Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Alertan por «mega epidemia» de dengue por cambio climático

Unos mil millones de personas estarán expuestas a enfermedades como la fiebre del dengue a finales del siglo XXI, a medida que aumenta la temperatura global, según un estudio publicado este jueves en la revista especializada Plos Neglected Tropical Diseases.

El cambio climático es la mayor y más completa amenaza para la seguridad sanitaria mundial. Los mosquitos son solo una parte del desafío, pero después del brote de zika en Brasil en 2015, estamos especialmente preocupados por lo que viene después», apuntó el autor principal, Colin Carlson, de la Universidad de Georgetown (Estados Unidos).

El informe analizó lo que sucederá en el futuro si los dos mosquitos portadores de dengue más comunes, Aedes aegypti y Aedes albopictus, trasladan sus localizaciones a medida que la temperatura mundial cambia a lo largo de décadas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mosquito es uno de los animales más mortíferos del mundo, ya que transmite enfermedades que causan millones de muertes cada año.

Tanto el Aedes aegypti como el Aedes albopictus pueden transmitir los virus del dengue, chikunguña y zika, así como al menos más de una decena de otras enfermedades emergentes que, según los investigadores, podrían ser una amenaza en los próximos 50 años.

Con el calentamiento global, dicen los científicos, casi toda la población mundial podría estar expuesta en algún momento en los próximos 50 años.

A medida que aumente la temperatura, los expertos pronostican transmisiones durante todo el año en los trópicos y riesgos estacionales en casi todas partes, además de que las infecciones sean de mayor intensidad.

Estas enfermedades, que consideramos estrictamente tropicales, ya han aparecido en áreas con climas adecuados, como Florida, porque los humanos son muy buenos para mover ambos insectos y sus patógenos por todo el mundo», apuntaron los autores.

De hecho, lugares como Europa, América del Norte y elevaciones altas en los trópicos que solían ser demasiado fríos para los virus se enfrentarán a nuevas enfermedades como el dengue.

Otra de las investigadoras del análisis, Sadie Ryan, de la Universidad de Florida, defendió que el trabajo sugiere que el cambio climático «aumentará dramáticamente el potencial de expansión e intensificación» de la transmisión de los virus que contagian los mosquitos Aedes en el próximo siglo.

Los resultados de los investigadores muestran que cuando el rango de mosquitos se desplaza dentro de los grados óptimos de temperatura para la transmisión (entre 21,3 y 34 grados centígrados para los Aegypti y entre 19,9 y 29,4 °C para los Albopictus) se pueden esperar cambios en la distribución de virus transmitidos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Salud y Bienestar

Las células cancerígenas se tornan ‘caníbales’ para sobrevivir a la quimioterapia

Algunas células cancerosas devoran a sus pares tumorales vecinas para sobrevivir a la quimioterapia y reanudar el ataque después que ha concluido el tratamiento, según un artículo que publica este martes la revista Journal of Cell Biology.

La investigación determinó que la quimioterapia no mata estas células cancerosas que, en general, solo dejan de proliferar y pasan a un estado latente pero metabólicamente activo conocido como senescencia.

«Es extremadamente importante que comprendamos las propiedades de estas células cancerosas senescentes que les permite sobrevivir después de la terapia química», señaló Crystal Tonnessen-Murray, investigadora en la Facultad de Medicina de la Universidad Tulane, en Luisiana.

Los fármacos empleados en la quimioterapia, como la doxorrubicina o hidroxildaunorrubicina son antibióticos que atacan el ácido desoxirribonucleico (ADN) de las células cancerosas, pero aquellas que sobreviven al tratamiento inicial pueden promover nuevamente el tumor.

Este es un proceso, por ejemplo, en el cáncer de mamas que retiene una copia normal de un gen llamado TP53, explicó la nota.

El equipo de Tonnessen-Murray descubrió que, tras el tratamiento con doxorrubicina u otros fármacos comunes en la quimioterapia del cáncer, las células cancerosas de mama se tornan senescentes y envuelven a las células próximas.

La publicación incluye una serie de videos que muestran este comportamiento que ha sorprendido a los científicos y que no solo ocurre en células cancerosas cultivadas en el laboratorio, sino también en tumores que crecen en ratones.

La investigación halló que también las células de cáncer de pulmón y de hueso son capaces de devorar a sus vecinas una vez que se han tornado senescentes.

El mecanismo por el cual las senescentes caníbales operan incluye la activación de un grupo de genes que se encuentra normalmente en los glóbulos blancos, o fagocitos, en la sangre que concurren a combatir microbios invasores o desechos celulares.

Una vez que las células cancerosas senescentes se «comen» a sus vecinas las digieren disolviéndolas en lisosomas, esto son estructuras celulares ácidas que se mantienen muy activas en las células senescentes.

Los investigadores determinaron que esta voracidad permite que las senescentes sigan vivas y sobrevivan en cultivos por más tiempo que las células cancerosas senescentes que no se comen a sus pares.

Fuente: El Imparcial

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Suplementos de té verde le provocaron fallo hepático

Una mujer de mediana edad acudió a la consulta de una internista preocupada por la apariencia de su orina, que presentaba un color similar al del té, a pesar de tener unos buenos hábitos de hidratación.

Las primeras pruebas confirmaron las sospechas de la paciente, al mostrar que tenía claros signos de fallo hepático. Sin embargo, la razón no parecía ser un cáncer ni ninguna disfunción grave. En realidad se trataba de algo más simple, pero que igualmente podría haber sido muy preocupante si no se hubiese detectado a tiempo.

El culpable era un suplemento de té verde que la señora había estado tomando regularmente con el fin de perder algo de peso. Por suerte, en cuanto dejó de tomarlo comenzó a sentirse mejor y finalmente sus analíticas volvieron a la normalidad. Sin embargo, ha sido necesario todo un proceso de reeducación sobre hábitos saludables por parte de Lucy McBride, la doctora que la atendió y ha contado su caso recientemente en un artículo de The Washington Post.

No todo lo natural es inocuo
La naturaleza es una fuente inagotable de recursos médicos. De hecho, muchos medicamentos de uso habitual están constituidos a base de principios activos extraídos de plantas. Buen ejemplo de ello es el ácido acetil salicílico, más conocido como aspirina, cuya composición deriva principalmente de una sustancia extraída del sauce. Son muchas las aplicaciones beneficiosas de este fármaco, pero eso no quiere decir que sea aconsejable tomar el extracto del árbol directamente.

Además, es importante recordar que muchos compuestos naturales, como la cicuta o el arsénico, también tienen un origen natural y a pesar de eso pueden matar a un ser humano a dosis relativamente bajas. Por eso, antes de tomar hierbas o suplementos a base de ellas se debe recordar que pueden conllevar efectos secundarios.

Algunas causan daños directamente, como le ocurrió a la paciente de McBride con el suplemento de té verde. Otras, en cambio, puede que no tengan efectos perjudiciales por sí mismas, pero sí pueden interferir en el funcionamiento de otros fármacos, dando lugar a problemas graves. Esto último es especialmente peligroso, pues la mayoría de pacientes no informan a sus médicos del consumo de plantas medicinales cuando se les pregunta por el uso de fármacos, de modo que pueden dificultar el diagnóstico de patologías causadas por ellas o propiciar que se les recete algún medicamento que no deba tomarse en conjunto. Por eso, lo recomendable es consultar con un médico antes de empezar a tomar cualquiera de estos suplementos o, al menos, informar sobre ellos antes de tomar otro tratamiento.

Fuente: Hipertextual

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

La ranitidina podría contener químico vinculado con el cáncer

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA, por sus siglas en inglés) anunció este viernes que se han encontrado niveles bajos de un químico que podría causar cáncer en un conocido medicamento usado para aliviar la acidez estomacal.

En un informe indicaron que se detectó una “impureza” en el fármaco Zantac o la ranitidina (su nombre genérico), un antiácido y antihistamínico que se usa para tratar y prevenir una variedad de trastornos gastrointestinales, que se venden como tratamientos recetados y de manera libre.

Se trata del “probable” cancerígeno NDMA, o dimetilnitrosamina. Sin embargo los funcionarios señalaron que la cantidad encontrada en el medicamento apenas supera los niveles que aparecen en los alimentos comunes, tales como las carnes, los productos lácteos y las verduras. Aun así el químico se ha relacionado con docenas de retiros de medicamentos para la presión arterial durante el último año.

La agencia de la salud está evaluando si existe riesgo para los pacientes que toman este medicamento. “La FDA no está pidiendo a las personas que dejen de tomar ranitidina en este momento”, señalaron. Además, aconsejan que si los pacientes desean suspender su uso deben hablar con su profesional de la salud sobre otras opciones de tratamiento, mientras que las personas que toman ranitidina de venta libre “podrían considerar el uso de otros medicamentos” aprobados para su condición.

Fuente: RT

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto