Conecta con nosotros

Resto del mundo

«A martillazos», así asesinaron a Vanessa Guillén. Asesino se suicidó.

Documentos judiciales revelan nuevos detalles de la muerte de la soldado Vanessa Guillén, asesinada a martillazos en abril pasado en la base de Fort Hood (Texas) por un compañero, que la sacó del recinto militar en una caja y la descuartizó antes de enterrarla, según una testigo.

Se trata de Cecily Ann Aguilar, pareja del presunto asesino, Aaron Robinson, de 20 años y que se suicidó cuando la policía se disponía esta semana a interrogarle después de que apareciesen restos humanos, previsiblemente de Guillén.

Ese día, el pasado 30 de junio, la policía interrogó a su pareja, quien reconoció que Robinson le dijo el mismo día en el que Guillén fue vista por última vez, el 22 de abril, que había golpeado a la mujer «con un martillo varias veces» y que la joven «nunca logró salir de la base con vida».

Dos testigos, entrevistados por los investigadores el 18 de mayo, dijeron que vieron a Robinson saliendo de la base llevando una gran «caja resistente» con ruedas y que parecía pesada.

Según el testimonio de su novia, Robinson fue a buscarla y juntos fueron a un sitio cerca del río León, donde el soldado abrió la caja y Aguilar vio en su interior a una mujer muerta, a la que posteriormente identificó como Guillén.

«Para disponer y ocultar más fácilmente el cuerpo de la mujer muerta, Robinson y Aguilar procedieron a desmembrar el cuerpo de la muerta. Usaron un hacha o un hacha pequeña y un cuchillo del tipo machete. Separaron las extremidades y la cabeza del cuerpo», se lee en el documento judicial en el que se resume la confesión de Aguilar, de 22 años y ex esposa de un ex soldado de Fort Hood.

Posteriormente intentaron quemar el cuerpo, pero no lo consiguieron por completo, por lo que procedieron a enterrarla en tres agujeros hechos en la tierra y los cubrieron.

El análisis del uso del teléfono de Robinson fue lo que llevó a los investigadores a situarle como sospechoso, al recibir uno de los últimos mensajes de texto que Vanessa envió desde su celular esa noche del 22 de abril y estar aquella noche también en la base.

Y esa misma información de su celular señala que la pareja regresó al lugar donde habrían enterrado a la joven soldado para intentar quemarla de nuevo y enterrarla en el mismo lugar, pero utilizando ahora hormigón, dijo la detenida, quien ha sido acusada de un cargo de conspiración para manipular pruebas.

Aguilar, apuntan los documentos de la corte, colaboró con la policía para encontrar a Robinson el día en el que fueron hallados los restos que se presuponen pertenecen a Guillén, pero cuando el soldado fue interceptado por los agentes blandió una pistola y se disparó en la cabeza, matándose.

Estos documentos salieron a la luz después de que responsables de Fort Hood asegurasen este viernes de que no hay pruebas que vinculen las denuncias de acoso sexual realizadas por Guillén a sus allegados con la desaparición de la soldado.

El responsable de Fort Hood, el general Scott Efflandt, dijo que la investigación criminal que inició al día siguiente de la desaparición de Guillen aún continúa y siguen a la espera de los resultados de DNA para confirmar que los restos hallados a unas 20 millas al este de la base militar corresponden a Guillén.

Efflandt dijo que las denuncias de acoso están siendo «investigados por completo» y «tomados en cuenta muy seriamente», la investigación «no ha encontrado relación» entre ellas.

La familia de la joven de 20 años exigió esta semana una investigación del Congreso durante una rueda de prensa frente al memorial de la Marina en Washington y su abogada, Natalie Khawam, pidió una ley que proteja a los soldados de las fuerzas militares del acoso y la agresión sexual.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Resto del mundo

Detectan coronavirus en alitas de pollo brasileñas

En la ciudad china de Shenzhen, perteneciente a la provincia meridional de Cantón, han encontrado trazas de coronavirus en muestras de un lote de alitas de pollo congeladas importadas de Brasil, informó hoy la prensa local.

El Centro local para la Prevención y Control de Enfermedades asegura que encontró los restos en la superficie de una muestra de ese producto, y que las pruebas de ácido nucleico que se realizaron dieron resultado positivo, recoge el diario Global Times.

En consecuencia, todo el personal relacionado que pudiese haber tocado el producto en cuestión ha tenido que hacerse también pruebas, que hasta el momento han dado negativo, según la información.

Además, todos los lotes del producto contaminado que ya habían sido vendidos han sido rastreados y confiscados por las autoridades, agrega el rotativo.

El organismo recomendó que los consumidores sean cautos a la hora de comprar carne y mariscos importados y que tomen «precauciones para reducir los riesgos de infección».

No se trata del primer caso de estas características, ya que el miércoles en la ciudad china de Wuhu, perteneciente a la provincia oriental de Anhui, encontraron trazas de coronavirus en el empaquetado de camarones importados de Ecuador, mientras que en una ciudad portuaria de la provincia de Shandong, también en el este del país, se detectaron restos en el envoltorio de pescados congelados.

El pasado 10 de julio, China suspendió las importaciones de camarones blancos congelados de tres empresas ecuatorianas tras hallar restos del virus en su empaquetado, informó entonces la Administración General de Aduanas.

Ese departamento señaló en un comunicado que las pruebas de ácido nucleico realizadas a los empaquetados de Industrial Pesquera Santa Priscila, Empacreci y Edpacif dieron positivo y que existía el riesgo de que transmitieran el virus.

La televisión estatal CCTV informó el martes de que el restaurante de Wuhu había almacenado los embalajes contaminados en un refrigerador desde su compra y de que todos los establecimientos de la ciudad con mercancía relacionada habían sido sellados.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

McDonald’s demandará a su exCEO por mantener relaciones con trabajadores

McDonald’s presentó una demanda contra Stephen Easterbrook, su exdirector ejecutivo, para recuperar su paquete de compensación después de que una investigación interna demostró que tuvo relaciones sexuales con varios empleados, violando la política de la empresa.

Easterbrook «ocultó evidencia y mintió sobre su mala conducta», además tuvo relaciones sexuales con tres trabajadores de McDonald’s un año antes de su desvinculación laboral, dijo la cadena de comida rápida en una presentación.

McDonald’s agregó que Easterbrook aprobó una concesión de acciones «extraordinaria» por miles de dólares para uno de esos colaboradores en medio de su relación sexual.

La firma de comida rápida despidió a Easterbrook en noviembre pasado por una relación consensuada con un trabajador, situación que la junta determinó que violaba la política interna.

En ese momento se supo que Easterbrook tenía derecho a seis meses de indemnización por despido, que habrían sido 675,000 dólares, considerando su salario base de 1.35 millones de dólares en 2018. También cumplía los requisitos para un pago prorrateado por alcanzar los objetivos de rendimiento de 2019.

«El silencio y las mentiras de Easterbrook, un incumplimiento claro del deber de franqueza, fueron calculados para inducir a la compañía a separarlo en términos mucho más favorables para él que los que la compañía hubiera ofrecido y aceptado si hubiera sabido toda la verdad sobre su comportamiento», dijo McDonald’s en la presentación.

Fuente: Reuters

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Estados Unidos se dice dispuesto a ayudar tras la explosión en Beirut

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, exigió al Líbano que realice una “investigación completa y transparente” de la enorme explosión que se produjo en Beirut, y expresó su apoyo a las protestas que exigían una reforma en el país.

Trump “instó al Gobierno del Líbano a llevar a cabo una investigación completa y transparente, en la que Estados Unidos está dispuesto a ayudar”, según la Casa Blanca, después de que participara en una conferencia virtual sobre la respuesta internacional al desastre.

“El Presidente hizo un llamamiento a la calma en el Líbano y reconoció los llamamientos legítimos de los manifestantes pacíficos a la transparencia, la reforma y la rendición de cuentas”, añadió la Casa Blanca.

El norteamericano insistió en que su país está “preparado y dispuesto” para proporcionar ayuda al país árabe en su recuperación y coincidió con otros líderes internacionales en trabajar de cerca en los esfuerzos para llevar asistencia.

Hasta el momento, Washington se ha comprometido a destinar más de 17 millones de dólares como ayuda inicial de desastres para el Líbano, que incluye asistencia alimentaria y suministros médicos. Esa cantidad se suma a los 403 millones de dólares de ayuda humanitaria, de los que 41,6 millones son para responder a la COVID-19, que EE.UU. ha destinado al país árabe desde septiembre de 2019.

EE.UU. envió esta semana tres aviones de mercancías del tipo C-130 con asistencia, que iba desde comida a agua y suministros médicos.

Por el momento se desconocen los motivos que originaron la explosión de las 2.750 toneladas de nitrato de amonio que se encontraban almacenadas en el puerto beirutí desde hacía seis años.

Anoche, el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, afirmó que todavía no se sabe el origen del estallido: “El fondo de la cuestión es que todavía no sabemos”, dijo a la cadena de televisión Fox News.

“Sabe, el primer día, como el presidente Trump dijo correctamente, pensábamos que podría haber sido un ataque. Algunos de nosotros especulamos con que podría haber sido, por ejemplo, un cargamento de armas de Hizbulá, puede que Hizbulá… Una instalación de fabricación de armas… ¿Quién sabe?”, señaló el jefe del Pentágono. El martes, Trump sostuvo que el estallido fue en realidad un “ataque” con “algún tipo de bomba”, sin aportar pruebas, aunque un día más tarde Esper matizó que “la mayoría” pensaba que era un accidente.

El presidente libanés, Michel Aoun, no descartó el miércoles ninguna hipótesis. “Hay dos posibilidades para lo que pasó: o la negligencia o intervención exterior con un misil o bomba”, apuntó Aoun a los periodistas

Además, del presidente de Estados Unidos, participaron del evento organizado por Naciones Unidas para movilizar y gestionar la ayuda de la comunidad internacional, el francés, Emmanuel Macron; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; del Gobierno español, Pedro Sánchez, y del Ejecutivo italiano, Giuseppe Conte, además de Aoun y el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto