**Corral recibe a priistas pero desafana a aliados *PRIAN contra independientes y reelecciones *PRI expulsa a Víctor Valencia, pero defiende a Duarte *Dejan a camioneros hacer su agosto *Listo segundo Encuentro Chihuahua

697

El PRI estatal prefirió dar de baja a Víctor Valencia Carrasco que responder a sus cuestionamientos sobre el respaldo y silencio del PRI estatal en torno a las pillerías del sexenio anterior que mantienen tras las rejas a más de una decena de exfuncionarios y mantiene prófugos a otros tantos… más los que están en la mira.

 

Valencia Carrasco es hijo de Víctor Valencia de los Santos, quien hace meses presentó su renuncia al PRI por el encubrimiento descarado del partido al ex gobernador Duarte, a quien lejos de desconocer, protegen, al grado de asegurar que las acciones del gobierno corralista son mera persecución, a pesar de los montones de pruebas en su contra. El rencor de Valencia está sustentado, Duarte no perdió oportunidad de afectarlo mientras gobernó Chihuahua.

 

El dirigente del PRI visitó al gobernador. Omar Bazán no es tonto y sabe que caen más moscas con miel que con hiel, y que la relación con el mandamás puede ser más productiva que con muchos sectores del PRI, a fin de cuentas los corralistas tienen el poder, y lo mismo va para Corral, quien no tiene interés en atacar a todo el tricolor, le basta dividirlo y ensañarse con el duartismo mientras usa a los antiduartes como una pieza más de su tablero político.

 

El primer interés en común entre el dirigente priista y el gobernador multicolor es la Reforma Política que ahora impulsan en conjunto para cerrarle el chorrito a los minipartidos y aprovechar todos los espacios para los peces gordos de la oferta política, ahora que son tiempos de vacas flacas. Los diputados del PRD y PT andan como víboras chilladoras, pues por décadas sólo han aprendido el arte de parasitar y prostituirse políticamente. De convencer votantes, nada.

 

Así, la instrucción de los mansamases priistas estatales y nacionales habría sido respaldar a Corral en una extraña mezcolanza de intereses y enemistades. Las encargadar de darle el empujoncito a los proyectos amanecerosos serán las diputadas priistas encabezadas por Karina Velázquez quien, por cierto, sigue con proceso pendiente por el financiamiento ilegal con el sueldo descontado a los burócratas para destinarlos al partido donde, todo parece, se robaron la lana.

 

Esta alianza prianista puso bien loco a Jaime García Chávez quien ve cómo simplemente utilizaron su causa y su lucha para acarrear votos, pero una vez alcanzada la victoria electoral lo tratan peor que a un perro. ¿Habría imaginado Jaime que su amigazo y aliado recibiría primero a los adversarios que a él? ¿De haber sospechado tan gacho desaire, hubiera apoyado tan decididamente el proyecto corralista? ¿Es justo que después de hacer campaña codo a codo ahora Corral ni lo reciba, a pesar de que hace más de ocho meses se solicitó audiencia? ¿Qué tan confiables son las lealtades del mandatario?

 

La minireforma política peligra aún con el apoyo de la mayoría de los legisladores, pues además de los priistas se habrían sumado el diputado de Encuentro Social y los de Morena, pero aún requieren el aval de las alcaldías que representen al 51 por ciento de la población del estado, y las de Juárez y Parral están en manos independientes, unos de los posibles afectados pues sus presidentes municipales no están nada de acuerdo con que les traben sus ansias reeleccionistas.

 

El aumento al transporte trae enchilada a la raza. Usuarios han subido a redes imágenes de camiones más amolados que un burro lisiado. También circulan videos de choferes hablando por teléfono durante largos ratos mientras conducen y otras gracias de este sector.

 

Peor es que con el pretexto de que no traen cambio cobran nueve pesos parejos y diez a quien se deja. Un vil marranero como siempre en detrimento de los más necesitados, esos que la actual administración juró poner al frente de sus políticas. Los de la CTM están muy contentos. Así, queda en el corazón una promesa más, al igual que aquella de respetar el estado laico o de ofrecer educación gratuita. Al Consejo Consultivo ni lo pelaron.

 

A quienes sí está recibiendo con gusto el gobernador (pues le sirven políticamente) es a personalidades como el afamado ministro de la Suprema Corte, Ramón Cossío, el ex procurador general de la República, Antonio Lozano, y el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, en una segunda edición del relumbroso evento Encuentro Chihuahua, a realizarse el próximo 25 de agosto. El gobernador quiere seguir sonando fuerte y seguido en el Altiplano, donde ha tenido y tiene puesto el ojo desde hace décadas.

 

Escribe tu comentario

Comentarios