Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Decisiones al vapor, por Diana Avitia

El pasado fin de semana el secretario de turismo Miguel Torruco festejaba con bombo y platillo los resultados de la derrama económica y el movimiento turístico que hubo por el asueto; restaurantes llenos, ocupación habitacional en un muy buen nivel, centros turísticos abarrotados. Mientras esto pasaba y los empresarios sonreían después del súper puente, el presidente en su afán de arreglar lo que no está descompuesto afirmo en su mañanera, con la seguridad que le da tener de rodillas a la bancada de la mayoría su pretensión firme de dar por terminados los puentes, afirmaba que el recorrer los días de asueto para formar puentes dejaba atrás lo prioritario; nuestra memoria histórica y el valor de las fechas cívicas.

Otra vez nos preguntamos lo mismo; ¿es el presidente un extraordinario estratega en busca de posicionar temas para desviar la atención nacional o simplemente un improvisado?, esperemos que sea la primer opción, ya que de no haberse empapado del tema desconocería que la derrama económica se debe ponderar y que en definitiva, no se es, más o menos patriótico según el día de descanso, si buscáramos un arraigo histórico, eso se debe de trabajar en las aulas, con programas bien estructurados y dinámicas que permitan a nuestros alumnos comprender cada una de las fechas cívicas.

Otro capricho, otra ocurrencia que veremos como la terminan resolviendo los integrantes del equipo presidencial, así como se tuvo que estructurar todo un circo sobre el avión presidencial y su venta en “cachitos”, pongamos atención a la siguiente maroma, otro tema vacío que se posiciona, ¿Cuántas salidas de estas le restan a la cuarta transformación?, solo el tiempo lo dirá.

Por lo pronto en nuestro estado el partido MORENA tuvo un duro golpe la semana pasada. La guerra por el agua sigue y nuestros pescadores, campesinos y productores son los más afectados, y por supuesto nosotros que veremos cómo se elevaran por los cielos los costos de los productos si el agua no diera abasto para la producción. El presidente afirmo en su pódium que sus datos le arrojaban con certidumbre que nuestras presas tenían la cantidad suficiente del vital líquido como para abrir las compuertas y asegurar nuestro consumo, que de no tener esa seguridad el hablaría con el presidente americano para buscar soluciones alternas o prorrogas para resolver nuestro adeudo.

En redes vi lo insólito, aunque eran las menos tuve la desafortunada experiencia de leer comentarios de personas defendiendo lo increíble, argumentaban y criticaban a quienes se manifestaban e impedían frente a la Guardia Nacional la apertura de compuertas, cuestionaban desde su desconocimiento el por qué esos manifestantes no hicieron lo propio con pasadas administraciones, varias de estas personas no eran del estado grande claro está, porque de ser así entenderían lo difícil y hostil que es nuestro territorio, que la valía de ese líquido es nuestra prioridad, que no tiene colores y que dependemos de esos cuerpos de agua.

Es cierto, es un tratado antiguo firmado por pasadas administraciones, pero la cuarta transformación ha sido tan condescendiente con la presidencia americana, por decir lo menos que un cruce de palabras para atenuar esta exigencia no estaría de más, aun y cuando AMLO no se cansa de decir que primero la política interna y luego la externa, tal vez en ocasiones como esta sería bueno ser un mandatario de nivel y salir de su zona de confort, muchos de los manifestantes creyeron en su proyecto y son pueblo bueno, no tenemos quien vea por nuestro estado, estamos desprotegidos. Varios diputados estuvieron con los manifestantes, incluso alguno de la bancada guinda. Las elecciones están a la vuelta de la esquina, ahí es donde claramente apreciaremos la dimensión del costo político que tuvo este incidente.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Opinión

Opinión: Resurge Ayotzinapa, por Diana Avitia

La vida tiene cambios radicales, un instante estamos tranquilos, posteriormente la vorágine del día a día cambia de la cotidianeidad al caos. Eso justamente, a gran escala claro está, justo lo que pasa con los gobiernos, en un momento pueden estar en la cima, gozando niveles de popularidad altos, el líder en la cumbre plasmado en la revista Times, y bajo su imagen la leyenda “Saving Mexico”, ¿se acuerdan?, yo sí. Luego, del desarrollo de sucesos posteriores y concatenados el ambiente cambia radicalmente y la historia toma un curso diferente, sumándole a esto lo mediático, la oposición responsable y la rapaz, el resultado es catastrófico. Es innegable que el momento más negro del sexenio pasado fue la noche del 26 de septiembre de 2014, misma en que los 43 normalistas fueron privados de su libertad, el gobierno del presidente Peña nunca se pudo levantar de este golpe.

Como si no nos fueran suficientes todos los problemas por los que pasa nuestro país, crisis económica, incertidumbre, ingobernabilidad, inseguridad, ayer el fiscal general de la república apareció nuevamente después de casi 6 meses de no gozar del foco público, se nota que lo extrañó bastante porque regreso con una bomba, sus declaraciones fueron en relación al caso de los 43 normalistas desaparecidos para asegurar que la tan sonada “verdad histórica” del exfiscal Murillo Karam era una mentira, y que iniciaría desde cero.

Es importante recordar a que nos referimos cuando hacemos referencia a “La verdad histórica”. No es más que la versión oficial de la administración del ex presidente Peña en voz del entonces Fiscal, en ese entonces se afirmó que los estudiantes de la normal fueron privados de su libertad, incinerados y arrojados al río San Juan, en Guerrero, a manos del grupo delincuencial Guerreros Unidos, porque fueron señalados de pertenecer a Los Rojos, grupo contrario.

La reaparición del Fiscal General De La Republica, Alejandro Gertz Manero vino con la noticia de que la FGR había solicitado órdenes de aprehensión contra 46 implicados, servidores públicos de diversos municipios de Guerrero, por los delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada, mismas ordenes que se sumarían a la ya obtenida contra Tomás Zerón de Lucio, quien fue el titular de la Agencia de Investigación Criminal y a quien se señaló por alterar evidencias, mismo que huyó del país para no ser detenido, aseguro el Fiscal.
Esperemos todo esto vaya por buen cause, pero es inevitable ver al elefante rosa en la habitación, la realidad más sólida aquí es que el presidente Obrador como una de sus promesas de campaña y bandera de la misma, utilizó el caso Ayotzinapa, y aseguro así a las familias de las victimas que una vez fuera el ungido todas las dudas del caso se disiparían. En diciembre del 2018 el presidente urgió a formar la Comisión de Verdad por el caso Ayotzinapa, misma que ha servido para dos extraordinarias cosas; para nada y para nada.

Es complicado entender como a penas se está pronunciando la actual administración al respecto, ahora que cumple dos años de haber obtenido el triunfo en urnas, al igual que el caso de Emilio Lozoya surgen cuestionamientos, ¿Por qué hasta ahora?, ¿Humo distractor?, ¿Tabla de salvación para la día a día más desacreditada cuarta transformación?, solo el tiempo lo dirá. Gertz Manero regresó con fuerza, señalando al por mayor errores pasados y presentes, ya que también se pronunció acerca de la detención y liberación de los familiares del “Marro” en Guanajuato y lamento las decisiones y pésimo manejo del caso por parte del gobierno estatal.

Nos da gusto ver con fuerza al fiscal, esperemos no olvide cuales son los casos en los que los delitos por su naturaleza son competencia y responsabilidad directa de la federación, nos da esperanza todo ese ánimo desaborado, ojalá le alcance para resolver el pasado, pero sobre todo el presente, el hoyo de inseguridad en el que vivimos lo llama a la acción, será complicado sumergirse en la investigación, controlar lo oficial, lo extraoficial, lo mediático y lo politiquero, será inevitable resurja la tan incómoda foto del presidente Obrador con el entonces alcalde de Iguala, también involucrado en el caso y quien presumía de haber sido un candidato impuesto por AMLO, el nombre de Jose Luis Abarca volverá y será un personaje nada cómodo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Seamos más diablos que viejos, por Nancy Toledo

Asumo que todos saben cuál es la frase en la que me estoy basando para nombrar este artículo, pero no está de más escribirla, estoy hablando del popular refrán:

«Más sabe el diablo por viejo que por diablo»

Lo hemos escuchado mil veces, pero si nos detenemos a analizarla, es muy claro el mensaje: En los millones de años de vida del diablo seguramente, ¡ha visto pasar de todo!

Y eso lo hace saber más cosas, no importa quien sea o qué cargo desempeñe, el hecho es que los años de experiencia lo respaldan y sus arrugas le habrán costado.

Por eso escuchamos a los mayores… papás, maestros, abuelos, y respetamos sus consejos. Ellos han vivido cosas que tú no, han tomado decisiones buenas y malas, seguramente han caído y se han levantado más de una vez, han triunfado o quebrado en algún negocio, en fin, la vida que han vivido les ha enseñado mucho de lo que hoy saben. Y debemos abrir los ojos ante esto.

Yo por ejemplo, sé cosas, porque viví muchas de ellas, pero otras tantas las vi pasar tan cerca que me lograron conmover y sacudir tanto que casi podría decir me pegaron a mi.

He visto a gente muy querida perder a sus papás, salir de un matrimonio fallido, deprimirse, fallar…y también los he visto triunfar, tener una carrera exitosa, ser excelentes padres de familia, perseguir sueños y emprender el negocio de sus vidas. Los he visto caerse y levantarse. Igual que yo he caído y levantado otras tantas. Escuchar sus problemas, atreverme a dar algún consejo o simplemente ser apoyo cuando estuve sin palabras, y del lado bueno, observarlos trabajar, analizar caminos y elegir el correcto…todo esto no fue mi vida quizá, pero pareciera que fue así.

Trato de aprender de mis errores y aciertos, y ver al mismo tiempo si algo aprendo de lo que veo, de lo que vivo en segundo plano.

No puedo esperar que todo me pase a mi, no me da la vida para tantas experiencias. Sin embargo no tienes que sentirlas en carne propia para que te den una lección personal. Los golpes que da la vida son tan fuertes que no debemos de esperar a que nos peguen directo en la cara para poder sentirlos, vivirlos y aprender de ellos.

Vivir la vida es la mejor escuela que existe…pero no podemos vivir todo, y hay decisiones que tomar en el camino mientras sigamos “verdes”. Podemos ser reflexivos, pensantes y maduros a la edad que nosotros elijamos serlo.

Sería bueno no tener que esperar a viejo para ser un poco más sabios. Saber por el hecho de estar alerta, no ignorar lo que le pasa al de al lado, ser más empáticos, tener ojos en todas partes y absorber el conocimiento de quienes nos rodean…

Nunca es tarde para aprender algo, pero si podemos aprenderlo antes, mejor.

No esperemos el paso del tiempo, hay que estar dispuestos a saber más, enseñémosle temprano a nuestros hijos lo que nosotros aprendimos tarde, hay que aprender de experiencias propias y ajenas. Seamos más diablos por diablos, no por viejos.

Nancy Anahi Toledo Rascón
Facebook.com/esopienso
Instagram @eso.pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

El turismo en tiempos de Covid: De la nueva normalidad al Nuevo comienzo

¡El turismo del futuro es ahora y no hay tiempo que perder!

Por Fernando Mandri Bellot (Experto en, calidad turística, marketing, planificación y desarrollo turístico, con más de 20 años de experiencia nacional e internacional, es Doctor Honoris Causa por el Claustro Doctoral Iberoamericano y Master en Turismo por la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, España) www.integra-tourism.com

Muchos expertos hablan del turismo post covid y de la nueva normalidad que estamos viviendo día a día y no solo en el sector turístico sino en todas las actividades que realizamos de manera cotidiana, ir al supermercado, la escuela de nuestros hijos, nuestros momentos de ocio y prácticamente cualquier actividad social que se nos ocurra ha cambiado. A todos nos gustaría pensar que es un cambio pasajero, que comenzaba con el encierro de 2 semanas que hasta ahora se ha convertido en 4 meses y qué según la dramática realidad de las cifras, sigue en aumento a nivel mundial y tomará sin duda alguna, mucho más tiempo.

El Covid infectó y mató el modelo de desarrollo turístico como lo conocimos, puso en evidencia sus más grandes carencias y sobre todo su gran desigualdad entre los que explotamos, vivimos y consumimos turismo contra las comunidades locales y el medio ambiente que los acogen.

¡Fechas, tiempos, plazos! Por supuesto que todos necesitábamos una fecha, un horizonte de tiempo que nos dijera cuando empezar. Una fecha que nos ayudara a retomar actividades, a volver a lo que llamábamos vida cotidiana. Pero al final, aún con fechas propuestas, no ha podido ser la misma cotidianidad que teníamos. ¡Porqué? Simple y sencillamente porque esa vida de momento ya no existe y en el corto plazo no existirá. Todos los sectores productivos se han visto de alguna manera afectados, de los que más, nuestro querido sector turístico.

Los destinos simplemente no resisten mas encierro, mas paro de actividades y más distancia, necesitan activarse para su propia supervivencia con los modelos actuales. Sin embargo, hasta el día de hoy, no estamos pensando en que esto pueda ser un proceso mucho más largo de lo que ya es y además con muchas peculiaridades que hasta el día de hoy no se están tomando en cuenta.

Las pandemias han sido históricamente cíclicas y siempre la humanidad se ha sobrepuesto a ellas, sin embargo, ha tomado muchas víctimas y se han orquestado grandes cambios, tecnológicos gracias a ellas. Una vez más en pleno siglo 21, con nuestra impresionante moderna tecnología y con nuestras economías globales y poderosas, no hemos podido con ella y no podremos con ella mientras no exista una cura o un tratamiento que garantice que se puede uno reponer a tan graves consecuencias que causa este nuevo virus. Muchos países ya viven el rebrote y los que vamos detrás, no queremos ver que esto pueda llegar a existir, pero la realidad es, que es muy posible que todos nos infectemos de este virus y que todos debamos enfrentarlo tarde o temprano.

Los modelos turísticos acaban de sufrir su más grande cataclismo desde que comenzó la actividad y lo que llamábamos desarrollo no lo es, ni será más. Tendremos si o si, que reinventarnos y dar paso a un nuevo comienzo, mucho más humano, mucho más consciente, más equitativo y mucho más participativo, pero también mucho más responsable y seguro en todos los sentidos. Ninguna terminal aérea del mundo, ningún avión, ningún autobús, ningún tren están diseñados para la sana distancia, no existe un solo hotel en el mundo que pueda garantizar un “no contagio”, no hay una sola infraestructura masiva (Cines, Centros Comerciales, Tiendas, etc.) que se adapte a lo que nos están queriendo hacer creer como la “nueva normalidad”.

Quizás la nueva normalidad sea un nuevo comienzo, un “reset”, un volver a empezar. De alguna manera la naturaleza recuperó su fuerza, contra restó al más grande depredador que haya existido en este mundo y lo puso quieto, encerrado y en espera de que algo pase. No se debe esperar, se deben pensar en los nuevos modelos que por utópicos que parezcan, por difíciles que sean y por caros que puedan llegar a ser, van a ser lo únicos que nos lleven a un nuevo comienzo. Quedó claro que como estamos, el modelo existente no va a sobrevivir y como seguimos pensando que esto se arregla en días o quizás meses, contamos que volveremos a lo “mismo”. En opinión de este humilde profesional, el nuevo comienzo ya empezó, ya existen modelos disruptivos como “Turismo del Futuro”, en donde estos temas se empiezan a vislumbrar. Esto tiene que escalar a todo el sector, a los grandes empresarios e inversionistas, a titulares de organismos de promoción y en definitiva a todos los gobiernos, para que realmente el cambio avance. Muchos se angustian por el tiempo que tardará retomar la “normalidad” sin pensar que es tiempo que están dejando para cambiar e iniciar un NUEVO COMIENZO.

Despertemos, cambiemos, adaptémonos y sobre todo MEJOREMOS, como seres humanos, como profesionales, como miembros de una sociedad que necesita que los modelos evolucionen para mejor; que sean más accesibles, más incluyentes, más socialmente responsables, más sustentables, pero sobre todo más MODERNOS. Basta de reutilizar modelos, creemos nuevos!.

www.integra-tourism.com

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto