Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Científicos descubren el origen de la metástasis en cáncer

Los científicos del Instituto Sloan Kettering de Nueva York, liderado por el oncólogo español Joan Massegué, descubrieron que la capacidad de los cánceres para hacer metástasis depende de su capacidad para cooptar las vías naturales de reparación de heridas, lo que abre una vía para su posible tratamiento.

El adelanto científico, publicado en la revista Nature Cancer y que fue comunicado también por el propio Sloan Kettering Cancer Center, proporcionan un marco novedoso para pensar sobre la metástasis y cómo tratarla. Hasta el momento no se sabe mucho sobre lo que hace que las células cancerosas sean capaces de reproducirse.

Este estudio de investigadores del Sloan Kettering Institute concluye que las células iniciadoras de metástasis emplean un truco para propagarse: cooptan las capacidades naturales de curación de heridas del cuerpo.

«Ahora entendemos la metástasis como la regeneración del tejido equivocado -el tumor- en el lugar equivocado, los órganos vitales distantes»– Joan Massagué , director del Instituto Sloan Kettering y el director de la investigación sobre un asunto en el que lleva 30 años investigando.

Anteriormente había indicios de que los cánceres podrían utilizar vías de curación de heridas para apoyar su crecimiento. En la década de 1980, el investigador Harold Dvorak denominó a los tumores «heridas que no sanan». Pero los nuevos hallazgos presentan la primera imagen detallada de cómo funciona este proceso en el nivel de células y moléculas.

¿QUÉ SABER DE LA METÁSTASIS?
Aunque la metástasis es mortal, no es algo que las células cancerosas puedan hacer fácilmente. Para propagarse, las células cancerosas deben separarse con éxito de sus vecinas, atravesar las capas de tejido que las separan de la circulación, nadar o arrastrarse a una nueva ubicación en el cuerpo a través de la sangre o el líquido linfático, salir de estos vasos, luego echar raíces y comenzar a crecer en el nueva ubicación.

En cada paso de este proceso, la mayoría de las células cancerosas sueltas mueren. Menos del 1 % de todas las células cancerosas que se desprenden de un tumor finalmente formarán metástasis medibles.

«Una vez que las células cancerosas aprenden a sobrevivir al estrés de en un ambiente extraño, es muy difícil deshacerse de ellas», dice Karuna Ganesh , médico-científica del Programa de Farmacología Molecular de SKI y una de las autoras del artículo. «Son una entidad completamente diferente del tumor en el que comenzaron».

Ganesh y sus colegas querían entender qué permite a algunas células sobrevivir a este viaje estresante. Se centraron en una molécula llamada L1CAM, que estudios previos del laboratorio de Massagué habían demostrado que es necesaria para que numerosos tipos de células cancerosas hagan metástasis con éxito en los órganos.

Los tejidos sanos normales no suelen producir L1CAM, pero los cánceres avanzados sí lo hacen. Lo que desencadena exactamente la L1CAM ha sido hasta ahora un misterio.

Al observar los tejidos tumorales humanos con un microscopio, fue claro para los investigadores que dividir las células con L1CAM era más común en áreas donde se rompía una capa epitelial, es decir, herida. Esto llevó a los científicos a preguntarse si se requiere L1CAM para la reparación normal de heridas, como ocurre en el intestino después de la colitis. Usando un modelo de colitis en ratones, descubrieron que, de hecho, este era el caso.

En definitiva, el avance concreta que las metástasis no se derivan de mutaciones genéticas sino por una reprogramación de las células que les permite regenerar creando metástasis.

Fuente: Publimetro

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Salud y Bienestar

Coronavirus llega a América Latina; primer positivo, en Brasil

Un examen realizado por el gobierno brasileño confirmó el primer caso de la nueva cepa de coronavirus en América Latina, dijo una fuente el miércoles, luego de que un hospital de Sao Paulo señaló la posible infección de un hombre de 61 años que había estado en Italia.

El diagnóstico se conoce justo durante el Carnaval, cuando millones de personas acuden a las principales ciudades para las celebraciones.

El Ministerio de Salud de Brasil no quiso referirse al resultado del examen antes de la rueda de prensa programada para las 11 de la mañana hora local (1400 GMT). La fuente habló bajo la condición de que se reservara su identidad.

La dependencia dijo en un comunicado el martes que estaba investigando el caso de un residente de Sao Paulo que viajó a Lombardía, en el norte de Italia, entre el 9 y el 21 de febrero y que tenía síntomas compatibles con la enfermedad.

Italia ha sido el país más afectado en Europa, con más de 350 contagiados y al menos 11 muertos.

El Hospital Albert Einstein declaró que el paciente había dado positivo el lunes para la prueba en tiempo real de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y que se había notificado el martes a la agencia epidemiológica del estado de Sao Paulo.

El nuevo coronavirus se habría originado en un mercado que vendía animales silvestres en la ciudad china de Wuhan a fines del año pasado. Hay cerca de 80.000 contagiados y más de 2.700 muertos, casi todos en China.

El temor a un grave perjuicio económico, incluso a una recesión, envió al índice mundial de acciones de MSCI hasta mínimos de dos meses y medio, perdiendo unos 3 billones de dólares de valor solo esta semana.

El mercado de acciones de Brasil, cerrado desde la semana pasada por el feriado del Carnaval, abre a la 1 de la tarde hora local. Los títulos brasileños en los fondos cotizados en Nueva York han cedido casi un 6% esta semana.

Fuente: Aristegui Noticias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Fatiga crónica puede confundirse con depresión, ansiedad y angustia

La fatiga física y mental; dolor de cabeza, articulaciones, músculos y garganta; ganglios linfáticos inflamados y sensibles al tacto; pérdida de concentración y sueño no refrescante ni reparador, son síntomas del síndrome de fatiga crónica (SFC), de acuerdo al académico, Óscar Prospero García, de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Este extraño padecimiento, también denominado encefalomielitis miálgica, es en extremo incapacitante y puede confundirse con las afecciones del siglo: depresión, ansiedad y angustia.

De acuerdo al especialista, se estima que en Latinoamérica entre 2 y 3% de la población de más de 40 años sufre SFC, en tanto, en Estados Unidos la cifra es de entre 2 y 3 millones, dijo.

Es más frecuente en mujeres, con una proporción de dos por cada hombre y aparece alrededor de los 40 años.

Pero los adolescentes no están exentos, y en muchos pacientes se presenta como una comorbilidad, es decir, va acompañado por una o más enfermedades.

“Con frecuencia los pacientes con SFC son ansiosos y aprensivos, por lo que es probable que padezcan también depresión”.

Si se sospecha tener la enfermedad, es importante acudir al médico, porque si se hace un diagnóstico incompleto o equivocado, los médicos no podrán tratarla y sus efectos se prolongarán indefinidamente, alertó el universitario.

Síntomas
A través de un comunicado, el especialista indica que quien sufre SFC se siente agotado, como si viviera en una nube, y prácticamente no sale de casa.

Aunque es muy incapacitante, no está catalogado como un padecimiento en las leyes laborales, en principio porque la mayoría de los médicos familiares tiene dificultades para diagnosticarlo, dijo.

“Por otro lado, cuando el médico le dice al enfermo que no tiene nada, le baja la autoestima y en consecuencia el cuadro clínico se agudiza”.

El investigador del Departamento de Fisiología indicó que el SFC puede confundirse con artritis reumatoide, pues los afectados se quejan de dolor articular; con alguna infección que ocasione molestia en los músculos; o con cáncer, pues uno de sus síntomas es la inflamación de los ganglios linfáticos.

“Por lo regular, con el síndrome se inflaman los ganglios linfáticos cervicales, del tórax hacia arriba, por lo que hay dolor de garganta, como si hubiera una infección”.

También pueden presentarse síntomas parecidos a los de un mal cardiaco, como dolor en el pecho. “Si es la parte media del pecho, no se trata de un infarto, pero si es la región precordial (encima del corazón) y el dolor se recorre al brazo izquierdo, debe atenderse como un potencial infarto”, aclaró.

De igual manera, debe descartarse el trastorno del sueño, una alteración neurológica que pudiera causar daño o fatiga; y trastorno motor, como el mal de Parkinson.

Según algunos criterios, los síntomas deben permanecer al menos por seis meses para que el diagnóstico sea positivo, pero algunos especialistas, como Prospero García, sostienen que es un plazo demasiado largo.

“Si se presenta uno o varios síntomas, debe atenderse de inmediato y someterse a estudios; cuatro semanas son suficientes para tener un diagnóstico, porque es posible que al cabo de seis meses ya haya consecuencias, pues el SFC tiene gran impacto personal, familiar y social”.

Prospero García consideró que es probable que un componente genético esté involucrado, pero no se ha investigado a fondo porque es prácticamente imposible crear modelos animales para estudiar la enfermedad.

Fuente: Forbes

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Haber tenido muchas parejas sexuales aumenta el riesgo de tener cáncer: Estudio

Un mayor número de parejas sexuales durante toda la vida podría asociarse con mayores probabilidades de cáncer, de acuerdo con un estudio publicado en la revista médica BMJ Sexual & Reproductive Health.

Para el estudio, explicaron los investigadores, se utilizaron datos de 2 mil 537 hombres y 3 mil 185 mujeres mayores de 50 años, a quienes se les cuestionó sobre el número de parejas sexuales que habían tenido a lo largo de su vida y la situación de su salud actual.

Las mujeres que informaron haber tenido 10 o más parejas sexuales tuvieron 91 por ciento mayor riesgo de cáncer en comparación de las que dijeron relacionarse con entre cero y una pareja sexual, detallaron.

En los hombres, aquellos que tuvieron de dos a cuatro parejas sexuales tuvieron 57 por ciento más probabilidad de cáncer que los que se relacionaron con entre cero y una. En tanto que los que informaron 10 o más, arrojaron 69 por ciento más riesgo de ser diagnosticados con la enfermedad.

Los investigadores señalaron que el estudio es observacional, por lo que no se puede establecer una causa como tal, sin embargo, los hallazgos coinciden con estudios anteriores sobre que las infecciones de trasmisión sexual podrían estar asociadas con varios tipos de cáncer.

“Comprender el valor predictivo del número de parejas sexuales durante toda la vida como un factor de riesgo conductual, puede mejorar la evaluación clínica del riesgo de cáncer en adultos mayores”, apuntaron.

Fuente: El Financiero

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto