La niña que se reconoció en un billete de 200 pesos y ahora es buscada en el DF

99

Esmeralda se reconoció en una fotografía de cuando tenía 14 años de edad, impresa en la simulación de billete de 200 pesos que su familia, ingeniosamente, mandó a diseñar para llamar la atención de la gente y que así les ayudaran a localizarla.

La familia Castillo Rincón sabía que ante tantas mujeres y niñas desaparecidas en Ciudad Juárez, nadie ya distingue entre un caso y otro, y ni siquiera acepta los anuncios de: “Se busca”.
La estrategia del billete fue efectiva. Una persona que trabajaba en un bar de la zona centro de Juárez lo recibió y durante una plática con una joven, se lo mostró. La chica que “laboraba” en el mismo centro nocturno le dijo: “Yo soy esa niña, la niña que aparece en el billete”.
A tres años de haber desaparecido, había bajado de peso, traía el cabello más largo y en una primera mirada no le creyó. “La verdad no te pareces”, le contestó el trabajador.
Sin embargo, la joven insistió: “¡Por favor, dile a mi papá, que me está buscando, que me van a trasladar a la Ciudad de México, a La Merced, por favor avísale!”.
Tras convencerla de que ella era la joven del billete, le dio el teléfono y el domicilio de su familia para que alertara a sus papás.
A pesar de que la Fiscalía de Feminicidios de Chihuahua sabía de la posibilidad de que Esmeralda habría sido trasladada a La Merced, en el Distrito Federal (donde se ejerce la prostitución), presuntamente por algún grupo dedicado a la trata de personas, la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua nunca giró un oficio a su homóloga capitalina para iniciar la búsqueda.
Fue entonces que la familia Castillo Rincón reunió todo su dinero; hasta se pusieron a vender hamburguesas para poder viajar a la capital. Con ayuda de organizaciones sociales, la han buscado en La Merced, en Tepito y en muchos otros lugares donde podría estar siendo explotada sexualmente.
La chica, de 1.63 metros de estatura, desapareció en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 19 de mayo de 2009 cuando transbordaba un autobús para visitar a su hermana.
Con su caso, no se descarta que otras mujeres desaparecidas en aquella entidad del norte del país sean trasladadas al DF como parte de una red de trata de personas.
Karla Michel Salas, integrante de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), mencionó que Esmeralda es una de las decenas de niñas y adolescentes desaparecidas en los últimos tres años de la zona centro de Ciudad Juárez, y al menos 10 de ellas desparecieron de un área cuyo radio no es mayor a 10 cuadras y comprende las colonias: Francisco I. Madero, Durango, Josefa Ortiz de Domínguez y Postal.
Mencionó que el fenómeno de la desaparición en Ciudad Juárez ha crecido exponencialmente. En 2006 se tuvo oficialmente 7 desapariciones; en 2007, fueron 28; en 2009, 48; mientras que en 2010 y 2011, se registraron 67, de las cuales 14 fueron asesinadas; todo significa un crecimiento del 900%.

Escribe tu comentario

Comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta