Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Decisiones al vapor, por Diana Avitia

El pasado fin de semana el secretario de turismo Miguel Torruco festejaba con bombo y platillo los resultados de la derrama económica y el movimiento turístico que hubo por el asueto; restaurantes llenos, ocupación habitacional en un muy buen nivel, centros turísticos abarrotados. Mientras esto pasaba y los empresarios sonreían después del súper puente, el presidente en su afán de arreglar lo que no está descompuesto afirmo en su mañanera, con la seguridad que le da tener de rodillas a la bancada de la mayoría su pretensión firme de dar por terminados los puentes, afirmaba que el recorrer los días de asueto para formar puentes dejaba atrás lo prioritario; nuestra memoria histórica y el valor de las fechas cívicas.

Otra vez nos preguntamos lo mismo; ¿es el presidente un extraordinario estratega en busca de posicionar temas para desviar la atención nacional o simplemente un improvisado?, esperemos que sea la primer opción, ya que de no haberse empapado del tema desconocería que la derrama económica se debe ponderar y que en definitiva, no se es, más o menos patriótico según el día de descanso, si buscáramos un arraigo histórico, eso se debe de trabajar en las aulas, con programas bien estructurados y dinámicas que permitan a nuestros alumnos comprender cada una de las fechas cívicas.

Otro capricho, otra ocurrencia que veremos como la terminan resolviendo los integrantes del equipo presidencial, así como se tuvo que estructurar todo un circo sobre el avión presidencial y su venta en “cachitos”, pongamos atención a la siguiente maroma, otro tema vacío que se posiciona, ¿Cuántas salidas de estas le restan a la cuarta transformación?, solo el tiempo lo dirá.

Por lo pronto en nuestro estado el partido MORENA tuvo un duro golpe la semana pasada. La guerra por el agua sigue y nuestros pescadores, campesinos y productores son los más afectados, y por supuesto nosotros que veremos cómo se elevaran por los cielos los costos de los productos si el agua no diera abasto para la producción. El presidente afirmo en su pódium que sus datos le arrojaban con certidumbre que nuestras presas tenían la cantidad suficiente del vital líquido como para abrir las compuertas y asegurar nuestro consumo, que de no tener esa seguridad el hablaría con el presidente americano para buscar soluciones alternas o prorrogas para resolver nuestro adeudo.

En redes vi lo insólito, aunque eran las menos tuve la desafortunada experiencia de leer comentarios de personas defendiendo lo increíble, argumentaban y criticaban a quienes se manifestaban e impedían frente a la Guardia Nacional la apertura de compuertas, cuestionaban desde su desconocimiento el por qué esos manifestantes no hicieron lo propio con pasadas administraciones, varias de estas personas no eran del estado grande claro está, porque de ser así entenderían lo difícil y hostil que es nuestro territorio, que la valía de ese líquido es nuestra prioridad, que no tiene colores y que dependemos de esos cuerpos de agua.

Es cierto, es un tratado antiguo firmado por pasadas administraciones, pero la cuarta transformación ha sido tan condescendiente con la presidencia americana, por decir lo menos que un cruce de palabras para atenuar esta exigencia no estaría de más, aun y cuando AMLO no se cansa de decir que primero la política interna y luego la externa, tal vez en ocasiones como esta sería bueno ser un mandatario de nivel y salir de su zona de confort, muchos de los manifestantes creyeron en su proyecto y son pueblo bueno, no tenemos quien vea por nuestro estado, estamos desprotegidos. Varios diputados estuvieron con los manifestantes, incluso alguno de la bancada guinda. Las elecciones están a la vuelta de la esquina, ahí es donde claramente apreciaremos la dimensión del costo político que tuvo este incidente.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Opinión: El ego más grande del país, por Diana Avitia

Un proyecto de vida por lo regular es planeado por el individuo metódicamente, desde jóvenes nos visualizamos; que queremos ser y a hasta donde nos gustaría llegar, pero al igual que en un periodo de gobierno, las intenciones no son suficientes; y no solo basta nuestra voluntad, sino un cúmulo de factores externos; económicos, sociales, familiares, etc. Las circunstancias de vida cambian repentinamente y colapsa nuestra idea del futuro perfecto, no es que no se puedan alcanzar los objetivos, simplemente tardaran más, se modificaran, algunos no se realizarán y otros que no estaban en el panorama repentinamente los incluiremos, incluso como prioridades, nuestra atención tiene que centrarse en el problema en turno.

Esta analogía es clara, como coloquialmente se dice; “uno pone y dios dispone”. Pero cuando el ego rebasa nuestro entendimiento tenemos resultados fatídicos. La cabeza de nuestra nación, hoy es un presidente que ignora las circunstancias actuales y en lugar de enfocarse en lo presente, el ego lo sobrepasa y centra su atención en su idea de lo que él piensa debería de ser, un proyecto de nación que pasó años formando y que hoy a pesar de que todo le indica cambiar el rumbo, se rehúsa al verla caer, ningún presidente elige las circunstancias bajo las que tendrá que gobernar, por ello forza a media pandemia el posicionar noticias tan bizarras como su desgastada rifa, mientras las boleteras permanecen cerradas por el peligro de contagio y con ello de muerte, el sigue incitando a su compra, pero eso es peccata minuta para él, quien desde su soledad el domingo pasado, en un acto absurdo y faraónico anunció la continuación de sus proyectos, así que; ni Dos Bocas, ni el Tren Maya y mucho menos Santa Lucía paran señores. ¿Recuerdan cómo no hace mucho criticaban los informes presidenciales y los tachaban de actos faraónicos?, un monumento al ego y al hiperpresidencialismo, pues la realidad supera a la ficción, hoy esos actos han sido reducidos a nada, frente a los informes trimestrales, el del domingo fue patético, demente. Un solitario AMLO cerraba su discurso de 54 minutos con grito al vacío: ¡viva México!

Prometió también la creación de dos millones de empleos en los próximos nueve meses, no se ha dado cuenta en la recesión en la que caeremos inminentemente, pero, así como olvidamos su prometido crecimiento del 4 por ciento el año pasado, cree que haremos lo mismo con esta promesa, por cierto, “crecimos” si a esto se le puede llamar crecimiento, solo 0.1 por ciento. El lunes en entrevista con Mario Delgado líder de la bancada morenista, el conductor le cuestionaba el cómo se crearían esa cantidad de empleos, a lo que Delgado contesto que muy probablemente con su desgastado programa “jóvenes construyendo el futuro” tendrían por lo menos casi un millón.

Seguimos en la línea de lo irrisorio, mientras tanto más de 348 mil empleos, prácticamente todos los creados en 2019, se perdieron entre el 15 de marzo y el 6 de abril, esto solo refiriéndonos a los afiliados al IMSS. Las estimaciones más conservadoras creen que por lo menos un millón de empleos se perderán en los dos próximos meses.

El hombre más paciente en México en estos momentos y no, no es López Gatell conteniéndose en contravenir al presidente, sino Carlos Salazar Lomelí, líder del Consejo Coordinador Empresarial, quien todo este tiempo y antes de la pandemia se esforzaba sin resultado, buscando tender un puente entre empresarios y gobierno, mas bien entre los primeros y la única voz que vale en la federación, López Obrador, nada ha dado resultado y hoy por la mañana otra vez buscando enfrentar a los empresarios, de forma retadora decía a los reporteros de la fuente al ser cuestionado si escucharía o no a los empresarios y su programa de acción, que mejor le enviaría al presidente del CCE un listado de empresarios deudores de impuestos, en ese listado suponemos no se encuentra Belinda o Yeidckol Polevnsky, porque ¡aquí hay niveles! y quien se acerca a la luz, es perdonado, es mas, se le promete una vida futura, si no pregúntele a muchos ex; priistas, panistas, perredistas que gracias al cuarta, hoy se han redimido, sus pecados se han sido absueltos, claro ejemplo de ello, dos ángeles de la transformación a pesar de sus pasados controversiales Miguel Barbosa y Manuel Bartlett, este último desde la oficina principal de la CFE nos podrá confirmar lo antes dicho. Todas estas incoherencias son parte del colapso ético de la 4t.

¿Por qué era fácil reírnos de los presidentes pasados, ridiculizarlos y hoy es un pecado hacerlo?, es sencillo, porque la burla se siente propia al haber contribuido a encumbrar al hoy presidente, los errores de la administración día a día son palpables y no es fácil reconocerlos, aun sabiendo que se han cometido, como un pequeño niño buscamos salidas alternas para justificar las malas decisiones. Siempre he pensado que más que con el cerebro, los humanos somos seres pasionales, que votamos con el corazón o con el estómago, la visceralidad le gana a la racionalidad, esto fue lo que movió a muchos a buscar un cambio, el motor incorrecto si me preguntan, la rabia nubla el sentido.

Este domingo muchos esperábamos el mensaje del presidente, esperábamos la conciliación con los empresarios y un programa de beneficios fiscales para sostener los empleos, no fue nada de eso, él al igual que muchos es dominado por las pasiones, hoy un ego más grande que el país lo terminara hundiendo, afortunadamente el poder es efímero.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Se acabó el candidato, por Diana Avitia

“Difunden información equivocada, minimizan la amenaza y evaden la rendición de cuentas”, así califico Jackson Diehl, especialista en asuntos internacionales y subdirector de editorial en su columna de opinión en el The Washington Post a los perdedores de la prueba de gobernanza frente a la pandemia. En el top tres de esos populistas y distinguidos puestos tenemos a nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador.

AMLO fue nuevamente criticado por el ojo internacional debido a su reacción ante la situación que vivimos, hasta el momento que escribo estas letras, el COVID 19 ha cobrado la vida de 29 personas en el país, sumados a los 1215 casos confirmados. López fue comparado con dos líderes populistas de derecha como lo son; el presidente estadounidense y el brasileño, quienes al mero estilo de nuestro mandatario nacional minimizaron la situación afirmando el primero que; “el virus desaparecería como un milagro” y el segundo aseguraba; “es solo un ligero resfriado”.

Diehl también afirma que “con las abdicaciones de los presidentes la carga de la amenaza ha recaído en las administraciones estatales y locales, creando confusión y competencia por los recursos”, por lo menos en lo que competa a México esta afirmación le cae como anillo al dedo, los gobernadores tuvieron que tomar medidas propias, debido a que mientras el virus avanzaba el mandatario nacional seguía abrazando, teniendo eventos públicos e invitando desde un restaurante a la ciudadanía a salir, esto hace apenas unos días, mientras que los gobernadores que no son de MORENA, claro está, invitaban a la prudencia, se adelantaron al cese de clases, incluso hicieron frentes comunes para toma de decisiones. Por otro lado, hubo mandatarios irresponsables y con falta de tacto como Barbosa que afirmaban abiertamente irreverencias como que el virus solo les daba a los ricos y que los pobres eran inmunes.

Después del ridículo internacional al que se expuso AMLO en una de sus mañaneras, con su ya distintiva falta de elocuencia y extrema lentitud al hablar, afirmaba que sus estampitas y amuletos lo protegerían del virus, suponemos que alguien en su sano juicio le hizo ver el inminente desastre que se aproxima, por ello hoy el subsecretario de salud; López Gatell lleva el mando de la información y desconocemos porque el titular de la Secretaria de Salud no se hace presente ni da la cara ante la situación, pero no nos sorprende que ante la crisis los miembros del gabinete Lopezobradorista brillen por su ausencia.

A López Gatell se le ve ecuánime cuando está solo, es un hombre que ha tenido experiencias que avalan su conocimiento, pero cuando se hace presente el mandatario nacional podemos ver la inmediata incomodidad del subsecretario, bajo la presión mediática y en busca de aprobación presidencial ha caído también en absurdas declaraciones como lo fue decir que; “la fuerza del presidente es moral y no de contagio”, pero también ha tenido sus pequeños enfrentamientos en los que ha contravenido afirmaciones de AMLO, como cuando este último aseguraba que para una fecha cercana esto habría parado, a lo que Gatell respondió; “más o menos”.

Afortunadamente México no se limita a una persona, aunque esto pese en Palacio Nacional seguimos teniendo; diferentes corrientes de pensamiento, mandatarios ecuánimes, empresarios responsables, una clase trabajadora sumamente preocupada. Hemos tomado precauciones a la medida de nuestras posibilidades, sabemos que nos costara la caída de la economía, que el panorama hoy es sombrío, pero ante la falta de un líder fuerte que hasta este momento no ha tomado decisiones de apoyo a los empresarios, por el contrario, amenazo desde ya que no habría apoyos fiscales, las fuentes de empleo caerán, miles de mexicanos se quedaran sin sustento.

La realidad nos rebasa y nos cobra las decisiones del pasado, México eligió a un eterno candidato y no a un presidente, encumbró a un showman y no a un mandatario de altura, el enojo, oportunismo, populismo y frustración colectiva colocó a muchos incapaces en puestos clave. Al ser electo ningún mandatario sabe lo que el futuro le depara, pero sí elige como enfrentar los problemas, hoy un hombre que sembró división, pide tregua, el presidente se niega a realizarse la prueba del COVID19 a pesar de las recomendaciones, hoy teme ser obligado por las circunstancias a dejar sus conferencias ya que son el medio por el cual maneja a la nación, hoy se termina el candidato, hoy México exige a un mandatario.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: El otro Texcoco, por Diana Avitia

Como si fuera poca cosa la pandemia que tenemos encima, la cual terminará por colapsar nuestro sistema de salud y la ya estancada economía del país, este fin de semana se llevó a cabo en Mexicali otra consulta popular, ¡así es señores! otra vez este retorcido y manipulado concepto de la democracia participativa se trae a la mesa y nuevamente le dio una estocada descomunal a nuestro país.

Todos sabemos que el distanciamiento social hoy en día ante la contingencia que vivimos es primordial para su contención, estar aislados nos ayudara a enfrentar de mejor manera la crisis, se nos ha dicho hasta el cansancio y de todas las formas posibles, pues a pesar de esta recomendación clara de la Organización Mundial de la Salud, se llevó a cabo la consulta este fin de semana, solamente el 3.5 por ciento de la población acudió a urnas, suponemos que protegidos por la fuerza moral, todas las estampitas, amuletos y detentes que nuestro presidente asegura nos protegerán de la pandemia. Todo con el fin de saber la opinión de la ciudadanía acerca de la instalación de una planta de Constellation Brands, cervecera de clase mundial, la obra llevaba un avance del 65 por ciento y según el Consejo Coordinador Empresarial cuenta con todos los permisos, los cálculos arrojaban números sumamente alentadores; generaría 4 mil empleos directos durante su construcción y 750 plazas de trabajo una vez iniciada producción.

Este lunes después de saber los resultados, la subsecretaria de desarrollo democrático, participación social y asuntos religiosos Diana Álvarez declaro que; “ya no se darán los permisos correspondientes para la operación de la planta”, dijo también que “el gobierno se pondría en contacto con la empresa para subsanar los daños”. Otro duro golpe a la economía y como si Texcoco no les hubiera parecido suficiente, ahora le tocó el turno a la cervecera, en medio de pugnas, urnas embarazadas y acarreos, sí todo eso que ya no iba a pasar, hoy por bárbaro, descabellado y absurdo que parezca nuestro país pierde una inversión de 1 400 millones de dólares, por caprichos, por egos, por populismo.

Primero es importante recalcar que esta consulta no fue realizada por un autónomo, todo lo que huele a INE le causa escozor a la cuarta, la llevo a cabo la secretaría de gobernación, sin argumento alguno mas que el mandato presidencial, en fin, una vez puntualizado lo anterior con números todo es claro; de un padrón electoral de casi 800 mil mexicalenses, la votación llego a un ridículo 3.5 por ciento , fueron exactamente 36 781 personas las que emitieron su sufragio, de las cuales 27 973 votaron por el no a Constellation Brands y 8 547 votaron por el sí.
El dirigente de la confederación patronal de Mexicali Ernesto Elorduy declaró indignado y cuestionando la razón del porque esta irrisoria encuesta seria vinculante, si “no llego la afluencia ni al 5% de todo el electorado, por lo que está claro que el resultado, sea a favor o en contra, de ninguna forma puede ser confiable ni representativo del sentir ciudadano”, afirmó.

Los empresarios han sido golpeados incisivamente por esta administración, el argumento populista de las encuestas está desgastado, estos ejercicios son claramente selectivo; ¿por qué realizarse para Texcoco y para Constellation, pero no hacerlo para dos bocas y el tren maya?, ¿por qué la gran preocupación al medio ambiente en unas obras y en otras olvidar ese punto?, esto es un grave precedente que sacude la certidumbre de inversiones futuras, mismas que se podrían detener ante la falta de confianza en la protección que ofrece el sistema mexicano. En estos tiempos de incertidumbre y temor, seguimos teniendo un líder que antepone el ego al bienestar, muchos dicen que fue una jugada para jalar a Tabasco esta inversión, esperemos que; por bajo que sea este movimiento esa derrama económica siga en México, hoy un país temeroso, sin rumbo, con un gabinete ausente y un líder que cae.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto