Modelo queda ciega por tatuarse el ojo

1810

La mujer es vanidosa por naturaleza y en ocasiones opta por hacer algunas modificaciones en su aspecto para lucir “más bella”. Por ello, hay quienes recurren a cirugías estéticas corporales y/o faciales.

Sin embargo, siempre existe el riesgo de que surja algún problema durante el proceso causando severos daños a la persona que se somete a la cirugía. Ese fue el caso de la modelo de 24 años, Catt Gallinger quien se tatuó la zona de esclerótica (zona blanca de los ojos) sin pensar las terribles consecuencias que eso conllevaría.

Aparentemente, todo marchaba bien; sin embargo, días después de la operación notó inflamación en el ojo y su visión comenzó a disminuir. Por esa razón, decidió acudir al hospital para que le explicaran lo que estaba sucediendo con su ojo.

Por desgracia, por más antibióticos que se le suministraron, la joven permanece con el problema y los médicos no le dan esperanzas de volver a recuperar la vista en ese ojo.

Escribe tu comentario

Comentarios