Ocasiona pánico balacera en estadio de Saltillo

33

Un enfrentamiento entre hombres armados y policías cerca de un estadio de béisbol en Saltillo causó este martes que jugadores y aficionados se tiraran al suelo como medida de protección.

El partido de exhibición, disputado entre los Saraperos de Saltillo y un equipo de aficionados, fue suspendido por la directiva del estadio Abraham Curbelo luego del incidente, informó la Liga Mexicana de Béisbol.

El autobús de los Saraperos recibió impactos de bala en el parabrisas, detalló el organismo en un comunicado. “La agresión no fue en contra del equipo de béisbol Saraperos de Saltillo ni del autobús del propio club”, afirmó.

El tiroteo fue uno de dos registrados esta tarde en la ciudad del sur de Coahuila, en los cuales murieron cuatro supuestos criminales y uno más resultó lesionado, dijo a CNNMéxico el vocero de Seguridad de Coahuila, Sergio Sisbeles.

Los enfrentamientos también ocasionaron el cese de actividades en centros educativos y comerciales. “Son parte de los protocolos de seguridad que se llevan a cabo tanto en universidades y en comercios”, dijo Sisbeles.

El primer tiroteo se registró a las 16:00 en el poniente de la ciudad, cuando agentes de la Fiscalía General del estado marcaron el alto a una camioneta tipo pick up en un operativo de rutina, detalló el vocero de Seguridad. Los tripulantes intentaron escapar, lo que inició una persecución y un tiroteo en el que murieron cuatro supuestos criminales y uno más resultó herido, dijo.

Las autoridades aseguraron el vehículo en el que viajaban los agresores y tres armas largas, mientras que el único lesionado fue puesto bajo supervisión médica.

Horas más tarde, y en conexión con el primer tiroteo, ocurrió un segundo ataque cerca de la colonia Guayulera, en el norte de la ciudad, cuando otro grupo armado atacó a otro grupo de policías, afirmó Sisbeles. En el segundo incidente no hubo muertos ni heridos.

El funcionario de Seguridad no precisó si los agresores pertenecían a alguna de las organizaciones criminales que operan en esa región del norte de México.

“Se está integrando el parte de hechos para poner a disposición (a los detenidos) ante la autoridad correspondiente, y será ella la que se encargará de investigar a qué grupo criminal pertenecen”, detalló.

Después del primer enfrentamiento, las autoridades policiales emitieron un código rojo para todas las corporaciones policiales, el cual fue suspendido a las 18:00 horas ante el cese de los tiroteos, afirmó el vocero de seguridad. “Ya está tranquilo ahora, la ciudad ya está en calma”, dijo.

Coahuila, en el noreste de México, es uno de los estados con mayor incidencia del crimen organizado en el país. El control del crimen en el estado es disputado por las organizaciones narcotraficantes del Golfo y Los Zetas.

Ante la violencia derivada del crimen, el gobierno federal implementó en noviembre la Operación Coordinada Noreste, que abarca también el estado vecino de Nuevo León.

Escribe tu comentario

Comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta