Las galletas Oreo cumplen 100 años

37

 

El edificio de ladrillo visto que daba sede a la National Biscuit Companyes estos días una de la principales atracciones turísticas en la ciudad de Nueva York. De sus hornos salían las populares Oreo. La distintiva galleta de color chocolate con crema blanca cumple 100 años este martes, con una celebración que va más allá del barrio de Chelsea y que gracias a las redes sociales moviliza a fans de todo el mundo.

Las galletas tipo sándwich, propiedad del imperio alimentario Kraft Foods, se pueden comprar en más de un centenar de países y sus ingresos anuales ascienden a unos 2.000 millones de dólares. Eso se traduce en 95 millones de galletas vendidas cada día en todo el planeta. A pesar del cambio de dueños y de diseño de su empaquetado, el mensaje original perdura: no es que estén buenas, mojarlas en leche y chuparlas es además divertido.

Oreo es una de esas marcas que mejor representa el poderío corporativo de EE UU, y que hasta llegó a ser icono cultural de un país. Fue el nombre que dio una seña distintiva a Nabisco y que aún perdura dentro de Kraft Foods. Y como dice la propia compañía, “este es un hito delicioso”. “Nuestra misión con esta celebración es reforzar ese espíritu de niños que todos llevamos dentro”, precisa John Ghingo, responsable global de Oreo.

Un galleta mojada en leche es un mensaje universal. Desde que la primera galleta fue vendida en Hoboken (Nueva Jersey), las Oreos crecieron hasta convertirse en la galleta más vendidas desde EE UU hasta China. Y esa pasión va más allá de la estantería del supermercado o de la cocina. Oreo cuenta en la actualidad con más de 25 millones de seguidores en la red social Facebook, repleta de fotos, vídeos y de comentarios.

Oreo es una de las 12 marcas de “los mil millones de dólares” que integran el imperio alimentario de Kraft Foods, junto a CadburyJacobs, Kraft, LUMaxell HouseMilka, Nabisco, Oscar MayerPhiladelphia,Tang y Trident. La corporación anunció el pasado mes de agosto que se partía en dos compañía cotizadas, para separar el negocio internacional de aperitivos del de ultramarinos en EE UU. Aún no está claro de qué lado caerán las Oreo.

Escribe tu comentario

Comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta