Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

El incremento de muertes por influenza obligan a reforzar vacunación

En esta entidad, autoridades de salud reforzaron las campañas de vacunación contra la influenza, tras el incremento de fallecimientos y casos confirmados por este padecimiento.

Para enfrentar la temporada de frío, se habían destinado para Oaxaca más de medio millón de vacunas contra la influenza, cuya distribución y aplicación, ya registra un importante avance.

Vamos sobre un 80 por ciento, esto quiere decir, poco más de 400 mil vacunas ya aplicadas y con la tranquilidad que debe tener la población de que hay abasto de vacunas en las instituciones para la población que nos hace falta por vacunar”, informó Alfonso Matadamas Jiménez, coordinador estatal del Programa de Vacunación Universal.
Sin embargo, el periodo estacional concluye hasta el mes de marzo y por ello, las autoridades mantienen una reserva estratégica de casi 50 mil vacunas para atender a la población vulnerable y con factores de riesgo.

Otros grupos de edad que tenemos, de enfermos crónicos como son hipertensos, diabéticos, enfermos portadores del VIH, personas con obesidad mórbida desde los seis años hasta los 59 años de edad para aplicarles esta vacuna”, reiteró.
Las autoridades aseguraron que en todas las unidades médicas hay vacunas suficientes para atender a la población que las requiera.

Vine con mis hijos, ahora sí que estamos previniendo porque es muy feo estar enfermo”, comentó Alberto León Gándara, quien acudió a vacunarse.

Desde el inicio de la temporada estacional, en octubre pasado a la fecha, en Oaxaca han muerto 17 personas a consecuencia de la influenza AH1N1 y se han confirmado 191 casos.

Agencias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud y Bienestar

¿Qué le pasa a tu corazón si duermes menos de seis horas?

Las personas que duermen menos de seis horas pueden tener un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, en comparación con aquellas que lo hacen entre siete y ocho horas, según los resultados del estudio ‘PESA CNIC- Santander’, dirigido por el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), Valentín Fuster, y cuyo autor principal ha sido el investigador del CNIC y director de Nutrición y Genómica en el Centro de Investigación de Nutrición sobre el Envejecimiento Jean Mayer Human-USDA en la Universidad de Tufts (Estados Unidos), José M. Ordovás.

El estudio ha utilizado técnicas de imagen para detectar la prevalencia y la tasa de progresión de las lesiones vasculares subclínicas en una población con una edad media de 46 años. Todos los participantes estaban libres de enfermedad cardiaca conocida y dos tercios eran varones y usaron durante siete días un actígrafo, un pequeño dispositivo que mide de forma continua la actividad o el movimiento, para medir las características del sueño.

Asimismo, los participantes (3.974) se dividieron en cuatro grupos: los que dormían menos de seis horas, de seis a siete horas, de siete a ocho horas y los que dormían más de ocho horas. Además, se sometieron a ecografías cardíacas en 3D y tomografías computarizadas (TC) para detectar la presencia de enfermedades cardíacas

De esta forma, el trabajo, publicado en ‘The Journal of American College of Cardiology’, descubrió, después de considerar los factores de riesgo tradicionales para la enfermedad cardiaca, que los participantes que dormían menos de seis horas tenían una probabilidad de un 27 por ciento mayor de tener aterosclerosis en todo el organismo, en comparación con los que lo hacían de siete a ocho horas.

Del mismo modo, aquellos que tenían una mala calidad de sueño tenían una probabilidad de un 34 por ciento mayor de tener aterosclerosis, en comparación con aquellos que tenían una buena calidad de sueño. “La medicina está entrando en una fase fascinante. Hasta ahora hemos tratado de entender las enfermedades cardiovasculares, pero, gracias a estudios como ‘PESA CNIC- Santander’, estamos comenzando a entender la salud”, resaltó Fuster.

SUEÑO, HERRAMIENTA PARA COMBATIR ENFERMEDADES DEL CORAZÓN

Y es que, según recordó Ordovás, desde hace años se sabía la relación entre una buena nutrición y la salud cardiovascular; sin embargo, no había tanta información acerca de la relación entre el sueño y la salud cardiovascular.

Las enfermedades cardiovasculares son un gran problema mundial. Actualmente estamos previniendo y tratando a las personas afectadas con diferentes métodos fármacos, actividad física y dieta. No obstante, los resultados de este nuevo estudio enfatizan que debemos incluir al sueño como una ‘herramienta’ más para combatirlas. Este es el primer estudio que muestra que el sueño medido objetivamente está asociado de manera independiente con la aterosclerosis en todo el organismo, no solo en el corazón”, comentó Ordovás.

Estudios previos ya han demostrado que la falta de sueño aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular al incrementar los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca, como los niveles de glucosa, la presión arterial, la inflamación y la obesidad.

Ahora, los expertos han visto que aquellos que dormían menos de 6 horas al día o tenían un sueño “muy fragmentado y de mala calidad” tenían más placas de colesterol, en comparación con aquellos que dormían más horas o tenían un sueño menos fragmentado. “En conclusión, la duración y la calidad del sueño son de vital importancia para la salud cardiovascular”, comentó Fernando Domínguez, primer autor del artículo.

Fuente: Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Alertan sobre repunte de influenza en enero y febrero

Rosa María Wong Chong, de la División de Investigación de la Facultad de Medicina (FM), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), alertó sobre un repunte de influenza está temporada, principalmente en enero y febrero.

De acuerdo con datos publicados por el Informe Semanal de Vigilancia Epidemiológica, de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud indican que que hasta el 28 de diciembre pasado había mil 662 casos y 116 defunciones, cuando en 2017-2018 se presentaron 861 casos y 25 defunciones.

La cifra es considerablemente más elevada que en periodos anteriores, como 2016-2017, con 378 casos y 35 defunciones, y se explica porque en 2017 predominó el tipo A (H3N2), que convive con la humanidad desde hace 50 años, y en 2018-2019 está presente el A (H1N1)

Wong Chong señaló que una década de existencia de este último virus es más agresivo, “por lo que esta temporada podría haber un mayor número de casos y probablemente sean más graves, sobre todo porque mucha gente no está vacunada”.

Dijo que los datos de esta temporada, que inició en septiembre y concluirá en abril, contabilizan a personas afectadas hasta diciembre pasado, “pero estimamos que habrá un repunte mayor en enero y febrero”.

Agrego que además, hay reportes hospitalarios de muchos casos graves en México, porque el virus mayoritario es A (H1N1), que es muy patógeno y agresivo, por su relativa reciente aparición, y muchas personas aún no tienen la protección de la vacuna, resaltó.

La epidemioóloga explicó que después de la epidemia de 2009, cuando surgió el nuevo virus A (H1N1), las cifras anuales iban a la baja, hasta la temporada 2013-2014, cuando hubo un repunte de mil 853 casos y 220 defunciones, también asociado a una mayor presencia de esa variante del virus.

Advirtió que las mayores complicaciones, infecciones graves y mortalidad se asocian con personas que nunca han recibido la vacuna.

“Mucha gente no se ha vacunado desde hace 10 años y son susceptibles de adquirir esta infección, porque no tienen anticuerpos contra el virus”.

Lo ideal es ponerse la vacuna cada año, porque el virus va cambiando. “Entre más tenga una persona es mejor, porque hay cierta protección cruzada contra algunos virus”.

La vacuna es especialmente recomendable para los grupos de riesgo: niños menores de 10 años, adultos mayores de 65, mujeres embarazadas, pacientes con enfermedades pulmonares y cardiovasculares, con asma, diabetes y obesidad.

El riesgo de un virus completamente nuevo, como el A (H1N1) hace una década, es que tiene nuevas proteínas en su composición, para las cuales no hay anticuerpos. Y cada año el virus desarrolla nuevas variantes. Hasta ahora, el de la influenza se clasifica en A, B y C, que tienen 135 combinaciones posibles.

Para evitar contagios Wong recomendó toser en el ángulo del brazo, evitar lugares concurridos, lavarse las manos varias veces al día y acudir con el médico, especialmente ante presencia de fiebre.

Fuente: La Jornada

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Encuentran fármaco que impide la metástasis

El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo con 8.8 millones de decesos atribuidos a esta enfermedad en 2015, según cifras de la Organización Mundial de la Salud. Afortunadamente la ciencia que lo combate podría haber apuntado un gran triunfo hoy, porque especialistas anunciaron el hallazgo de un fármaco capaz de impedir la metástasis, que es la propagación de este tipo de tumores a órganos cercanos del tumor original y responsable del 90% de las muertes provocadas por este mal.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista especializada Cell por un equipo de biólogos de la Universidad y el Hospital Universitario de Basilea, en Suiza, este fármaco evita la propagación de células cancerosas malignas y por tanto la metástasis.

Para llegar a este fármaco específico, los científicos e investigadores del equipo probaron con 2,486 compuestos, todos aprobados por la FDA (la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos). Ahora, el siguiente paso sería realizar ensayos clínicos con pacientes que padecen cáncer de mama.

¿Cómo funciona el nuevo fármaco que impide la metástasis?
Las células tumorales circulantes (CTC) son células cancerosas que dejan un tumor primario y entran en el torrente sanguíneo, en su camino hacia la ‘siembra’ de metástasis a distancia. Estas llamadas CTC se pueden encontrar en la sangre de pacientes como células individuales o grupos de células.

Los investigadores suizos han descubierto que la formación de grupos de CTC conduce a cambios epigenéticos clave que facilitan la siembra de metástasis. Estos cambios permiten a estos grupúsculos de células imitar algunas propiedades de las células madre embrionarias, incluida su capacidad para proliferar y retener las capacidades de formación de tejidos. Los científicos también han demostrado que estos cambios epigenéticos son completamente reversibles tras la disociación de los grupos de CTC.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto