Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: La marcha de los… ¿whitexicans?, por Diana Avitia

El pasado fin de semana casi todos estábamos concentrados en nuestro ritual dominguero cuando repentinamente las redes sociales se incendiaron, el motivo; la marcha del silencio o como le denominaron varios seguidores del sistema; “la marcha fifí”, escandalosa no por el número de asistentes, si no por la carga de simbolismos que contenía, en política no existen las casualidades, la forma es fondo y todos estamos inmersos en ella, actores políticos, gobierno, sociedad civil.
Ésta marcha convocada por la organización Chalecos Amarillos MX, según cifras no oficiales logró congregar a poco más de 15 mil personas que protestaron en contra de las políticas y decisiones del mandatario federal, otros medios arrojan cifras más pequeñas. Todos estas personas estuvieron desde las once de la mañana listos para expresar su sentir, el punto de reunión fue el Ángel de la Independencia, desde ese ahí marcharon cargando pancartas con consignas dirigidas al presidente; exigiendo justicia, otras tantas en contra de la cancelación del aeropuerto, muchas rechazando el recorte de recursos a estancias infantiles, la falta de apoyo a mujeres víctimas de violencia, contracción de la economía, despidos injustificados, por otro lado, también hay que decirlo, aunque realmente fueron casos contados hubo mantas de agresión a seguidores de AMLO y también por la contraparte provocadores que quisieron incendiar el evento, en resumen aquí pasó de todo.
A esta manifestación se unieron algunas marchas menores en diversas ciudades del país, entre estas; Querétaro, Guadalajara, Saltillo, San Luis Potosí, León, Toluca y Aguascalientes. Hubo muchas cosas que analizar en este evento. Involuntariamente los que les hicieron el caldo gordo a los organizadores fueron precisamente los férreos seguidores del presidente, especialmente su ejército de twitteros que no dejaron un solo momento de insistir en el tema, lo mismo de siempre, sus peleas absurdas por quien estará en la cima de los “trending topics” que dicho sea de paso esto socialmente tiene una incidencia mínima, sirve absolutamente para nada.
Y como en estos movimientos siempre se presentan los oportunistas, quienes no dejaron pasar la oportunidad para tergiversar el propósito de la manifestación y hacer que todo se trate de ellos, tenemos a los expresidentes Calderón y Fox, el primero con su llamado para unirse a la estructura
de lo que pretenden convertir en un partido político, el segundo, nuestro imprudente y nada elocuente expresidente de botas que para hacerse notar todavía más, el señor eligió ir vestido de negro a una convocatoria donde expresamente se solicitaba ir de blanco, porque no puede faltar la amiga incómoda que va a la boda de blanco y en esta ocasión esa amiga incómoda fue Vicente Fox, hubo otros que a mi parecer solo hicieron presencia y esto no es pecado, como Quadri y Belaunzarán entre otros, están en su pleno derecho de hacerlo. Lo cierto es que la oposición se palpa desdibujada, desorganizada, no existe hasta este momento alguien que sea el rostro opositor, ese que encabezará dignamente, conforme pasen los días veremos si este personaje saldrá a la luz o simplemente nos quedaremos esperándolo.
Todos los exmandatarios han pasado por este tipo de exigencias así que no es nada nuevo, el formato de la marcha fue clásico, nada del otro mundo, lo que realmente llama la atención es el corto periodo que el gobierno lleva en función, es importante que se ponga atención a este movimiento, que hoy es débil, pero puede albergar un futuro prometedor, los detractores a las políticas que se implementan no son pocos, pero están dispersos y no encuentran entre si otra coincidencia que no sea el disgusto por AMLO, pero en la guerra política no hay nada que identifique mas a los detractores que un enemigo en común, ya encontraran el camino para el acuerdo.
Se le cuestionó en la mañanera del lunes al presidente acerca del tema, no podíamos esperar a escuchar que es lo que tenía que decir, pero como la mayoría de las veces no sorprendió su respuesta, señalaba que no era monedita de oro y que eran necesarios los contra pesos para el
bienestar común. Todos sabemos que al presidente no le gusta que le lleven la contra, la crítica le causa escozor, su gobierno es lineal y las ordenes no se discuten. La segmentación de la ciudadanía es clara y en ese sentido urge que deje de referirse a los ciudadanos como tecnócratas, fifís, conservadores, detractores y demás, no puede exigir respeto si él no lo está brindando.
Esto que pasó es el primer llamado de atención, las primeras palmadas al hombro, él sabe perfectamente como es que esto opera, es una pequeña semilla que empieza a gestar y puede acabar en un movimiento grande, justo como el inició el suyo; con marchas, movilizaciones, campamentos, no se nos puede olvidar que quien era el opositor principal en el país por más de 18 años fue precisamente Andrés Manuel López Obrador y se las sabe todas. Hoy quien pretende realizar un movimiento opositor, está en pañales y falta mucho para que articule una maquinaria como la que tenía el hoy presidente en su momento. No se puede minimizar esto, pero sobre todo no se debe de ridiculizar, los que marcharon en su mayoría sí tenían las características fifís por excelencia, eso fue evidente y por ello no conecto con el público, fue un poco superficial.
El circo sigue y a ello abonó el exsenador y exsecretario del trabajo Javier Lozano cuando subió una foto errónea, al asignar a la marcha una imagen que realmente había sido tomada en una manifestación contra la inseguridad, pero cuando de un lado caen en esto, del otro salta para variar el Secretario Jiménez Espriú para “trollear” a la marcha AntiAMLO con un desafortunadísimo twitt en el que hacia mofa de la baja convocatoria y a su parecer absurda de asistentes, pero cuando pensábamos que esto se terminaba Denise Dresser le responde y lo deja en la lona al señalarle que lo que era realmente ridículo es que apoyara proyectos inviables.
La polarización en nuestro país siempre ha existido, pero no recuerdo algún otro momento de estos tiempos modernos en que ésta allá estado tan palpable, tan clara, que doliera tanto pues. No debe dejarse en saco roto este intento, el presidente sigue gozando al día de hoy de un nada
despreciable 60.3% de aprobación, aun después de la caída de 7.5 puntos desde el primer cierre de la encuesta que Mitosfky hace para El Economista, el aprobaAMLOmetro sigue alto, ya hubiera querido el expresidente Peña acercarse a ese 60 de aprobación, la reciente caída se atribuye a dos
factores; inseguridad y polarización, aun cuando esta última es notable, el presidente conserva su base de votantes pero también expulsa al resto y una sociedad inmersa en una guerra de insultos diarios simplemente no funciona, esto es un engranaje, el buen político llega a consensos, a veces se gana a veces hay que ceder, todo por el bien común, solo van 5 meses, se puede redireccionar el barco y ser un poco más incluyente o se puede seguir por el mismo camino, el de siempre, donde hay buenos y malos, fifís y chairos, ese camino que todos sabemos jamás nos ha dejado avanzar.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Opinión:Gravísima e insólita extensión de mandato,por Diana Avitia

Todos sabemos que uno de los grandes contras del presidente López Obrador es la acusación de muchos que lo señalan como un personaje autoritario y que por ello buscaría perpetuarse en el poder, su búsqueda de la silla presidencial por años acrecentó su deseo por permanecer al mando, AMLO por su parte siempre ha negado estas acusaciones de sus oponentes y aseguró en muchas ocasiones que su mandato durara el periodo por el que fue electo, es mas, insiste hasta el día de hoy para llevar a cabo una elección en donde estaría en juego la revocación de su mandato en el 2021, esto por supuesto con un tinte electorero, sabe que sin él en la boleta la marea guinda no será lo mismo.
En fin, todo este preámbulo porque hace unos días en el estado de Baja California, el congreso local decide ampliar el mandato previamente estipulado de dos a cinco años para el periodo próximo del gobernador electo que en poco tiempo entrara en funciones, si están pensando que este personaje viene de las filas de la 4t están en lo correcto. La historia de terror comienza en mayo pasado cuando el Tribunal Electoral de Baja California amplio el poder de gobierno de la entidad de dos a seis años, el partido Acción Nacional impugnó la medida argumentando que el entonces candidato de MORENA Jaime Bonilla Valdez, había presionado el cambio. Entonces el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió que aquella persona que resultara electa en los comicios electorales recientes gobernaría solamente por dos años, tal y como había aprobado el mismo congreso local desde 2014, con el propósito de empatar las elecciones federales con las locales en el tan polémico y esperado año 2021 y que así existiera un ahorro sustancial en periodos electorales, empatar elecciones, aquí en Chihuahua se hizo, mandatos más cortos con este propósito, pero ahora resulta que solamente cinco semanas después de las elecciones, el pasado ocho de julio a iniciativa de MORENA, el congreso local vuelve a votar para cambiar ese periodo y ampliar el mandato del próximo gobernador de dos a cinco años, con argumentos débiles como el asegurar que un periodo tan corto lastimaría el erario y el de cinco años beneficiaria a la economía local, el actual gobernador Kiko Vega informó que no publicara en el Diario Oficial de la Federación dicha reforma.
Desde muy pequeña recuerdo momentos clave de diferentes candidatos; slogans, anuncios, espectaculares, canciones, con Bonilla no fue la excepción, cuando resultó ganador hace apenas unas semanas, su gesticulación, mirada, postura, sus declaraciones eran de un tipo autoritario, me atrevería a decir hasta burlón. Con este movimiento no dejó ni una sola duda que eso estaba haciendo, burlándose del pueblo, de los votantes y de la democracia. Se mofaba de ganarle el bastión a los panistas que no perdían en ese simbólico estado desde 1989, el primer estado de la alternancia, es cierto, de pocos votantes en comparación a las grandes orbes, pero que les arrebataran con un 50.6% la entidad del simbolismo, es lo que dolió.
El presidente de la mesa directiva de la cámara baja, y el que en apariencia es el más cabal de toda esta cuarta transformación, Porfirio Muñoz Ledo declaró que la reforma rompe el pacto constitucional, que la extensión de mandato era gravísima e insólita y que la cámara de diputados evalúa dos vías para combatir semejante arbitrariedad, la primera; Una controversia constitucional que deberá presentarse por los partidos políticos locales y después ser analizada por la suprema Corte de Justicia de la Nación, la segunda vía; La desaparición de poderes en el estado, contemplada en la fracción V del artículo 76 constitucional, con esta medida el senado inhabilitaría al gobernador electo para ejercer el cargo.
Y como muchas decisiones en esta nueva administración, primero le medimos el agua, luego la soltamos y si no pega, estábamos bromeando, así precisamente pasó en esta ocasión, solamente que ahora se pasaron un poco más de lo acostumbrado y eso ya es que decir, la mayor muestra de autoritarismo que se ha visto, corrijo; la cancelación de un aeropuerto de clase mundial sigue teniendo el primer lugar, esta decisión es la segunda más autoritaria en la historia de la cuarta transformación. Y siguiendo esta técnica tan depurada ahora sí salió el presidente de la junta de coordinación política del senado Ricardo Monreal, el apaga fuegos, declaró que analizan esta medida porque ellos jamás permitirán violentar el pacto federal, pero tampoco la soberanía de los estados. Como ciudadana de “provincia” estos dos conceptos me saltan un poco, ¿pacto federal? en un país extremadamente centralizado y ¿soberanía estatal? suena más bien a; arréglensela como puedan los de provincia.
En recientes declaraciones el pobre de nuestro electo millonario Bonilla, se dice sorprendido, y que esa arbitrariedad, perdón, que esa reforma jamás la ordenó, y que mucho menos la operó, es mas dice que no sabe cómo 21 de los 22 diputados votaron en avalancha una reforma dibujada para él. Así como no sabe explicar tampoco su estrepitoso ascenso en la política; en el 2012 fue diputado federal por el PRD, en el 2018 fue electo senador por MORENA, tres meses después deja el cargo para ser nombrado delegado federal de programas sociales, dicho sea de paso el puesto perfecto y predilecto para los niños preferidos de los patrones, en marzo ya era candidato a la gubernatura, sin contar su carrera política en el vecino país del norte donde tuvo cargos por periodos de hasta 10 años, las malas lenguas dicen que esto también habría de revisarse a fondo, ya que tal vez, solo tal vez desde inicio los requisitos para un puesto de elección popular en México han estado viciados.
Lo que sucedió en Baja California es una grosería, Bonilla no le abona nada positivo al presidente, tal vez lo impresionó con sus juegos de béisbol en los mejores estadios, nos gustaría que nos impresionara con su alto grado de efectividad al gobernar y su respeto por las leyes e instituciones. De los diputados que votaron por esta barbaridad ni hablamos, hoy sus partidos los repudian, PRI, MOVIMIENTO, PT, MORENA, PAN y dos diputados de partidos locales, todos esos representantes son una vergüenza para el pueblo de Baja California, los ciudadanos depositaron su esperanza y confianza en ellos, hoy serviles al régimen crean reformas a modo. Ojalá todos ellos sean expulsados. Hemos escuchado a varios miembros de la administración federal en contra de semejante barbaridad, me da gusto que así sea, dos o tres personajes apoyan a Bonilla, entre ellos, la presidenta nacional de MORENA, lo que no miden es el daño que le están causando al presidente, hoy más que nunca les están dando la razón a todos sus opositores, hoy más que nunca revive el miedo de la pregunta que ha perseguido a AMLO siempre; ¿buscara la reelección?

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Caja china a cada crisis, por Diana Avitia

El pasado martes no paramos con las sorpresas desde temprana hora cuando nos enteramos de la inesperada renuncia del Secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa. Uno de los alfiles de la cuarta transformación, férreo defensor y personaje de los más participativos en las mañaneras. Ese día no pudo mas con la presión, con la simulación y decidió abandonar el barco, tal como lo hizo Germán Martínez ex director del IMSS hace pocas semanas, ambos con formas atropelladas, vía twitter por medio de una carta, la diplomacia y lo políticamente correcto definitivamente no está de moda. Ambos documentos tienen similitudes grandes, hacen hincapié a las injerencias perniciosas, roces, desacuerdos e imposiciones del régimen.

Los defensores del presidente acusan a Urzúa de traición, de no entender el modelo de la cuarta transformación, de no adaptarse al nuevo sistema, de neoliberal y de no adaptarse a la austeridad, uno de los que realizó fuertes señalamientos fue Ricardo Monreal, por otro lado, cientos de pronunciamientos en apoyo al ex secretario, en especial el sector empresarial que muestra su clara preocupación en el tema, el CCE de inmediato mostro su descontento con la política económica y Gustavo de Hoyos como en todas las decisiones de esa índole, fue firme en sus declaraciones.

La autoridad republicana y el combate a la corrupción siguen siendo las banderas de este gobierno, pero aparentemente para ellos son la panacea a todos los males, no terminamos de entender que la economía no funciona así, la economía no funciona con el corazón, es hora de alarmarnos, no nos bastó con el desplome en todos los indicadores internacionales donde cada vez son más duros en sus calificaciones con nuestro país, el cuatro por ciento de crecimiento que prometió el presidente hoy se ve más lejano que nunca. Hay quienes parecen alegrarse a cada tropiezo de este gobierno, el decir; “se los dije” los llena y regocija, creo que hoy la cordura deberá ser la bandera. El panorama pinta gris, el nombramiento del nuevo secretario no se hizo esperar, por medio de un video que inundo las redes AMLO nombraba a Arturo Herrera como su nueva pieza, presumía de sus estudios y capacidades, este por su parte con rostro desencajado y mirando al vacío, muchos dicen que el también tenía pensado seguir los pasos de Urzúa, en política una imagen dice más que cientos de palabras.

Cuando el tema permeaba de norte a sur y los noticieros no paraban de hablar sobre la renuncia, repentinamente estalla otra bomba mediática. La PGR detiene al abogado más famoso de México; Juan Collado, personaje público no solo por su escandalosa vida personal, si no por ser defensa de hombres como los Salinas, El Jefe Diego y quien ha llevado divorcios de grandes, la parafernalia y el reflector son lo de él, este martes fue el centro de atención, al estar comiendo con el líder sindical Carlos Romero de Champs lo detienen la procuraduría para presentarlo en termino ante el juez de control.

La llamada caja china tomo protagonismo nuevamente, este termino se refiere a las cortinas de humo, temas distractores, movimientos de ajedres para llamar la atencion del ojo publico, quitar tensión a otros temas que le pegan al gobierno, otra vez la caja china dio resultado. Este movimiento no es exclusivo de gobiernos federales, también en Chihuahua sabemos de eso, pero; ¿hasta dónde alcanza la caja china?, ¿hasta cuándo los distractores y el manejo de procuraduría/fiscalía arbitrariamente darán resultados?, tumbaron el tema de moda de inmediato con una detención brillante, el miércoles temprano se filtra a medios que el juez de control había vinculado a proceso al famoso abogado, por la compra de un inmueble, enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada los delitos.

En política no hay casualidades; todo está medido, cada palabra, cada acto, la forma es fondo siempre nos dicen. La detención frente al líder sindical fue un aviso, una palmada en la espalda al ciudadano. El pueblo bueno que cada vez tiene más desencajada la sonrisa, sumado a todo eso se dice que hubo claras peleas del ex secretario con Poncho Romo, por el tema de la banca de desarrollo, el empresario regio también dio clara muestra del descontento con varias acciones del gobierno, en especial lo de la cancelación del aeropuerto, él personalmente  prometió a los grandes empresarios, que Texcoco se cristalizaría. 

No sabemos cuántos mas saltaran del barco, hasta este momento no se si es un acto de cobardía o de congruencia, todos ellos no pueden acusar al presidente de nada, AMLO siempre fue claro en lo que quería y que política implementaría, ahora no vengan a decir que les causa sorpresa. Por ultimo lo más alarmante de la situación es cuando Urzúa expresa el desagrado al Plan de Desarrollo, ¿siete meses después se dio cuenta de cómo se manejaría la cuarta transformación?, creo que muchos pecan de ingenuos. Lo más grave es que el presidente minimiza la situación, se atrevió a manera de burla, pero “con todo respeto”, comparar las ideas de Urzúa con las de Carstens o Meade, sí Meade el ex candidato, ese que nos ayudó a reajustar la deuda hace pocos días, honestamente cualquier idea que venga de unos genios en economía como esos, no suena tan descabellada, pero nosotros tenemos otros datos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Según la cuarta transformación, a siete meses hoy hay mucho que festejar, por Diana Avitia

A un año del triunfo en urnas, pero a siete meses del ejercicio efectivo de gobierno la auto proclamada cuarta transformación realizó un evento faraónico en el zócalo capitalino, como la gran mayoría, que no culpo, cuando se trata de eventos políticos evita a toda costa sintonizarlos, aquí estoy yo para con gusto resumirles lo que se escuchó a lo largo de noventa minutos en los que el presidente tomó la palabra. 

El escenario dibujado al más puro estilo priista, que tanto se criticó, los camiones de simpatizantes no se dejaron esperar y con mantas del partido MORENA por decenas llegaron, lleno total para cuando el señor presidente saliera, camiones repartiendo refrigerios a los asistentes. El pódium ese si al estilo 4t, austero y sin brillo, únicamente cuatro personajes en simples sillas; la jefa de gobierno de la CDMX Claudia Sheinbaum, la primera dama, que según su instrucción no es primera dama Beatriz Gutierrez Müller, el presidente de la cámara baja Porfirio muñoz ledo, que las malas lenguas dicen se apersono en el presídium por sus pistolas después de las desavenencias que existieron los últimos días por las criticas al acuerdo con Estados Unidos y el cuarto personaje, López Obrador.

Inicio sin retrasos, aunque a muchos no nos guste la manera de dirigirse del presidente, tan coloquial, poco elocuente y lenta, la realidad es que conecta con el “pueblo bueno”, es su target y en ese sentido lo hace muy bien. Sería un despropósito describir cada línea del discurso, los “high lights” de la tarde sin lugar a dudas fueron; según AMLO de los cien compromisos que realizó, setenta y ocho de ellos estaban cumplidos, de manera textual aseguro que; “posiblemente nunca al inicio de un gobierno se haya hecho tanto en tan poco tiempo”, se vanagloriaba de sus avances económicos, ambientales, técnicos y en transparencia, todo, absolutamente todo esto está abierto a discusión, ya que lo dicho aquí está basado exclusivamente en cifras de presidencia, festejó el rechazo de su gobierno al fracking, otro golpe al neoliberalismo y a México si se me permite decirlo ya que aquí recordamos como el presidente en spots de campaña señalo lo fácil que sería extraer el crudo, “no tiene ciencia” decía hace un año, también festejaba la derogación de la reforma educativa.

Por otro lado, aseguro que la compra de medicamentos para abasto es segura y no solamente el cuadro básico, dijo claro y contundente que serían todos los medicamentos que se requirieran. Y como era de esperarse no dejo pasar la oportunidad para seguir sembrando división aun en un día de festejo y señaló fuertemente a los opositores que se ampararon por el interés que fuere en contra de la cancelación de Texcoco y de la construcción de Santa Lucia, de manera retadora dijo que no lo iban a parar. Por el contrario, en respuesta anunció la construcción de un parque y darle vida al lago de Texcoco, arrojó una cifra y orgulloso aseguro que quien le ayudaría en ello sería su consentida Claudia Sheinbaum, cuantos quisiéramos de nuestro jefe un; “no estás sola Claudia” en toda nuestra vida laboral, pues la jefa de gobierno en menos de dos semanas ya lo ha escuchado varias veces, esto no le cae en gracia a ningún miembro del partido en el poder que se perfile a la grande.

Como buen evento faraónico todo era azúcar, flores y muchos colores, a pesar de los gestos claros de Muñoz Ledo cuando se auto felicitó por el acuerdo con Estados Unidos, el presidente de la cámara baja no pudo evitar mostrar un rostro desencajado. Bombo y platillo porque según sus cifras el huachicol desapareció. Siguió en su línea de verticalidad en el gobierno, austeridad republicana como el epicentro de todo, combate a la corrupción como la panacea, lo que también llamo la atención de su línea discursiva fue que admitió que en tema de seguridad el ambiente era tenso, y los avances pocos.

Lo que escuchabamos era lo que se esperaría cualquiera hasta que una parte de él prácticamente me causo gastritis instantánea cuando respondiendo a los ataques de muchos en relación por su ausencia en el G20 dijo que no era necesario ir al extranjero a que nos dieran el ejemplo, que bastaba con nuestra historia como nación para defender nuestras libertades. Pensamiento arcaico, hoy en un mundo globalizado.

Creo que de los temas a resaltar se han señalado todos, nadie más tomo la palabra, se retiraron los cuatro personajes y dio inicio la verbena que cerró La Diosa de la Cumbia, ¿ya dijimos que esto era al criticado estilo priista verdad?, no es señalar a la organización, si no que es irrisorio como lo que se criticaba del viejo sistema se replica de la peor manera, no solo en esta ocasión y exclusivamente del partido en el poder, si no en muchas otras por otros partidos.

Este año no tendremos un día del presidente, tendremos dos, en un esfuerzo desesperado de AMLO por seguir en altos niveles de aceptación, sigue en el ojo público diariamente, el ejemplo claro de ello son las mañaneras, muchas veces sin sentido y con el único objeto de posicionarse como marca. El presidente es un hombre que le sabe a la política y a los movimientos populares eso es claro, también es cierto que su desplome de ocho puntos desde la ultima encuesta de popularidad no le cayó en gracia, la realidad es que sigue con altos niveles de aceptación, su fuerza es tan grande que aun con caídas estrepitosas en seguridad, economía y recortes grandes, la gente separa eso del personaje, aun cuando ese día desde el senado se movían los hilos para las partidas secretas, aun con el problema de las estancias, recorte a radio pública, deporte, en fin. La crítica de Monreal hace pocos días en relación a que nadie del gabinete le ayuda al presidente es cierta, pero también lo es que su figura no deja brillar a los otros, el recelo de verse encumbrado por lo que tanto trabajo no deja que le ayuden. Lo cierto es que lo único que podrá hacer caer al presidente es su ego mismo, porque el partido que lo llevo a la grande, no tiene pies ni cabeza, personajes desdibujados, la fuerza de la 4t no viene del empuje de sus simpatizantes, si no de la endeble oposición que hoy por hoy o le hace ni cosquillas al ejecutivo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto