“Chihuahua está muy puteado, necesita esperanza”: Chumel Torres

57571

Por: Enrique Corte Barrera (Asociación de Administradores de Recursos Informativos (ASAR A.C.)

Chumel Torres es uno de los mexicanos más famosos de internet. Cuenta con un millón 830 mil seguidores en Youtube y casi un millón en Twitter, así como un programa en HBO, uno de los canales de televisión de paga más populares en Latinoamérica y Estados Unidos. Pero la fama no llegó sola. Tuvo que dejar su trabajo como ingeniero en Chihuahua para buscar oportunidades en la capital del país hasta convertirse en el fenómeno mediático que es hoy.

Quienes lo conocieron en el colegio de monjas donde estudió la primaria, la secundaria 3008, el plantel 1 del Cobach o el Tecnológico de Chihuahua donde se graduó como ingeniero mecánico, jamás habrían imaginado que años después sería una estrella de las redes sociales. Ni siquiera él tenía idea, pero su destino cambió poco antes de las elecciones de 2012, cuando escribió en su twitter:  “AMLO propone la Secretaría de la Honestidad. Ojalá proponga pronto la Secretaría de dejar de mamar tantísima verga”.

Al entonces candidato Gabriel Quadri le pareció “genial” el tuit y lo compartió. Después fue retomado por noticieros de todo el país y esto atrajo los reflectores sobre las redes sociales de Chumel, plagadas de irreverencias que algunos encontraron graciosas y otros no tanto. Esos fueron los cinco minutos de fama que convirtió en cuatro años de exitosa carrera.

Talento Chumel

Su particular humor no se limita a las redes o a la televisión, pues ha incursionado como escritor del libro La historia de la república, y este sábado como actor en la aclamada obra Conejo blanco, conejo rojo, del escritor iraní Nassim Soleimanpour, y puesta en escena en La Teatrería de la Ciudad de México, escenario donde tuvo lugar esta entrevista, como parte de los proyectos de difusión cultural de la Asociación de Administradores de Recursos Informativos (ASAR AC).

Aunque reconoce que no tiene una carrera artística, ha participado en obras comoIMG_1397 Cementerio de actores, dirigida por la chihuahuense Adriana Morales, y Nuestra señora de las nubes, de Arístides Vargas. “Simplemente me gusta hacer las cosas diferentes. Es como si a ti te invitan a jugar soccer, pues vas. Lo veo como espacios para explorar pero hay que hacerlo con responsabilidad. Si quieres escribir, te instruyes y escribes. Cada una de las cosas implica chambear y hacerlo lo mejor posible”.

 Trump, el ogro tras la frontera

nbc-fires-donald-trump-after-he-calls-mexicans-rapists-and-drug-runnersMexicanos al grito de Trump es uno de los últimos episodios de Chumel, y no es para menos. “Con Trump cambia la visión de todo. Los gringos hacen humor político de Trump porque no les ha pasado nada, pero acá es de ‘van a deportar a mis familiares’. Después del ocho de noviembre todo cambió pues se trató de una broma que fue demasiado lejos. Dejó de ser broma y se volvió en serio. Semana uno y ya estaban cuestionando el Tratado de Libre Comercio, y eso te lleva a pensar que igual cambian un chingo de cosas y no sabemos si este señor que está loco, va a tener el apoyo de más locos”.

Sin embargo, para Chumel lo más preocupante no es la postura del magnate, sino la apatía de los mexicanos. “Ni siquiera es un asunto de enfrentarnos a Trump, ni siquiera contra el poder, sino contra la falta de decencia y las inconsistencias. Debemos apoyar a nuestros connacionales, que no se sientan solos. Por eso se hizo una marcha hace tres semanas, y yo no soy de marchas ni nada, pero me convencieron las palabras de Leo Zuckermann al decir que somos el país más afectado y no le hemos mentado la madre ni una vez a Trump”.

También llamó a cambiar la actitud como ciudadanos para que el país cambie. “Darnos cuenta que hemos sido siempre la novia del gringo, pero igual y el gringo no nos quiere tanto. ¿Por qué andamos con él todavía? ¿Qué tal que somos la más guapa de Latinoamérica, que somos el número uno por mucho? ¿Por qué no volteamos a ver a Latinoamérica o a China? ¿Porque llevamos toda la vida con el gringo?”.

Chumel niega haber sido censurado o limitado en los temas que aborda, pero reconoce que en general el país vive un ambiente de censura. También niega ser periodista, pero aún así busca servir a la sociedad con su trabajo: “Nosotros no hacemos activismo, sino difusión. Por ejemplo hicimos un programa sobre la adopción, que no es cómico, pues no es bonito escuchar que hay niños que no tienen papás, y que hay papás que no pueden tener hijos. Son dos mitades que no se están juntando y descubrimos que no hay ninguna campaña ni estrategia para que esto suceda”.

Chihuahua necesita esperanza

Respecto a la situación de Chihuahua, opina que “el gobernador (Javier) Corral recibió al estado muy puteado. No sólo económicamente, sino a la gente. Hace poco fui a Chihuahuacesar-duarte-goberr-DESTA y los vi desmotivados, tristes. Tuvimos a un Duarte que llegó y robó a lo chino, y pasaron cosas horribles. Primero hay que sanar la moral del chihuahuense, como lo hizo Obama cuando llegó en plena crisis y dijo: “esta es la realidad, nos va a cargar la chingada, pero los necesito, y el mensaje siempre fue ‘esperanza, esperanza, esperanza’. Pero lo primero que tienes que hacer es activar a la gente. Creo que Chihuahua puede hacerlo, y si Corral toma esa responsabilidad de liderar a un pueblo tan chingón como Chihuahua. Sí se puede”.

Consideró difícil llevar a cabo esta reactivación de la sociedad si no se sanciona a los corruptos y se toman acciones contundentes. “Si hay alguien corrupto que lo metan al bote, si alguien no sabe hacer su chamba que lo corran. Que cada quien haga lo que le toca. Si tú llegas como jefe de una empresa y está ahí la morra que siempre se roba los clips, pues a la chingada. De verdad resolver cosas, que no se quede en los discursos”.

El youtuber afirma que, como chihuahuenses, todos tenemos una corresponsabilidad con lo que ocurre en nuestro estado. “En el pulso de la República no dejo de hablar de Chihuahua y cuando hay un pedo me duele y siento bonito cuando pasan cosas chidas, pero donde a mi me toca es desde el Pulso y desde HBO”.

Escasean oportunidades en el norte

A pesar del amor que profesa a su tierra en todos sus espacios, también la recuerda como la tierra que le negó oportunidades. “Para mí ser un chihuahuense en el DF es algo fregón, y es casi un reclamo que le hago a Chihuahua. Yo traté de hacer El Pulso de la República allá. Lo vendí en Chihuahua y no me lo quisieron comprar porque no confían en nadie de Chihuahua. Tampoco había editores, ni equipo para filmar. Lo curioso es que me vengo para acá, y todo mi equipo es de Chihuahua. El punto es que acá se consiguen los medios para hacer las cosas, las herramientas”.

13600229_627516884071405_761605008154447745_nLa envidia y el miedo a la competencia también fueron un obstáculo. “En el Pulso ya generábamos millones de visitas y no había ni una sola letra en los periódicos de Chihuahua porque lo ven como competencia. Todavía tienen este chip tonto de ‘no, es que este guey me va a fregar’. Pues síganle por allá. En estos cuatro años que llevamos de El Pulso de la República, ya estamos en HBO ¡HBO, ¿me entiendes?!, pero primero salí en Al Jazeera que en medios nacionales. Ni siquiera reconocemos a los chihuahuenses destacados. Werever Tomorrow es de Juárez y nadie sabe”.

Finalmente llamó a los chihuahuenses a ser más solidarios, a confiar en el talento local y apoyarlo. “Luego decimos ‘no mi tierra y la chingada’, ¿pero de quién lo defiendes? Aquí (en la Ciudad de México) encontramos un hogar también, y  mira vato, aquí floreció y en Chihuahua no. No es que sean unos ojetes, pero que abran los ojos de que hay cosas que estamos haciendo y que la gente no tenga que bajar a la capital para empezar a hacerlas, porque queremos hacerlas en Chihuahua. No es tanta bronca, sólo tienes que hacer las cosas, y ya”.

Más entrevistas en: ASAR A.C.

Escribe tu comentario

Comentarios