Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: 2 de Octubre, ¿por qué no se olvida?, por Diana Avitia

Los ciudadanos que residimos lejos de la CDMX vemos lejanos los acontecimientos que allá suceden, la distancia es un problema a pesar de que las redes sociales han acortado esa brecha desde hace algunos años, la realidad es que no existe una conexión o empatía entre los problemas del norte y los que pasan en el resto del país y viceversa, aun y cuando al estar unidos en un pacto federal nos afectan las decisiones que desde la centralización del poder se hacen. Lo mismo ha pasado siempre, los acontecimientos históricos no los sentimos propios, a excepción de fechas que desde la escuela nos marcan y nos explican. El centralismo de información ha sido un problema desde siempre más aun cuando los medios de información no contaban con las ventajas de hoy, por ello la falta de empatía.

Todos hemos escuchado el famoso “2 de octubre no se olvida”, pero, ¿por qué no se olvida?, es un acontecimiento complicado de explicar ya que tiene tintes sociales, políticos, culturales. Los invito a documentarse sobre el tema a profundidad, aquí están los generales del evento. México fue un país distinto después de esa matanza en la Plaza de las Tres Culturas. Ayer muchos columnistas no paraban de hablar del tema, leí a varios, el que más me gusto fue Leo Zuckerman, también lo escuche en una participación radiofónica, le apasiona el tema, lo expresa de una forma muy sentida. El periodista señalaba acertadamente que, en esa época esta tragedia sucedió porque; “el régimen autoritario, no supo ni quiso ceder un milímetro en el monopolio que tenían del poder”.

El panorama de ese México de 1968 era muy distinto al actual, las libertades estaban sometidas por el estado; hiperpresidencialismo, concentración del poder, esquemas cuadrados, prohibiciones, centralismo, los ciudadanos estaban hartos de ello, los jóvenes más aún. El incidente de ese 2 de octubre no surgió por generación espontánea, al ambiente social y político fueron el caldo de cultivo perfecto para que surgiera este movimiento que exigía libertades, hubo varias manifestaciones similares antes de la de Tlatelolco, desde julio de ese mismo año la policía las fue sofocando con exceso de violencia, sitiaron la ciudad y en los planteles que había indicios de esa flama se colocaban elementos del ejército inmediatamente, los jóvenes hartos de un sistema represor y de una ciudad sitiada llevaban mucho tiempo coordinándose, 14 liderazgos fuertes organizados, hoy sobreviven 5, entre ellos una mujer. Los pensamientos libertadores se nutrían de esperanza, juventud, ideales, corrientes ideológicas diversas, autores que invadieron la mente de todos esos jóvenes.

Gustavo Díaz Ordaz era el presidente, no importa que mejoras al país o como controlo la crisis interna de su partido en esos años, nada de eso importa cuando una represión de esa magnitud se realizó bajo su mando, ese día la mano de hierro del estado reprendió el mitin de Tlatelolco con tanques de guerra, bayonetas, ametralladoras. El número de víctimas que dejaron las balas del Batallón Olimpia, hasta el día de hoy sigue sin saberse, algunos dicen que fueron 38 otros elevan la cifra a 78 y más de 1600 agraviados, la mano de un estado fuerte y represor cayo ese día sobre la multitud.

Cada año se recuerda esta fecha que marcó la nueva era de un México demócrata y la apertura al nuevo régimen político, la marcha la organiza el Comité del 68, gracias a esas personas inundadas de esperanza hoy vivimos un país donde libremente nos expresamos, pero todo esto también dejo a un estado que quedo tocado, una cicatriz profunda provocada por el exceso, después los gobernantes no supieron cómo manejar el uso legítimo de la fuerza que es monopolio del estado, hasta el día de hoy no saben hasta donde la apertura y la permisibilidad o hasta donde la represión y la vigilancia, después de ese evento el estado jamás se recuperó y no sabe cómo manejar las manifestaciones del México actual.

Hoy grupos de hombres y mujeres que se autoproclaman anarquistas, vándalos que se filtran a manifestaciones legitimas de diversas causas y provocan daños al patrimonio público y privado sin razón alguna, las cámaras empresariales están furiosas, la ciudadanía con miedo y la autoridad inexistente, el miedo de pasar la delgada línea inunda a este joven gobierno, es algo muy complicado, pero para ello se les coloco en la posición de poder; para proteger libertades, brindar seguridad y salvaguardar la integridad física de los ciudadanos.

Hoy caemos en absurdos de formar una “cinturón de paz” en donde los ciudadanos fueron el muro de contención en contra de vándalos infiltrados, un panorama bizarro e irreal en donde se obliga a burócratas del gobierno de la CDMX a participar, se posicionan a merced del estado, de entrada esto falló, la realidad es que esta cadena como movimiento político es vil, ya que exponen a ciudadanos haciendo las funciones de contención, es ridículo, con el fin de limpiarse las manos y que una vez más el manto inexistente y protector del pueblo bueno nos cubra, pero si la cadena de paz o la tardía reacción de los efectivos no es suficiente, no se preocupe, seguimos teniendo un plan secundario; el presidente nos confirmó que su estrategia es infalible, acusar a los delincuentes con sus padres y abuelos, éste es el México de rodillas en el que vivimos.

 

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Opinión

Nuestra identidad perdida en el ciberespacio. Por Itali Heide

Itali Heide

El progreso de la humanidad ha pasado por momentos clave que cambiaron totalmente su rumbo. Intercambiamos jeroglíficos por emojis, mercados callejeros por clics en Amazon, juglares por memes, dictaduras por algoritmos y convertimos nuestra identidad en código. Mientras que la humanidad lidia con la tecnología entrando a cada rincón de sus vidas, la realidad de un mundo digitalizado es inevitable.

 

Tan solo hoy, ¿cuánto aprendió el internet de ti? Cada clic y cada interacción deja atrás una huella, la cual se convierte en el tejido de la anatomía digital que estamos construyendo. Al crear un ADN digital, nuestros datos individuales son átomos en el sistema que podría contestar preguntas existenciales sobre la especie humana. El Big Data podría ser la llave para comprender el comportamiento humano en su forma más cruda y vulnerable.

El crecimiento del Big Data es exponencial: Google procesa 40,000 búsquedas cada segundo.

Junto con avances en la inteligencia artificial y la computación cuántica, Big Data se convierte en el activo más poderoso del mundo, tanto para bien como para mal. El crecimiento exponencial de la tecnología y la recolección de datos es prevalente en cada parte del mundo.

Gracias a estos avances, nuestros celulares pueden identificar a nuestros amigos y familia en fotos, ampliar nuestros playlists con canciones recomendadas, buscar el amor en una aplicación, y recomendarnos productos y servicios personalizados.

El 39% de los las parejas casadas en la actualidad se conocieron en redes sociales.

Así es como convivimos día a día con los avances de la inteligencia artificial, Big Data y otras tecnologías emergentes. Abajo de la superficie que todos ven, los avances también están mejorando la vida humana en cada aspecto de su existencia.

Con XtalPi, se desarrollan candidatos moleculares para el desarrollo de fármacos, salvando vidas al poder desarrollar rápidamente nuevos medicamentos. Un ornitólogo reunió datos migratorios de aves durante dos décadas y descubrió que pueden predecir la fuerza de la temporada de huracanes con más precisión que los humanos. En el sector agricultural, Blue River Technology desarrolló una máquina inteligente que reduce el uso de fertilizantes por 90% al solo fertilizar las plantas que lo necesitan. ClassVR permite que estudiantes de cada nivel puedan interactuar con la información presentada, desarrollar perspectiva y fomentar empatía al transportarse a momentos históricos, ecosistemas, monumentos, culturas y ambientes diferentes. Facebook utiliza un sistema de reconocimiento de objetos para desarrollar descripciones de fotografías para personas con discapacidad visual.

Blue River Technologies desarrolló un una máquina inteligente de fertilización que reduce dramáticamente el uso de fertilizantes. / Foto: Blue River Technologies

Lo mismo sucede en cada campo del conocimiento y desarrollo humano: la ciencia y el deporte, la publicidad y las finanzas, la sociedad se deriva hacia la toma de decisiones basada en datos. ¿Qué tan preocupante es el hecho de que existe una cantidad inmensurable de nuestros datos en el ciberespacio?

La verdad, es que es imposible evitar dejar una huella en el ciberespacio. El futuro de la privacidad de datos evolucionará junto con otras tecnologías para protegernos. Como todo, este progreso es un arma de doble fila. Se tendrá que monitorear, regularizar y cambiar conforme a nuestras fortalezas, debilidades, necesidades e identidades.

Las preocupaciones de ciberseguridad deben ser borradas por regularización internacional.

Por el momento, hay cosas sencillas que pueden disminuir la posibilidad de compartir datos personales sensibles.

 

  1. Protección de contraseña: utilizar autenticación de dos factores en donde sea posible, usar una contraseña única y compleja para cada cuenta.
  2. Mantener los sistemas operativos y sistemas
  3. Aprender a identificar estafas de phishing.
  4. Verificar y configurar las opciones de privacidad en las aplicaciones que usemos.
  5. Verificar la autenticidad de aplicaciones, documentos y software que se descarguen.
  6. Usar sitios web seguros, especialmente para transacciones confidenciales.

La digitalización y la globalización nos conectan a cada rincón del planeta.

La ciencia de datos ha recorrido un largo camino, y seguirá siendo una parte esencial de la vida cotidiana de la especie humana. Depende de la sociedad determinar el camino por el que nos llevará: un arma tan poderosa que mejora el mundo, también es lo suficientemente poderosa para hacer lo contrario.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinion: Lo que el virus se llevó, por Nancy Toledo

Se acerca el fin de las “vacaciones”, solo para darnos cuenta que la vida seguirá en la modalidad que la hemos llevado.

Es difícil pensar en que no habrá regreso a clases, ni regreso a la normalidad. Es difícil darnos cuenta todo lo que hemos dejado de hacer, y de lo que nos hemos perdido este tiempo. Lo que el virus se llevó.

Más de cuatro meses de estar con el enemigo al acecho…”ahí viene el lobo” nos están diciendo desde entonces. Pero el lobo no llegó haciendo su entrada triunfal como esperábamos…por aquí anda, dando palmaditas a algunos, devorándose a otros.

Es cierto que lo hace menos temeroso, pero no menos real. O menos peligroso.

Quizá no hemos sido infectados por el virus, pero el daño colateral que está haciendo es igual de alarmante.

Hay empresas declarándose en quiebra, empleos perdidos, niños cansados de las limitaciones, mamás exhaustas, papás preocupados…todo esto es normal, pero debemos atenderlo antes de que sea tarde.

Todos estamos atravesando por un momento difícil! El mundo está atravesando por un momento difícil.

Pero hay que seguir. La pandemia se ha llevado muchas cosas. No debemos dejar que se lleve nuestra tranquilidad también! Tenemos que sacar la cara del agua para agarrar aire, para seguir en este mar de incertidumbre. Buscar apoyo, hablar con alguien, gritar, pelear un poco…sacar lo que traemos dentro, porque todo esto nos va a permitir vaciar espacio en nuestro interior para poder empezar de nuevo. Con más paciencia, más ánimos. El virus se llevara lo que se tenga que llevar…aférrate a tu bienestar. Cuida de ti. No solo físicamente. Tú paz. Tú salud mental.

Y aunque las hemos lavado miles de veces en este tiempo…hay cosas que están en nuestras manos. Guarda tu distancia también de los malos pensamientos, sacúdete cuando necesites pensar en algo más. Hay que tratar de adaptarnos de la manera más adecuada a lo que hoy nos toca vivir. Y tratar de ver el mejor lado de las cosas.

Nancy Anahi Toledo Rascón
Facebook.com/eso pienso
Instagram @eso.pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Circo Romano, por Diana Avitia

En nuestro bizarro, pintoresco y hermoso país, semana a semana la realidad supera a la ficción, somos espectadores en un circo romano y como tales tenemos, según nuestro nivel social, diversos lugares en las gradas del cruento y para muchos, el divertido espectáculo.

Es de llamar la atención como deliberadamente se pisotean los principios del procedimiento, lo más básico, un estudiante de derecho en su primer día en aula advertiría las violaciones, vemos como la pasión rebasa a la razón. Muchos que se jactan de justicieros sociales y por ello han caído en las peores aberraciones judiciales, pero jamás dejan caer esa bandera blanca de vengador social.

Es de esperar que el ciudadano de a pie señale sin tener conocimiento de causa, es un chisme mas, y es común que destrocemos e incluso aseguremos acciones como si hubiésemos estado el día y justo a la hora del presunto ilícito. Somos una sociedad que en secreto disfruta la desdicha ajena, la cubeta de cangrejos, me pesa decirlo, pero así ha sido, cuando se trata de un linchamiento mediático la secrecía se deja a un lado para hacerlo de manera abierta y burlona, el lanzar dichos desde el anonimato o detrás de un perfil en alguna red social es lo más fácil, los dimes y diretes en las reuniones sociales le agregan cada vez más a la historia, son increíbles las cosas que uno llega a escuchar, lo peor es que muchos las toman por ciertas, desde simples chismes de vecindad, hasta acusaciones graves, no importa.

Como dije, se espera del ciudadano común, pero cuando una autoridad realiza señalamientos, o utiliza a conveniencia el sistema, la gravedad de esto es de dimensiones enormes, luego nos quejamos de la puerta giratoria. Jamás apoyaría un ilícito, pero los pre juicios mediáticos no sirven, sino todo lo contrario, entorpecen el verdadero juicio y abren la puerta a quienes sí cometieron algún delito.
En el caso Lozoya, como en muchísimos otros casos hemos visto violentado lo más básico, el principio de inocencia.

El código federal de procedimientos penales en su artículo treceavo señala; “Toda persona se presume inocente y será tratada como tal en todas las etapas del procedimiento, mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el Órgano jurisdiccional, en los términos señalados en este Código.”

Estos casos solo han servido para encumbrar al gobernante en turno, banderas de campaña, y como en el caso Lozoya, el ejemplo perfecto de lucha contra la corrupción. Es absurdo como los imputados en estos casos llegan previamente enjuiciados, por el ejecutivo, por los medios, por la gente, no dejan al poder judicial hacer lo suyo, es mas, le estorban, todo el circo provoca que la defensa tenga esa salida como primera estrategia y dudo realmente si quienes mueven las fichas en la cima, lo hacen por desconocimiento, por arrebato o por pasión desbordada, porque asesores tienen, muchos, incluso de profesión abogados, entonces ¿por qué deliberadamente se hace?, priorizar la estrategia política sobre la justicia, eso es verdaderamente grave.

Escuche muchísimos dichos en contra de Lozoya, peyorativos, señalamientos, burlas, pero muy pocos saben el ABC del asunto, este caso es de dimensiones enormes, con el que mediáticamente se puede jugar todo este sexenio, en simples y llanas palabras se le acusa de la venta de la planta de Agro Nitrogenados y el caso Odebrecht, del cual supuestamente recibió 10 millones de dólares a cambio de sobornos para beneficiar a la empresa brasileña con contratos y a campañas políticas. Hoy después de las presiones y los juegos de ajedrez, se deberá dirigir al imputado como ERLA, volvemos al juego político y utilizando figuras jurídicas de administraciones anteriores que tenían de origen un sentido totalmente distinto, son utilizadas en forma del tan famoso, testigo protegido. Cuando la autoridad no tiene pruebas fehacientes de los hechos, se recurre a esta figura, ¿Qué nos da la certeza de su dicho, cuando el imputado es presionado por la autoridad?, ¿Cuándo su integridad y la de su familia están en juego?, absolutamente nada, una verdadera aberración al procedimiento, hoy podrá decir nombres a diestra y siniestra, de enemigos, ex amigos, detractores y, sobre todo, de incomodos a la actual administración federal.

La realidad aquí es otra, la justicia pasa a segundo término, lo importante son las jugadas políticas, como asfixiar al opositor con juicios previos al judicial, si esto puede tener algo de sentido. Esperemos que algún día se pueda llevar un procedimiento justo, sin presiones ni jueces a modo, sin grilla mediática, o señalamientos sin sentido, un juicio realmente como debería de ser, dignificar la batalla legal, tan honorable como debería de ser, y finalmente quien haya cometido algún ilícito probado, el que este fuere, desde un robo simple hasta peculado que de cuentas de ello, pero al linchamiento arcaico, eso no, porque como dicen; “mientras tu apuntas con el dedo, hay varios por la espalda señalándote a ti”.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto