Conecta con nosotros

Revista

Los Power Rangers tendrán una nueva película ambientada en los ’90

Published

on

Paramount Pictures está trabajando en una nueva película de los Power Rangers que dejará atrás lo hecho por la cinta de 2017 (que fue desarrollada por Lionsgate) y se presentará con un nuevo elenco y equipo creativo.

En ese sentido, desde The Hollywood Reporter cuentan que el estudio está negociando con Jonathan Entwistle para que asuma la dirección el proyecto. Entwistle, quien es reconocido por crear la serie The End of the F—ing World, todavía no sella un acuerdo con Paramount por lo que su participación en esta iniciativa no está completamente asegurada.

Power Rangers es una de las franquicias más queridas por todos quienes crecieron en los ’90, sin embargo, la película más reciente de la saga no alcanzó el éxito que sus responsables esperaban. Pero parece que esta nueva producción quiere apostar por volver literalmente a las raíces de la saga y presentar su historia en la década de 1990.

Comic-Con 2019: Hasbro presentó a su nueva colección premium de Power Rangers19 Jul 2019
De acuerdo a THR, la nueva película ” involucra un elemento de viaje en el tiempo que llevará a los niños a la década de 1990?. En ese sentido, los protagonistas que serán jóvenes de la época actual deberán “encontrar una manera de volver a su presente al estilo de ‘Volver al Futuro’”.

El guión del reinicio de los Power Rangers correrá por cuenta de Patrick Burleigh (Peter Rabbit 2: The Runaway), mientras la producción estará a cargo de Hasbro a través de Allspark Pictures.

Recuerden que Hasbro compró Power Rangers el año pasado, por lo que esta será la primera película de la franquicia tras esa adquisición y se sumará a otras películas producidas con Hasbro y Paramount como Bumblebee y los proyectos de Snake Eyes y Micronauts.

Fuente: Mouse

Revista

SocialMediaCUU explica porqué las redes sociales son trascendentales en las elecciones

Published

on

By

Los datos que proporciona el INE respecto de la lista nominal, es decir, la lista de personas que ya tienen credencial para votar, muestra un porcentaje muy amplio de gente joven que votará por primera vez. Entre sus principales características está el hecho de que utilizan principalmente medios digitales para informarse y, por su número, representan un valioso mercado para todos los partidos políticos.


 

En la lista nominal se cuentan poco más de 98 millones de personas, al corte de febrero de 2024. Así, en el país existen poco más de 15 millones de personas inscritas entre los 18 y 24 años; es decir, primovotantes, lo que representa el 15% del total.

Si sumamos a la población millennial y centennial, es decir, todas las personas de 18 a 39 años inscritas, tenemos a casi 47 millones, que representan al 48%, es decir, prácticamente la mitad del universo de votantes.

Las cifras son claras: 15 millones de personas que no han participado jamás en un proceso electoral presidencial (y posiblemente en ningún otro) y que, estadística e históricamente, no tienen una preferencia política definida, pueden inclinar la balanza a favor de cualquier candidata o candidato; y casi la mitad de la lista nominal utiliza Internet y medios digitales para enterarse de las propuestas de las y los actores políticos.

De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad Y Uso De Tecnologías De La Información En Los Hogares (ENDUTIH), en el país existen 93 millones de internautas, siendo la franja de edad de los 18 a los 34 años, la que más se conecta a la red. Por otro lado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) muestra que las audiencias de radio han bajado a un 8.9% del universo de personas que pueden recibir una señal y las de televisión, a 14.1%. Para radio, las audiencias principales se encuentran en el rango de edad de 35 a 44 años, y las de TV se sitúan en 45 años o más.

Y es en este sentido en donde se plantea la problemática de las leyes electorales, ya que se tienen medios tradicionales como la televisión, la prensa impresa y la radio sobrerregulados, que incluso llevaron al INE a convertirse en una especie de central de medios gracias a la excesiva espotización; no obstante, los medios digitales, los más consultados por un enorme segmento de la población, no fueron tomados en cuenta en las normativas actuales.

Las plataformas digitales se convierten en una especie de tierra sin ley que permite a partidos y actores políticos realizar prácticas no éticas sin temor a sanción alguna ya que no solo no se contemplan acciones de comunicación política digital o fiscalización adecuada, además las normativas vigentes solo son aplicables a autoridades, actores y partidos políticos, no obstante, cualquier persona puede hacer una campaña electoral utilizando redes sociales y plataformas digitales.

De ahí la necesidad de crear marcos legales que permitan que las y los ciudadanos puedan elegir de manera libre, autónoma y sin cohesión a sus gobernantes, ya que tal y como se encuentra el panorama normativo electoral, la posibilidad de crear estrategias al marco de la ley para favorecer o entorpecer las campañas es muy alta, frente a un riesgo prácticamente nulo.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto