Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Volando a la inquisición, por Diana Avitia

Una vez más nos ganó el showman, otra vez caímos en la cortina de humo y nos vemos inmersos en la mofa nacional, dios quiera que la burla de la rifa del avión sea planeada, porque de no ser así y las riendas de nuestra nación no estarían en las mejores manos.

Nunca me cansaré de repetir lo convencida que estoy de que nuestro presidente es un gran estratega político, pero también un hombre ávido de atención que disfruta del foco y escrutinio público, siempre y cuando sea para adularlo, claro está, como buen político disfruta al poseer el control.

La idea populista de que el avión presidencial era un lujo “que no tenía ni Obama”, fue una estrategia mediática increíble y dio el resultado buscado, la propuesta de venderlo sembró en la campaña del hoy presidente eso que todo político quiere; provocar, mover sentimientos, convencer y buscar identidad con el sector adecuado de la población, siguiendo el dogma de Maquiavelo, el fin justifica los medios, ¿o no?

Pero como no es lo mismo ser torero que ver los toros desde las gradas, hoy esa idea se ha convertido en una bola de nieve que ni Obama puede parar, una más de la cuarta transformación, la imposible venta del avión presidencial, mientras la nave sigue inmóvil, los gastos por ello nos rebasan, luego trataron de convencer diciendo que la aeronave era inservible para volar distancias cortas, en fin, como agradeceríamos un; “me equivoque” y finalmente tener a un mandatario que usara un transporte a la altura de nuestro país, para dar celeridad y presencia internacional, esto no se trata de caprichos populistas, no es por él, es por la nación. Pero en este caso el ego es más grande que la voluntad, tal vez el rechazar vuelos privados con el argumento de que el pueblo no tiene la misma accesibilidad al ellos, brinda el pretexto perfecto para no atender de inmediato los problemas nacionales, solo se necesitan dos ejemplos para demostrar que la voluntad de atención inmediata no existen; Culiacanazo y LeBaron.

Pero mientras las risas causadas por los memes relacionados con el avión y su rifa nos saturan, este martes se filtran unos borradores que cimbrarían el sistema penal nacional, cuando centramos nuestra atención en los distractores sembrados el debate de las definiciones nacionales resulta prácticamente imposible.

Dichos documentos filtrados, contienen iniciativas en materia de procuración y administración de justicia, para dar a la fiscalía más fuerza, entre los que estarían; arraigos indiscriminados, control de las detenciones por parte del ministerio público e intervenciones de llamadas y correos. Golpes fulminantes al sistema acusatorio en el que nadie es culpable hasta demostrar lo contrario y regresaríamos a un sistema arcaico e inquisitorio en donde somos culpables hasta demostrar nuestra inocencia. Una verdadera lástima y más para nuestro estado que fue pionero en el sistema acusatorio nacional. No me mal interpreten, la puerta giratoria es una realidad, pero la desaparición de derechos fundamentales no es la vía, la preparación del ministerio público mediante mejores salarios, capacitaciones y herramientas son la mejor manera de dar resultados.

Esperemos que esto sea como muchas otras jugadas de la cuarta transformación, tirar la idea a ver si pega, de lo contrario hacer como que nunca pasó. Todo esto ya llamó la atención de las diferentes fracciones parlamentarias, incluyendo a muchos miembros de MORENA, que según se dice a primera instancia pusieron cara de desaprobación.

El regresar a un sistema acusatorio no es la vía y menos hoy cuando nuestro mandatario nacional ha dejado en claro que tiene enemigos a los que les pone apodos y reta constantemente, ¿qué garantías tendría un acusado bajo esta premisa? La realidad es que de ser ciertas estas iniciativas a quien le espera una labor increíble de cabildeo en el senado es a Ricardo Monreal, esperemos que quede en la congeladora, de lo contrario, las miradas mundiales volverían a centrar su atención en México, otra vez por las razones incorrectas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinión

AMLO, ¡aguas con Chihuahua! Por Caleb Ordóñez T.

Caleb Ordóñez T.

El ambiente político se va calentando cada día, rumbo a la gran elección del 6 de junio del 2021. Allá en el norte, en el estado más grande de la República, las cosas suelen estar siempre calientes. Ya sea por la inseguridad, los enfrentamientos partidistas o las altas temperaturas causadas por la escases de lluvias.

Como toda tierra árida y brava, la gente de Chihuahua ha tenido que aprender a sobrevivir a través del trabajo duro y a soportar las inclemencias. Ya sea que vivan en el desierto, en la montaña o las ciudades que tienen una alerta enorme de inseguridad a causa de la cercanía que se tiene con el país que consume más drogas: Estados Unidos.

En esa tierra norteña, se han realizado decenas de enfrentamientos que tienen mucho que ver con el establecimiento de la patria. Desde la ejecución de Miguel Hidalgo en la capital del estado, Chihuahua comenzó a ser parte muy importante para el país. Incluso, hay dos eventos que no pueden pasar inadvertidos.

PARA SEGUIR LEYENDO HAZ CLICK AQUÍ 

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Especiales

Kuira-Bá, ¿y mis derechos humanos? Por Itali Heide

Itali Heide

Indignados estamos ante el racismo sistémico en Estados Unidos. Muchos conocemos a quienes han cruzado la frontera para darles a sus familias una mejor vida. Percibimos las políticas que discriminan, las dificultades que enfrentan, el miedo que sienten los mexicanos, los afroamericanos y otras minorías al otro lado del Río Bravo.

En México no somos racistas, somos clasistas, decimos con orgullo (como si discriminar al 60% de la población mexicana que vive en situaciones de pobreza no es para tanto). Desafortunadamente, en México es clasista y también es racista. Ignorarlo no lo desaparece del país, incluso se relacionan intrínsecamente: suponemos el nivel socioeconómico de las personas por su aspecto físico. Tal es el caso con la comunidad rarámuri y otras etnias en el país.

Gloria vende las artesanías que fabrica su abuelita, a orillas del Lago Arareko en Creel. (Foto: Itali Heide)

Como cada año, cientos de personas de la comunidad rarámuri viajan a diversos municipios en Chihuahua a trabajar en las huertas de temporada. Detrás de la distribución de manzana chihuahuense por el país y el mundo, está el trabajo arduo de quienes hemos pisado para lucrar. El resto del año, muchos buscan ganarse su día del turismo que se ha generado en sus pueblos, gracias a la apropiación de su cultura y sus tradiciones.