Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Resurge Ayotzinapa, por Diana Avitia

La vida tiene cambios radicales, un instante estamos tranquilos, posteriormente la vorágine del día a día cambia de la cotidianeidad al caos. Eso justamente, a gran escala claro está, justo lo que pasa con los gobiernos, en un momento pueden estar en la cima, gozando niveles de popularidad altos, el líder en la cumbre plasmado en la revista Times, y bajo su imagen la leyenda “Saving Mexico”, ¿se acuerdan?, yo sí. Luego, del desarrollo de sucesos posteriores y concatenados el ambiente cambia radicalmente y la historia toma un curso diferente, sumándole a esto lo mediático, la oposición responsable y la rapaz, el resultado es catastrófico. Es innegable que el momento más negro del sexenio pasado fue la noche del 26 de septiembre de 2014, misma en que los 43 normalistas fueron privados de su libertad, el gobierno del presidente Peña nunca se pudo levantar de este golpe.

Como si no nos fueran suficientes todos los problemas por los que pasa nuestro país, crisis económica, incertidumbre, ingobernabilidad, inseguridad, ayer el fiscal general de la república apareció nuevamente después de casi 6 meses de no gozar del foco público, se nota que lo extrañó bastante porque regreso con una bomba, sus declaraciones fueron en relación al caso de los 43 normalistas desaparecidos para asegurar que la tan sonada “verdad histórica” del exfiscal Murillo Karam era una mentira, y que iniciaría desde cero.

Es importante recordar a que nos referimos cuando hacemos referencia a “La verdad histórica”. No es más que la versión oficial de la administración del ex presidente Peña en voz del entonces Fiscal, en ese entonces se afirmó que los estudiantes de la normal fueron privados de su libertad, incinerados y arrojados al río San Juan, en Guerrero, a manos del grupo delincuencial Guerreros Unidos, porque fueron señalados de pertenecer a Los Rojos, grupo contrario.

La reaparición del Fiscal General De La Republica, Alejandro Gertz Manero vino con la noticia de que la FGR había solicitado órdenes de aprehensión contra 46 implicados, servidores públicos de diversos municipios de Guerrero, por los delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada, mismas ordenes que se sumarían a la ya obtenida contra Tomás Zerón de Lucio, quien fue el titular de la Agencia de Investigación Criminal y a quien se señaló por alterar evidencias, mismo que huyó del país para no ser detenido, aseguro el Fiscal.
Esperemos todo esto vaya por buen cause, pero es inevitable ver al elefante rosa en la habitación, la realidad más sólida aquí es que el presidente Obrador como una de sus promesas de campaña y bandera de la misma, utilizó el caso Ayotzinapa, y aseguro así a las familias de las victimas que una vez fuera el ungido todas las dudas del caso se disiparían. En diciembre del 2018 el presidente urgió a formar la Comisión de Verdad por el caso Ayotzinapa, misma que ha servido para dos extraordinarias cosas; para nada y para nada.

Es complicado entender como a penas se está pronunciando la actual administración al respecto, ahora que cumple dos años de haber obtenido el triunfo en urnas, al igual que el caso de Emilio Lozoya surgen cuestionamientos, ¿Por qué hasta ahora?, ¿Humo distractor?, ¿Tabla de salvación para la día a día más desacreditada cuarta transformación?, solo el tiempo lo dirá. Gertz Manero regresó con fuerza, señalando al por mayor errores pasados y presentes, ya que también se pronunció acerca de la detención y liberación de los familiares del “Marro” en Guanajuato y lamento las decisiones y pésimo manejo del caso por parte del gobierno estatal.

Nos da gusto ver con fuerza al fiscal, esperemos no olvide cuales son los casos en los que los delitos por su naturaleza son competencia y responsabilidad directa de la federación, nos da esperanza todo ese ánimo desaborado, ojalá le alcance para resolver el pasado, pero sobre todo el presente, el hoyo de inseguridad en el que vivimos lo llama a la acción, será complicado sumergirse en la investigación, controlar lo oficial, lo extraoficial, lo mediático y lo politiquero, será inevitable resurja la tan incómoda foto del presidente Obrador con el entonces alcalde de Iguala, también involucrado en el caso y quien presumía de haber sido un candidato impuesto por AMLO, el nombre de Jose Luis Abarca volverá y será un personaje nada cómodo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Opinión

La doble pandemia: Violencia de género. Por Itali Heide

Itali Heide

En marzo de este año, millones de mujeres de cada rincón en México se manifestaron para exigir igualdad y seguridad en un país históricamente feminicida y machista. Tanto en las calles como en el mundo digital, #NiUnaMenos resonó en nuestras mentes.

Más de 80 mil mujeres se manifestaron en CDMX el pasado 8 de marzo. (Foto: Sopitas.com)

Cuando COVID-19 pasó de ser una preocupación lejana a una realidad alarmante, las voces demandando igualdad fueron eclipsadas por las tremendas consecuencias que seguimos viviendo los mexicanos durante esta pandemia.

Antes de que se pudieran abordar y solucionar los problemas de violencia de género, por los que lucharon millones de mujeres en todo el mundo, el enfoque nacional e internacional se desplazó hacia otros asuntos de importancia.

El hecho de que haya perdido magnitud no significa que la violencia haya dejado de existir. En México, se registró un aumento preocupante en asesinatos de mujeres, llamadas relacionadas con violencia, y aperturas de investigaciones penales por violencia familiar durante la contingencia sanitaria.

‘Ninguna mascarilla nos protege de la violencia’, declara Dolores Iglesias poderosamente. Su madre, Cristina y su hermana Ada, de tan solo siete años, fueron víctimas de un doble femicidio durante la cuarentena en Argentina. ‘El Coronavirus le puede tocar a un empresario o a un presidente. En cambio, los femicidios nos pasan solo a nosotras. (…) Los femicidios son una pandemia que no pasa’, reflexiona la joven desgarrada.

Dolores (izq) con Cristina y Ada, madre e hija asesinadas durante la cuarentena. (Foto: Dolores Iglesias)

Solamente en los primeros dos meses de la cuarentena, la Red Nacional de Refugios atendió 77% más mujeres que en el mismo periodo del año pasado. Los registros de llamadas de emergencia al 911 demuestran un aproximado de 143 llamadas por hora relacionadas con violencia sexual y familiar en contra de mujeres y niñas.

De acuerdo con Equis Justicia, los tres factores por los que la violencia contra mujeres se incrementó:

  • El aislamiento implica un incremento de riesgo al pasar más tiempo con los agresores.
  • La crisis económica puede generar frustración, miedo y dificultades para cubrir las necesidades del hogar.
  • La reducción de trabajo en las redes de apoyo que normalmente ofrecen ayuda a mujeres en riesgo.

La violencia doméstica incrementó durante la contingencia sanitaria. (Foto: Foro Jurídico)

Los datos son escalofriantes: 66% de las mujeres mayores de 15 años han sufrido algún incidente de abuso emocional (49%), sexual (41.3%), físico (34%), o económico (29%). Al igual que COVID-19, la violencia de género en México representa una pandemia sin cura. ¿El virus? El machismo sistémico, cuyo cimiento es la ideología social y política que denigra a las mujeres.

La violencia de género a contraluz de la pandemia nos pone de frente la necesidad de considerar el impacto imparable que genera el machismo sistémico en el día a día a más de 60 millones de mujeres y niñas en México.

De enero a junio 2020 se registraron 489 feminicidios. (Foto: Alfredo Estrella)

Si tú o alguien que conoces está en una situación de riesgo, consulta esta guía creada por la OMS sobre la violencia de género en tiempos de contingencia sanitaria.

Para contactar directamente a la línea de Atención a Mujeres en Situación de Violencia, marca al 800 1084 053 desde cualquier parte de México.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Mi deportivo rojo, por Nancy Toledo

Hay etapas en la vida en donde te frenas en seco y te das cuenta que algo te hace falta para ser completamente feliz.

Algún deseo pendiente que en tu recorrido por la vida no has podido cumplir. Ya se por falta de madurez, dedicación o dinero has deseado algo, y no lo has podido satisfacer.

Puede llegar tu momento, darte el gusto, y agregar una “palomita” a tu lista de pendientes…o puedes arrastrar por años las ganas de tener algo. O de ser algo.

Hay crisis muy identificadas en nuestro desarrollo: empezando por “los terribles dos” de un niño, que no es más que buscar libertad, cuestionarse las órdenes de sus papás y buscar identidad propia. Pero ya más grandecitos, está “la crisis del cuarto de sigo” que se da alrededor de los 25 años…un profesionista empezando la vida adulta, enfrentándose a una nueva realidad y responsabilidad, al mismo tiempo que se cuestiona hacia dónde va la vida, y no quieren que siga avanzando.

Y por último, la tan vívida “crisis de los 40”, está etapa en la que se busca aferrarse a la juventud que aún queda en nuestro cuerpo, y si no queda…se busca devolverla a cómo dé lugar! Y peor aun, muchas veces es cuando la gente se da cuenta que no ha hecho las mejores elecciones en su vida. Se cuestionan de su pareja, trabajo, decisiones personales…y entonces es donde aparece el deportivo rojo!. O lo que representa…

Eso tan ostentoso con lo que quieres demostrarte a ti, y a todo el mundo que puedes tener lo que quieras. Que tu vida no es aburrida. Que eres tan joven capaz de eso y más!. Pongo el ejemplo del deportivo, pero hay miles más….y todos son tan radicales porque tienen la característica que necesita ser algo notorio e inmediato. Estoy segura que a cada quien se le viene a la mente algún otro ejemplo…

Yo creo que si atendemos nuestras necesidades y carencias a tiempo, podemos trabajar en llegar plenos a cada año y etapa de nuestra vida. La idea es que no debemos de esperar a tener una crisis para darte estos gustos, y buscar esos logros.

Hay que detenernos a analizar en donde estamos parados, y hacia donde queremos avanzar. Identificar lo que queremos y trabajar para tenerlo. Reconocer que siempre estamos en búsqueda de algo. Lograr saber por donde va ese “vacío” por llamarlo de alguna manera…antes de terminar con un convertible rojo en la cochera!. Porque por muy impresionante que sea, eso no será capaz de llenar de satisfacción tus días y de plenitud tú vida.

Nancy Anahi Toledo Rascón
Facebook.com/eso pienso
Instagram @eso.pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Nuestra identidad perdida en el ciberespacio. Por Itali Heide

Itali Heide

El progreso de la humanidad ha pasado por momentos clave que cambiaron totalmente su rumbo. Intercambiamos jeroglíficos por emojis, mercados callejeros por clics en Amazon, juglares por memes, dictaduras por algoritmos y convertimos nuestra identidad en código. Mientras que la humanidad lidia con la tecnología entrando a cada rincón de sus vidas, la realidad de un mundo digitalizado es inevitable.

 

Tan solo hoy, ¿cuánto aprendió el internet de ti? Cada clic y cada interacción deja atrás una huella, la cual se convierte en el tejido de la anatomía digital que estamos construyendo. Al crear un ADN digital, nuestros datos individuales son átomos en el sistema que podría contestar preguntas existenciales sobre la especie humana. El Big Data podría ser la llave para comprender el comportamiento humano en su forma más cruda y vulnerable.

El crecimiento del Big Data es exponencial: Google procesa 40,000 búsquedas cada segundo.

Junto con avances en la inteligencia artificial y la computación cuántica, Big Data se convierte en el activo más poderoso del mundo, tanto para bien como para mal. El crecimiento exponencial de la tecnología y la recolección de datos es prevalente en cada parte del mundo.

Gracias a estos avances, nuestros celulares pueden identificar a nuestros amigos y familia en fotos, ampliar nuestros playlists con canciones recomendadas, buscar el amor en una aplicación, y recomendarnos productos y servicios personalizados.

El 39% de los las parejas casadas en la actualidad se conocieron en redes sociales.

Así es como convivimos día a día con los avances de la inteligencia artificial, Big Data y otras tecnologías emergentes. Abajo de la superficie que todos ven, los avances también están mejorando la vida humana en cada aspecto de su existencia.

Con XtalPi, se desarrollan candidatos moleculares para el desarrollo de fármacos, salvando vidas al poder desarrollar rápidamente nuevos medicamentos. Un ornitólogo reunió datos migratorios de aves durante dos décadas y descubrió que pueden predecir la fuerza de la temporada de huracanes con más precisión que los humanos. En el sector agricultural, Blue River Technology desarrolló una máquina inteligente que reduce el uso de fertilizantes por 90% al solo fertilizar las plantas que lo necesitan. ClassVR permite que estudiantes de cada nivel puedan interactuar con la información presentada, desarrollar perspectiva y fomentar empatía al transportarse a momentos históricos, ecosistemas, monumentos, culturas y ambientes diferentes. Facebook utiliza un sistema de reconocimiento de objetos para desarrollar descripciones de fotografías para personas con discapacidad visual.

Blue River Technologies desarrolló un una máquina inteligente de fertilización que reduce dramáticamente el uso de fertilizantes. / Foto: Blue River Technologies

Lo mismo sucede en cada campo del conocimiento y desarrollo humano: la ciencia y el deporte, la publicidad y las finanzas, la sociedad se deriva hacia la toma de decisiones basada en datos. ¿Qué tan preocupante es el hecho de que existe una cantidad inmensurable de nuestros datos en el ciberespacio?

La verdad, es que es imposible evitar dejar una huella en el ciberespacio. El futuro de la privacidad de datos evolucionará junto con otras tecnologías para protegernos. Como todo, este progreso es un arma de doble fila. Se tendrá que monitorear, regularizar y cambiar conforme a nuestras fortalezas, debilidades, necesidades e identidades.

Las preocupaciones de ciberseguridad deben ser borradas por regularización internacional.

Por el momento, hay cosas sencillas que pueden disminuir la posibilidad de compartir datos personales sensibles.

 

  1. Protección de contraseña: utilizar autenticación de dos factores en donde sea posible, usar una contraseña única y compleja para cada cuenta.
  2. Mantener los sistemas operativos y sistemas
  3. Aprender a identificar estafas de phishing.
  4. Verificar y configurar las opciones de privacidad en las aplicaciones que usemos.
  5. Verificar la autenticidad de aplicaciones, documentos y software que se descarguen.
  6. Usar sitios web seguros, especialmente para transacciones confidenciales.

La digitalización y la globalización nos conectan a cada rincón del planeta.

La ciencia de datos ha recorrido un largo camino, y seguirá siendo una parte esencial de la vida cotidiana de la especie humana. Depende de la sociedad determinar el camino por el que nos llevará: un arma tan poderosa que mejora el mundo, también es lo suficientemente poderosa para hacer lo contrario.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto