Conecta con nosotros

Resto del mundo

Baja consumo de café en el mundo debido al Covid-19

La pandemia del COVID-19 ha tenido un impacto profundo en el sector mundial del café, que afecta la producción, el consumo y el comercio internacional, advierten analistas. Con la vida laboral desde casa, ir al café local por la dosis diaria de cafeína se ha convertido en un ritual del pasado.

Independientemente de la cantidad de café preparado en casa, no se compensa el golpe a la demanda. El consumo global de café disminuiría este año por primera vez desde 2011, según pronósticos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Esto a pesar de un gran aumento en la compra del producto en supermercados para abastecer la despensa.

Los cierres de cafeterías y restaurantes, que generalmente representan alrededor de 25 por ciento de la demanda, fueron devastadores, y podría pasar un tiempo antes de que las cosas se normalicen nuevamente.

La cultura del café está desapareciendo en todas las principales regiones del mundo. La compañía de investigación Marex Spectron estima que, en todo el orbe, más de 95 por ciento del mercado de café para consumo fuera del hogar cerró en algún momento durante la pandemia.

Es un aspecto cruel más del nuevo coronavirus, que ha afectado tanto a las personas que ni siquiera el simple placer de beber un latte en una cafetería es seguro.

En Londres están flexibilizando las restricciones, pero la mayoría de los 10 cafés de la cadena Notes, la preferida de los trabajadores de oficina, permanecen cerrados.

“Será una recuperación lenta y escalonada para nosotros, ya que muchas de las oficinas en Londres no volverán a funcionar hasta después del verano, y algunas incluso podrían abrir solo el próximo año”, dijo el cofundador Robert Robinson.

Las economías está reabriendo, pero los consumidores dudan al momento de volver a frecuentar restaurantes. Las cafeterías, que a menudo dependen de los que pasan por la mañana y los que toman un descanso por la tarde, se han visto especialmente afectadas.

Durante la pandemia, Dunkin Brands ha perdido gran parte de la clientela que compraba desayunos en sus tiendas, mientras que Starbucks está reestructurando su modelo, lanzando un formato de entrega, sin las mesas y sillas que convertían a sus cafés en puntos de encuentro.

“Si tiene ganas de un capuchino, ordenarlo en línea no funciona realmente, ya que el café tiene que ver con el aspecto social”, dijo Robinson.

Una recuperación limitada de la demanda de café podría ser devastadora para los aproximadamente 125 millones de personas a nivel mundial que dependen del cultivo para su subsistencia. Los productores ya estaban luchando durante la crisis financiera después de años de cosechas abundantes que provocaron un largo periodo de desvalorización en ese mercado.

Citigroup pronostica una caída aproximada de 10 por ciento en los contratos futuros de café arábica en el segundo semestre del año a aproximadamente 90 centavos por libra, valor cercano al costo del producto. Entretanto, la Organización Internacional del Café advirtió sobre los peligros del trabajo infantil en las regiones productoras a medida que aumenta la pobreza para los agricultores.

En Brasil, Suplicy Cafés Especiais, una de las cadenas de cafeterías más grandes del país, se vio obligada a posponer los pagos a los agricultores por las cargas que ya habían sido entregadas. Los nuevos pedidos se realizarán solo de manera gradual, dijo el presidente ejecutivo, Felipe Braga, en una entrevista telefónica.

La red Suplicy opera 25 tiendas, la gran mayoría de las cuales han estado cerradas por las restricciones de COVID-19 desde mediados de marzo. Algunas volvieron a abrir recientemente en medio de la flexibilización de las restricciones de cuarentena, pero luego cerraron de nuevo porque no llegaban suficientes clientes.

“Algunos de nuestros socios de franquicias ya nos advirtieron que cerrarán permanentemente”, dijo Braga.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Resto del mundo

Estados Unidos se dice dispuesto a ayudar tras la explosión en Beirut

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, exigió al Líbano que realice una “investigación completa y transparente” de la enorme explosión que se produjo en Beirut, y expresó su apoyo a las protestas que exigían una reforma en el país.

Trump “instó al Gobierno del Líbano a llevar a cabo una investigación completa y transparente, en la que Estados Unidos está dispuesto a ayudar”, según la Casa Blanca, después de que participara en una conferencia virtual sobre la respuesta internacional al desastre.

“El Presidente hizo un llamamiento a la calma en el Líbano y reconoció los llamamientos legítimos de los manifestantes pacíficos a la transparencia, la reforma y la rendición de cuentas”, añadió la Casa Blanca.

El norteamericano insistió en que su país está “preparado y dispuesto” para proporcionar ayuda al país árabe en su recuperación y coincidió con otros líderes internacionales en trabajar de cerca en los esfuerzos para llevar asistencia.

Hasta el momento, Washington se ha comprometido a destinar más de 17 millones de dólares como ayuda inicial de desastres para el Líbano, que incluye asistencia alimentaria y suministros médicos. Esa cantidad se suma a los 403 millones de dólares de ayuda humanitaria, de los que 41,6 millones son para responder a la COVID-19, que EE.UU. ha destinado al país árabe desde septiembre de 2019.

EE.UU. envió esta semana tres aviones de mercancías del tipo C-130 con asistencia, que iba desde comida a agua y suministros médicos.

Por el momento se desconocen los motivos que originaron la explosión de las 2.750 toneladas de nitrato de amonio que se encontraban almacenadas en el puerto beirutí desde hacía seis años.

Anoche, el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, afirmó que todavía no se sabe el origen del estallido: “El fondo de la cuestión es que todavía no sabemos”, dijo a la cadena de televisión Fox News.

“Sabe, el primer día, como el presidente Trump dijo correctamente, pensábamos que podría haber sido un ataque. Algunos de nosotros especulamos con que podría haber sido, por ejemplo, un cargamento de armas de Hizbulá, puede que Hizbulá… Una instalación de fabricación de armas… ¿Quién sabe?”, señaló el jefe del Pentágono. El martes, Trump sostuvo que el estallido fue en realidad un “ataque” con “algún tipo de bomba”, sin aportar pruebas, aunque un día más tarde Esper matizó que “la mayoría” pensaba que era un accidente.

El presidente libanés, Michel Aoun, no descartó el miércoles ninguna hipótesis. “Hay dos posibilidades para lo que pasó: o la negligencia o intervención exterior con un misil o bomba”, apuntó Aoun a los periodistas

Además, del presidente de Estados Unidos, participaron del evento organizado por Naciones Unidas para movilizar y gestionar la ayuda de la comunidad internacional, el francés, Emmanuel Macron; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; del Gobierno español, Pedro Sánchez, y del Ejecutivo italiano, Giuseppe Conte, además de Aoun y el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Temblor de magnitud 5,1 sacude Carolina del Norte

Un terremoto de magnitud 5,1 impactó a unos 3,2 kilómetros de la ciudad de Sparta, Carolina del Norte, a lo largo de la frontera del estado con Virginia, según el informe preliminar del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Se trató del terremoto más fuerte que ha sacudido el estado desde 1926, según el Servicio Geológico de Carolina del Norte.

El movimiento telúrico, cuyo epicentro fue en el condado de Alleghany, se sintió tan lejos como Carolina del Sur y Georgia, según publicaciones en las redes sociales. El USGS recibió informes de más de 482 kilómetros de distancia, en Atlanta.

Se sintió alrededor de las 8:07 a.m. (hora Miami).

«Se sintió como una gran locomotora pasando y una gran ola viniendo debajo de la cama», relató el alcalde de Esparta, Wes Brinegar, quien fue despertado por el terremoto. «Una gran ola viene a levantarte».

No hay informes inmediatos de heridos, pero hay algunos daños menores en la ciudad de unas 1.800 personas, dijo.

«Cimientos agrietados y cosas que se caen de los estantes de las casas», aseguró Brinegar. «He vivido aquí toda mi vida y nunca he sentido algo así».

El USGS dice que los terremotos se vuelven destructivos en una magnitud de 4,0 a 5,0, dependiendo de las variables. Un terremoto de magnitud 5,3 se considera un terremoto moderado, según el USGS.

La agencia emitió una alerta verde, lo que significa que hay una baja probabilidad de víctimas y daños.

El concejal Cole Edwards también se despertó de golpe por el terremoto, dijo. No hubo daños en su casa, pero rompió algunos platos y derribó algunas fotos de la pared, indicó.

«Hemos tenido mucha gente asustada esta mañana», afirmó el alcalde. «Ese fue el más intenso que hemos tenido».

El terremoto se a originó a una profundidad estimada de 9,1 kilómetros, que se considera un terremoto poco profundo. Los terremotos de menos de 69 kilómetros tienden a ser más destructivos que los más profundos, dice el USGS.

Esto marca el terremoto más fuerte de Carolina del Norte desde que una magnitud de 5,2 sacudió el condado de Mitchell, a unos 80 kilómetros al noreste de Asheville, el 8 de julio de 1926, según el Servicio Geológico de Carolina del Norte. Una magnitud de 5,5 sacudió a Skyland en 1916, dijo la agencia.

Sparta está a unos 160 kilómetros al norte de Charlotte. Un sindicato de bomberos de Charlotte tuiteó que no hubo informes de heridos.

«Buenos días Charlotte, estamos seguros de que la mayoría de ustedes está despierta porque sí, fue un terremoto lo que sentiste. No hay informes locales de daños o lesiones, pero qué despertador», tuiteó el sindicato.

El área de Sparta se encuentra entre tres zonas sísmicas, en Charleston, Carolina del Sur, el este de Tennessee y el centro de Virginia. Cinco terremotos más pequeños, todos de magnitud 2,6 o menos, se produjeron cerca de Sparta el sábado y la madrugada del domingo. Dos temblores más golpearon a unas pocas millas de Seymour, Tennessee, el fin de semana pasado, dice el USGS.

Fuente: CNN

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Estados Unidos superó los 5 millones de casos de Coronavirus

Estados Unidos marcó un récord de casos de coronavirus el sábado, con más de 5 millones de personas infectadas, de acuerdo a un recuento de Reuters.

Esta semana, el principal responsable de la lucha contra las enfermedades infecciosas en el país, Anthony Fauci, ofreció esperanzas al sostener que una vacuna efectiva podría estar disponible a fin de año.

Con uno de cada 66 residentes en el país infectados, Estados Unidos lidera la tabla mundial en casos de COVID-19, de acuerdo a un análisis de Reuters. El país ha registrado más de 160.000 muertes, casi un cuarto del total mundial.

Los estados con más casos son California, con 549.720; Florida, con 526.577; y Texas, con 491.452. Respecto a los decesos, el estado que ha sufrido más fallecimientos por coronavirus es Nueva York, con 32.768; seguido de Nueva Jersey, con 15.869; y California, con 10.221.

La crisis sanitaria ha causado un grave deterioro de la economía del país, que se hundió a un ritmo anual del 32,9 % en el segundo trimestre de 2020 y cayó el 9,5 % frente a los tres primeros meses del año, los mayores descensos de este indicador desde que se tienen registros.

El Departamento de Trabajo informó el viernes que la recuperación del mercado laboral se moderó en julio con la disminución del índice de desempleo del 11,1 % el mes previo al 10,2 %, mientras que se generaron 1,8 millones de puestos de trabajo.

Los últimos números se conocen en momentos en que el presidente Donald Trump firmaba órdenes ejecutivas para ofrecer alivio económico a los estadounidenses, después de que la Casa Blanca fracasó en su intento por llegar a un acuerdo con el Congreso.

“Estamos hartos y vamos a salvar los puestos de trabajo estadounidenses y a proporcionar ayuda a los trabajadores”, dijo en una conferencia de prensa en su club de golf en Bedminster, en Nueva Jersey.

Con un desempleo de dos dígitos, una amplia interrupción de las normas de distanciamiento social por las empresas y altas tasas de infección por el coronavirus, muchos estadounidenses han confiado en las medidas de ayuda aprobadas antes por el Congreso, pero la mayoría de estos estímulos de alivio expiraron en julio.

Trump dijo que su decisión de eludir al Congreso emitiendo órdenes ejecutivas significaría que el dinero de ayuda se pueda “distribuir rápidamente”.

Una de las órdenes tiene como objetivo otorgar 400 dólares a la semana que se añaden a los beneficios de desempleo. Otras dos ofrecen cierta protección contra los desalojos de inquilinos que no paguen sus rentas y ayuda para préstamos estudiantiles.

Fuente Reuters

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto