Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Pobre, una palabra difícil de pronunciar, por Diana Avitia

Este fin de semana pasado en una reunión de amigos hablábamos de como nos daba gusto que a uno de ellos le fuera bien en su negocio negocio, se esforzó y por ello lo felicitábamos, surgió el inevitable comentario de todo clasemediero señalando que a diferencia del marcado esfuerzo de
esta persona a otros la situación de vida les había regalado exactamente lo mismo, solo así, por el simple hecho de nacer en el privilegio y entramos a ese debate, de como para unos cuesta el doble y otros desde la ventaja juzgan sin saber, con desdén, yo comentaba que lo que realmente nos
afectaba no era la descarada ventaja o comodidad ajena, era la desigualdad y el clasismo, el hecho de ver como el trabajo muchas de las veces no da fruto.
Una amiga mostraba un afiche muy interesante que circulaba en twitter para ejemplificar, era la historia de vida de dos personas, desde el nacimiento hasta la vida adulta; al inicio se mostraban dos columnas, ambas con la imagen de un bebé, un niño y una niña. La segunda imagen de cada columna mostraba como cada uno iba al kínder, el niño a un preescolar privado, la niña a uno público llevada por su abuela, su mama trabajaba, luego se ve como el niño entra a un colegio llevado en vehículo particular, la niña en cambio desde pequeña sola en camión a escuela pública, luego la secundaria y preparatoria, la niña siempre con trabajos extras. Luego en la universidad la imagen del joven en una habitación amplia, cómoda, con herramientas, no trabaja, becas en el extranjero mismas que sabemos impagables para alguien de clase social baja. Sigue la historia; ella estudiando y trabajando de mesera, sin herramientas para la escuela, aportando a su familia. Se gradúan; la imagen muestra como el jefe da la bienvenida a una empresa al joven, reconociéndolo pues sus padres “casualmente” eran amigos. La joven continua en busca de empleo, en el cuadro final ella esta mesereando en una fiesta de la empresa donde le toca atender al joven, hace su trabajo, se retira y el comenta acerca de ella; “me molesta el conformismo, ciertas personas no tienen aspiraciones”.
Me encantaría que la historieta estuviera fuera de la realidad, que exagerara la situación, pero lamentablemente es el día a día en nuestro país la empatía es escasa, la polarización es absurda, el suelo parejo no existe, el esfuerzo es poco premiado y la brecha social es la mayoría de las veces
impenetrable y cada vez más amplia. La bandera de la cuarta transformación es la lucha por el “pueblo bueno”, en el discurso no se pierde oportunidad para mencionar la empatía con la gente, es cierto, la realidad es que las personas vieron en el presidente no a un candidato, si no, esperanza, un hombre que dirigía su mensaje a los necesitados. Escuchar a un líder que se dirija con pasión y tan directamente a un sector agrada, el sentimentalismo mueve masas. Admito que siempre me han movido esos discursos, me identifico totalmente, cuando las palabras son buenas y la intensidad está en el orador, remito la imagen de mi padre llegando cansado de la obra, las manos destrozadas para darnos todo, como yo ¿a cuántos los movió eso?, creo que la respuesta exacta es; treinta millones, mismos que sienten y que votan.
La política social del gobierno del presidente Obrador inició con la puesta en marcha de varios programas, algunos de ellos condicionados, como Jóvenes Construyendo el Futuro, misma que necesita pulirse, pero es buena, a pesar de todos los ataques genuinamente creo que tendría mucho para dar llevada correctamente y la Beca Benito Juárez, otros de transferencias no condicionadas, como el Programa Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad.

Además, se relanzó el Programa de Pensión para Adultos Mayores, incrementando los montos y los destinatarios. Esas decisiones expresan con claridad el nivel de compromiso que la nueva administración federal quiere hacer sentir. Pero el sentimentalismo no lo es todo, como estrategia de campaña es excelente, político que no provoca emoción no sirve, es mas, que se retire, pero la campaña a la realidad dista mucho, no digo que el presidente no tenga buenas intenciones, pero veamos las cifras frías.
Asentemos esto en conceptos, El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social CONEVAL en su última emisión de resultados señala que México tiene un porcentaje de pobreza sumamente alto, 43.6% de la población se encuentran en situación de pobreza, esto equivale a
53.4 millones de mexicanos, hace otra distinción y arroja la cifra de pobreza extrema con 9.4 millones, es el 7.6% de la masa total. Nuestro estado se encuentra en una media nacional, 30.6% de la población en esta situación, en los extremos se encuentran Nuevo León con un 14.2% y Chiapas con un escandaloso 77.1%.
Pero lo más básico; ¿qué es ser pobre?, según el CONEVAL entra en esta característica aquel que tenga carencia en dos rubros. El primero es; problemas de ingreso basados en la canasta básica d alimentos, bienes y servicios. El segundo; tener al menos una carencia social, por ejemplo; educación (rezago nacional de 22.1 millones), salud, seguridad social, calidad de la vivienda (rezago 15.9 millones) y acceso a la alimentación. La pobreza extrema esta al interior de la pobreza y se refiere a la población que sufre todavía más, una combinación de menor ingreso y tres o más
carencias sociales Siempre he entrado a debate cuando se trata de los apoyos sociales a personas de escasos recursos, soy partidaria de muchos de estos programas, entiendo también como a muchos les causa rechazo diversas situaciones, tienen razón al decir que muchos políticos usan estos como
herramientas electoreras, también creo que otros lo hacen con una buena intención. Gracias a experiencias laborales pasadas recorrí casi la totalidad de colonias de mi municipio, fue un placer hacerlo y por ello quedé infinitamente agradecida, en ese sentido tuve el mejor de los jefes, hay colonias son iguales a la mía, necesitan algún apoyo pero están bien en lo general, muchas otras urgen de la mano gubernamental para levantarlas, tanto estructural como socialmente, pero todas tienen un común denominador; cuando las personas perciben que un programa tiene como fin
genuino ayudar a la colonia tienen la mejor disposición.
Estos índices son el hilo conductor de la política social, al menos eso se dice y suena bien, sin embargo, la ruta es muy tardada, acortar brechas es un trabajo enorme considerando la distancia que existe entre la cúpula y la pobreza extrema. Los números han mejorado desde el 2010, esto va avanzando, pero de manera lenta, ¿realmente estamos haciendo lo necesario?, los indicadores señalan que tendremos un México a largo plazo con suelo, techo, mejorado en infraestructura esperemos así sea, pero el problema de fondo es la inversión social, no nos ayudarnos unos a otros pues, la misma historia del cangrejo una y otra vez, esto es un problema cultural va de la mano con otros más complejos de segregación y clasismo. La estrategia no está funcionando, el sexenio pasado teníamos en total 5400 programas sociales sumando estatales y federales, muchos surgen de ocurrencias políticas, algunos son eficientes. El tema de fondo realmente es la política económica, el poder adquisitivo es el talón de Aquiles y es la clave para realmente avanzar.

La palabra pobre causa escozor a la clase privilegiada, esa palabra está prohibida en su vocabulario, es motivo de aversión, casi un pecado pronunciarla. No es cuestión de victimización, si no de realidad, ver el panorama tal y como es, dejemos el egoísmo a un lado, basta de cargarle
todo el paquete a la clase media, hay quienes tienen y eso no es un pecado, es un privilegio y como tal conlleva responsabilidad social, las políticas públicas y económicas se deben aplicar.
Tomar realmente como guía de política social y el cumplimiento de los derechos sociales contenidos en nuestra constitución y que mejor si comenzamos con chispas de humanidad, estamos escasos de esos gestos. Necesitamos ser más agresivos en acortar brechas, buscar la integración social y si es necesario forzarla.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Opinión: La tregua duró un grito, por Diana Avitia

Cada día caemos en absurdos más grandes, la pelea entre fifís y chairos cada vez es más bizarra y patética, defendiendo lo indefendible y acusando simple y sencillamente por hacerlo, viendo el error del otro y jamás aceptando el propio. Soy completamente de la idea que nuestro derecho de expresión es uno de los más bellos derechos fundamentales que poseemos, gracias a ello todos podemos opinar, gracias a ello escribo libremente.

Desde hace unos días la pelea en twitter entre aquellos que defienden y los que desaprueban la actuación de Ximena García, una co-piloto de Interjet de la cual se filtró un mensaje referente al día del grito de su cuenta personal de Facebook en el que textual decía; “Debería caer una bomba en el zócalo, nos haría un favor a todos #vivaMéxico”.  Corrió como reguero de pólvora la nota donde la exponían y no se hicieron esperar los comentarios en un país totalmente dividido en bandos y polarizado, muchos de inmediato tomaron un equipo; la oposición con su #TodosSomosXimena y aquellos que apoyan al régimen con su #YoNoSoyXimena. Así de absurdas las batallas de nuestros guerreros en redes sociales, empezaron las comparaciones y los ataques. 

Cientos de tweets referentes al tema, Interjet por su parte pidió una disculpa e inicio un procedimiento administrativo interno para investigar el hecho, la oposición defendía férreamente a la mujer argumentando que; si para gente de la cuarta transformación nunca hubo repercusión alguna por señalamientos misóginos, pasados corruptos, incluso mensajes similares al de Ximena, pero deseando la muerte de algunos expresidentes, ¿por qué tendría que haberla en contra de ella? 

El presidente con su manto celestial en su conferencia matutina dio la oportunidad de que se disculpara públicamente, como con Mireles, así idéntico. Por otra parte, los defensores del sistema se fueron en contra de la mujer exigiendo fuera despedida, sus argumentos; dichos genocidas hechos por un miembro de una aerolínea y sin bien es cierto que lo había hecho en su perfil personal su actuar dejaba mucho que desear, sabemos que la realidad es que si algún piloto americano en su país hubiera hecho alguna expresión similar al respecto ya tendría una investigación abierta por parte de la federación.

Es lamentable que la polarización nos haya orillado a tomar un bando forzosamente, aun y cuando sepamos que está mal, defendemos o alabamos cosas absurdas. La realidad es que los dichos misóginos de Mireles son reprobables y también la conducta de la co-piloto, ambos son expresiones de odio y deben de tener una repercusión, desde que estuve en la facultad de derecho aprendemos que la proporcionalidad de la pena es un punto toral, según tu actuar es tu castigo, también es verdad que el pensamiento no es punible, pero en esta ocasión al externar su sentir escribiéndolo se convirtió en algo de dominio público.

La realidad es una y quien abono enormemente a dividir el país en bandos; buenos y malos, ricos y pobres, fifís y chairos, pueblo bueno y neoliberales fue el presidente, desde campaña a la fecha sigue haciéndolo y como mandatario debe de entender que sus acciones permean a todos los niveles, es momento de realmente sacar su pañuelo blanco y cargar con esa responsabilidad. Siendo honesta para el día del grito esperaba lo peor, vítores al régimen y amenazas al pasado, pero fuera del presidencialismo exacerbado y la imposición enorme que tuvo el presidente al lado de los alfiles de las fuerzas armadas desde su casa, Palacio Nacional. A pesar de estos asegunes, fue un día de alegría, la gente estaba feliz y esa es la realidad, eso nos debe de complacer a todos, ver a los ciudadanos contentos fue una brisa de esperanza. 

Es totalmente valido disentir, refutar y opinar, exijamos válidamente y expresémonos por las vías adecuadas, con el nivel de respeto que queremos para nosotros, sí, muchos estamos hartos, desearíamos que los servidores públicos vividores y corruptos no existieran, por ello tenemos que ser una oposición responsable, si por otra parte apoyamos al sistema también hacerlo desde la coherencia y el respeto, los pensamientos diferentes alimentan a nuestra democracia, un verdadero demócrata defiende todas las maneras de pensar aun y cuando no concuerde con ellas, hagámoslo con argumentos, de manera responsable y con amor por nuestro país, definitivamente esta vez no quiero ser como Ximena.

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: 15 de Septiembre El verdadero grito de los Mexicanos, por Damayanti Acosta

Cada 15 de septiembre, los mexicanos recordamos el inicio de la lucha de Independencia con una ceremonia que recuerda el llamado a las armas que realizó el cura Miguel Hidalgo y Costilla quien  la madrugada del 16 de septiembre de 1810, convocó al pueblo de Dolores , a través del sonido de las campanas de su iglesia, a levantarse en armas en contra del dominio de los españoles.

Si bien es cierto que un sector muy amplio de la población es creyente y que el cura Hidalgo resulta un estandarte en nuestro arraigo cultural, por ser  el quien inició la movilización para lograr la Independencia de nuestro país y que con su fusilamiento, precisamente en nuestra Ciudad Capital, Chihuahua, es el Padre Josè Marìa Morelos, quien se destacó por seguir en esta  lucha con un puñado de héroes que la historia registra como los Insurgentes. La religión siendo parte de nuestra cultura, y que no debería ser utilizada en temas trascendentales en los cambios de nuestro país donde la Constitución y los derechos humanos son los que deben observarse en el respeto y la igualdad de todos los mexicanos.

Para nuestro país, el  triunfo el actual gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador  hay que celebrar la caída de un régimen , de impunidad y corrupción, de gobiernos neoliberales que demostraron su fallida estrategia;  y estamos apenas en el camino para tener el país tan anhelado por todos los mexicanos.

En un país de más de 40 mil desaparecidos y 36 mil muertos sin identificar, datos reconocidos por La Secretaria de Gobernación que por primera vez un gobierno  reconoce las cifras de personas desaparecidas. El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) participará con un programa integral entre investigadores y un sistema de tecnología avanzada para la búsqueda de desaparecidos; la lucha por erradicar la violencia sigue siendo un reto diario.

Por otro lado nuestro país ocupa el primer lugar en embarazos en adolescentes  y la mayoría de ellos son embarazos no deseados, aproximadamente nacen 340 mil niños al año de mujeres menores de 19 años, aunque el Gobierno de la Republica planea una estrategia nacional para la prevención del embarazo en los adolescentes (ENAPEA) en conjunto con diversas dependencias federales para corregir el problema y tratar de bajar los índices.  Hay mucho por hacer, recordemos que es el primer factor de la deserción escolar en nuestro país, y sin tomar en cuenta que se tiene un alto índice de riesgo en el embarazo cuanto más joven sea la madre. La educación es el mejor anticonceptivo y la educación sexual desde la escuela primaria será fundamental para erradicar el problema, conocer los diferentes métodos anticonceptivos y su efectividad aunado con una sexualidad de tipo afectiva. y  me refiero con ello, educar a las nuevas generaciones para tener relaciones cuando estén listos , maduros y conscientes de lo que ello implica .

Cada año más de 4 millones y medio de niños y niñas son víctimas de abuso sexual en México, país que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) tenemos el primer lugar mundial en estos delitos y según colectivos estos datos no son del todo reales ya que solo 1 de cada 100 casos es denunciado. Siete de cada 100 adultos mexicanos encuestados dicen haber sufrido abusos, los principales agresores son los padres biológicos, padrastros, hermanos, abuelos, tíos, sobrinos, primos o amigos de la familia. La inoperancia del sistema penal y civil, el fallido sistema de nuestro país nos hace un llamado urgente a cambiarlo ya que llevar a los agresores ante la justicia es un proceso desgastante y casi titánico que termina re victimizando a nuestros niños y niñas y liberando a muchos de sus agresores. 

La UNICEF protege a los infantes Mediante la Convención, sobre los Derechos de las niñas y niños lo cual establece libertades mínimas que los gobiernos deben cumplir.  Derecho a tener una protección especial para el desarrollo físico, mental y social. Derecho a estar entre los primeros en recibir ayuda en cualquier circunstancia.

 

Sin contar que el mundo nos ve como El país feminicida 1,199 mexicanas fueron asesinadas en lo que va del 2019, cada dos horas y media, una mujer es víctima de la violencia machista, cifras que no disminuyen a pesar de los movimientos sociales, según el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México explica que el aumento de los delitos es originado por una impunidad. Más de 12 millones de mujeres soportan el terror al interior de sus casas y en la intimidad de su relación.

Con anterioridad expongo solo algunos de los muchos problemas sociales y culturales por los que atraviesa nuestro país, en la actualidad, y se han tenido por décadas, lejos de resolverlos a diario se recrudecen; el problema  es lo que nos debe regir como país y como ciudadanos, un país donde la educación, la cultura, las leyes y el acceso a la justicia no han sido las mejores para el pleno desarrollo de todos sus habitantes ya que ni siquiera se pueden garantizar sus derechos humanos.

En países desarrollados como Islandia  que es considerado el país más amigable en el  mundo es reconocido por tener poca tradición religiosa, el índice de las madres solteras es de un 67%  ya que la mayoría de los niños nacen de padres que no están casados y ellos apuestan por la sana convivencia como pareja y padres que eduquen a niños felices y sanos; después pensarían  en el matrimonio y su sistema que imparte la justicia es considerado de los más confiables en el mundo.

La estrategia por tener un mejor país nos lleva a pensar en un cambio sobre el sistema de justicia que sería de manera integral para cada situación y más tratándose de menores o de mujeres una especial atención, anteponiendo  los derechos de los niñas, niños y de las mujeres; pero también un cambio cultural y educativo donde se dé prioridad a los derechos humanos de cada uno de sus habitantes.

Las políticas públicas donde los modelos educativos, sociales y de salud se adapten a las necesidades actuales, una reingeniería del sistema público del país, ponderando la satisfacción de las necesidades de sus habitantes y el acceso a la justicia. Dejando de lado la religión.

La religión solo provee apoyo social y emocional en los países más pobres o menos desarrollados con menos acceso a la justicia donde el Estado suele estar ausente.

En la actualidad el Gobierno de la República tiene un reto hacer cumplir la Constitución Política del país junto con el cumplimiento de cada una de las leyes, modificar las que sean necesarias para cuidar y velar por los derechos mínimos indispensables como lo es el derecho a la vida, de los ciudadanos, así como el cambio de políticas públicas que se adapten a las necesidades actuales de las personas como coloquialmente se dice a los de a pie, a los más desprotegidos, los más vulnerables o los que ni siquiera saben que tienen derecho  a una vida digna en su país, y por otro lado tiene la encomienda de dejar de lado la cultura que nos ha tenido sumidos por años en patrones de conductas que no son sanos y nos alejan de ser una sociedad desarrollada y un país libre de violencia, como lo es garantizar una educación sexual a temprana edad previniendo embarazos no deseados o matrimonios que generen violencia a sus hijos desencadenando patrones de conducta que por generaciones;

Nos han marcado como una sociedad doble moral o conservadora que nada resuelve, y los problemas nos marcan a diario como país líder en suicidios, violaciones, feminicidios, alcoholismo, drogadicción, jóvenes que abandonan la escuela para unirse a grupos delictivos, madres jóvenes que difícilmente pueden terminar sus estudios y darles una mejor vida a sus hijos. Por décadas, el tener acceso a la justicia, a la educación o a una mejor calidad de vida estuvo secuestrada por una clase privilegiada y eso es lo que en este país se debe de terminar garantizando la aplicación correcta de la justicia a cada uno de los mexicanos y blindando las instituciones con personal idóneo con perfiles de amor por su país y al servicio de su gente, y garantizando la correcta aplicación de los derechos humanos en cada una de las necesidades de sus habitantes para avanzar como país y acercarnos al progreso y a los países desarrollados  que tienen una mejor calidad de vida para sus ciudadanos.

Por un país con mayor acceso a la educación, donde nos enseñen a pensar, más que a obedecer, a un sistema de justicia confiable que imparta una justicia pronta y expedita con perspectiva de género y respetando los derechos constitucionales de cada mexicano y por fortalecer las instituciones públicas con personal sensible y capaz con un profundo amor por su país y sus habitantes y donde  la religión no sea el bastión para resolver los problemas sociales de nuestro país Viva México. Cambiando el rumbo del país.

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: ¡Fuchi, Guácala!, al carajo aquellos que no perdonan,por Diana Avitia

Después de los cuestionamientos de la prensa al presidente acerca de la actuación de Mireles, como fieles creyentes en misa matutina fuimos invitados a perdonar, olvidar y abrir nuestros negros corazones, ¿qué tanto es tantito?, una burla más. 

Después de que José Manuel Mireles, pistolero líder de los Grupos de Autodefensa hoy transformado mágicamente por venia presidencial en subdelegado del ISSSTE en el estado de Michoacán, por segunda ocasión en unos cuantos días insulta a las mujeres; primero el señor creyó oportuno llamarles pirujas y posteriormente enumerarlas, días después les llama nalguitas, se escudó diciendo que estaba citando a un líder sindical, en fin. Cada vez se nos hace más común escuchar el lenguaje más grotesco por parte de funcionarios públicos. 

AMLO fue claro y dijo que no se le destituiría, que le exigía pidiera disculpas públicamente y que perdonáramos. Disculpas que durante la noche del martes hizo públicas vía twitter, una letanía absurda donde señala que solamente parafraseo a otra persona, y textualmente dijo; “No evado mi responsabilidad, la asumo y con el corazón en la mano ¡lo siento!” 

Este tipo de personas no merecen laborar en instituciones tan nobles, no tienen cabida en el gobierno ni en la sociedad, la mejor disculpa hubiera sido su carta de renuncia, imaginen a este sujeto y muchos otros que en público se expresan así de la mujer, ¿qué dirán en privado? Hubo incluso quienes me comentaban que esto no era cuestión de género, yo respondía; si no consideramos que tratar a la mujer como objeto y ciudadano de segunda es claramente violencia de género, entonces tenemos mucho que aprender como sociedad. No mover el agua políticamente y mantener a un pistolero contento es más importante para este gobierno que cuidar de la integridad de sus ciudadanas, estas conductas seguirán permeando, la autoridad es permisiva, las cifras de feminicidios y violaciones siguen incrementándose, la cultura de la violación viva y las mujeres más vulnerables también.

Solo estamos viendo el resultado de lo prometido en campaña, perdón y felicidad. Por ello, perdonemos también al pueblo que ataco este fin de semana a elementos del ejército quienes fueron víctimas de una agresión por parte de pobladores en Querétaro. Un oficial y dos elementos heridos, además dos civiles con lesiones. Tratando de evitar el saqueo de un tren, los soldados observaron que alrededor de 50 personas abrían contenedores, se les pidió se desistieran y retiraran del lugar; sin embargo, se escucharon disparos de arma de fuego, por lo que el personal procedió a protegerse. La turba comenzó agredirlos con piedras, palos y botellas de vidrio, propinándoles golpes en diferentes partes del cuerpo, al mismo tiempo que intentaban desarmarlos; en respuesta, el comandante de las tropas efectuó disparos hacia el suelo, logrando dispersar al pueblo bueno. También a ellos perdonémoslos, nuestro ejército lacerado y menospreciado no es importante, delinquir abiertamente es lo de hoy. 

Este fin de semana la estrategia de defensa frente a la delincuencia organizada fue clara, en Tamaulipas el presidente de la manera menos elocuente dijo; “Que se vaya al carajo la delincuencia. ¡Fuchi!, ¡guácala! e invito a todo aquel que delinque a “portarse bien” y pensar en sus madres. Es claro que con estas frases AMLO les habla a sus seguidores, tenerlos contentos con este tipo de actuaciones, esos a los que les encanta escuchar; ¡canallín!, ¡fuchi!, ¡me canso ganso! y todo ese circo, pero ¿hasta cuándo seguirá este absurdo y empezará la estrategia?, ¿hasta cuándo terminaran todas estas frases vergonzantes no dignas de un mandatario nacional?, lo veo distante.

Para cerrar el ultimo perdón del día se lo otorgaremos a Manuel Bartlett, político de carrera y hoy titular de la Comisión Federal de Electricidad, ese que dicen orquesto la caída del sistema, ex PRI, ex PT, hoy beatificado y casi convertido un santo, también a petición de nuestro presidente anticipadamente perdonémoslo, porque el reportaje por enriquecimiento ilícito que salió a la luz por casi 600 millones de pesos, es solo para opacar, son los opositores, esos conservadores. En fin, hoy los que criticaban justo estas arbitrariedades callan a la sombra del poder, mientras tanto las cifras de inseguridad siguen incrementándose escandalosamente, así que esté preparado para perdonar cuando sea una víctima más dentro de estas cifras.

 

 

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto