Conecta con nosotros

Resto del mundo

El país donde están prohibidos los indigentes

BUDAPEST, 28 de abril.- Una polémica ley húngara estrecha el cerco legal a los 30 mil «sin techo» del país, que pueden ser condenados a seis meses de cárcel por vivir en la calle.

La normativa, que entró en vigor hace dos semanas y ha recibido criticas de organizaciones de defensa de los derechos humanos húngaras e internacionales, les obliga a mudarse a alguno de los centros de acogida, aunque en ellos no hay plazas para todos.

La ley prevé para los que sigan en la calle penas crecientes: tras una primera advertencia, si reinciden, se les impone una multa de 500 euros, en caso de no disponer de ellos, deberán pasar seis meses en prisión.

Pese a la amenaza, un grupo de tres vagabundos en una de las calles de Budapest cercanas a un centro comercial, no parece por ahora estar preocupado: «los policías nos piden que nos vayamos, pero buscamos algún lugar en las afueras y allí no nos encuentran», dice uno, y agrega que él nunca acudiría a los centros, ya que allí solo hay «mal olor, robos y desorden».

La ley prevé que las sanciones sólo se podrían aplicarán en aquellas localidades que aseguren alojamiento a las personas afectadas, algo que no cumple ninguna ciudad del país.

Condena internacional

El rechazo de la legislación, una de las más restrictivas en Europa, ha sido rotundo y organizaciones civiles húngaras como la Unión para las Libertades Fundamentales (TASZ) o la internacional Human Rights Watch (HRW) han pedido anular la ley.

Esta legislación significa un «grave problema» desde el punto de vista de los derechos humanos, aseguró HRW, mientras que según TASZ, viola la idea del trato igualitario de las personas.

Stefania Kapronczay, directora de programas de la TASZ explica que la legislación es anticonstitucional, la define como «sin lógica ni sentido» y resalta la falta de programas sociales de vivienda y trabajo, recordando que el defensor del pueblo ha llevado el caso al Tribunal Constitucional para su revisión.

Esta ley nacional completa un proceso de sanciones que ha ido expandiéndose. Primero fue una ley municipal en Budapest que prohibía vivir en los pasajes subterráneos de Budapest y después se les impusieron multas en varios distritos de la cuidad.

Un sin techo que se presentó como «Maci Laci» (una figura de dibujos animados), en un centro de acogida del barrio Óbuda, afirmó sobre esta presión creciente: «¿por qué no tiramos todos los vagabundos al Danubio? ¡Eso sería una solución al problema!».

En los primeros meses de este año más de 270 personas fueron arrestadas en Budapest por la aplicación de la ley municipal, aunque casi todos los casos han concluido con una «advertencia».

«Hasta el momento no tenemos informaciones de que algún sin techo haya sido multado (por la normativa nacional), pero la ley significa una tremenda amenaza», explicó Attila Takács, también sin techo y activista de la ONG «A Város Mindenkié» (La ciudad es de todos).

Según Takács, que trabaja y vive en la redacción de una radio alternativa de Budapest, las autoridades realizan «campañas» en determinados periodos, pero su experiencia es que el comportamiento de los policías es ambiguo.

«La mayoría de los policías están hartos» de tener que participar en estas acciones y sólo piden a los vagabundos que abandonen la calle, aunque «cuando tienen esa orden» les arrestan, relató.

Crisis dificulta reinserción social

Muchos vagabundos opinan que la única solución para su situación es encontrar un trabajo, pero pese a que las organizaciones civiles y varios centros de acogida les ayuda en la búsqueda, resulta cada vez más difícil debido a la crisis.

«Yo trabajé durante un año, viviendo en una carpa y me bañaba todos los días en el Danubio», explica Zsuzsa, de unos 60 años, que ahora vive en un centro de acogida, pero sin trabajo, aunque su sueño es poder mudarse a un inmueble social, donde no tenga que compartir habitación.

Los centros de acogida del país varían desde salas para más de 100 personas, hasta los albergues con habitaciones con dos camas, baños, conexión a internet y cocina, aunque estos últimos son muy escasos.

Un nuevo aspecto de los últimos meses es que «aparecieron en la calle también los gitanos sin techo», agrega Takács sorprendido, ya que según explica «los lazos familiares entre los romanís son muy fuertes, se ayudan» y aunque su número sigue siendo reducido, esto indica que la crisis se está agravando.

jrr

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resto del mundo

Inundaciones en Venecia amenazan también a sus tesoros arquitectónicos

Inundaciones severas en Venecia ponen en riesgo a la ciudad italiana famosa por sus canales y arquitectura.

Los sitios favoritos de los turistas, como la Plaza de San Marcos, están sumergidos bajo el agua desde el martes, cuando Venecia experimentó su peor inundación en 50 años. Las aguas alcanzaron casi 1.9 metros sobre el nivel del mar.

La inundación se atribuye en gran parte a una combinación de mareas altas debido a la luna llena y fuertes vientos que empujan el agua del mar Adriático hacia Venecia. Sin embargo, los científicos también indican que el cambio climático pudo haber tenido un efecto.

Más de 50 iglesias reportaron daños. Se han visto flotando maletas y bolsas de basura por la ciudad. Libros dañados fueron apilados afuera de la reconocida librería Acqua Alta.

El gobierno italiano declaró el jueves estado de emergencia.

Fuente: El Financiero

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

«Prefería verlo muerto»: Asesina a balazos a su hijo por que no quería que fuera gay

Wendell Melton, un hombre de 53 años, fue detenido por las autoridades de Nevada, Estados Unidos, tras ser acusado de matar a su propio hijo de 14 años, presuntamente porque el primero, no aceptaba la orientación sexual del menor.

“Prefería verlo muerto antes que gay”, declaró la madrastra de la víctima identificado como Giovanni Melton; agregó también que las agresiones del adulto al adolescente eran constantes y se hacían presentes a través de insultos, acoso y violencia física, aunque los involucrados ya no vivían en la misma casa.

De acuerdo con las declaraciones de familiares de la víctima, él ya vivía sólo en un departamento, pero eso no detuvo al asesino que acudió armado hasta el lugar y terminó con la vida de su hijo al disparar contra él en más de una ocasión.

Aún no se saben más detalles del caso, pero el acusado ya está detenido en espera de juicio por las acusaciones de asesinato agravado.

A pesar de que se supone que la familia es el principal sustento de una persona y más aún durante la juventud, aún hay quienes rechazan a sus propios hijos sólo por no ser heterosexuales o por tener una identidad de género diferente a la determinada por la sociedad.

En julio de este año, autoridades locales de Vitoria, en el país Vasco, detuvieron a un hombre y a una mujer acusados de maltrato en el ámbito familiar, luego de hallarlos en flagrancia mientras golpeaban con palos y amenazaban con un arma blanca a su hijo gay.

Fuente: SDP

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Mantenían a su hijo en una jaula de gato; lo mataron con agua hirviendo

No todas las mujeres tienen instinto maternal, ni todos los hombres instinto protector, sin embargo, esto no es excusa para torturar por placer a alguien inocente.

Recientemente se dio a conocer que un tribunal de Singapur usó como prueba las fotos de una jaula de gatos en la que supuestamente unos padres mantuvieron a su hijo de cinco años antes de asesinarlo.

Azlin Arujunah y Ridzuan Mega Abdul Rahman, ambos de 27 años, están acusados de verter agua hirviendo sobre su hijo hace tres años.

Durante el primer día del juicio, llevado a cabo este el martes, el tribunal escuchó que el niño de cinco años pasó encerrado horas en una jaula para gatos y fue torturado con cucharas y alicates calientes durante meses antes de morir.

Su muerte fue causada por el agua hirviendo y por traumas en la cabeza.

Un patólogo forense dijo que las laceraciones que tenía en el cuerpo fueron el resultado de que el pequeño permaneció en un espacio confinado.

La madre argumentó diciendo que sólo quería que su hijo ‘aprendiera una lección de disciplina’ pero que nunca tuvo el objetivo de matarlo.

Si hubiera tenido la intención de matarlo, también habría matado a mis otros hijos. No tendría el corazón para hacerlo».

Las imágenes de las quemaduras y los cortes en el cuerpo del niño, incluidas las heridas en la cara y el cuero cabelludo, se mostraron en una pantalla en la corte.

Tenía una fractura en la nariz y hematomas en las extremidades y el cuero cabelludo y los labios y las encías del niño estaban desgarrados, dijo el patólogo.

El médico agregó que estas lesiones podrían haber sido causadas por una caída o un golpe de ‘una cantidad considerable de fuerza’, según los informes.

Entre la lista de lesiones horribles se encontraban quemaduras de segundo a tercer grado, que cubrían el 75 por ciento del cuerpo del niño, lesiones renales agudas, deshidratación, nariz rota, cortes en la cara y retraso del habla aislada.

De acuerdo con información de Daily Mail, pequeño murió un día después de haber sido ingresado al hospital.

En lugar de buscar atención médica de inmediato, los padres esperaron seis horas para llevar al niño al hospital, según el tribunal.

El sistema legal de Singapur mantiene una pena de muerte obligatoria por varios delitos, incluido el asesinato.

Fuente: Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto