**PAN, entre la espada y la Borruel *Azules y aliancistas se disputan el pastel *Cabada tendido por la reelección *Policías y alcaldes serranos en la mira de la Fiscalía *Descalabrada a Dowell, otra…

2608

Entre la espada y la Borruel. Un video patético, por donde se le vea, se difundió ayer masivamente en redes sociales, medios y grupos de Whats App, donde se observa al ex alcalde y ahora director de Coesvi, Carlos Borruel, su hijo, Carlos Eduardo Borruel, y su yerno, David Ortega, recién renunciado del Instituto de Cultura Física y Deporte, golpear a un joven al parecer con algún vínculo con su hija, Mónica Borruel, quien también aparece en la escena.0b208184-137f-4116-8371-f1e3d4e99256

Por el lado legal, se observan en el video actos que podrían considerarse delitos como lesiones, amenazas y quizá hasta privación ilegal de la libertad, cometidos por estos funcionarios públicos. También llama la atención que el video parece haber sido grabado por el propio Ortega. ¿Qué motivaciones tuvo él en grabarlo, cómo llegó a las redes y con qué motivación? Sólo en la familia lo saben, pero si hay chantajes e intentos de extorsión como denunció el ahora director de Coesvi, desde luego también es un delito.

Por el lado ético… uf. Comencemos por el trato que a todas luces es violencia no sólo contra el joven a quien, en bola, le sueltan una lluvia de amenazas y golpes, sino contra la misma regidora, a quien insultan y gritan de manera humillante, en un acto que aunque las encumbradas feministas de Chihuahua prefieran callar, podría calificarse como violencia de género. También habrá que ver si el hecho de que un  “defensor de la familia” como Borruel resuelva problemas familiares a golpes y en grupo… ¿coincidirá esto con el Código de Ética colocado en las oficinas de gobierno?

Por el lado mediático. Si bien la difusión del video en sí es, desde luego, ruin y mezquina, y un saciamorbos que está de más compartir al reflejar una situación que a fin de cuentas es personal y familiar, los hechos que en él se muestran sí que llevan interés público. ¿Cómo afectan los problemas familiares de los Borruel a la administración pública de Chihuahua? ¿Justifica la persecución a Duarte y sus colaboradores (hasta ahorita cero sanciones) cualquier falla o exceso de los actuales funcionarios? Si es verdad que Borruel paga el precio de no ceder a chantajes ¿habrá otros que sí hayan cedido o vayan a ceder por sus antecedentes?

Por el lado político queda la sensación de que el puyazo salió de entre mismos grupos del PAN que nada más no tragan a Borruel y a los suyos, principalmente porque el ex alcalde aspira a una senaduría. También llama la atención el respaldo de personajes como el ‘Pony’ Lara, Carlos Olson y otros de su grupo, quienes tratan de achacar todo al PRI y dejar que todo quede en una guerra sucia contra una honorabilísima familia….

Por el lado gubernamental, el gobernador Corral deberá decidir si sigue dejando pasar estos escándalos pues no es el primero ni será el último que protagonicen los Borruel, vinculados ya a a una larga lista de numeritos vinculados con autos robados, armas, fraudes electorales, pleitos, golpizas y otros aracles. El mismo gobernador, hace unos años, llamaba a “limpiar el partido” precisamente de Carlos Borruel a quien llevaron al proceso de expulsión. La lucha contra la corrupción y las malas prácticas de gobierno suena muy bonita en el discurso, pero la gente sólo entiende acciones y, hasta ahorita, no hay nada que haga pensar que va en serio. Todavía están a tiempo.

Jaloneo entre derecha a izquierda. La Secretaría de Desarrollo Rural es una muestra de cómo un gobierno diverso no necesariamente es más plural. Alianza Ciudadana, hasta hace poco muy manita de la administración de Corral, anunció la renuncia de Joaquín Solorio Urrutia como coordinador del departamento de Infraestructura Rural. El mensaje es delicado, pues Solorio pesa por el puro apellido, pero también por su cercanía con los mandamases de El Barzón y organizaciones de izquierda, como la flamante Lucha Castro, el aguerrido Gabino Gómez o el veterano Martín Solís. El PAN aprovecha su expertise político y, poco a poco, va comiéndose lo que en principio les negaron del pastel.

Disyuntiva ante 2018. Así, deberá irse alineando el espectro político de Chihuahua. El PRI, al menos hacia 2018, está prácticamente muerto excepto por algunos espacios locales que logren mantener o recuperar, pero excepciones todas. Otra parte del PRI ya se alineó a Morena, y el PAN va solo. La pugna será entre quienes vayan con la bandera de derecha e izquierda, pero aunque sean nuevos discursos y causas, las caras y las prácticas serán las de siempre. Vaya eligiendo su bando.

Corral, en la China. Mientras, el changarro arde, el gobernador anda en China haciendo sus pininos para traer inversiones de las buenas y callarle la boca a Trump con empleos bien remunerados principalmente para la frontera. Es un negociador nato y lleva a Alejandra Vega, que le sabe al asunto, por lo que las expectativas son favorables. El clima antitrump mundial podría, sin querer, hasta favorecernos, gracias a acciones oportunas.

Tendido también anda Cabada. El alcalde de Juárez no quiere perder ni un día en sus aspiraciones por ofrecer resultados y tejer en la grilla que le permita relegirse, pues eso de dos años como que no le llena, mejor cinco. Para eso se trajo cuatro peleas de box a la frontera, no sólo para jalar billetes, sino también reflectores, y de paso granjearse a los de Televisa, que le han tupido desde hace mucho. Luego se lanzó a Austin, Texas, para reunirse con demócratas y republicanos.

Y tampoco se la acaba con su gente. El problema es de nuevo Sergio Almaraz, quien sin querer queriendo ha empañado todo lo bueno (y hasta lo malo) que ocurre en la frontera. Luego de salir corriendo cuando le preguntaron sobre las investigaciones en su contra por supuestamente haber encubierto a su entonces jefe César Duarte, mejor puso una pantalla de por medio y ahora sólo envía videos faceboqueros a la prensa para evitar incomodidades.

Ladradera en la Sierra por operativos. Llama la atención que mientras los pobladores de la Sierra y el Noroeste lanzan llamados de auxilio, literalmente, los alcaldes y policías de esas regiones estén atormentados por que los capaciten, los evalúen y traten de limpiar la zona de las lacras enquistadas desde siempre.

Sospechas, intereses y narco es lo que suena detrás de la resistencia a capacitar y evaluar a los policías de Nuevo Casas Grandes, Casas Grandes, Zaragoza, Temósachi, Gómez Farías y Madera, pues sin distinciones partidistas barrieron con todos y se los trajeron a Chihuahua. Hubo autoritarismo, la verdad, pero tomar en cuenta a los alcaldes y mandos de los cuales se sospecha sería volver al jueguito de córrele que te alcanzo de siempre. Urge contundencia.

No es que quieran, dijo Óscar Avendaño, director de la Policía Estatal Única, quien ya sentenció a los policías que se pusieron bravos y se negaron a acudir. Aquellos que renuncien por negarse a ser evaluados, o quienes simplemente tiren el rifle, serán investigados para ver a quién sí le hacen caso y por dónde andan realmente sus intereses y lealtades. Hacía mucho que no había nada en la región que no fuera simulación, parece que va en serio la cosa.

A Dowell también lo traen en la mira. Su notaría podría tener larga colita, muy larga, pues no es de a gratis la perruna defensa que el también dirigente del PRI ha hecho del duartismo y sus secuaces. Al parecer recibió hasta tres millones de pesos por asesorías a la Contraloría, la misma contraloría que no le halló nada de nada a los gobiernos priistas y cuya cabeza acaba de rodar por los suelos del nuevo amanecer. Ya se habían tardado.

Escribe tu comentario

Comentarios