El beso, un termómetro en tu relación de pareja

1032
Close up of a men and woman lips wants to kiss.

¿Hace cuánto tiempo que no te das un beso de lengua con tu pareja? Al principio de la relación el beso de lengua es indispensable. Las sensaciones que nos provoca son variadas: excitación, nervios, escalofríos (sensación de frío y calor).
El beso de lengua es lo que realmente nos hace entrar en intimidad con el ser amado, es profundamente erótico, nuestro primer exámen químico y de compatibilidad.
Un estudio de la Universidad de Oxford, realizado por Rafael Wlodarski, demostró que el beso de lengua nos ayuda a evaluar la idoneidad de la pareja. A través del beso, el hombre pasa testosterona a la mujer y eso la hace sentirse atraída.
Es, literalmente, una cascada de hormonas en donde se liberan sustancias como el óxido nítrico, que relaja los vasos sanguíneos y provoca un incremento en el flujo sanguíneo hacia los genitales.
El beso también nos hace secretar feniletilamina, una anfetamina potente que estimula los neutrotransmisores del placer.
El beso es energía y vitalidad, es seducción, pasión y enamoramiento. Pero la química del beso se modifica, y lo que al principio eran fuegos artificiales, se va convirtiendo en pequeñas chispas.
El beso de lengua, termómetro en tu relación
Con el paso del tiempo el beso erotico se va transformando en besos tímidos y de piquito. El erotismo baja, el fuego se va apagando paulatinamente.
Claudia Rampazzo, médico cirujano y terapeuta sexual, explicó en el taller “Técnicas de enriquecimiento erótico” organizado por Laboratorio Liomont, que el beso es el mejor termómetro en la pareja: “Hay parejas que mantienen relaciones sexuales con frecuencia pero tienen años sin darse un beso apasionado, un beso de lengua”.
De acuerdo con la especialista, el beso de lengua nos indica el grado de intimidad que hay dentro de la relación: “La falta de beso erótico es indicativo de alejamiento, es por ello que en terapia sexual, sugiero que vuelvan a besarse por al menos un minuto”, comenta Rampazzo.
Sheril Kirshenbaum, investigadora de la Universidad de Texas, autora del libro La ciencia de besar, explica que el beso nos puede dar muchísima información de la pareja. “Los besos contribuyen a mantener a la pareja unida, besarse de forma habitual es una forma de mantenerse conectado y cerca de la otra persona porque se libera oxcitocina. Está comprobado que las parejas que se besan más, duran más y son más felices. Siempre hay que asegurarnos de darle un buen beso a nuestras parejas antes de salir al trabajo”.
Por su parte, el sitio Little Thinks hizo una lista del significado de los besos en tu relación:
En la mejilla: Indica amistad y afecto, pero no necesariamente atracción erótica.
En los párpados mientras duermes: Confianza y protección, muestra que siempre estará contigo para cudarte.
De piquito: Un saludo cariñoso, pero que trasmite prisa.
Con la boca cerrada: Falta de comunicación y de confianza.
Beso suave y pausado: Significa gentileza y se da en relaciones que se sienten cómodas.
De labio: Demostración de amor profundo.
Beso inesperado: Manifiesta que la pareja aún no ha perdido su sentido de sorpresa.
Beso de mordisco: La pasión permanece
Beso de lengua (francés): El más erótico de todos, el que tiene mayor connotación sexual y refleja un grado de intimidad más elevado.
¿Ya identificaste cómo sueles besar a tu pareja?

Escribe tu comentario

Comentarios