Las mejores imágenes de la victoria explosiva de Chivas

22

 

GUADALAJARA, 11 de marzo.- El Cubo Torres cayó al césped, dobló las rodillas y su caída volvió a ser causa de un penal. Sólo que en esta ocasión no hubo el engaño que suele defender su entrenador Ignacio Ambriz.

Ayer, el jugador del Rebaño Sagrado recibió un cabezazo en la nuca por parte de Néstor Araujo, cuando el balón estaba lejos de ambos. El silbante Jorge Antonio Pérez no dudó en correr de inmediato para marcar el penal, en el minuto 90, que daría el triunfo, el tercero, a las Chivas sobre La Máquina.

Fue un partido muy peleado en el estadio Omnilife, donde las Chivas tuvieron que remar contra corriente, luego de un cabezazo del Tito Villa que se convirtió en gol y en la posibilidad de que los azules de Enrique Meza salieran de territorio tapatío con la victoria.

Y casi se salen con la suya, aunque a Érick el Cubo Torres le bastó aparecerse en dos ocasiones más (minutos 88 y 90) para cambiar la historia. Primero el empate en un disparo que desvió Araujo y luego la falta del defensa celeste sobre él para que se marcara la pena máxima y Héctor Reynoso la hiciera efectiva.

El 2-1 que ya tiene al Guadalajara con tres victorias consecutivas y 11 unidades sirvió para que ya se ubiquen en la décima primera posición.

Cruz Azul se adelantó en el marcador en el minuto 22 cuando Emanuel Villa se avivó y con la testa escribía el 1-0. Un tiro libre cobrado porChaco Giménez, Reynoso desvió en la barrera y Michel alcanzó a raspar la pelota para que ésta pegara en el poste y quedara a merced del goleador cementero.

Después, comenzaría un ataque incisivo del chiverío, con disparos que llegaban de todos lados, pero sin inquietar al portero Jesús Corona. Parecía que el tiempo concluiría sin que los de casa lograran hacer daño a un Cruz Azul que mandó al Chaco Giménez de contención, renunciando así al ataque.

Hasta que llegó el enésimo avance rojiblanco por la izquierda, donde Giovanny Casillas trató de internarse al área, perdió la pelota en su intento y El Cubo llegó de atrás para romper el balón y mandarlo a las redes celestes, con la involuntaria intervención de Araujo. El 1-1 a dos minutos de que acabara el partido.

Si bien la afición de daba por bien servida, las Chivas volvieron al ataque y de manera tonta Néstor Araujo dio un ligero cabezazo a El Cubo, dentro del área, cuando el balón estaba lejos de ambos. Lamentablemente, para el cruzazulino, el silbante Pérez se dio cuenta de la falta, de la caída de Torres y no dudó un segundo en marcar el penal.

Héctor Reynoso se encargó de cobrar la falta y escribir el 2-1 en tiempo de compensación. Al final del encuentro, el técnico Enrique Meza tuvo que correr tras el Chaco Giménez, quien iba tras el portero Luis Michel para reclamar cualquier cosa.

Escribe tu comentario

Comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta