Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: La marcha de los… ¿whitexicans?, por Diana Avitia

El pasado fin de semana casi todos estábamos concentrados en nuestro ritual dominguero cuando repentinamente las redes sociales se incendiaron, el motivo; la marcha del silencio o como le denominaron varios seguidores del sistema; “la marcha fifí”, escandalosa no por el número de asistentes, si no por la carga de simbolismos que contenía, en política no existen las casualidades, la forma es fondo y todos estamos inmersos en ella, actores políticos, gobierno, sociedad civil.
Ésta marcha convocada por la organización Chalecos Amarillos MX, según cifras no oficiales logró congregar a poco más de 15 mil personas que protestaron en contra de las políticas y decisiones del mandatario federal, otros medios arrojan cifras más pequeñas. Todos estas personas estuvieron desde las once de la mañana listos para expresar su sentir, el punto de reunión fue el Ángel de la Independencia, desde ese ahí marcharon cargando pancartas con consignas dirigidas al presidente; exigiendo justicia, otras tantas en contra de la cancelación del aeropuerto, muchas rechazando el recorte de recursos a estancias infantiles, la falta de apoyo a mujeres víctimas de violencia, contracción de la economía, despidos injustificados, por otro lado, también hay que decirlo, aunque realmente fueron casos contados hubo mantas de agresión a seguidores de AMLO y también por la contraparte provocadores que quisieron incendiar el evento, en resumen aquí pasó de todo.
A esta manifestación se unieron algunas marchas menores en diversas ciudades del país, entre estas; Querétaro, Guadalajara, Saltillo, San Luis Potosí, León, Toluca y Aguascalientes. Hubo muchas cosas que analizar en este evento. Involuntariamente los que les hicieron el caldo gordo a los organizadores fueron precisamente los férreos seguidores del presidente, especialmente su ejército de twitteros que no dejaron un solo momento de insistir en el tema, lo mismo de siempre, sus peleas absurdas por quien estará en la cima de los “trending topics” que dicho sea de paso esto socialmente tiene una incidencia mínima, sirve absolutamente para nada.
Y como en estos movimientos siempre se presentan los oportunistas, quienes no dejaron pasar la oportunidad para tergiversar el propósito de la manifestación y hacer que todo se trate de ellos, tenemos a los expresidentes Calderón y Fox, el primero con su llamado para unirse a la estructura
de lo que pretenden convertir en un partido político, el segundo, nuestro imprudente y nada elocuente expresidente de botas que para hacerse notar todavía más, el señor eligió ir vestido de negro a una convocatoria donde expresamente se solicitaba ir de blanco, porque no puede faltar la amiga incómoda que va a la boda de blanco y en esta ocasión esa amiga incómoda fue Vicente Fox, hubo otros que a mi parecer solo hicieron presencia y esto no es pecado, como Quadri y Belaunzarán entre otros, están en su pleno derecho de hacerlo. Lo cierto es que la oposición se palpa desdibujada, desorganizada, no existe hasta este momento alguien que sea el rostro opositor, ese que encabezará dignamente, conforme pasen los días veremos si este personaje saldrá a la luz o simplemente nos quedaremos esperándolo.
Todos los exmandatarios han pasado por este tipo de exigencias así que no es nada nuevo, el formato de la marcha fue clásico, nada del otro mundo, lo que realmente llama la atención es el corto periodo que el gobierno lleva en función, es importante que se ponga atención a este movimiento, que hoy es débil, pero puede albergar un futuro prometedor, los detractores a las políticas que se implementan no son pocos, pero están dispersos y no encuentran entre si otra coincidencia que no sea el disgusto por AMLO, pero en la guerra política no hay nada que identifique mas a los detractores que un enemigo en común, ya encontraran el camino para el acuerdo.
Se le cuestionó en la mañanera del lunes al presidente acerca del tema, no podíamos esperar a escuchar que es lo que tenía que decir, pero como la mayoría de las veces no sorprendió su respuesta, señalaba que no era monedita de oro y que eran necesarios los contra pesos para el
bienestar común. Todos sabemos que al presidente no le gusta que le lleven la contra, la crítica le causa escozor, su gobierno es lineal y las ordenes no se discuten. La segmentación de la ciudadanía es clara y en ese sentido urge que deje de referirse a los ciudadanos como tecnócratas, fifís, conservadores, detractores y demás, no puede exigir respeto si él no lo está brindando.
Esto que pasó es el primer llamado de atención, las primeras palmadas al hombro, él sabe perfectamente como es que esto opera, es una pequeña semilla que empieza a gestar y puede acabar en un movimiento grande, justo como el inició el suyo; con marchas, movilizaciones, campamentos, no se nos puede olvidar que quien era el opositor principal en el país por más de 18 años fue precisamente Andrés Manuel López Obrador y se las sabe todas. Hoy quien pretende realizar un movimiento opositor, está en pañales y falta mucho para que articule una maquinaria como la que tenía el hoy presidente en su momento. No se puede minimizar esto, pero sobre todo no se debe de ridiculizar, los que marcharon en su mayoría sí tenían las características fifís por excelencia, eso fue evidente y por ello no conecto con el público, fue un poco superficial.
El circo sigue y a ello abonó el exsenador y exsecretario del trabajo Javier Lozano cuando subió una foto errónea, al asignar a la marcha una imagen que realmente había sido tomada en una manifestación contra la inseguridad, pero cuando de un lado caen en esto, del otro salta para variar el Secretario Jiménez Espriú para “trollear” a la marcha AntiAMLO con un desafortunadísimo twitt en el que hacia mofa de la baja convocatoria y a su parecer absurda de asistentes, pero cuando pensábamos que esto se terminaba Denise Dresser le responde y lo deja en la lona al señalarle que lo que era realmente ridículo es que apoyara proyectos inviables.
La polarización en nuestro país siempre ha existido, pero no recuerdo algún otro momento de estos tiempos modernos en que ésta allá estado tan palpable, tan clara, que doliera tanto pues. No debe dejarse en saco roto este intento, el presidente sigue gozando al día de hoy de un nada
despreciable 60.3% de aprobación, aun después de la caída de 7.5 puntos desde el primer cierre de la encuesta que Mitosfky hace para El Economista, el aprobaAMLOmetro sigue alto, ya hubiera querido el expresidente Peña acercarse a ese 60 de aprobación, la reciente caída se atribuye a dos
factores; inseguridad y polarización, aun cuando esta última es notable, el presidente conserva su base de votantes pero también expulsa al resto y una sociedad inmersa en una guerra de insultos diarios simplemente no funciona, esto es un engranaje, el buen político llega a consensos, a veces se gana a veces hay que ceder, todo por el bien común, solo van 5 meses, se puede redireccionar el barco y ser un poco más incluyente o se puede seguir por el mismo camino, el de siempre, donde hay buenos y malos, fifís y chairos, ese camino que todos sabemos jamás nos ha dejado avanzar.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Opinión: Decisiones al vapor, por Diana Avitia

El pasado fin de semana el secretario de turismo Miguel Torruco festejaba con bombo y platillo los resultados de la derrama económica y el movimiento turístico que hubo por el asueto; restaurantes llenos, ocupación habitacional en un muy buen nivel, centros turísticos abarrotados. Mientras esto pasaba y los empresarios sonreían después del súper puente, el presidente en su afán de arreglar lo que no está descompuesto afirmo en su mañanera, con la seguridad que le da tener de rodillas a la bancada de la mayoría su pretensión firme de dar por terminados los puentes, afirmaba que el recorrer los días de asueto para formar puentes dejaba atrás lo prioritario; nuestra memoria histórica y el valor de las fechas cívicas.

Otra vez nos preguntamos lo mismo; ¿es el presidente un extraordinario estratega en busca de posicionar temas para desviar la atención nacional o simplemente un improvisado?, esperemos que sea la primer opción, ya que de no haberse empapado del tema desconocería que la derrama económica se debe ponderar y que en definitiva, no se es, más o menos patriótico según el día de descanso, si buscáramos un arraigo histórico, eso se debe de trabajar en las aulas, con programas bien estructurados y dinámicas que permitan a nuestros alumnos comprender cada una de las fechas cívicas.

Otro capricho, otra ocurrencia que veremos como la terminan resolviendo los integrantes del equipo presidencial, así como se tuvo que estructurar todo un circo sobre el avión presidencial y su venta en “cachitos”, pongamos atención a la siguiente maroma, otro tema vacío que se posiciona, ¿Cuántas salidas de estas le restan a la cuarta transformación?, solo el tiempo lo dirá.

Por lo pronto en nuestro estado el partido MORENA tuvo un duro golpe la semana pasada. La guerra por el agua sigue y nuestros pescadores, campesinos y productores son los más afectados, y por supuesto nosotros que veremos cómo se elevaran por los cielos los costos de los productos si el agua no diera abasto para la producción. El presidente afirmo en su pódium que sus datos le arrojaban con certidumbre que nuestras presas tenían la cantidad suficiente del vital líquido como para abrir las compuertas y asegurar nuestro consumo, que de no tener esa seguridad el hablaría con el presidente americano para buscar soluciones alternas o prorrogas para resolver nuestro adeudo.

En redes vi lo insólito, aunque eran las menos tuve la desafortunada experiencia de leer comentarios de personas defendiendo lo increíble, argumentaban y criticaban a quienes se manifestaban e impedían frente a la Guardia Nacional la apertura de compuertas, cuestionaban desde su desconocimiento el por qué esos manifestantes no hicieron lo propio con pasadas administraciones, varias de estas personas no eran del estado grande claro está, porque de ser así entenderían lo difícil y hostil que es nuestro territorio, que la valía de ese líquido es nuestra prioridad, que no tiene colores y que dependemos de esos cuerpos de agua.

Es cierto, es un tratado antiguo firmado por pasadas administraciones, pero la cuarta transformación ha sido tan condescendiente con la presidencia americana, por decir lo menos que un cruce de palabras para atenuar esta exigencia no estaría de más, aun y cuando AMLO no se cansa de decir que primero la política interna y luego la externa, tal vez en ocasiones como esta sería bueno ser un mandatario de nivel y salir de su zona de confort, muchos de los manifestantes creyeron en su proyecto y son pueblo bueno, no tenemos quien vea por nuestro estado, estamos desprotegidos. Varios diputados estuvieron con los manifestantes, incluso alguno de la bancada guinda. Las elecciones están a la vuelta de la esquina, ahí es donde claramente apreciaremos la dimensión del costo político que tuvo este incidente.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Las tribus del poder, por Diana Avitia

El pasado fin de semana vimos con descontento como el quebrante social y político sacó su peor cara, por un lado, los gritos e insultos de pésimo gusto a la macha de LeBarón y Sicilia nos hizo ver que la polarización y el fanatismo nos dominan, no les permite a muchos ser empáticos frente a la tragedia, independientemente de si nos agraden o no los personajes centrales de la marcha, tanto las masacres como los homicidios e inseguridad en la que nos encontramos inmersos son desafortunados.

En lo político fueron días complicados para el partido en el poder. MORENA continúa formándose, al ser construido al vapor para un proyecto llamado Andrés Manuel, sus cimientos hoy están tambaleando, ya que la fortaleza principal ahora se encuentra despachando desde Palacio Nacional, la atención del presidente hoy se encuentra en la administración del país. Él marca su línea claramente, pero se le ve el descontento cuando se le cuestiona por las luchas internas de su partido. Que no nos sorprenda si el presidente les da un revés y decide dejarlos si esto le colma la paciencia, porque la realidad es; MORENA es AMLO y sin él esto se cae, por lo menos hoy por hoy que ésta estructura sigue sin consolidarse independientemente del ejecutivo.

Dos líderes nacionales, dos grupos. Por un lado, Yeidckol Polevnsky, un personaje que por lo menos en sus redes no le va bien en popularidad, los ataques no paran, pero también es cierto que al ser un personaje público se expone de manera desproporcionada. Por el otro grupo tenemos a Alfonso Ramírez Cuellar, quien desde el 26 de enero del corriente también se ostenta como presidente del Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA. Solo basta con que busquen ambos nombres en su navegador para que les arroje las descripciones de ambos personajes, es irrisorio, ambos con el cargo de presidente nacional y la leyenda bajo este que dice “en disputa”. ¿Qué sentirá el presidente?, solo a unos meses de la llegada al poder las tribus internas ya desenvainaron la espada, sacaron su verdadera cara.

Polevnsky argumenta que el congreso nacional en el que su contraparte fue electo, se convocó de manera incorrecta y que no siguieron los estatutos, por ello su elección seria nula. Por otro lado, Ramírez se respalda por la convocatoria que tuvieron y el apoyo de Bertha Lujan, es decir, en MORENA, les gustan los golpes de estado internos, pero critican los de fuera, contrasentido e irreverencia. La lucha por el poder no es solo a nivel país, cada estado tiene su micro guerra y esa exhibida les cobrara factura en el futuro cercano.

También el presidente les sugería su tan sonado método de la encuesta para destrabar ese conflicto y decidir el relevo, pero increíblemente a mano alzada ese congreso rechazó el método del ejecutivo, otra enorme incoherencia ya que el método encuesta ha sido promovido por MORENA para tomar decisiones de índole nacional sumamente delicadas, fue así como se le dio muerte al proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Como dice un gran amigo; “les gusta hacer, pero que no les hagan”.

Que MORENA es el nuevo PRI, ya no lo sé. En esta ocasión tuvieron unos tintes amarillos, los tienes del PRD, esos de enconos y separaciones, de tribus y grupos, esos de ponerse el pie entre hermanos. Del pragmatismo e institucionalidad priista esta vez no se vio nada, ese alineamiento inmediato del priismo se esfumó o nunca estuvo, esa máquina de ganar elecciones por más de 70 años funcionó por un gran pilar, ser institucionales. Los problemas internos se arreglan en casa, porque al dar una apariencia de desunión, la oposición se fortalece.

A MORENA le alcanzará para seguir ganando en el 2021, pero esto no dura toda la vida, dependen exclusivamente de la cara popular del ejecutivo, y así como él decidió dar vida al monstruo, también le puede dar muerte.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Primero la grilla y después la salud, por Diana Avitia

El pasado miércoles los padres de los niños con cáncer que han sido afectados severamente por el desabasto de medicamentos y tratamientos acudieron al Aeropuerto Internacional Benito Juárez con la intención de acostarse en las pistas y así llamar la atención del gobierno, ciudadanos y medios de comunicación. Estas personas han caído en la desesperación, desde hace meses el abasto ha ido en decremento, en algunos casos “afortunados” ha llegado a cuenta gotas y la enfermedad de sus pequeños sigue avanzando.

Nueve largos meses en los que el desabasto de medicamentos oncológicos en instituciones públicas va creciendo, en ese periodo el gobierno no ha podido resolver el problema.

Es innegable que los corruptos tratos en el abasto de medicamentos han sido un mal enorme que aquejó a varias administraciones, los grandes emporios farmacéuticos se han aprovechado de la vulnerabilidad y presionando al gobierno con la complicidad de funcionarios corruptos, han hecho fortunas, no solo a niveles federales, si no en nuestro sistema estatal también.

Lo anterior es el argumento principal del gobierno federal para detener los tratos con esos emporios, pero las decisiones han sido encausadas de la peor manera. Desde la campaña nos anunciaron que el combate a la corrupción seria el pilar de esta nueva transformación, es decir, ya se sabía a lo que se enfrentarían. Por lo antes mencionado, la responsabilidad directa de contar con un plan de ataque y buscar allegarse de proveedores competentes es directamente de quienes hoy están al mando. Se cansaron de decirnos que serían la panacea a todo mal, hoy ya pasaron meses y la respuesta no llega.

El viernes pasado los padres de familia rebasados por su frustración siguieron en su línea y buscaron acudir al presidente en su conferencia matutina, ya que la policía el miércoles en el aeropuerto detuvo el intento de bloquear las pistas, esa mañana se les negó la entrada. La prensa cuestionó al ejecutivo de inmediato por ese tema, quienes buscaron manifestarse lograron el objetivo.

El presidente y sus funcionarios del sector salud, seguían en su postura de que no existe el desabasto y culparon a la corrupción de que los medicamentos no llegaran a los niños. Pero con la presión mediática el viernes dio resultado, a medias, porque el ejecutivo dijo abiertamente que tenían una “hipótesis”, la cual insinuaba que los directores de hospitales públicos en donde se atienden estos pequeños estaban causando ese descontrol por los contratos que tenían con PiSa, empresa y monstruo farmacéutico que antes abastecía, hoy “quieren seguir teniendo el control” aseguro López Obrador.

Luego afirmó que la Secretaría de la Función Pública abriría una investigación y que las resistencias a un cambio están presionando y piensan que así se darán marcha atrás a sus decisiones, que manipulan la situación y que él no cedería.

Manejar los temas políticos con astucia, gracia y sutileza es un don que muy pocos poseen, entendemos perfectamente y jamás negaríamos la existencia de redes de corrupción, pero es un contra sentido tener ese discurso mientras dan la bienvenida a funcionarios con pasados obscuros.

Tenemos que ser coherentes y eso cuesta mucho, la realidad es que el sistema de salud ha entrado en una crisis, hoy nuestros pequeños están desprotegidos. Y mientras buscan desaparecer vestigios del pasado como lo fue el Seguro Popular, con el objetivo claro de borrar pasadas administraciones, aun y cuando este funcionaba, no llegaremos a ningún lado.

Muchos de nosotros no contamos con asistencia hospitalaria privada, el mundo hoy toma precauciones contra el coronavirus y nuestro país no está preparado para combatir ese monstruo. El presidente cuenta con nuestro apoyo para luchar en contra de la corrupción, pero con estrategia, de manera pensada y con tiros de precisión. No estamos para culpar fantasmas y menos con la desprestigia Secretaria de la Función Publica, entendemos que ese mal tiene que terminar, pero no acosta de la salud de nuestros niños.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto