Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Cuenta regresiva, por Diana Avitia

“Vienen, el año próximo, las elecciones para renovar el Congreso. Ahí la gente va a votar si quiere que regrese el conservadurismo, que regrese la corrupción, que regresen los privilegios”, estas fueron las palabras textuales del presidente, hace unos días mientras continuaba con su gira de trabajo, misma que ni el peor de los virus pudo detener, ¿irresponsabilidad total, estrategia con tinte maquiavélico o valentía?, eso es otro tema.

Como ya es costumbre, aparecen sus enemigos por doquier, según el mismo AMLO, desde ya están tejiendo una entramada red de maldad, para contravenir al régimen y lastimar al país. Fuera del circo que lastimosamente ya tomamos con toda la normalidad del mundo, la realidad es que las elecciones intermedias del 2021 ya están a poco menos de un año. El 6 de junio del próximo año, hasta el momento está programado como; “el día de”, tomando en consideración que el proceso electoral en pocos meses arrancará el ambiente político cada vez será más pesado.

Todos hemos escuchado de muchos actores que ya han externado intenciones de contender, otros siguen sigilosos, pero la única verdad es que el tiempo vuela, los días corren y esto se nos viene encima. El presidente cae en encuestas, pero aun con ello sigue teniendo un buen posicionamiento, el problema es, ¿le seguirá alcanzando para cargar sobre su espalda a todos sus candidatos?, porque la popularidad no es gripe, esa no se pega.

La coyuntura políticamente se antoja deliciosa, este ambiente nunca se había sentido así, el rio jamás había estado tan revuelto. Esto dará cabida a muchas caras nuevas, a independientes, a chapulines, a dinosaurios, los quemados y los novatos, es un tema tan incierto y dentro de todo, no parece que Obrador quiera mantenerse ajeno a los comicios, especialmente los de gobernador, ahora que algunos mandatarios estatales se han convertido en las principales figuras opositoras.

Se deslinda de MORENA, cuando los acusan de infiltrar incendiarios a protestas, y se dice ofendido por Alfaro, pero por otro lado no se separa tanto de su partido cuando nos advierte que, al votar por sus opositores, estaríamos dándole entrada a los privilegios y a la corrupción. El presidente sabe que debe conservar la mayoría, y el arrebatar gubernaturas de las manos de la oposición le daría una tranquilidad enorme, porque no se nos olvide, viene posteriormente la tan polémica revocación de mandato, y mientras tenga bajo control la mayoría de los estados, tendría un blindaje que no puede permitirse el lujo de perder, la presión es enorme, tan enorme que lo arrojo en medio de la peor crisis sanitaria a continuar con sus giras, aun siendo el ejemplo de toda una nación.

Que la ola AMLO sea igual que en las pasadas elecciones se antoja complicado, ya no podrán darse el lujo de lanzar candidatos de relleno, primero; porque como arpías del viejo priismo se pelearan a muerte y segundo; porque los perfiles deberán ahora ser probados y sólidos, si bien es cierto tienen operadores que manejan recursos y dadivas a su conveniencia para agradar a los electores, la pandemia dejará sumamente lastimado su gobierno, la inseguridad esta por las nubes y la economía por los suelos.

El tiempo es subjetivo, para muchos falta una eternidad, para otros la presión se puede sentir desde ya. Es tiempo de que se destapen, el show comienza, la carnicería mediática será despiadada, el arma más poderosa que tenemos es el voto, hagamos que nuestra fortaleza pese, presionemos para que los partidos apoyen candidatos dignos o surjan independientes reales, ya no nos conformemos, no nos quedemos con; “estos roban, pero trabajan” o con el “estos creemos que no roban, pero hacen como que trabajan”, es tiempo de las personas y no de los colores, que comiencen pues, lo juegos del hambre.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinión

Nuevo León, la joya de la corona en el 2021. Por Caleb Ordóñez T.

Caleb Ordóñez T.

¿A qué huele Nuevo León? Quienes son orgullosamente de esa tierra, aseguran que huele a carne asada, hierba y campo. Nuevo León suena a acordeones y guitarras, acompañados de bombos y platillos.

El ruido en Monterrey es una constante, entre los miles de automóviles y sus claxons, entre las decenas de personas hablando a pulmón abierto en las muchas cantinas y bares, en las terrazas donde la gente disfruta con cantos y abrazos, fuertes, de esos que se reconocen norteños.

Allá se habla fuerte y sin tapujos, las groserías dejan de ser tan altaneras según el acento, ya sea de Monterrey, Apodaca, Guadalupe, Escobedo o San Pedro.

A Nuevo León lo gobierna un independiente que ha sido criticado hasta la médula; su estilo irreverente y desenfadado ha llegado al exceso de la misoginia y la desfachatez. Al siempre polémico “Bronco”,  Jaime Rodríguez Alarcón, se le acaba el tiempo y se le agota como agua entre las manos. No tiene delfín, alguien que pueda defenderlo en la vorágine del proceso electoral que estará al rojo vivo. Seguramente, el gobernador no duerme tranquilo.

No tardará mucho para que México entero fije sus ojos en el Estado neolonés. Ahí se fraguará una de las batallas más épicas en la novel democracia mexicana.

Las empresas encuestadoras se contradicen unas con otras, la realidad es que la elección de gobernador está “suelta”; no hay nada para nadie.

LEER EL TEXTO COMPLETO: 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Mexico se Marihuaniza. Por Itali Heide

Itali Heide

La semana pasada, México tomó un gran paso hacia la legalización de la marihuana cuando el Senado aprobó el dictamen por el que se expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis. Ahora, la Cámara de Diputados analizará la propuesta, y de ser aprobada, se establecerán regulaciones de su uso con un enfoque en el desarrollo sostenible, salud pública y libertad.

El tema de la marihuana no está sin polémica, quienes se oponen a su regulación temen el aumento de consumo en jóvenes, emergencias de salud pública y adicción. Los defensores de la legalización sostienen que la legalización beneficiará a la economía, creará miles de trabajos, beneficiará al sector de salud, reducirá el crimen y ayudará a convertir el narcotráfico ilegal a una industria regularizada que beneficie a todo el país.

Productores y negocios aún no legítimos se encuentran a la espera de la legalización. (Imagen: Esteban López)

Para entender el porqué del tabú cannábico en México, recordamos su historia. La costumbre medicinal y recreativa del cannabis no empezó en la época de los Beatles, ni es sinónimo de los famosos hippies. Cientos de años antes de la época de paz y amor, la conquista española trajo la marihuana a tierras mexicanas. Su consumo encajó perfectamente con sus antecedentes psicoactivos que ya formaban parte esencial de los pueblos originarios, como los hongos, el peyote, toloatzin, y tabaco.

Para el siglo XX, echarse un toque era común entre la población mexicana. Su uso era variado: con la marihuana, señoras consolaban dolores menstruales, señores curaban angustias musculares y los jóvenes aprovechaban su efecto para disfrutar y bailar las rolas de Agustín Lara (quizás este último no, pero me gusta imaginar que sí). A México le gustaba tanto la marihuana, que Estados Unidos se aprovechó de la estigmatización del uso cannábico entre los mexicanos para comenzar la era de la prohibición. La fiebre de ilegalización cannábica en EE.UU. tuvo como consecuencia la prohibición de la marihuana en México en 1920.

Aunque el uso recreativo del cannabis sigue siendo ilegal en el país, las estadísticas cuentan otra historia: muchísima gente consume marihuana. Es la droga más consumida en México y el mundo, y la Encuesta Mundial sobre Drogas 2019 encontró que el 82% de los que respondieron la encuesta consumieron marihuana en el último año. En países donde su uso se ha legalizado, la ganancia ha superado las dudas, creando industrias en auge, fomentando el uso seguro de la cannabis y proporcionando alivio a aquellos se beneficien de sus propiedades medicinales.

México sería el mercado de cannabis legal más grande del mundo en cuanto a su población. (Imagen: Richard T.)

¿Por qué le tememos tanto a la marihuana? Fuera de las reservas iniciales sobre el uso de drogas, debemos preguntarnos si realmente sabemos lo que es mejor, o si simplemente creemos que lo sabemos. Si comparamos los efectos, consecuencias, peligros y beneficios del alcohol y de la marihuana, el último gana por mucho en todos los niveles. Simple y sencillamente, quizás la marihuana no es tan mala como nos la pintaron.

Que quede claro: no es juego de niños. Al igual que con el tabaco, el alcohol, e incluso la comida chatarra, se deben de establecer leyes muy claras que aseguren que el uso de la cannabis sea seguro y beneficioso para la sociedad. Su uso en espacios públicos, conducir bajo la influencia, su promoción, publicidad y accesibilidad a menores de edad deben ser fuertemente regularizados. Bajo el enfoque de la salud pública, el desarrollo sostenible y los derechos humanos, estamos cerca de convertir la industria cannábica mexicana en una realidad.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Para poder, no solo hace falta querer, por Nancy Toledo

Hay muchas frases que nos han reforzado y repetido a la largo de la vida…y sin darnos mucha cuenta de su significado las adoptamos y tomamos como ciertas.

Querer es poder.

Esa frase tan utilizada y tan equivocada. El día que yo me di cuenta que mis capacidades o posibilidades sobrepasaban lo que yo quería, me liberé de esta creencia.

Nos mandamos un mensaje equivocado con esta frase. Yo puedo querer algo con todas mis fuerzas, pero simplemente me es imposible lograrlo. Y no es que me falten ganas o voluntad para cumplirlo, hay cosas que simplemente no se pueden.

En la vida hay límites y nosotros también tenemos limitaciones. Y tenemos que aceptarlo. No es algo malo. No eres menos. No habla mal de ti ni refleja tu falta de trabajo y esfuerzo.

Para poder, no sólo hace falta querer.

Es más bonito vivir sabiendo qué hay situaciones en las que se necesita ayuda de alguien más para lograr algo.
O seguir un entrenamiento, una capacitación. Y saber qué hay una línea que divide mi “querer” del “poder”.

No todo el peso cae sobre ti. Hay miles de razones del porqué algo no se puede, a pesar de todo lo que tú puedas y quieras hacer.

En lugar de pensar que eres TÚ quien “no puede” hay que aceptar cuando ALGO no se puede… no se da.

Vivirás una vida más feliz, más tranquila, aceptando las cosas como se dan… trabajando por lo que quieres, buscando lograrlo. Pero al final de cuentas aceptando lo que la vida te da.

Nancy Anahi Toledo Rascón
Instagram @eso.pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto