecimiento económico, en la pasada jornada electoral los ciudadanos fueron claros, se vio atrapado en un proceso en el que no saldría adelante, el sistema electoral se cayó y al recuperarse el presidente Evo llevaba la delantera indiscutible, empezaron las revueltas y aun con ellas, el tomo protesta.

Antes de que la OEA avalara la elección, nuestro país vía el canciller ya había felicitado al presidente electo y festejaba su toma de protesta, La Unión de Estados Americanos había pedido desde el mismo día de la jornada electoral una segunda vuelta, nunca se hizo. Con los estallidos sociales sobre Morales no le quedo más que aceptar esa segunda vuelta, no fue suficiente y empujados por la crisis los militares sugieren a Morales que renuncie.

Fue un golpe de estado, uno light, sugerido, impulsado por las revueltas, pero lo fue. Es claro que la reelección y la perpetuación en el poder lacera al ciudadano, lo hastía. Leí mucho durante estos días la frase de Simón Bolívar; “Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él a mandarlo, de donde se originan la usurpación y la tiranía”. Fue el pecado de Evo, 13 años, modifico la ley a su conveniencia, el costo hoy es el exilio.

De inmediato el estado mexicano, fiel a su costumbre de brindar asilo a los perseguidos políticos, ofreció de manera sumamente precipitada nuestro país para cobijar al ex presidente y algunos funcionarios, se mandó un avión, se le protegió, el trato ha sido muy especial, visitante distinguido. Muchos no estaremos de acuerdo, muchos otros sí. La realidad es que seguimos teniendo un doble discurso, en donde respetamos la Doctrina Estrada, no intervención, pero por otro el estado mexicano se vuelca a reconocer antes que la OEA elecciones de otro país, por un lado muchos repudian a Piñera por opresor, pero por otro palmean la espalda de Maduro, por un lado tenemos disponible un avión para recibir como rey a un asilado político y por otro nuestro propio presidente no viaja a los estados en donde la violencia a pegado fuerte, que fortaleza hubiera brindado el titular del ejecutivo al pisar suelo Culichi o Chihuahuense, no fue así.

La administración alargará lo más posible el tema de Morales, se dirá defensor de los derechos humanos al brindarlo, este asilo se otorga a personas que han sido exiliadas y perseguidas en su país de origen por motivos políticos, es la protección que un estado brinda a ese sujeto por estar en riesgo su integridad. Este tema le dio al gobierno un respiro, fue una bolsa de oxígeno para la autoproclamada 4T, en días anteriores la ola de inseguridad había sobrepasado al estado, los índices de crecimiento seguían arrojando cifras nada favorecedoras, Evo hoy es el pretexto perfecto, el distractor que cayó del cielo.

Mientras todos nos ocupamos del tema de moda, ayer en el senado tomó protesta Rosario Piedra Ibarra, la nueva presidenta de la CNDH, nombramiento lleno de cuestionamientos, desde su forma de elección, hasta el origen partidista de la nueva presidenta, mujer sumamente cercana a MORENA. Ayer el senado se convirtió en un circo, golpes, gritos, una escena vergonzosa, la oposición sigue dejando mucho que desear, muchos que están en el poder hoy desconocen razones, por otro lado se pretende pegarle a quien se ve como opositor al régimen, Lorenzo Córdova presidente del INE, tenemos que entender la gravedad de esto, hoy con fiscal carnal, presidenta de la CNDH carnala, todo apunta para presidente del INE carnalísimo, estamos volteando la mirada a la luz brillante, mientras en lo obscuro se trastoca instituciones, se ejecuta un plan centralista y seguimos inmersos en la ola de violencia, atendamos a nuestro México, como diría mi abuelo, primero lo primero.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Latinoamérica en llamas, por Diana Avitia

Estos días hemos visto como américa latina entro en una vorágine de estallidos sociales, estos no se limitaron a un solo país, la confusión es grande. México siempre ha estado aislado de sus hermanos latinoamericanos, la realidad es que estamos en el centro de todo, no tenemos una identidad con los países del norte, pero tampoco con los del sur, vemos todos los acontecimientos de Latinoamérica muy distantes, estos días diversas manifestaciones han llamado nuestra atención, la gran mayoría de nosotros no entendemos plenamente lo que sucede.

Aquí esta una radiografía rápida de lo que pasa, cabe hacer mención que lo que hoy está pasando solo es el resultado de muchos años de corrupción, populismo, opresión social, polarización y desgaste social. La politiquería barata de hoy, busca culpables en la derecha o en la izquierda según sea su conveniencia, la realidad es que ambas han fallado, los ultra liberales y los conservadores, los nacionalistas y los neoliberales, todos tienen con el pueblo una deuda enorme.

Ubiquemos el problema, pongámosles nombre y tratemos de entender lo que hoy se vive en diferentes países de nuestro continente; El primer gran estallido se dio en Venezuela hace unos meses, en donde gran parte de la población pide a gritos la intervención, apoyan al líder opositor Guaidó quien lucha en contra de Maduro, sí, ese que habla con los pajaritos, heredero de Chavez, líder populista quien bajo el argumento de ser nacionalista declara la guerra mediática contra el país más poderoso del orbe, el cual muchos dicen que la única intención de entrar a suelo Venezolano es por sus yacimientos y riquezas, cada quien tomara partido y un bando, el pueblo Venezolano se hunde cada vez más en una crisis insostenible, la lucha de poderes en la cúpula quebranta cada día más a su pueblo, el bloqueo económico los está ahorcando. 

Lo sorpresa del año ha sido el estallido social en Chile, país con políticas neoliberales que se jactaba de un avance económico enorme, el auto proclamado “Suiza de Latinoamérica”, desde el 14 de octubre más de la mitad de las regiones de este país están en emergencia, el peor estallido social en tres décadas, toques de queda, manifestaciones masivas, huelgas, enfrentamientos y disturbios. Van 18 muertes, 5 provocadas por militares. El descontento inicio debido al alza en la tarifa del transporte público, decisión que no duro mucho y quedo anulada, realmente este fue el mero pretexto, la gota que derramo el vaso, un país extremadamente polarizado, en donde el rico se llena las bolsas y se vuelva más rico, el pobre esta sumido en la miseria y la clase media con cero movilidad social sosteniendo al país entero, ¿les suena eso?, el presidente Piñera propuso un acuerdo social, el mandatario ha sido criticado por el uso del ejército en contra de la población, muchos dicen que estas manifestaciones las apoyan intereses de izquierda que obedecen a una corriente radical, veamos en que termina esto. 

Bolivia en llamas, protestas y estallidos después de las elecciones. Evo Morales el actual mandatario contra la cabeza opositora Carlos Mesa, durante el conteo de votos el sistema se cayó durante 23 horas, ¿también les suena eso verdad?, antes de la caída la oposición llevaba la delantera, después el conteo daba una línea irreversible que dio como ganador a Evo Morales, ante semejante error la OEA públicamente realizo un llamado enérgico solicitando una segunda vuelta, el gobierno de Morales lo rechazo, con este serian cuatro mandatos seguidos de este dictador, la sombra latente de la reelección está viva. 

Ecuador vive las manifestaciones más violentas de su historia reciente, las cabezas de este movimiento son campesinos e indígenas, van siete muertos, 1200 heridos y más de 1000 detenidos, lo que detona esto es la decisión del presidente Lenin Moreno de quitar los subsidios a las gasolinas, las protestas obligaron al gobierno a trasladar los poderes a Guayaquil, la enorme presión hizo que el presidente reculara y diera por finalizada esa decisión. 

En Haití desde hace semanas la población pide la renuncia de su mandatario, las desigualdades sociales son enormes, al día de hoy van 21 muertos y 189 heridos. Honduras no para en manifestaciones, exigen la salida de su presidente Juan Orlando Hernández. El descontento social en Uruguay es por la propuesta que busca que los militares puedan actuar en temas de seguridad publica junto con la policía, sé que lo he repetido mucho, pero, ¿esto también les suena, verdad? 

Argentina este fin de semana pasado quedo marcada con el regreso de la izquierda al poder, Macri cae con sus políticas neoliberales, la polarización extrema y la caída de un 35 por ciento más a la pobreza de los más desprotegidos lo hacen perder, los Fernández ganan. 

Esta radiografía no nos tiene que alarmar, pero si nos tiene que ocupar, todos los errores que han provocado el descontento social los hemos vivido aquí, hoy muchos de estos temas los seguimos experimentando, no dejemos que esa ola nos alcance, es tiempo de que el líder de nuestra nación deje el encono y la venganza, la oposición se plante firme y ambos trabajen por nuestro México, una vez inmersos en esta dinámica de violencia, nos será imposible salir de ello. 

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto