**Le quitan otro rancho a Duarte, pero juez lo protege *Robos, desvíos, transas y moches, pero Duarte sigue siendo protegido del PRI *”Oposición” de pacotilla en Chihuahua, ni criticar saben *Indignación política por el color de una culebra *Romance PAN-PRI lleva a Karina Velázquez a presidencia del Congreso

979

La Fiscalía aseguró otro rancho del exgobernador César Duarte. Esta vez se trata de El Chorreras, ubicado en el municipio de Zaragoza, como parte del proceso que se lleva en contra del ex mandatario, quien se encuentra prófugo en Estados Unidos desde que dejó el cargo.

 

Ya un juez federal había ordenado hace tres días devolver al exmandatario tres propiedades que habían sido incautadas el mes pasado en Parral y Balleza, pues si bien las autoridades actuales podrían utilizarlas, no contaban con permiso para disponer de ellas o los objetos encontrados en el interior.

 

Aunque hay información de que se encuentra escondido en Estados Unidos, el ex gobernador César Duarte es buscado en 190 países acusado por el desvío de 14 millones de pesos arrebatados a trabajadores para destinarlos ilegalmente a su partido, aunque hay también investigaciones pendientes por desvíos millonarios. El PRI protege al exgobernador y se ha negado a expulsarlo.

 

Escondido, escondido, pero se defiende. El exgobernador solicitó otro amparo que permitiría a su familia usar las propiedades, a pesar de la orden judicial sobre ellas. Los agentes las revisan en busca de más bienes robados, pues hasta las vajillas se llevaron, así como evidencia de más desfalcos. También solicitó un amparo para no ser aprehendido por la PGR, pues dice que no es cierto, que “a lo macho” no se robó nada.

 

El estado también litiga. La administración de Javier Corral impugnó la suspensión del juez para proteger sus propiedades pues, si es prófugo ¿cómo va a reclamarlas? Aparte lo que buscan es evidencia de delitos, lo cual no puede quedar legalmente en manos de quien presuntamente los cometió. Sería como darle a los asesinos el derecho de disponer legalmente de sus pistolas, nomás porque son suyas. El litigio apenas comienza.

 

El duartismo se enculebra. Los defensores del exgobernador César Duarte reaccionaron con furia y oligofrenia. En venganza por los atentados a las propiedades de su jefe, desplegaron una campaña a nivel estatal para criticar que los símbolos patrios con los que se decoran las ciudades del estado tengan la serpiente de color azul. Lo que nunca tomaron en cuenta es que son los mismos adornos de años pasados, simplemente volvieron a usarlos.

 

De este nivel es la “oposición” en Chihuahua, incapaz de hacer una crítica coherente a la administración por los fallos que sí tienen. También intentaron empujar el tema de que Corral es el sexto gobernador más rico de México… Queremos pensar que no son, que nomás se hacen por los compromisos con su patrón. Hasta ahora sólo Jaime García Chávez y algunos críticos de izquierda (insistimos, algunos) han logrado desmenuzar con agudeza los fallos de la actual administración.

 

Se odian pero se acarician. Mucho pleito contra los duartes, pero en el Congreso el romance entre PAN y PRI está más conmovedor que el de Jack y Rose en el Titanic (y se espera el mismo resultado). Ahora torren tomados de la mano mientras se hunde el barco del sistema político partidista, pero al final, cuando sólo uno quepa en la tabla, sólo uno la ocupará.

 

Karina Velásquez fue nombrada presidenta del Congreso, a pesar de la grave acusación por peculado electoral que pesa sobre ella por parte de la Procuraduría General de la República, la misma investigación que mantiene a Duarte a salto de mata. Ella fue dirigente del PRI durante la época de la transa, cercanísima al ex mandatario y, por lo visto, al actual también. El fuero la ha blindado. Este proceso también será largo.

Escribe tu comentario

Comentarios