El ManU del Chicharito alcanza el liderato

18

La Premier contempló el cambio de orden en la cima. Ahora el Manchester United es el nuevo dominador en detrimento del Manchester City, víctima de su propia ansiedad en el campo del Swansea (1-0).

Wayne Rooney volvió a ser determinante y marcó los dos goles de la victoria. Abrió el marcador al minuto 35, tras aprovechar un centro de Chicharito Hernández, quien llegó por derecha y sacó un disparo que salió rechazado por el guardameta Foster; el rebote le favoreció al delantero inglés que logró anticiparse y desvió el balón para mandarlo al fondo de las redes al minuto 35.

Con una cara distinta a la que mostraron el pasado jueves en Old Trafford, cuando cayeron frente al Athletic en la Europa League, los Red Devils reavivaron su moral y asestaron un duro golpe al ánimo de su histórico rival.

Rooney transformó un penalti en el minuto 70, después de que el Bromwich se quedara con un jugador menos por la expulsión del sueco Jonas Olsson.

La victoria del United pudo haber sido más holgada. El Chicharito estrelló un balón en un poste y Danny Welbeck se perdió una ocasión con el arco desprotegido en el segundo tiempo dentro de un partido que el equipo de Álex Ferguson dominó a su antojo.

El Manchester City, por su parte, invadido por la ansiedad y la precipitación, se estrelló una y otra vez ante la meta de Michel Vorm en la cancha del Swansea y su panorama se oscureció del todo a siete minutos del final, con el gol de Luke Moore a centro de Wayne Routledge. El técnico de los Citizens, Roberto Mancini, intentó revertir lo mostrado en el campo. Sin embargo, el tiempo no fue suficiente para resolver el compromiso.

Con la desventaja en la tabla de posiciones, y tras el encuentro donde perdieron el liderato de la Premier, el estratega del City reconoció haber sufrido el resultado por todas las implicaciones que le siguen.

“Han sido cuatro días difíciles para mí, pero el futbol es esto, a veces se puede perder. No creo que hayamos merecido perder este partido. Debo decir que el Swansea jugó muy bien en los primeros 30 minutos, pero en la segunda mitad tuvimos el control del juego. Hemos fallado tres o cuatro oportunidades en el contra ataque y hemos encajado un gol estúpido”, sentenció.

Pese al golpe anímico que implica verse abajo de su máximo competidor, Mancini añadió: “Lo importante ahora es que seguimos muy confiados. Este partido no cambia nada. Es mejor estar en el liderato y ahora estamos segundos, pero esto no cambia nuestros objetivos en la competencia”.

Escribe tu comentario

Comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta