Conecta con nosotros

Especiales

¿Fin del mundo en 2020? ¿Cuáles son las 7 plagas de la Biblia en el Apocalipsis?

El 2020 ha sido un año bastante difícil para todos: sismos, plagas y hasta una pandemia han hecho que muchas personas en redes sociales, sumado a las teorías de varios videntes, auguren el fin del mundo en los próximos meses.

Muchos creen que las 7 plagas de la biblia, que aparecen en el Apocalipsis, son lo mismo que las 10 plagas que atacaron a Egipto en el Éxodo, sin embargo, se trata de dos hechos totalmente diferentes siempre con la misma finalidad: acabar con un mundo pecador.

Las 7 plagas contemplan la ira de Dios, según expertos religiosos con datos obtenido de la biblia: “Entonces oí desde el templo una voz que decía a los 7 ángeles ‘ir y derramar a la tierra las 7 copas de la ira de Dios’”.

Estas son las 7 plagas del apocalipsis

Primera plaga

Después de derramar la primera copa, que según Albert Barnes en sus Notas de la Biblia se refiere a un tazón de veneno, una “úlcera maligna y pestilente” atacó a los hombres que adoraban la “marca de la bestia”, o sea que estaban en contra de Dios y no seguían las reglas impuestas por la religión.

Miles de años después, muchos han comparado esta primera copa con la pandemia que se está viviendo a nivel mundial: el coronavirus; situación que pone a fieles e ilusos a preguntarse si el fin está cerca.

Segunda plaga

En el versículo 3 de la biblia se dice que la segunda copa, o sea la segunda plaga, será para el mar, el cual se convertirá en sangre y hará que toda la vida en él muera.

Tercera plaga

El tercer ángel derramará su copa, o sea el veneno, en los ríos y las fuentes de agua se convertirán en sangre.

Cuarta plaga

“La cuarta copa hará que el sol se caliente tanto como para “quemar a los hombres con fuego”, se lee en el versículo 8 del apocalipsis en la Biblia.

A pesar de que la segunda y la tercera plaga “no se han vuelto realidad”, muchos aseguran que la cuarta sí. Esto debido a las altas temperaturas que se han registrado en los últimos años a nivel mundial, temperaturas que no se habían registrado en la historia y que han dejado varias víctimas mortales.

Quinta plaga

“Este castigo traerá oscuridad, dolores y llagas”, se lee en el versículo 10 y 11 del apocalipsis.

Sexta plaga

Oscuridad, dolores y llagas llegarán a la tierra después de que el sexto ángel derramó su copa.

Séptima plaga

La última plaga del apocalipsis anuncia relámpagos, truenos y un terremoto tan grande, “ cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra”.

Datos interesantes sobre las 7 plagas del apocalipsis

Según intérpretes de la biblia, hay algunos datos en el apocalipsis que tienen relación con la primera “dotación” de plagas que mandó Dios en el libro de Éxodo. Durante los castigos se podía escuchar al pueblo fiel cantando “el cántico de Moisés”, una canción compuesta después de que Dios mandó las 10 plagas al pueblo egipcio para que paguen por sus pecados.

Otro de los datos importantes por destacar es que algunas de las plagas tienen similitudes con las siete trompetas, pero con mayor intensidad.

Analistas también aseguran que Dios no castigaba en la Biblia por un “malo” si no para animar a los seres humanos a seguir el “buen camino”.

Para muchos intérpretes de la biblia, las plagas que se muestran en este sagrado libro no son más que señales de la naturaleza para que los ciudadanos de una ciudad o del mundo hagan un cambio de conciencia sobre cómo están viviendo, sin embargo, para otros significa el fin del mundo o el fin de una era.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Especiales

Kuira-Bá, ¿y mis derechos humanos? Por Itali Heide

Itali Heide

Indignados estamos ante el racismo sistémico en Estados Unidos. Muchos conocemos a quienes han cruzado la frontera para darles a sus familias una mejor vida. Percibimos las políticas que discriminan, las dificultades que enfrentan, el miedo que sienten los mexicanos, los afroamericanos y otras minorías al otro lado del Río Bravo.

En México no somos racistas, somos clasistas, decimos con orgullo (como si discriminar al 60% de la población mexicana que vive en situaciones de pobreza no es para tanto). Desafortunadamente, en México es clasista y también es racista. Ignorarlo no lo desaparece del país, incluso se relacionan intrínsecamente: suponemos el nivel socioeconómico de las personas por su aspecto físico. Tal es el caso con la comunidad rarámuri y otras etnias en el país.

Gloria vende las artesanías que fabrica su abuelita, a orillas del Lago Arareko en Creel. (Foto: Itali Heide)

Como cada año, cientos de personas de la comunidad rarámuri viajan a diversos municipios en Chihuahua a trabajar en las huertas de temporada. Detrás de la distribución de manzana chihuahuense por el país y el mundo, está el trabajo arduo de quienes hemos pisado para lucrar. El resto del año, muchos buscan ganarse su día del turismo que se ha generado en sus pueblos, gracias a la apropiación de su cultura y sus tradiciones.