Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Buena vibra a la Guardia Nacional, por Diana Avitia

Hace años tome un diplomado en la casa de la cultura jurídica, veíamos los cambios y adhesiones a la entonces nueva ley de amparo, en mi clase tenia de compañero, un capitán de la SEDENA, le pregunte el porque su interés en el curso, su respuesta llamó mi atención, él me decía que era común en su gremio incurrir en violaciones a derechos humanos y que lo habían enviado para que él como abogado, comprendiera a cabalidad y defender a los compañeros que incurrieran en esa falta.
Hile de inmediato lo que me decía, días atrás a mí y un amigo que me llevaba a casa a unas cuadras de llegar, una célula mixta nos había bajado del vehículo, revisado, quitado con navaja el polarizado y retenido por un buen rato con la excusa de que podían revisar cualquier carro sospechoso. En esos días recién estaba entrando la anterior administración estatal, la delincuencia estaba por los cielos, al menos en mi círculo cercano ya había pasado de todo; habían robaron mi camioneta, una amiga fue víctima de secuestro, otra bajada con arma larga de la pick up, un compañero de la escuela víctima de homicidio en el campus. En Chihuahua entendemos perfectamente lo que es estar inmersos en un grado de alarma tan grave que; cada noche escuchábamos detonaciones, acribillados, los restaurantes cerraban y la ciudad moría, este preámbulo es con la intención de recordar lo que hemos querido olvidar para situarnos en tiempo y espacio, todos vivimos de diversas formas ese estado de crisis.
Los acontecimientos anteriores tienen un trasfondo, en el mes de diciembre del 2006 cuando Calderón declara la guerra al narcotráfico, el que en campaña prometía ser el presidente del empleo, en sus primeros días cambio radicalmente de rumbo y se convirtió en el presidente de la guerra, varias veces lo vimos portar chaquetas de táctica militar, haciéndose notar como el jefe de las fuerzas armadas. Fuimos de los estados más afectados por esta estrategia, todos estamos a favor de erradicar la delincuencia organizada pero esos años de terror nos marcaron, algunos críticos como Aguilar Camín en los análisis acuñaron términos como la “pax narca”, pidiendo a gritos la estabilidad nacional.
En Chihuahua cuando era latente la guerra entre carteles, de inmediato entraron las células mixtas, todos recordamos esos rondines de caravanas militares combinados con policía estatal. Se asentaron decenas de elementos, hubo un vaivén de emociones y también hay que decirlo casualmente con ellos aquí se dispararon las extorsiones telefónicas, muchos fuimos víctimas de la violencia de estas células, de sus arbitrariedades.
Con todo y lo criticado con justicia o no, el sexenio estatal anterior en Chihuahua tuvimos un respiro, si bien no erradicado en su totalidad, las células se retiraron y por lo menos dejamos de escuchar las detonaciones diarias, dejo de concentrarse el índice de criminalidad en ciertos estados y este cáncer se disipó ahora con intensidad por otros que antes se consideraban pacíficos especialmente en el sur y centro del país, las muertes siguieron.
La palabra militarización por si sola asusta, nos remite de inmediato a regímenes autoritarios, por ello en su campaña el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió varias veces contra esta decisión, incluso entro en polémica al criticar a la SEDENA en varias ocasiones. Pero como en política un día lo blanco se torna negro, el jefe del ejecutivo dió anuncio de su intención de forman la polémica Guardia Nacional, es preciso decir que cada presidente ha tenido las mejores intenciones para salvaguardar la paz en el país, sería absurdo pensar que deliberadamente armen
una estrategia para ir en contra del pueblo, misma que debe ser analizada desde sus resultados eso es lo que debe estar sujeta a críticas y escrutinio público.
Desde el nombre, este cuerpo de seguridad en su forma y operación es algo nuevo, diferente, complicado y muy mediático, característica de muchas de las decisiones de la actual administración. Nuestra constitución hace referencia a la Guardia Nacional en varios de sus artículos y por años estuvo ahí como un concepto olvidado que hacía referencia al supuesto de que si el país se encontrara en guerra ésta guardia sería un cuerpo al que los civiles se podría adherir para salvaguardar la seguridad nacional, algo así como un cuerpo heroico de revestimiento celestial, los simbolismos mueven masas y eso en política no cae nada mal.
Ahora lo complicado: Es necesario dotarlo de una estructura y no dejar al aire el concepto, modificaciones a la constitución eran necesarias y después el congreso deberá aprobar tres leyes reglamentarias: la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza, la Ley Nacional del Registro de Detenciones y la Ley de la Guardia Nacional.
El presidente tenía en mente como quería exactamente la conformación y operatividad del cuerpo, una vez que el decreto paso por la cámara baja la lucha encarnizada por lo que sí iba y lo que no, se daría en la cámara alta porque admitámoslo, si ha existido algún contrapeso, aunque diluido, ese ha estado en el senado. La oposición contemplando previas audiencias con la sociedad civil y gobernadores, peleaba ciertos cambios. En este punto brilló el coordinador de la fracción mayoritaria Ricardo Monreal, el pulido colmillo político lució y después de muchas negociaciones por unanimidad se aprobó el pasado 21 de febrero.
La oposición y la mayoría MORENA festejaban, fotos sonrientes de todos los senadores inundaban las redes, aparentemente todos salimos felices. Las modificaciones principales al decreto fueron; la que establecía Mando civil, temporalidad de cinco años para regresar a fuerzas armadas a los cuarteles, eliminación de candados a cargo del Legislativo para disolver la Guardia Nacional, la obligación de los gobernadores para capacitar a las policías locales, la participación de las policías y la Guardia Nacional en la investigación de los delitos estarán sujetas a la conducción jurídica del
Ministerio Público, entre otras.
Luego el 26 de marzo el presidente de la mesa directiva Martí Batres, informó que ese día el DOF publicó el decreto en el que se reformaban, adicionaban y derogaban diversas disposiciones de la constitución en materia de la Guardia nacional. Los artículos modificados fueron el 10, 16, 21, 31, 35, 36, 73, 76, 89; en los que la mayoría cambian el concepto de Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Guardia Nacional por Fuerza Armada permanente y cuerpos de reserva. Además, se adicionó un inciso al artículo 21, y se derogaron un par de fracciones de los 73 y 78.
Esto ya está más que cocinado y es cuestión de tiempo, muchos decían que el presidente había quedado a disgusto con las modificaciones, la semana pasada nos mantuvo en suspenso cuando señalaba en la mañanera que el jueves daría el nombre de la cabeza de la Guardia. El ungido fue el general de brigada Luis Rodríguez Bucio, en proceso de retiro. Además, se creó una Coordinación Operativa enlace con la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana integrada por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional el general Xicoténcatl Núñez Márquez, quien tramita su retiro; por parte de la Secretaría de Marina, el contralmirante de infantería, en retiro, Gabriel García Chávez, con diplomado en derechos humanos y por la Policía Federal, Patricia Rosalinda Trujillo Mariel.
La oposición y sociedad civil saltaron con estos nombramientos, el debate era, si estos se dieron en la línea de la legalidad, entre lo que es y lo que debe ser, el presidente se impuso. Con toda la honestidad del mundo estos son perfiles brillantes y de capacidad probada, viendo por Chihuahua nos cayó de perlas que el general Xicoténcatl sea una de las cabezas, conoce nuestro estado, tuvo todo el sexenio pasado para analizar y actuar en contra de la inseguridad.
Comprendo también el enojo de la oposición, el sentirse burlado no cae en gracia, la lucha de poderes y el hiperpresidencialismo es claro, los nombramientos no se pueden disfrazar… Si parece pato, camina como pato y grazna como pato… es un pato. Y la doctrina castrense que educaron
estos mandos jamás se podrá ocultar, ahora solo nos resta desearle lo mejor a la guardia nacional, que todas las estrategias den frutos, porque no olvidemos que los malos están afuera y mientras nosotros peleamos ellos siguen creciendo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Opinión: Caja china a cada crisis, por Diana Avitia

El pasado martes no paramos con las sorpresas desde temprana hora cuando nos enteramos de la inesperada renuncia del Secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa. Uno de los alfiles de la cuarta transformación, férreo defensor y personaje de los más participativos en las mañaneras. Ese día no pudo mas con la presión, con la simulación y decidió abandonar el barco, tal como lo hizo Germán Martínez ex director del IMSS hace pocas semanas, ambos con formas atropelladas, vía twitter por medio de una carta, la diplomacia y lo políticamente correcto definitivamente no está de moda. Ambos documentos tienen similitudes grandes, hacen hincapié a las injerencias perniciosas, roces, desacuerdos e imposiciones del régimen.

Los defensores del presidente acusan a Urzúa de traición, de no entender el modelo de la cuarta transformación, de no adaptarse al nuevo sistema, de neoliberal y de no adaptarse a la austeridad, uno de los que realizó fuertes señalamientos fue Ricardo Monreal, por otro lado, cientos de pronunciamientos en apoyo al ex secretario, en especial el sector empresarial que muestra su clara preocupación en el tema, el CCE de inmediato mostro su descontento con la política económica y Gustavo de Hoyos como en todas las decisiones de esa índole, fue firme en sus declaraciones.

La autoridad republicana y el combate a la corrupción siguen siendo las banderas de este gobierno, pero aparentemente para ellos son la panacea a todos los males, no terminamos de entender que la economía no funciona así, la economía no funciona con el corazón, es hora de alarmarnos, no nos bastó con el desplome en todos los indicadores internacionales donde cada vez son más duros en sus calificaciones con nuestro país, el cuatro por ciento de crecimiento que prometió el presidente hoy se ve más lejano que nunca. Hay quienes parecen alegrarse a cada tropiezo de este gobierno, el decir; “se los dije” los llena y regocija, creo que hoy la cordura deberá ser la bandera. El panorama pinta gris, el nombramiento del nuevo secretario no se hizo esperar, por medio de un video que inundo las redes AMLO nombraba a Arturo Herrera como su nueva pieza, presumía de sus estudios y capacidades, este por su parte con rostro desencajado y mirando al vacío, muchos dicen que el también tenía pensado seguir los pasos de Urzúa, en política una imagen dice más que cientos de palabras.

Cuando el tema permeaba de norte a sur y los noticieros no paraban de hablar sobre la renuncia, repentinamente estalla otra bomba mediática. La PGR detiene al abogado más famoso de México; Juan Collado, personaje público no solo por su escandalosa vida personal, si no por ser defensa de hombres como los Salinas, El Jefe Diego y quien ha llevado divorcios de grandes, la parafernalia y el reflector son lo de él, este martes fue el centro de atención, al estar comiendo con el líder sindical Carlos Romero de Champs lo detienen la procuraduría para presentarlo en termino ante el juez de control.

La llamada caja china tomo protagonismo nuevamente, este termino se refiere a las cortinas de humo, temas distractores, movimientos de ajedres para llamar la atencion del ojo publico, quitar tensión a otros temas que le pegan al gobierno, otra vez la caja china dio resultado. Este movimiento no es exclusivo de gobiernos federales, también en Chihuahua sabemos de eso, pero; ¿hasta dónde alcanza la caja china?, ¿hasta cuándo los distractores y el manejo de procuraduría/fiscalía arbitrariamente darán resultados?, tumbaron el tema de moda de inmediato con una detención brillante, el miércoles temprano se filtra a medios que el juez de control había vinculado a proceso al famoso abogado, por la compra de un inmueble, enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada los delitos.

En política no hay casualidades; todo está medido, cada palabra, cada acto, la forma es fondo siempre nos dicen. La detención frente al líder sindical fue un aviso, una palmada en la espalda al ciudadano. El pueblo bueno que cada vez tiene más desencajada la sonrisa, sumado a todo eso se dice que hubo claras peleas del ex secretario con Poncho Romo, por el tema de la banca de desarrollo, el empresario regio también dio clara muestra del descontento con varias acciones del gobierno, en especial lo de la cancelación del aeropuerto, él personalmente  prometió a los grandes empresarios, que Texcoco se cristalizaría. 

No sabemos cuántos mas saltaran del barco, hasta este momento no se si es un acto de cobardía o de congruencia, todos ellos no pueden acusar al presidente de nada, AMLO siempre fue claro en lo que quería y que política implementaría, ahora no vengan a decir que les causa sorpresa. Por ultimo lo más alarmante de la situación es cuando Urzúa expresa el desagrado al Plan de Desarrollo, ¿siete meses después se dio cuenta de cómo se manejaría la cuarta transformación?, creo que muchos pecan de ingenuos. Lo más grave es que el presidente minimiza la situación, se atrevió a manera de burla, pero “con todo respeto”, comparar las ideas de Urzúa con las de Carstens o Meade, sí Meade el ex candidato, ese que nos ayudó a reajustar la deuda hace pocos días, honestamente cualquier idea que venga de unos genios en economía como esos, no suena tan descabellada, pero nosotros tenemos otros datos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Según la cuarta transformación, a siete meses hoy hay mucho que festejar, por Diana Avitia

A un año del triunfo en urnas, pero a siete meses del ejercicio efectivo de gobierno la auto proclamada cuarta transformación realizó un evento faraónico en el zócalo capitalino, como la gran mayoría, que no culpo, cuando se trata de eventos políticos evita a toda costa sintonizarlos, aquí estoy yo para con gusto resumirles lo que se escuchó a lo largo de noventa minutos en los que el presidente tomó la palabra. 

El escenario dibujado al más puro estilo priista, que tanto se criticó, los camiones de simpatizantes no se dejaron esperar y con mantas del partido MORENA por decenas llegaron, lleno total para cuando el señor presidente saliera, camiones repartiendo refrigerios a los asistentes. El pódium ese si al estilo 4t, austero y sin brillo, únicamente cuatro personajes en simples sillas; la jefa de gobierno de la CDMX Claudia Sheinbaum, la primera dama, que según su instrucción no es primera dama Beatriz Gutierrez Müller, el presidente de la cámara baja Porfirio muñoz ledo, que las malas lenguas dicen se apersono en el presídium por sus pistolas después de las desavenencias que existieron los últimos días por las criticas al acuerdo con Estados Unidos y el cuarto personaje, López Obrador.

Inicio sin retrasos, aunque a muchos no nos guste la manera de dirigirse del presidente, tan coloquial, poco elocuente y lenta, la realidad es que conecta con el “pueblo bueno”, es su target y en ese sentido lo hace muy bien. Sería un despropósito describir cada línea del discurso, los “high lights” de la tarde sin lugar a dudas fueron; según AMLO de los cien compromisos que realizó, setenta y ocho de ellos estaban cumplidos, de manera textual aseguro que; “posiblemente nunca al inicio de un gobierno se haya hecho tanto en tan poco tiempo”, se vanagloriaba de sus avances económicos, ambientales, técnicos y en transparencia, todo, absolutamente todo esto está abierto a discusión, ya que lo dicho aquí está basado exclusivamente en cifras de presidencia, festejó el rechazo de su gobierno al fracking, otro golpe al neoliberalismo y a México si se me permite decirlo ya que aquí recordamos como el presidente en spots de campaña señalo lo fácil que sería extraer el crudo, “no tiene ciencia” decía hace un año, también festejaba la derogación de la reforma educativa.

Por otro lado, aseguro que la compra de medicamentos para abasto es segura y no solamente el cuadro básico, dijo claro y contundente que serían todos los medicamentos que se requirieran. Y como era de esperarse no dejo pasar la oportunidad para seguir sembrando división aun en un día de festejo y señaló fuertemente a los opositores que se ampararon por el interés que fuere en contra de la cancelación de Texcoco y de la construcción de Santa Lucia, de manera retadora dijo que no lo iban a parar. Por el contrario, en respuesta anunció la construcción de un parque y darle vida al lago de Texcoco, arrojó una cifra y orgulloso aseguro que quien le ayudaría en ello sería su consentida Claudia Sheinbaum, cuantos quisiéramos de nuestro jefe un; “no estás sola Claudia” en toda nuestra vida laboral, pues la jefa de gobierno en menos de dos semanas ya lo ha escuchado varias veces, esto no le cae en gracia a ningún miembro del partido en el poder que se perfile a la grande.

Como buen evento faraónico todo era azúcar, flores y muchos colores, a pesar de los gestos claros de Muñoz Ledo cuando se auto felicitó por el acuerdo con Estados Unidos, el presidente de la cámara baja no pudo evitar mostrar un rostro desencajado. Bombo y platillo porque según sus cifras el huachicol desapareció. Siguió en su línea de verticalidad en el gobierno, austeridad republicana como el epicentro de todo, combate a la corrupción como la panacea, lo que también llamo la atención de su línea discursiva fue que admitió que en tema de seguridad el ambiente era tenso, y los avances pocos.

Lo que escuchabamos era lo que se esperaría cualquiera hasta que una parte de él prácticamente me causo gastritis instantánea cuando respondiendo a los ataques de muchos en relación por su ausencia en el G20 dijo que no era necesario ir al extranjero a que nos dieran el ejemplo, que bastaba con nuestra historia como nación para defender nuestras libertades. Pensamiento arcaico, hoy en un mundo globalizado.

Creo que de los temas a resaltar se han señalado todos, nadie más tomo la palabra, se retiraron los cuatro personajes y dio inicio la verbena que cerró La Diosa de la Cumbia, ¿ya dijimos que esto era al criticado estilo priista verdad?, no es señalar a la organización, si no que es irrisorio como lo que se criticaba del viejo sistema se replica de la peor manera, no solo en esta ocasión y exclusivamente del partido en el poder, si no en muchas otras por otros partidos.

Este año no tendremos un día del presidente, tendremos dos, en un esfuerzo desesperado de AMLO por seguir en altos niveles de aceptación, sigue en el ojo público diariamente, el ejemplo claro de ello son las mañaneras, muchas veces sin sentido y con el único objeto de posicionarse como marca. El presidente es un hombre que le sabe a la política y a los movimientos populares eso es claro, también es cierto que su desplome de ocho puntos desde la ultima encuesta de popularidad no le cayó en gracia, la realidad es que sigue con altos niveles de aceptación, su fuerza es tan grande que aun con caídas estrepitosas en seguridad, economía y recortes grandes, la gente separa eso del personaje, aun cuando ese día desde el senado se movían los hilos para las partidas secretas, aun con el problema de las estancias, recorte a radio pública, deporte, en fin. La crítica de Monreal hace pocos días en relación a que nadie del gabinete le ayuda al presidente es cierta, pero también lo es que su figura no deja brillar a los otros, el recelo de verse encumbrado por lo que tanto trabajo no deja que le ayuden. Lo cierto es que lo único que podrá hacer caer al presidente es su ego mismo, porque el partido que lo llevo a la grande, no tiene pies ni cabeza, personajes desdibujados, la fuerza de la 4t no viene del empuje de sus simpatizantes, si no de la endeble oposición que hoy por hoy o le hace ni cosquillas al ejecutivo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: ¿Verdad o mentira histórica?, por Diana Avitia

Existen muchos momentos en una administración que ponen en duda la gobernabilidad, circunstancias de tensión que trastocan las instituciones, eventos de tal magnitud que llevan a la crisis y pueden terminar con un gobierno. El caso de Iguala significo para el sexenio pasado el punto de quiebre, a partir de ese momento fue la debacle, ni siquiera el pacto por México sonado con bombo y platillo al inicio de la administración o de la calificación externa que al inicio del sexenio gozaba Peña fue suficiente para atenuar la situación.

El 26 de septiembre de 2014, estudiantes de la Escuela Normal Rural trataron de tomar varios autobuses en Iguala para utilizarlos en su protesta cuando un grupo de policías locales y de individuos desconocidos abrieron fuego contra ellos. Seis personas fallecieron, 17 resultaron heridas y 43 estudiantes permanecen desaparecidos.  Los eventos cambiaron el rumbo de la historia e iniciaron un movimiento social grande, todos nos enteramos de alguna manera la cronología de los hechos, todos nos formamos alguna opinión al respecto. 

La exigencia y presión social era enorme, recordamos ruedas de prensa en donde los cuestionamientos eran tan incisivos que surgió el “ya me cansé” del fiscal, la declaración final de casi una hora de Murillo Karam, después del ajetreo político y mediático que los 43 normalistas de Ayotzinapa habrían sido asesinados y calcinados en el basurero del municipio de Cocula, según los testimonios de tres participantes materiales en el presunto multihomicidio presentados por la PGR. Sin embargo, la fiscalía aseguró que mantendría la condición de desaparecidos de los jóvenes mientras no se acreditara científicamente que los restos corresponden a las muestras genéticas aportadas por los familiares. Posteriormente los famosos peritos argentinos publican su informe al respecto y desmienten al fiscal, todos podemos aun leer el dictamen es público es cuestión de googlearlo. Iniciaron las dudas y cuestionamientos a la investigación, los señalamientos de muchos que acusaban de torturadores a elementos de la fiscalía.

El presidente López Obrador desde hace algún tiempo tomó la bandera del caso iguala, hablo con los padres y prometió resultados, la angustia de las familias es tan grande que aún con el paso del tiempo percibimos en cada evento donde ellos se hacen presentes, el pesar y la desesperación. Ya en el gobierno como una de sus primeras acciones el presidente anuncia la creación de La Comisión Presidencial para la Verdad y acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa, definitivamente los nombres de programas y entes no es lo de este gobierno, cada denominación mas espantosa que la anterior.

Esta comisión tiene como fin según el decreto presidencial con fecha 04 de diciembre 2018 asistir a los familiares de las víctimas para que puedan hacer valer con efectividad sus derechos humanos, un correcto acceso a la justicia y al conocimiento de la verdad, siendo un mecanismo de coordinación política, con la finalidad de que ésta contribuya a materializar la instrucción dada a la Administración en el sentido de que todas las dependencias y entidades implementen los mecanismos necesarios a efecto de destinar y aplicar los recursos materiales, jurídicos y humanos que se requieran, con el objeto de fortalecer el ejercicio del derecho que los familiares de las víctimas tienen de conocer la verdad, esto último parafraseando el primer artículo del decreto.

Todo esto suena espectacular, pero no hemos visto avance alguno. En días pasado el rumbo de esta lamentable historia cambio radicalmente cuando vía YouTube empieza a circular un video de título ‘La verdad histórica Ayotzinapa’ que confirma el uso de la tortura como la principal herramienta de investigación en el caso de la desaparición de los 43 normalistas.

La grabación de poco más de un minuto, es clara, un hombre con ojos y nariz cubiertos con vendas y cinta canela, sentado en silla metálica y amordazado, fondo blanco, una voz lo interroga, de pie un hombre con uniforme de la policía ministerial federal y otro con camuflaje gris de la Secretaría de Marina portan los instrumentos de tortura: una bolsa de plástico, una chicharra eléctrica y una botella de agua.

La voz pregunta por las casas a donde “policías ministeriales” se habrían llevado a los “alumnos”. El hombre atormentado dice que los jóvenes fueron entregados en “Tomatal”, un punto carretero en la salida de Iguala a Chilpancingo, y llevados a Mezcala, el interrogador le pide que los lleve a esas casas, el torturado se estremece y gime: “No sé”. Los uniformados colocan la bolsa de plástico en la cara de la víctima, hacen palanca hacia atrás y vierten agua en su rostro. 

Esto causó revuelo, si hubo tortura en este caso, tal vez en todos los interrogatorios paso lo miso, y si fuera el caso debería de ordenarse la reposición del procedimiento. Esto apenas empieza y no se harán esperar movimientos grandes por parte de las familias y de los organismos que las acompañan, estaremos pendientes, pasa el tiempo y seguimos con los procedimientos arcaicos, las carpetas flojas, los ridículos mediáticos tipo el caso Florance Cassez, chivos expiatorios. La gente puso toda su fe en este nuevo gobierno, las familias entregaron el corazón, aun no hay resultados, esperemos que el presidente no tenga otros datos y ahora sí, tome el toro por los cuernos, la fe mueve montañas, la fe mueve a la gente a las urnas, pero la fe no arma carpetas, no resuelve casos, la fe no se presenta ante el juez, eso le toca a esta administración que prometió la verdad histórica, esperemos así sea. 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto