Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Las mentadas mañaneras por Diana Avitia

La tan sonada conferencia matutina no se hizo esperar y desde los primeros días de este gobierno hemos visto como se han desarrollado, la función del vocero de la presidencia Jesús Ramírez ha sido desdibujada, el que lleva la batuta casi a cada cuestionamiento es el presidente, diariamente durante 80 minutos promedio, según cifras de SPIN taller político, se da un cruce de preguntas y respuestas entre el presidente y reporteros, a cien días de su gestión hoy tenemos numeralia que analizar e ideas que aportar después de un poco más de 67 conferencias de prensa.

Los roles del presidente han sido tan diversos como las preguntas a las que se expone, un ejemplo de esto fue cuando tuvo que hacer las veces de encargado de recursos humanos del CONACYT, se entiende que quiera tener el control para no dar cabida a errores como la declaración del Secretario de hacienda relativo al tema de las estancias infantiles o la declaración del Secretario de educación con el tema del idioma inglés, no pueden seguir cobijados en la alta aceptación del presidente esto es solo el inicio y al pasar el tiempo estos errores pesaran, es hora de que lo apoyen absorbiendo temas y conteniendo crisis, hoy solo visualizo dos situaciones; el presidente confía tanto en su imagen y capital político para contener temas o desconfía tanto de su gente en el manejo de crisis que prefiere hacerlo el, a veces de manera poco afortunada ya que en 90 ocasiones ha respondido con un; no sé, o un no tengo datos, es tiempo de que salgan al quite, el solo no podrá.

Solamente el 12% de lo ahí expresado pasan a ser titulares en primeras planas. En ocasiones el ejecutivo se presenta solo y otras lo acompañan miembros de su gabinete, los más asiduos; son los secretarios de defensa, marina, seguridad y de gobierno en ese orden, 36% de las participaciones han sido de mujeres y 64% hombres, pero si a este análisis le quitáramos la presencia de la Secretaria Sánchez Cordero quedaría en un 80% de participación masculina y se reduciría a un 20% la femenina, de los 73 invitados que han tenido presencia, solamente 19 tomaron la palabra.

El presidente tiene muchas virtudes y entre tantas la que destaca es ser un visor y estratega político destacado, tiene una conexión sui generis con el pueblo, sabe que al presentarse diariamente se mantendrá en el pensamiento colectivo y sobre todo que su palabra marcara agenda, hoy más que nunca teniendo un 80% de aprobación pero una característica que nunca ha acompañado a AMLO es la elocuencia, su falta de fluidez al expresarse es marcada, no es un orador destacado y eso prolonga de manera absurda las conferencias. Por otra parte, en ocasiones esto toma un matiz nada afortunado, al convertirse en un rio de insultos, desde fifís neoliberales 132 veces dicho hasta mafia de la ciencia, por decir los menos aberrantes. Lo mejor es que este sistema sea una vez por semana con puntos torales, bien estructurada, que el ejecutivo no se desgaste, dejar que la agenda siga y usar ese tiempo en cosas mucho más importantes.

Pongamos esto en perspectiva por un solo instante e imaginemos de la manera más objetiva haber escuchado al ex presidente Peña o Calderón decir alguno de estos calificativos, dirigidos a un sector o personaje específico y sobre todo no sufrir repercusiones al respecto, imaginémoslo por un momento dejando atrás filias y fobias, en el 2000 se dio un vuelco total que no tenía reversa, la apertura de los medios y las criticas abiertas al gobierno por primera vez se visualizaban en el panorama, creo que ese es el mejor legado de Fox, desde entonces el ejecutivo ha sido blanco de memes, cuestionamientos, insultos, burlas y hay que reconocer que han sabido guardar silencio, responder con cabalidad y seguir. Al ser candidato y buscar el voto, ciertas acciones son permitidas porque es una competencia, el candidato está siendo evaluado diariamente, el construir un lazo de empatía es lo principal y por ello el lenguaje es más coloquial y es permitido. Fox es el fiel ejemplo de como un candidato con su tan distintivo lenguaje despertó pasiones, buenas y malas, finalmente ganó la elección sumado al hartazgo social y la necesidad de un factor de cambio, situación similar a la que enfrentamos las pasadas elecciones, pero Don Vicente al continuar con su desafortunado leguaje ya no nos pareció tan simpático, conozco a personas que votaron por él, les parecía cercano, gracioso, afable, bonachón, pero ahora que es un fiel detractor del sistema permanece con su distintivo léxico y ahora todos esos buenos adjetivos calificativos que le atribuían, se han convertido en insultos.

La investidura presidencial merece respeto, a cualquier indicio de error hoy por hoy el linchamiento es inmediato, el arma que utilizo MORENA en campaña ahora les reviro, la sociedad en general con la apertura de medios caímos en exagerar errores, mismos que van de cosas verdaderamente importantes hasta nimiedades como la mala pronunciación de alguna palabra, debemos madurar como sociedad y el presidente al ostentar el cargo más importante de la nación debe entrar en papel, dejar atrás la campaña y poner el ejemplo, es válido usar un lenguaje coloquial es parte de la crítica, una pincelada de sarcasmo es válida, también es importante hacerlo conscientes y sobre todo aceptar repercusiones.

Insisto, el ejecutivo inspira respeto pero también debe de ofrecerlo, la campaña de división y odio jamás fue una buena idea, lo mejor siempre es abonar a la construcción y a la unidad, todos somos un equipo nos guste o no, dejemos los insultos vacíos a un lado y démosle cabida a la crítica bien argumentada, escuchar a quienes hoy detentan el poder pero también dar oído a la oposición, la política no es más que un juego de pesos y contrapesos es tiempo de hacerlo, esta vorágine debe de ser también un juego de ideas, de aceptar errores y de sumar.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Opinión: Volando a la inquisición, por Diana Avitia

Una vez más nos ganó el showman, otra vez caímos en la cortina de humo y nos vemos inmersos en la mofa nacional, dios quiera que la burla de la rifa del avión sea planeada, porque de no ser así y las riendas de nuestra nación no estarían en las mejores manos.

Nunca me cansaré de repetir lo convencida que estoy de que nuestro presidente es un gran estratega político, pero también un hombre ávido de atención que disfruta del foco y escrutinio público, siempre y cuando sea para adularlo, claro está, como buen político disfruta al poseer el control.

La idea populista de que el avión presidencial era un lujo “que no tenía ni Obama”, fue una estrategia mediática increíble y dio el resultado buscado, la propuesta de venderlo sembró en la campaña del hoy presidente eso que todo político quiere; provocar, mover sentimientos, convencer y buscar identidad con el sector adecuado de la población, siguiendo el dogma de Maquiavelo, el fin justifica los medios, ¿o no?

Pero como no es lo mismo ser torero que ver los toros desde las gradas, hoy esa idea se ha convertido en una bola de nieve que ni Obama puede parar, una más de la cuarta transformación, la imposible venta del avión presidencial, mientras la nave sigue inmóvil, los gastos por ello nos rebasan, luego trataron de convencer diciendo que la aeronave era inservible para volar distancias cortas, en fin, como agradeceríamos un; “me equivoque” y finalmente tener a un mandatario que usara un transporte a la altura de nuestro país, para dar celeridad y presencia internacional, esto no se trata de caprichos populistas, no es por él, es por la nación. Pero en este caso el ego es más grande que la voluntad, tal vez el rechazar vuelos privados con el argumento de que el pueblo no tiene la misma accesibilidad al ellos, brinda el pretexto perfecto para no atender de inmediato los problemas nacionales, solo se necesitan dos ejemplos para demostrar que la voluntad de atención inmediata no existen; Culiacanazo y LeBaron.

Pero mientras las risas causadas por los memes relacionados con el avión y su rifa nos saturan, este martes se filtran unos borradores que cimbrarían el sistema penal nacional, cuando centramos nuestra atención en los distractores sembrados el debate de las definiciones nacionales resulta prácticamente imposible.

Dichos documentos filtrados, contienen iniciativas en materia de procuración y administración de justicia, para dar a la fiscalía más fuerza, entre los que estarían; arraigos indiscriminados, control de las detenciones por parte del ministerio público e intervenciones de llamadas y correos. Golpes fulminantes al sistema acusatorio en el que nadie es culpable hasta demostrar lo contrario y regresaríamos a un sistema arcaico e inquisitorio en donde somos culpables hasta demostrar nuestra inocencia. Una verdadera lástima y más para nuestro estado que fue pionero en el sistema acusatorio nacional. No me mal interpreten, la puerta giratoria es una realidad, pero la desaparición de derechos fundamentales no es la vía, la preparación del ministerio público mediante mejores salarios, capacitaciones y herramientas son la mejor manera de dar resultados.

Esperemos que esto sea como muchas otras jugadas de la cuarta transformación, tirar la idea a ver si pega, de lo contrario hacer como que nunca pasó. Todo esto ya llamó la atención de las diferentes fracciones parlamentarias, incluyendo a muchos miembros de MORENA, que según se dice a primera instancia pusieron cara de desaprobación.

El regresar a un sistema acusatorio no es la vía y menos hoy cuando nuestro mandatario nacional ha dejado en claro que tiene enemigos a los que les pone apodos y reta constantemente, ¿qué garantías tendría un acusado bajo esta premisa? La realidad es que de ser ciertas estas iniciativas a quien le espera una labor increíble de cabildeo en el senado es a Ricardo Monreal, esperemos que quede en la congeladora, de lo contrario, las miradas mundiales volverían a centrar su atención en México, otra vez por las razones incorrectas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Cartilla moral y la concentración del poder. Por Diana Avitia

Hace unos meses inicio la polémica distribución de la Cartilla moral con el objeto de promover una
transformación en la sociedad mexicana, esta sólo consta de algunas páginas, es una reedición de
la original de Alfonso Reyes a la que se le agregó la presentación escrita por el presidente, quien
insiste en inyectar su idea de moralidad a absolutamente todas las actividades, incluso a la
economía, un término tan subjetivo que la discusión del mismo nos llevaría una eternidad. El
primer título de este texto es; “El hombre se educa para hacer el bien” y textualmente señala… “El
bien no debe confundirse con nuestro interés particular en este o en otro momento de nuestra
vida. No debe confundírselo con nuestro provecho, nuestro gusto o nuestro deseo. El bien es un
ideal de justicia y de virtud que puede imponernos el sacrificio de nuestros anhelos, y aun de
nuestra felicidad o de nuestra vida”.
Es de llamar la atención que al regirse por principios tan claros y muy cercanos a los dogmas
religiosos la administración de la autoproclamada cuarta trasformación este pasando en su primer
año por cuestionamientos tan fuertes que recaen en alfiles del ejecutivo. Es sumamente extraño
como esos axiomas no comulgan en absoluto con personajes como los gobernadores Bonilla y
Barbosa, este último que incluso usando el nombre de dios afirmo que; el castigo cayó sobre los
opositores, justo en ese instante el estado laico sangró.
El martes pasado Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la secretaria de
hacienda dijo a la prensa que existen investigaciones abiertas a gobernadores y superdelegados,
recalco que; “La Secretaría de la Función Pública ha planteado, el caso de nueve personas y
nosotros estamos en colaboración con ellos por dos casos en particular”. A tan corto tiempo de
que esta administración haya arrancado, los casos de presunta corrupción resuenan con fuerza,
muchos dicen a favor de los señalados que los ataques a esos alfiles del ejecutivo responden a
diferentes intereses, que una investigación es solamente eso y que en un sistema acusatorio todos
somos inocentes hasta demostrar lo contrario, eso es cierto, el sistema inquisitorio que
desechamos hace algunos años quedó en desuso por ser violatorio de los derechos humanos.
La figura de superdelegado es nueva, según la administración actual atiende a una reorganización
administrativa, una persona en la que se depositaran responsabilidades varias con el propósito de
recortar el gasto en las diversas dependencias federales, concentrando su dirección en él o ella,
quien absorbería el peso laboral de un todo, pero con ello también vendría un gran poder. La
oposición por su parte señala que esta figura busca posicionar a personajes del partido en el
poder, mediante una estrategia clientelar, ya que al disponer de todos los recursos del aparato
gubernamental es fácil tomar ventaja, sobre todo porque no existe una reglamentación que
impida después a estos personajes buscar puestos de elección popular.
Los delegados federales con denuncias por uso irregular de programas ante la Secretaria de la
Función Pública según su titular son: los de Aguascalientes, Chihuahua, Chiapas, Colima,
Guanajuato, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora y Jalisco, es decir, el treinta por ciento de los
que ostentan ese puesto hoy son señalados, pésima estadística, que para nada se lleva de la mano
con los principios rectores de la cartilla moral.
La Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en su Artículo 17 señala claramente qué; “los
delegados tienen la encomienda de coordinar los programas, supervisarlos, siempre bajo el

mandato directo del Presidente de la República”. Es sumamente delicado el manejo de estos
programas.
Las declaraciones de Santiago Nieto no las debemos de tomar a la ligera, las investigaciones siguen
su curso, es lamentable que Chihuahua sea uno de estos casos, fue un tema que a nivel nacional
resonó ya que se la cuestionó por el tema al presidente en la conferencia matutina, por décadas
nos quejamos del sistema clientelar priista, de que su fuerza de movilización provenía de
programas públicos, del uso de recursos del estado y del abuso del poder. Permitimos que esas
prácticas se arraigaran, muchos partidos las han emulado con la esperanza de prolongar su
estancia en el poder, hace casi un año nos prometieron un cambio, hoy es el momento de
sanearlas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Evo, la cortina de humo. Por Diana Avitia

Hace pocas semanas habíamos comentado como Latinoamérica estaba en llamas y solo era cuestión de tiempo para que alguno de los países del sur cayera en una crisis insostenible, analizamos muy someramente las razones de los estallidos en cada uno de los países foco, Bolivia llamaba fuertemente la atención ya que a pesar de que su presidente llevaba al país a un crecimiento económico, en la pasada jornada electoral los ciudadanos fueron claros, se vio atrapado en un proceso en el que no saldría adelante, el sistema electoral se cayó y al recuperarse el presidente Evo llevaba la delantera indiscutible, empezaron las revueltas y aun con ellas, el tomo protesta.

Antes de que la OEA avalara la elección, nuestro país vía el canciller ya había felicitado al presidente electo y festejaba su toma de protesta, La Unión de Estados Americanos había pedido desde el mismo día de la jornada electoral una segunda vuelta, nunca se hizo. Con los estallidos sociales sobre Morales no le quedo más que aceptar esa segunda vuelta, no fue suficiente y empujados por la crisis los militares sugieren a Morales que renuncie.

Fue un golpe de estado, uno light, sugerido, impulsado por las revueltas, pero lo fue. Es claro que la reelección y la perpetuación en el poder lacera al ciudadano, lo hastía. Leí mucho durante estos días la frase de Simón Bolívar; “Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él a mandarlo, de donde se originan la usurpación y la tiranía”. Fue el pecado de Evo, 13 años, modifico la ley a su conveniencia, el costo hoy es el exilio.

De inmediato el estado mexicano, fiel a su costumbre de brindar asilo a los perseguidos políticos, ofreció de manera sumamente precipitada nuestro país para cobijar al ex presidente y algunos funcionarios, se mandó un avión, se le protegió, el trato ha sido muy especial, visitante distinguido. Muchos no estaremos de acuerdo, muchos otros sí. La realidad es que seguimos teniendo un doble discurso, en donde respetamos la Doctrina Estrada, no intervención, pero por otro el estado mexicano se vuelca a reconocer antes que la OEA elecciones de otro país, por un lado muchos repudian a Piñera por opresor, pero por otro palmean la espalda de Maduro, por un lado tenemos disponible un avión para recibir como rey a un asilado político y por otro nuestro propio presidente no viaja a los estados en donde la violencia a pegado fuerte, que fortaleza hubiera brindado el titular del ejecutivo al pisar suelo Culichi o Chihuahuense, no fue así.

La administración alargará lo más posible el tema de Morales, se dirá defensor de los derechos humanos al brindarlo, este asilo se otorga a personas que han sido exiliadas y perseguidas en su país de origen por motivos políticos, es la protección que un estado brinda a ese sujeto por estar en riesgo su integridad. Este tema le dio al gobierno un respiro, fue una bolsa de oxígeno para la autoproclamada 4T, en días anteriores la ola de inseguridad había sobrepasado al estado, los índices de crecimiento seguían arrojando cifras nada favorecedoras, Evo hoy es el pretexto perfecto, el distractor que cayó del cielo.

Mientras todos nos ocupamos del tema de moda, ayer en el senado tomó protesta Rosario Piedra Ibarra, la nueva presidenta de la CNDH, nombramiento lleno de cuestionamientos, desde su forma de elección, hasta el origen partidista de la nueva presidenta, mujer sumamente cercana a MORENA. Ayer el senado se convirtió en un circo, golpes, gritos, una escena vergonzosa, la oposición sigue dejando mucho que desear, muchos que están en el poder hoy desconocen razones, por otro lado se pretende pegarle a quien se ve como opositor al régimen, Lorenzo Córdova presidente del INE, tenemos que entender la gravedad de esto, hoy con fiscal carnal, presidenta de la CNDH carnala, todo apunta para presidente del INE carnalísimo, estamos volteando la mirada a la luz brillante, mientras en lo obscuro se trastoca instituciones, se ejecuta un plan centralista y seguimos inmersos en la ola de violencia, atendamos a nuestro México, como diría mi abuelo, primero lo primero.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto