La desigualdad e inseguridad es lo que más preocupa en la OEA

33

MONTEVIDEO, 19 de marzo.- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, aseveró hoy aquí que las principales preocupaciones de los ciudadanos del hemisferio son la desigualdad y la inseguridad.

Insulza señaló en la segunda sesión plenaria de la 53 Asamblea Anual de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que “los retos son aún numerosos y la desigualdad y la seguridad son ciertamente los que más preocupan a los ciudadanos del hemisferio”.

“Los desafíos de la gobernabilidad democrática y el desarrollo económico con equidad están vinculados con la reducción y la prevención de la violencia en el hemisferio, que ha pasado a estar al tope de las demandas ciudadanas”, comentó.

Apuntó que la seguridad publica “pasó a ser un bien social como la educación, la vivienda y la salud. Se requiere una respuesta integral y simultánea en los frentes de prevención y control y una mejor inversión de los recursos” contra el crimen organizado.

El ex canciller chileno reconoció en la cita internacional, que se realiza este lunes en la capital uruguaya, que, “aunque hemos logrado reducir la pobreza, la brecha de nuestras desigualdades es difícil de ignorar”.

Indicó que “no hablamos solamente de desigualdades en la distribución del ingreso, altamente severa e injusta, sino también de las exclusiones sociales y las limitaciones en el acceso a servicios públicos y derechos fundamentales”.

“Las arraigadas disparidades profundizan la polarización de nuestras sociedades y agudizan los conflictos, en especial cuando los sectores medios que van creciendo en nuestras sociedades exigen participar en forma justa en la distribución del desarrollo”, dijo.

Subrayó que “un reflejo de esta inquietud son los movimientos ciudadanos que ocurren repetidamente en varios países de América en demandas concretas de mejor educación, distribución y contra la discriminación”.

Insulza reconoció que en la región se asentaron los avances democráticos y se alcanzó un crecimiento económico importante “en medio de la llamada ‘gran recesión’ que ha afectado a la mayor parte de la economía mundial”.

El secretario general de la OEA valoró la reducción de la pobreza en el hemisferio “en forma constante y recurrente”, por lo que ahora resta “consolidar estos sucesos enfrentando los retos ante los cuales nos pone esta nueva etapa”.

Recalcó que “la democracia de nuestros países no debe fundarse solamente en los derechos políticos, sino también en el desafío de brindar una vida más justa, más plena y con mayores oportunidades a todos los ciudadanos de las Américas”.

Escribe tu comentario

Comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta