Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Se acabó el candidato, por Diana Avitia

“Difunden información equivocada, minimizan la amenaza y evaden la rendición de cuentas”, así califico Jackson Diehl, especialista en asuntos internacionales y subdirector de editorial en su columna de opinión en el The Washington Post a los perdedores de la prueba de gobernanza frente a la pandemia. En el top tres de esos populistas y distinguidos puestos tenemos a nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador.

AMLO fue nuevamente criticado por el ojo internacional debido a su reacción ante la situación que vivimos, hasta el momento que escribo estas letras, el COVID 19 ha cobrado la vida de 29 personas en el país, sumados a los 1215 casos confirmados. López fue comparado con dos líderes populistas de derecha como lo son; el presidente estadounidense y el brasileño, quienes al mero estilo de nuestro mandatario nacional minimizaron la situación afirmando el primero que; “el virus desaparecería como un milagro” y el segundo aseguraba; “es solo un ligero resfriado”.

Diehl también afirma que “con las abdicaciones de los presidentes la carga de la amenaza ha recaído en las administraciones estatales y locales, creando confusión y competencia por los recursos”, por lo menos en lo que competa a México esta afirmación le cae como anillo al dedo, los gobernadores tuvieron que tomar medidas propias, debido a que mientras el virus avanzaba el mandatario nacional seguía abrazando, teniendo eventos públicos e invitando desde un restaurante a la ciudadanía a salir, esto hace apenas unos días, mientras que los gobernadores que no son de MORENA, claro está, invitaban a la prudencia, se adelantaron al cese de clases, incluso hicieron frentes comunes para toma de decisiones. Por otro lado, hubo mandatarios irresponsables y con falta de tacto como Barbosa que afirmaban abiertamente irreverencias como que el virus solo les daba a los ricos y que los pobres eran inmunes.

Después del ridículo internacional al que se expuso AMLO en una de sus mañaneras, con su ya distintiva falta de elocuencia y extrema lentitud al hablar, afirmaba que sus estampitas y amuletos lo protegerían del virus, suponemos que alguien en su sano juicio le hizo ver el inminente desastre que se aproxima, por ello hoy el subsecretario de salud; López Gatell lleva el mando de la información y desconocemos porque el titular de la Secretaria de Salud no se hace presente ni da la cara ante la situación, pero no nos sorprende que ante la crisis los miembros del gabinete Lopezobradorista brillen por su ausencia.

A López Gatell se le ve ecuánime cuando está solo, es un hombre que ha tenido experiencias que avalan su conocimiento, pero cuando se hace presente el mandatario nacional podemos ver la inmediata incomodidad del subsecretario, bajo la presión mediática y en busca de aprobación presidencial ha caído también en absurdas declaraciones como lo fue decir que; “la fuerza del presidente es moral y no de contagio”, pero también ha tenido sus pequeños enfrentamientos en los que ha contravenido afirmaciones de AMLO, como cuando este último aseguraba que para una fecha cercana esto habría parado, a lo que Gatell respondió; “más o menos”.

Afortunadamente México no se limita a una persona, aunque esto pese en Palacio Nacional seguimos teniendo; diferentes corrientes de pensamiento, mandatarios ecuánimes, empresarios responsables, una clase trabajadora sumamente preocupada. Hemos tomado precauciones a la medida de nuestras posibilidades, sabemos que nos costara la caída de la economía, que el panorama hoy es sombrío, pero ante la falta de un líder fuerte que hasta este momento no ha tomado decisiones de apoyo a los empresarios, por el contrario, amenazo desde ya que no habría apoyos fiscales, las fuentes de empleo caerán, miles de mexicanos se quedaran sin sustento.

La realidad nos rebasa y nos cobra las decisiones del pasado, México eligió a un eterno candidato y no a un presidente, encumbró a un showman y no a un mandatario de altura, el enojo, oportunismo, populismo y frustración colectiva colocó a muchos incapaces en puestos clave. Al ser electo ningún mandatario sabe lo que el futuro le depara, pero sí elige como enfrentar los problemas, hoy un hombre que sembró división, pide tregua, el presidente se niega a realizarse la prueba del COVID19 a pesar de las recomendaciones, hoy teme ser obligado por las circunstancias a dejar sus conferencias ya que son el medio por el cual maneja a la nación, hoy se termina el candidato, hoy México exige a un mandatario.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Opinión

Opinión: Izquierda de piel delgada, no es izquierda por Diana Avitia

El ambiente de incertidumbre, ansiedad e impotencia que vivimos hoy por hoy, exacerba sentimientos, el control emocional definitivamente no es algo que estemos poniendo en práctica y esto es verdaderamente lamentable para la salud pública y privada de nuestro pueblo. Las reacciones a noticias, comentarios, acciones son; iracundas, desmedidas, salidas del corazón y de las vísceras, esto jamás ha llevado a buen puerto.

Este pasado sábado 30 de mayo, el movimiento FRENAAA, como ellos mismos se hacen llamar, Frente Nacional Anti-Amlo, realizó una convocatoria nacional para protestar en contra del oficialismo y las políticas implementadas por el presidente, en pocas palabras, en contra de la manera de gobernar de AMLO, de sus decisiones y manera de dirigirse, le aplicaron la misma que diariamente aplica, “no les gustan sus moditos”.

Lo más oportuno en situaciones como esta es; ver las cosas fríamente, a distancia y con objetividad, sobre todo escuchar ambas versiones, leer las reacciones no solo textualmente si no el trasfondo de las mismas. Pero primero los números, no existe algo que brinde más certeza que la frialdad de los números. Según reportes la protesta tuvo apoyo de 30 estados, solo exceptuando Baja California Sur y Tabasco, las caravanas se activaron en 72 ciudades, específicamente en Chihuahua el colectivo se activó en; la capital, Jimenez, Cuauhtémoc, Camargo, Delicias, Juárez y Parral.

Hay que considerar que este movimiento inicio únicamente a través de redes, y reconocer también que el auge ha sido marcado, con esporádicas reuniones, el llamado a eventos, movilizaciones y actividades es meramente mediático. Su página web es clara; como objetivo principal establecen buscar que el presidente dimita antes del 30 de noviembre del 2020, ya que jurídicamente la falta de presidente antes de sus dos años de gobierno obliga a la nación a tener nuevas elecciones.

Poniendo atención a las redes sociales con las que una servidora cuenta, el movimiento se dio, fue fluido y grande en unas ciudades, en otras no tanto, las reacciones fueron diversas, pancartas con consignas, ruidosas bocinas, gritos, en fin, el colectivo buscaba causar presencia y mover sentimientos, eso sin duda lo logro. Ahora, de las reacciones del oficialismo hubo poco, esperamos, claro está, que el lunes inmediato vendrán como cascada, pero quienes sí salieron al quite fueron los simpatizantes de MORENA.

Si bien no todas las respuestas de estos últimos fueron sarcásticas, burlonas y violentas, en su gran mayoría así fue. También es cierto que la caravana, pacífica y silenciosa tampoco fue, ambos movimientos son reaccionarios, fuertes, viscerales y estruendosos. Pero seamos honestos; ¿Qué se puede esperar, si el primer reaccionario del país, es el mismo AMLO?, quien hasta el día de hoy descalifica a adversarios, pone apodos, minimiza a organismos internacionales por igual, todo esto no es más que el resultado de eso.

Las reacciones de la Red AMLO eran bastas y tenían diversos argumentos, por ejemplo; que contaminaban tanto con el ruido como con los vehículos, que era una macha fifí en vehículos de lujo, que violaban las normas de “la nueva normalidad”, que las consignas eran violentas. Los del Frente respondían; que lo que inmensamente terminará contaminando será la construcción y operación de una refinería, las consignas son igual de violentas que las que reciben diariamente por parte del gobierno, que las normas contra el COVID son violadas por el primer mandatario, es más, el inicio de su gira y el llamado a salir son prueba de ello y que el poseer un vehículo es fruto del esfuerzo de su trabajo.

En fin, estos ejercicios finalmente son normales en un gobierno, siempre habrá detractores, pero la realidad también es clara, es sumamente temprano para que movimientos de esta magnitud se estén gestando, normalmente el desgaste de gobierno lleva a que sus últimos años provoque estos movimientos, pero esta vez han nacido desde el día uno, esto no es positivo para el presidente. Es complicado, para el oficialismo, y la realidad es que provocan temor. Toman las consignas contra el mandatario como propias, porque la esperanza aun esta tan arraigada que, en muchas decisiones, se les nubla la vista.

La diversidad de pensamientos es deliciosa, es emocionante y sobre todo enriquecedora, pero que sea con argumentos, sin aires de falsa superioridad y con la cabeza fría, ese debate es hermoso. No podemos esperar tranquilidad de la oposición, cuando quien inicio desde hace años los bloqueos y protestas fue AMLO, quien fue enfático, visceral y arrebatado desde inicio fue él, quien insulto y vilipendio al contrario siempre ha sido él, por ello el sentirse ofendido, exigir serenidad, paciencia y un actuar prudente, tiene que venir de él, ese llamado a la unidad y la conciencia que muchos esperamos tiene que iniciar de su parte, confieso que muchas actitudes de izquierda me fascinan, la dureza de sus posturas, lo imponente de sus revoluciones, es extraño que hoy los quiebren algunos sonidos de claxon y pancartas fluorescentes con marcador.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Encierro con el agresor por Diana Avitia

Cuando se trata el tema de violencia de género, toca fibras tan sensibles y nos obliga a vernos con un crisol, a auto evaluarnos y ver si en algún momento hemos usado este tipo de violencia e inmediatamente saltan los “irremediables”, aquellas personas independientemente del género usan desgastados argumentos como; “pero no todos los hombres”, “no es por tratar de defender al agresor, pero ella pudo provocarlo porque…”, “los hombres también sufren de violencia”, entre muchos otros. Es raro que tomen personal ese tema como una agresión directa a su persona, ojalá así lo hicieran y se pusieran en el lugar de la mujer violentada.

La realidad se habla en números, estos son fríos y contundentes, jamás se ha negado la existencia de la violencia hacia el género masculino y jamás una campaña ha buscado minimizar la ayuda a esas víctimas, pero la vida cotidiana nos marca cifras que nos gritan a la cara como vivimos y quienes en su enorme mayoría son las víctimas de estos delitos. Cuando sale una noticia donde una mujer es víctima de violencia doméstica, violación, feminicidio, duele y a muchas nos trastoca, lastima fibras sensibles, pero es imposible no ver los comentarios arrojados desde la ignorancia del machismo, tanto de hombres y de mujeres alienadas, porque claro, las conductas machistas no son exclusivas de los hombres, comentarios de todos aquellos que no han entendido el verdadero sentido del movimiento, y no se diga cuando una noticia es de alguna mujer victimaria o cuando erróneamente cometió una irresponsabilidad y resulto que jamás fue víctima, en este caso cometió una falta y sin duda es reprobable, pero la atención de todo mundo se centra en esos casos aislados y no en los miles reales, es doloroso ver como en la sociedad en la que vives aun estén arraigados tantos micromachismos, para muchos aún son imperceptibles, debemos visibilizar esas conductas erróneas que han estado arraigadas en nosotros desde tiempos inmemorables.

Varias conocidas me han dicho que no sabían que eran víctimas o victimarias de cierto tipo de violencia hasta que vieron el violentometro, un instrumento que cataloga ciertas conductas según su magnitud, de eso se trata, tener una introspección, auto evaluarnos y cambiar eso que no está bien.

Marzo fue el mes más violento que se tenga memoria, según cifras del Secretariado Ejecutivo de Sistema De Seguridad Pública se registraron en este mes donde inicio la jornada “quédate en casa”, exactamente 26,171 llamadas de auxilio a nivel nacional, sumémosle a esta cifra todas aquellas que no pudieron realizar ese grito de desesperación. Pero viene la peor parte, desde enero a marzo que se realizó este corte, algunos estados ostentan los primero lugares de llamadas de auxilio al 911, entre ellos; Chihuahua con el vergonzoso tercer lugar, fueron según los conteos 20,112.

Enfocándonos en nuestro estado, en este periodo enero-marzo 134 de esos llamados se referían a abusos sexuales dentro de su domicilio, la inmensa mayoría de estos, claro está, de alguien que vive con ellas, vivimos en una normalidad violenta, tenemos que aceptarlo, ¿y seguimos poniendo atención a los pocos casos falsos?

Siguiendo con nuestro estado, ese mismo corte hasta el mes de marzo donde hubo un repunte nunca antes visto, nos arroja otra cifra alarmante, 287 llamados de auxilio por acoso sexual dentro de sus domicilios, ¿quiénes fueron los agresores?, así es, familiares y cercanos, este dato ya era una detestable realidad, pero hoy más que nunca se visibilizó. Volvemos a lo mismo, no porque tu jamás hayas hecho alguna de estas aberraciones, tenemos que negar que esa es la realidad de muchas mujeres y mucho menos minimizarla con argumentos baratos como “no en todos los casos”, sintamos empatía, abramos los ojos.

Para cerrar; la última cifra, refiriéndose exclusivamente a violencia familiar y no de género, marzo arrojo 64,858 casos. Así que, el argumento de que se triplica la cifra cuando se habla no solo de mujeres podría ser válida, pero lo siguiente tumba por completo ese pensamiento, porque de esa cifra, los agresores son en su inmensa mayoría son hombres, así que, quedamos en el mismo panorama, hombres atacando mujeres, hombres atacando hombres. No se trata de reforzar el absurdo y arcaico comentario de “es que odian a los hombres”, porque no es tal, es solo poner en una balanza y reflexionar ¿qué estamos haciendo mal como sociedad?, ¿cómo estamos criando a las nuevas generaciones? y tratar de cambiar lo que es innegable, dejemos de buscar justificaciones y tomando culpas ajenas en lugar de trabajar en nosotros, es muy complicado, yo misma batallo pero me he dado cuenta que cometí y sigo cometiendo violencia, y que también he sido víctima muchas veces sin saberlo, pero ahí está el punto, identificar y sobre todo, cambiar.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: La duda de Rubén, por Diana Avitia

Las decisiones que tomemos en cualquier fase de nuestra vida son contundentes y marcan nuestro futuro, siendo un funcionario público lo es doblemente, porque tus decisiones no solo tienen injerencia directa en el futuro personal, sino en el de un municipio, estado o nación, según sea el caso.

Hace unos días otra de la 4t, hay cosas más importantes que la pandemia para ellos, fue enviada una iniciativa presidencial que tiene la intención de otorgarle al ejecutivo el control absoluto del presupuesto. ¿Cómo operan esas iniciativas?, es un procedimiento simple, pero primero hay que entender como sesionan las cámaras; senadores y diputados. Normalmente hay dos PERIODOS ORDINARIOS DE SESIONES de ambas cámaras en donde son llamados la totalidad de senadores y diputados, llamémosle un periodo de normalidad, aquí se toman decisiones contundentes para el país, en el inter de estos períodos también existen otros en lo que sesiona exclusivamente una COMISION PERMANENTE, como si fuera un guardia, compuesta por solo 37 miembros, de ellos son 19 diputados y 18 senadores, con la intención de no dejar vacío el legislativo, tiene menores atribuciones. Y también existen los PERIODOS EXTRAORDINARIOS cuya función es tomar decisiones sumamente relevantes y con un fin específico, con la totalidad de ambas cámaras (como en periodos ordinarios), y como las cámaras se encuentran en receso es convocada por votación de la COMISION PERMANENTE.

La iniciativa de AMLO fue enviada de manera tardía y se tendría que abrir un PERIODO EXTRAORDINARIO DE SESIONES para discutirla, para que esto fuera posible se requiere de los votos de las dos terceras partes de la PERMANENTE, es decir, de 25 legisladores. Morena y sus aliados cuentan con 24 votos, por lo que el rumbo de la reforma presupuestal dependía de la asistencia de los 13 diputados y senadores de oposición, si uno solo de ellos traicionaba al bloque opositor, se abriría el periodo para votar la iniciativa que seguramente aprobaría MORENA por mayoría.

En esa disyuntiva se encontrarían los miembros de la comisión permanente, un diputado en particular llamaba la atención, el coahuilense priista Rubén Moreira quien ya ha tenido estos auto escrutinios, entre el bien y el mal. En marzo del año pasado voto a favor de la iniciativa sobre la revocación de mandato y consulta popular de AMLO, se le volteo a su bancada. Hoy se duda de él, su voto sería decisivo en la permanente, él aseguro como todos sus compañeros opositores, incluidos a los del PAN y PRD, que votaría en contra de abrir el periodo extraordinario.

La iniciativa maneja la palabra “emergencia” de manera muy subjetiva, es decir, sería muy fácil atribuirle esa calidad a conveniencia del presidente y sus aliados, a cualquier situación se le llamaría emergencia y así se abriría la puerta a manejar el recurso a su albedrio. Finalmente, no vieron por donde convencer a alguno de los 13 opositores, no llegaron a las negociaciones, no doblaron sus manos y en un patético intento de justificar el fracaso de cabildeo, la bancada morenista dijo que a sugerencia de López Gatell no pedirían abrir el periodo extraordinario, “seria riesgoso sesionar con tantas personas” dijeron. Es irrisorio porque ellos mismos fueron los que mostraron públicamente sus intenciones de sesionar, la abyección de muchos los lleva a cometer imprudencias incluso en contra de su propia salud, con tal de lograr los planes del presidente. Por un lado, nos invitan a quedarnos en casa diariamente vía Gatell y por otro llaman a sesionar, verdaderamente contradictorio, como mucho de lo que han hecho.

No hubo necesidad de que Moreira o ningún otro de los 13 votara, los ojos de la nación estaban sobre ellos, con uno solo que hubiera flaqueado esto sería una realidad, la unidad siempre se quiebra por la parte más débil, o la más perversa según el caso. Quien realmente juzgará nuestro actuar de la manera más dura, pero sobre todo objetiva, será la historia. Por ello debemos de fijarnos en las personas que nos representaran, uno solo podría tener la oportunidad de marcar el destino de nuestra nación, no por los colores que porta, sino por la calidad humana y la responsabilidad social que tenga. Hoy este intento de acaparar más poder, de violentar la división de poderes, de centralizar aún más quedo en la congeladora, pero pronto la veremos renacer.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto