**Buscan tapar con chivos expiatorios venta de plazas en el IMSS *Alcántara y Rivera y Sáinz, señalados por el marranero *50 mil pesos cobraban por entrar a trabajar al instituto *Asunto en manos de la PGR, no hallan ni cómo librarla

3521

18033331_260112524396975_3274462381213231447_n (1)Se destapó el marranero en el sindicato del IMSS. La venta de plazas en el organismo es un secreto a voces, pero por fin hay movimiento al respecto que involucra directamente al secretario del organismo, Felipe Alcántara Martínez, quien es señalado como cabecilla de una compleja red de corrupción que tiene patas para arriba al instituto.

El sindicato quiere lavarse las manos del desastre que han hecho con este lucrativo 18425621_10155391365283478_815605704_nbisne de las plazas, el cual quedó al descubierto cuando dos hombres se presentaron a trabajar con papeles falsos en la Unidad de Medicina Familiar 48 y en el Hospital General Regional 66. “Nosotros no vendemos plazas”, afirmó, pero ¿entonces quién, si es el sindicato el que decide quién entra y quién sale, de todo a todo?

Los detenidos son Diego Adolfo Cervantes Castillo y Eliseo Valdez Guevara, pero fue en circunstancias especialmente extrañas… Ahora resulta que por casualidad el secretario general del SNTSS y su comitiva “se toparon” a este par de personas justo mientras pretendían presentar los documentos falsos, y mire si será juguetón el destino que “de chiripa” el secretario iba acompañado por dos agentes municipales, quienes detuvieron a los aspirantes con la documentación firmada al parecer por Alcántara y el Secretario del Interior, Víctor Rivera.

Las “casualidades” no acaban aquí… apenas empiezan. Esto ocurre justo días después de que se dio a conocer el cochinero de la venta de plazas por parte de Arturo Sainz Pérez de León, encargado de la bolsa de trabajo del sindicato.

La detención de este par de jóvenes que pretendían ingresar a trabajar ocurre justo 18450011_10155391365253478_293589319_ndespués de que se destapara el cochinero, lo cual empieza a sonar a que les montaron un ‘cuatro’, y que están juzgando por un delito federal a dos chivos expiatorios para cubrirle las espaldas a Felipe Alcántara y Víctor Rivera, conocidos por sus manejos turbios dentro y fuera del organismo, y sobre todo a Arturo Sainz Pérez de León, el contratador oficial, ya que toda contratación del IMSS es a través del sindicato y del responsable de bolsa de trabajo.

Llaman mucho la atención varios hechos dentro de este montaje: A sólo unos días de darse a conocer en esta columna la venta de plazas en Chihuahua la máxima autoridad del Sindicato presentó una diligencia improvisada en algunas unidades médicas, montaje que pretende desviar el delito de venta de plazas desde el sindicato y cambiarlo por la falsificación hecha por dos muchachos…

Al momento de cuestionar a los jóvenes por la documentación que pretendían entregar para ingresar a trabajar al IMSS, señalaron a Antonio Villaseñor, manejador de alimentos del Hospital General Regional No. 66 de Ciudad Juárez, como la persona que les vendió las plazas con un valor de 50 mil pesos cada una. Villaseñor presentó su renuncia ese mismo día y no se supo más de él.

Esta dinámica de venta de plazas se venía haciendo desde hace varios años con la ayuda del seccional Jaime García, incondicional del Secretario del interior Víctor Rivera. Villaseñor, al enterarse de este negocio, le habría pagado a Jaime García por el ingreso de su esposa. Ante el éxito de esta transacción se estableció el contubernio entre estas dos personalidades para meter a varias decenas de trabajadores hoy en activo, quienes no cumplen con requisitos necesarios y formales en la contratación de personal en el IMSS afectando directamente los derechos del resto de los trabajadores y sus familias.

14925391_1164259093643186_7333782088943935002_nAsí lo explicó Víctor Rivera a medios, donde menciona que se daba cuenta de la venta de plazas dentro del IMSS (después de cinco años) y habían sido discretos para no entorpecer el caso puesto que lo llevaba la PGR.  Rivera presentó documentos que a todas luces los elaboró alguien que apenas sabe leer y escribir. Si es tanto el compromiso con la transparencia, sería interesante que el secretario Felipe Alcántara emitiera un listado de nuevos ingresos de los últimos cinco años de los trabajadores que no cuenten con familiares dentro del IMSS para evaluar sus expedientes de contratación. Por ejemplo, el caso de la hermana del diputado panista Jesús Valenciano en Delicias.

Se presume que Diego Adolfo Cervantes Castillo y Eliseo Valdés Guevara,18010099_260112557730305_891471954793703234_n presuntos culpables por el delito de falsificación de documentos con los números de carpeta de investigación 1104/17 y 1105/17 de la agencia IV, declararon que por ignorancia cayeron en el ‘cuatro’, sin saber que terminarían amenazados para evitar que delaten a los verdaderos responsables de la venta de plazas en el IMSS del Estado de Chihuahua… el caso seguirá dando de qué hablar, pues no tienen ni dónde cobijarse ahora que se fue Duarte y perdió Serrano, su candidato.

Escribe tu comentario

Comentarios