Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Después del Cualiacanazo, por Diana Avitia

Todos sabemos que fue lo que ocurrió el jueves pasado en la ciudad de Culiacán, leímos muchos comentarios al respecto, vimos decenas de videos de aquel día, entrevistas a funcionarios públicos, publicaciones de diferentes medios, todos nos formamos nuestra opinión, así que dejando colores a un lado, sin importar filias y fobias solo podemos asegurar que este suceso marcó una pauta en este gobierno y en este país, esta administración ya no será la misma a partir de que todos vimos cómo se claudicó, lo cierto es que nadie quiere más sangre, ni más homicidios, pero también nadie quiere operativos mal planeados que solo evidencien al estado y le entregue el país a delincuentes.

Escuchando a varios analistas dejaban la pregunta al aire… ¿de quién es la culpa de lo sucedido?, el público empezó a participar; muchos decían que Durazo, otros tantos culpaban al ejército y la gran mayoría al presidente. Pero más allá de buscar culpas lo importante aquí es desmenuzar lo ocurrido de manera objetiva después de pasado un tiempo prudente, con información ya confirmada, sin especulaciones y sin dejar de ver quienes son los verdaderos delincuentes, aquí, el enemigo público número uno es el crimen organizado, debemos partir de esa primicia. 

Lo más fácil y cómodo siempre es estar en la oposición, el presidente es excelente opositor, por años lo práctico y perfeccionó, se posicionó y empoderó desde ella, pero que pasa ahora cuando ya es gobierno, la narrativa desde presidencia siguió siendo la misma, desde el púlpito presidencial las explicaciones fueron las mismas, siempre a la defensiva, culpar a la oposición, autonombrarse como “un cambio”, cuestionando a la prensa y sus fuentes, platicando de béisbol y el clásico de otoño. 

Desde que inició su mandato, la avasalladora popularidad del presidente le alcanzaba perfectamente para limar asperezas con diferentes corrientes, cambiar el mensaje y capitalizar eso a su favor, hasta el día de hoy no lo ha hecho, con el tiempo los números decrecerán, cuando se dé cuenta que un líder debe sumar y no restar, que la pelea y la polarización no lo llevara a ningún lado, tal vez en ese momento su capital político no le alcance, esta es la crisis más seria que ha tenido su gobierno, tan grande que muchos dicen “este es el Ayotzinapa de la 4t”.

La inexperiencia fue evidente, durante el desarrollo de una crisis, el ejecutivo permanecía mudo y a la defensiva, en Oaxaca. Durazo y el gabinete de seguridad al momento de dar la cara, dejaron todos los datos al aire, sin claridad y dejando al país toda una noche hundido en la incertidumbre. Eso dio paso a que creciera la especulación, los dichos no estuvieron fuera de la realidad, el estado bajo presión y amenazas dejo libre al capo, la comunicación de esta administración fallo nuevamente.

Lo más preocupante a partir de este acontecimiento es que los delincuentes, todos ellos, ya nos tomaron la medida, saben el cómo, y no solo los grandes capos, esto envalentonará a delincuentes de calle, que a partir de hoy al mentir y decir que son parte de un cartel harán y desharán fechorías, tal como pasó en Chihuahua, muchos de nosotros tuvimos terribles recuerdos al ver lo que pasaba en Sinaloa, nos remontó al terrible pasado cuando diariamente escuchábamos tiroteos, no queremos regresar a eso, no más víctimas colaterales.

Hoy es más claro que nunca, los carteles son estructuras sistematizadas y organizadas, funcionan como engranes, tienen esquemas que funcionan, esto tenia que estar medido a la perfección, y la operación para detener al capo debió de ser quirúrgica, quienes dieron la oportunidad para que el cartel reaccionara fueron los tomadores de decisiones y nadie más, ellos pusieron en riesgo a los ciudadanos al no medir el riesgo, la decisión de liberar al capo la pretenden capitalizar y decir que fue una decisión difícil pero humana, salvaron vidas, mismas que ellos pusieron en riesgo, anteriormente se detuvieron a cabezas del crimen sin una sola muerte.

La burbuja en la que aíslan al presidente con cada error de la administración pronto reventara, no pueden separar a la cabeza del resto del cuerpo gubernamental, el desencanto inicio, muchos que antes defendían ciegamente este gobierno hoy guardaron silencio, los argumentos del pasado ya no son válidos, es cierto, mucho de lo que hoy vivimos es resultado de anteriores decisiones, pero quien hoy se sienta en la silla presidencial antes es el mismo que antes aseguro tener la solución, prometió un cambio y sin titubear dio incluso plazos para la pacificación, “no a la militarización” y hoy la guardia nacional patrulla las calles.

Los que buscamos es coherencia, nadie está en contra de la pacificación, pero una real. Basta de excusas y respuestas sin sentido, hace días en su visita a Guachochi nos habló de frente a los Chihuahuenses y dijo textual; “el presidente se entera de todo”, hoy pretendiendo aislarlo de todo mal se justifican diciendo que el ejecutivo jamás estuvo enterado de lo que pasaría, ¿con que versión nos quedamos, con la de AMLO de hace días o con la de AMLO de hoy?, con lo que vine necesitamos a un hombre serio, con temple, fuerza y sobre todo capacidad para conciliar, iniciar la paz desde él.

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Opinión: Encierro con el agresor por Diana Avitia

Cuando se trata el tema de violencia de género, toca fibras tan sensibles y nos obliga a vernos con un crisol, a auto evaluarnos y ver si en algún momento hemos usado este tipo de violencia e inmediatamente saltan los “irremediables”, aquellas personas independientemente del género usan desgastados argumentos como; “pero no todos los hombres”, “no es por tratar de defender al agresor, pero ella pudo provocarlo porque…”, “los hombres también sufren de violencia”, entre muchos otros. Es raro que tomen personal ese tema como una agresión directa a su persona, ojalá así lo hicieran y se pusieran en el lugar de la mujer violentada.

La realidad se habla en números, estos son fríos y contundentes, jamás se ha negado la existencia de la violencia hacia el género masculino y jamás una campaña ha buscado minimizar la ayuda a esas víctimas, pero la vida cotidiana nos marca cifras que nos gritan a la cara como vivimos y quienes en su enorme mayoría son las víctimas de estos delitos. Cuando sale una noticia donde una mujer es víctima de violencia doméstica, violación, feminicidio, duele y a muchas nos trastoca, lastima fibras sensibles, pero es imposible no ver los comentarios arrojados desde la ignorancia del machismo, tanto de hombres y de mujeres alienadas, porque claro, las conductas machistas no son exclusivas de los hombres, comentarios de todos aquellos que no han entendido el verdadero sentido del movimiento, y no se diga cuando una noticia es de alguna mujer victimaria o cuando erróneamente cometió una irresponsabilidad y resulto que jamás fue víctima, en este caso cometió una falta y sin duda es reprobable, pero la atención de todo mundo se centra en esos casos aislados y no en los miles reales, es doloroso ver como en la sociedad en la que vives aun estén arraigados tantos micromachismos, para muchos aún son imperceptibles, debemos visibilizar esas conductas erróneas que han estado arraigadas en nosotros desde tiempos inmemorables.

Varias conocidas me han dicho que no sabían que eran víctimas o victimarias de cierto tipo de violencia hasta que vieron el violentometro, un instrumento que cataloga ciertas conductas según su magnitud, de eso se trata, tener una introspección, auto evaluarnos y cambiar eso que no está bien.

Marzo fue el mes más violento que se tenga memoria, según cifras del Secretariado Ejecutivo de Sistema De Seguridad Pública se registraron en este mes donde inicio la jornada “quédate en casa”, exactamente 26,171 llamadas de auxilio a nivel nacional, sumémosle a esta cifra todas aquellas que no pudieron realizar ese grito de desesperación. Pero viene la peor parte, desde enero a marzo que se realizó este corte, algunos estados ostentan los primero lugares de llamadas de auxilio al 911, entre ellos; Chihuahua con el vergonzoso tercer lugar, fueron según los conteos 20,112.

Enfocándonos en nuestro estado, en este periodo enero-marzo 134 de esos llamados se referían a abusos sexuales dentro de su domicilio, la inmensa mayoría de estos, claro está, de alguien que vive con ellas, vivimos en una normalidad violenta, tenemos que aceptarlo, ¿y seguimos poniendo atención a los pocos casos falsos?

Siguiendo con nuestro estado, ese mismo corte hasta el mes de marzo donde hubo un repunte nunca antes visto, nos arroja otra cifra alarmante, 287 llamados de auxilio por acoso sexual dentro de sus domicilios, ¿quiénes fueron los agresores?, así es, familiares y cercanos, este dato ya era una detestable realidad, pero hoy más que nunca se visibilizó. Volvemos a lo mismo, no porque tu jamás hayas hecho alguna de estas aberraciones, tenemos que negar que esa es la realidad de muchas mujeres y mucho menos minimizarla con argumentos baratos como “no en todos los casos”, sintamos empatía, abramos los ojos.

Para cerrar; la última cifra, refiriéndose exclusivamente a violencia familiar y no de género, marzo arrojo 64,858 casos. Así que, el argumento de que se triplica la cifra cuando se habla no solo de mujeres podría ser válida, pero lo siguiente tumba por completo ese pensamiento, porque de esa cifra, los agresores son en su inmensa mayoría son hombres, así que, quedamos en el mismo panorama, hombres atacando mujeres, hombres atacando hombres. No se trata de reforzar el absurdo y arcaico comentario de “es que odian a los hombres”, porque no es tal, es solo poner en una balanza y reflexionar ¿qué estamos haciendo mal como sociedad?, ¿cómo estamos criando a las nuevas generaciones? y tratar de cambiar lo que es innegable, dejemos de buscar justificaciones y tomando culpas ajenas en lugar de trabajar en nosotros, es muy complicado, yo misma batallo pero me he dado cuenta que cometí y sigo cometiendo violencia, y que también he sido víctima muchas veces sin saberlo, pero ahí está el punto, identificar y sobre todo, cambiar.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: La duda de Rubén, por Diana Avitia

Las decisiones que tomemos en cualquier fase de nuestra vida son contundentes y marcan nuestro futuro, siendo un funcionario público lo es doblemente, porque tus decisiones no solo tienen injerencia directa en el futuro personal, sino en el de un municipio, estado o nación, según sea el caso.

Hace unos días otra de la 4t, hay cosas más importantes que la pandemia para ellos, fue enviada una iniciativa presidencial que tiene la intención de otorgarle al ejecutivo el control absoluto del presupuesto. ¿Cómo operan esas iniciativas?, es un procedimiento simple, pero primero hay que entender como sesionan las cámaras; senadores y diputados. Normalmente hay dos PERIODOS ORDINARIOS DE SESIONES de ambas cámaras en donde son llamados la totalidad de senadores y diputados, llamémosle un periodo de normalidad, aquí se toman decisiones contundentes para el país, en el inter de estos períodos también existen otros en lo que sesiona exclusivamente una COMISION PERMANENTE, como si fuera un guardia, compuesta por solo 37 miembros, de ellos son 19 diputados y 18 senadores, con la intención de no dejar vacío el legislativo, tiene menores atribuciones. Y también existen los PERIODOS EXTRAORDINARIOS cuya función es tomar decisiones sumamente relevantes y con un fin específico, con la totalidad de ambas cámaras (como en periodos ordinarios), y como las cámaras se encuentran en receso es convocada por votación de la COMISION PERMANENTE.

La iniciativa de AMLO fue enviada de manera tardía y se tendría que abrir un PERIODO EXTRAORDINARIO DE SESIONES para discutirla, para que esto fuera posible se requiere de los votos de las dos terceras partes de la PERMANENTE, es decir, de 25 legisladores. Morena y sus aliados cuentan con 24 votos, por lo que el rumbo de la reforma presupuestal dependía de la asistencia de los 13 diputados y senadores de oposición, si uno solo de ellos traicionaba al bloque opositor, se abriría el periodo para votar la iniciativa que seguramente aprobaría MORENA por mayoría.

En esa disyuntiva se encontrarían los miembros de la comisión permanente, un diputado en particular llamaba la atención, el coahuilense priista Rubén Moreira quien ya ha tenido estos auto escrutinios, entre el bien y el mal. En marzo del año pasado voto a favor de la iniciativa sobre la revocación de mandato y consulta popular de AMLO, se le volteo a su bancada. Hoy se duda de él, su voto sería decisivo en la permanente, él aseguro como todos sus compañeros opositores, incluidos a los del PAN y PRD, que votaría en contra de abrir el periodo extraordinario.

La iniciativa maneja la palabra “emergencia” de manera muy subjetiva, es decir, sería muy fácil atribuirle esa calidad a conveniencia del presidente y sus aliados, a cualquier situación se le llamaría emergencia y así se abriría la puerta a manejar el recurso a su albedrio. Finalmente, no vieron por donde convencer a alguno de los 13 opositores, no llegaron a las negociaciones, no doblaron sus manos y en un patético intento de justificar el fracaso de cabildeo, la bancada morenista dijo que a sugerencia de López Gatell no pedirían abrir el periodo extraordinario, “seria riesgoso sesionar con tantas personas” dijeron. Es irrisorio porque ellos mismos fueron los que mostraron públicamente sus intenciones de sesionar, la abyección de muchos los lleva a cometer imprudencias incluso en contra de su propia salud, con tal de lograr los planes del presidente. Por un lado, nos invitan a quedarnos en casa diariamente vía Gatell y por otro llaman a sesionar, verdaderamente contradictorio, como mucho de lo que han hecho.

No hubo necesidad de que Moreira o ningún otro de los 13 votara, los ojos de la nación estaban sobre ellos, con uno solo que hubiera flaqueado esto sería una realidad, la unidad siempre se quiebra por la parte más débil, o la más perversa según el caso. Quien realmente juzgará nuestro actuar de la manera más dura, pero sobre todo objetiva, será la historia. Por ello debemos de fijarnos en las personas que nos representaran, uno solo podría tener la oportunidad de marcar el destino de nuestra nación, no por los colores que porta, sino por la calidad humana y la responsabilidad social que tenga. Hoy este intento de acaparar más poder, de violentar la división de poderes, de centralizar aún más quedo en la congeladora, pero pronto la veremos renacer.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: AMLOLAND por Diana Avitia

Con el pasar de los días vemos cada vez mas descabellados los proyectos de construcción de las obras insignia del presidente; Dos Bocas, Santa Lucía y Tren Maya. No puedo imaginar la impotencia de un gobernante que durante sexenios esperó su turno, formó en su mente la idea de una nación sostenida sobre cimientos que él proveería y con ello se revestiría de gloria, pero lo más triste; durante años se dedicó a sembrar justo esa idea en el colectivo, bueno, por lo menos en los millones de mexicanos que le dieron su confianza en urnas, cuando se trata de hablar de número de votos he caído en cuanta que a los seguidores de la transformación les encanta decir la mágica cifra; ¡30 millones!, dicen con orgullo.

Hoy vemos diluida esa realidad, por lo menos la viabilidad de esos proyectos suena como una locura en estos tiempos, sobre todo después que pase la pandemia, cuando veamos de manera más cruda y con tristeza los escombros del desastre, una economía golpeada casi hasta la muerte. La realidad que las obras insignia para los gobernantes siempre han sido una cuestión de progreso sí, pero hay un factor importante a considerar; el ego. Mucho de lo que vemos al entrar administraciones nuevas en cualquier nivel de gobierno es el cese de obras del anterior gobernante, sienten que darle continuidad a las mismas es como encumbrar al anterior, que patético y que tan fuera de la realidad, es cierto muchas obras son obeliscos a la corrupción, pero es cuestión de búscale un mejor destino a lo invertido y no dejar elefantes blancos; Texcoco, ¿les suena? Los afectados somos los ciudadanos y nuestro dinero ya que nos encontramos en el centro de esta absurda lucha de poder, de ego y como mucho en México todo esto espolvoreado con el toque del machismo; ¿quién hace la obra más grande?, ¿quién pudo más?

No esperábamos mucho del anuncio del ejecutivo y no nos decepcionó, nos está acostumbrando a no tener expectativas y lo está logrando, se esfuerza día a día, hace apenas unas horas reiteró su plan de trabajo, no cambiará ni un pelo, no cesará en su idea de construcción, siguen sus programas populistas, perdón, sus programas asistenciales y adelante con las obras. Aferrarse a Dos Bocas suena a suicidio, después de ver como se desploma y cae hasta el infierno la mezcla mexicana, es tiempo de invertir en energías limpias, esas que le asustan, esas que ha dicho “ensucian la vista”, esas energías son el futuro, pero como es una inversión a largo plazo y no lo verá cristalizado en su sexenio y mucho menos en urnas, a pesar que sería algo increíble para el país, el narcisismo nubla la vista y será lo que él quiere, porque sí.

Pero afortunadamente aún hay chispas de esperanza, esos rayitos de fe se llaman autónomos, los que le causan escozor al presidente. Esta semana el Banco de México sacó la casta, dio un anunció muy importante, el más importante de los últimos años sin duda para rescatar la golpeada economía, siguiendo los ejemplos mundiales de las potencias, esperemos esas patadas de ahogado resulten.

Escuche en varias entrevistas al Gobernador Del Banco de México (BANXICO), Alejandro Díaz de León. Su léxico es un poco complicado a la hora de transmitir el mensaje, usa tecnicismos propios de economistas, la mayoría no entendemos esos conceptos, pero se esforzaba en ser más explícito. En resumen, lanzó diez puntos con los que el autónomo pretende inyectar recursos por 750 mil millones de pesos para asegurar créditos, liquidez y orden. De sus diez puntos, cinco de ellos son dirigidos a PYMES y a personas físicas, casi la mitad 350 mil millones irán dirigidos específicamente a quienes son la súper estructura de la economía, BANXICO no lo hará directamente, estos recursos se inyectarán a los bancos y estos a su vez bajarán el recurso. El Gobernador sugirió acercarse en una o dos semanas a su banco de confianza, ya estarán disponibles los recursos y la forma en que estos se facilitaran, dijo también que los convenios con la banca están por firmarse, contendrán reglas específicas e intereses bajos, hizo hincapié que no es necesario ser cliente de la institución, a ver como se ponen las pilas los bancos, por una sola vez en la vida deberían de inyectar a estas instituciones de corazón y criterio también, nunca es tarde para cambiar.

Entrar a desmembrar cada punto es un sin sentido, los generales son suficientes para quienes no entendemos de economía avanzada, nos basta con saber que muchos empresarios podrán aplicar para esos créditos y con ellos salvar su negocio, pero sobre todo los empleos de su gente. En horas próximas el Secretario de Hacienda también enviara un mensaje, esperemos que Herrera por fin saque la casta y aplique lo que sabe, alguien tiene que alzar la voz de los cercanos al ejecutivo, la historia reconocerá a quienes sí vieron por México y no por un absurdo proyecto que el presente se ha encargado de enterrar.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto