**Díaz Arias, de líder a apestado político *AMLO viene oootra vez *68 mujeres asesinadas y feministas… calladitas y contentas *Periodistas se encomiendan a Dios… literalmente *Terror en Villa Ahumada, narcos y policías revueltos *Mueren tres bebés en la Sierra por suciedad en hospital

1388

La detención de Omar Díaz Arias, brigadista y militante de Morena, así como ex líder juvenil del PRI, sacudieron a la sociedad chihuahuense por su posible participación en el brutal asesinato de Shaib Francisco Montes Durán y Fabiola Uranga Corral, así como de una tercera persona hallada en agosto de 2011 en la misma fosa que la pareja, en la colonia Primero de Mayo, en el cruce de las calles 57 y Sierra Las Lagartijas.

A su lado fue detenido Fernando Ely Carrasco, quien fungiera como guardia del bar Las Ánimas, un centro de música y cultura alternativa ubicado en el Centro de la Ciudad, del cual era propietario el fallecido hasta ser asesinado. Fue entonces cuando Díaz Arias asumió el control y posesión total del bar, por lo cual desde el crimen hubo sospechas sobre su participación. Su hermano, Ricardo Díaz, también estuvo envuelto en polémica aunque de mucho menor calado pues es líder estudiantil en Derecho y fue grabado mientras proponía “sacar a las gordas” de dicha Facultad.

Si es culpable o no, será la autoridad la encargada de demostrarlo o descartarlo. Más allá de esto, llama la atención el ping pong político entre Morena y el PRI, que ahora no hallan cómo sacudirse a este personaje que fue líder en ambas instituciones políticos. Hasta hace poco era común ver a los entusiastas jóvenes de Morena con esa infantil ingenuidad de que el buen ejemplo de AMLO bastaría para limpiar las conciencias y corazones de todos los arrepentidos. Hoy la realidad se les estrella en la cara…

Hablando de AMLO, la esperanza de México visitará Chihuahua el 18 de junio como parte de su campaña eterna para tratar de convencer a los indecisos que aún deben decidir si ser parte de la “salvación” o de la “mafia en el poder”, según la terminología pejista. Según ellos, hay ya más de mil comités integrados en Chihuahua listos para dar la batalla, pues saben que va arriba en las encuestas, como siempre, y que podría perder, como siempre.

Nadie siente esa elección ganada, y menos con los rodeos, ambigüedades, contradicciones y pifias que muestra en cada entrevista que le hacen, en la que repite siempre las simpladas sugeridas por sus asesores como “seré peje pero no lagarto”, la cual repite hasta el cansancio, o el “yo hablo des-pa-cito” para buscar risas cuando le hacen una pregunta difícil como sus propuestas para resolver los problemas del país, sus vínculos con Elba Esther o su postura ante temas delicados como el respeto a la comunidad LGBT o el castigo a los corruptos a quienes a cada oportunidad les ofrece redención y perdón.

Hablando de incongruencias y pifias, qué tal las de muchos (no todos) colectivos feministas en Chihuahua, esos que confirman la máxima porfirista de “perro con hueso en la boca, ni ladra ni muerde”. Lo peor es que el feminismo ya se volvió un arma de mujeres contra mujeres, pues ya envueltas en la lucha por los espacios de poder, se dan hasta con la maceta entre ellas mismas, y eso que la paridad de género abrió espacios para ellas como nunca antes.

En las últimas horas, cuatro mujeres fueron asesinadas en el estado de Chihuahua, elevando la cifra de los expedientes a 68 en lo que va del año; 34 de los homicidios son en Ciudad Juárez. También se reportaron tres mujeres desaparecidas, por lo que se activó la segunda fase del Protocolo Alba, que significa peligro eminente.

Mientras, hay funcionarias estatales que un día sí y otro también escriben en su Facebook “Soy feminista, amo a mis hijas”, pero no mueven un dedo ni exigen justicia como antes, cuando la nómina todavía no acallaba su hambre… dizque de justicia. Lo más que han podido hacer ha sido plagiar proyectos ajenos, amparadas en que ahora cualquier crítica puede ser considerada violencia política o de género, sin importar si es verdadera, oportuna o fundada.

Si antes un levantón de voz y la carrilla las llevaron a demandar a José Luis García hasta inhabilitarlo como servidor público, ahora pueden ver como un director estatal le grita “puta” a una regidora (su hija) mientras golpea en bola a su acompañante, que les digan “feminazis” en su propia cara, o que la vocera de la fiscalía especializada de la mujer, Jessica Rentería, explique los asesinatos de mujeres como consecuencia ¡del calor! Y no del clima de odio, machismo e impunidad que desde hace décadas vive Chihuahua… qué sororidad.

Los que más o menos se movieron en días pasados fueron algunos periodistas de Chihuahua, quienes protestaron de nueva cuenta por el asesinato de periodistas, al calor de las recientes muertes de Miroslava Breach en esta capital, y Javier Valdez, en Sinaloa. Acompañados del presbítero Fernando Legarreta y periodistas locales, dieron lectura a la Oración del Periodista, y otra por la paz, para pedir por su seguridad y que puedan hacer su labor con plena libertad. Mejor encomendarse a Dios, las autoridades son por lo general ineptas o cómplices.

Un agente ministerial muerto y tres elementos heridos es el saldo de un ataque registrado esta noche contra las instalaciones de la Fiscalía General del Estado en Villa Ahumada. Como consecuencia se detuvo al jefe de la policía municipal de esta localidad famosa por ser nido de narcotraficantes y toda clase de delincuentes, más que por los burritos de asadero. La situación en todo el país está grave.

Tres bebés murieron por el cochinero en el que se encuentra el hospital de Guadalupe y Calvo, dependiente de la Secretaría de Salud estatal. Fuentes al interior dicen que esto se debe a que el personal atiende a bebés en terapia intensiva a la vez que atienden sus celulares, los cuales guardan más bacterias que un retrete, según estudios. Otros dicen que son las condiciones pútridas de la clínica. De que fue por suciedad no hay duda. Ahora sí limpian mucho.

 

Escribe tu comentario

Comentarios