Conecta con nosotros

Slider Principal

3 adolescentes son entregados por sus padres a la Policía tras grabarse golpeando brutalmente a un anciano

Cuatro adolescentes grabaron este jueves el momento en el que le propinan una paliza a un anciano a las afueras de un mercado en la ciudad de Guadalajara, para compartirlo en Internet. Tres de ellos fueron entregados por sus padres a las autoridades, comunicó este sábado el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

En las imágenes del ataque, que circularon ampliamente a través de redes sociales, se observa a tres jóvenes aproximarse al hombre, que se encuentra en la acera. Sin motivo aparente, uno de ellos comienza a golpearlo hasta que cae noqueado.

«Los menores de edad sin conciencia, y mucho menos valores, que golpearon a una persona mayor por simple diversión […] fueron identificados por las investigaciones y los padres de tres los presentaron ante la ante la Fiscalía de Jalisco», comentó Alfaro. «La víctima recibió atención [médica] y está bien», agregó.

Según detalló la Fiscalía, «el video difundido en redes sociales y otros más» forman parte de la investigación abierta contra los jóvenes, quienes enfrentan cargos por delitos de lesiones y contra la dignidad de las personas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Slider Principal

México pide a EE.UU. y Canadá dejar de rechazar a migrantes en cumbre trilateral

México pidió este jueves a Estados Unidos y Canadá que dejen de “rechazar a los migrantes” porque los necesitan para crecer económicamente, y propuso a esos países diseñar una estrategia económica común para reducir su dependencia de las importaciones de Asia.

Así lo planteó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante la novena Cumbre de Líderes de América del Norte, celebrada en la Casa Blanca.

“¿Por qué no estudiar la demanda de mano de obra y abrir ordenadamente el flujo migratorio?”, planteó López Obrador durante su encuentro trilateral con Biden y Trudeau, que cerró una larga jornada de reuniones.

El mandatario mexicano opinó que es necesario “dejar de rechazar a migrantes”, porque “para crecer se necesita de fuerza de trabajo que no se tiene con suficiencia ni en Estados Unidos ni en Canadá”.

Ese mensaje contrastó con el que expresó Biden durante su intervención poco antes: el mandatario estadounidense opinó que los tres países deben “gestionar los desafíos de una migración sin precedentes” en el continente.

Biden aseguró que quiere construir un sistema migratorio más humano, pero su Gobierno sigue deportando a la mayoría de indocumentados que llegan a su frontera sur sin darles oportunidad de solicitar asilo, con base en una medida conocida como ‘Título 42‘ y que su Gobierno justifica por la pandemia.

La Casa Blanca aumentó sus contactos con países del continente para tratar de contener la llegada masiva de indocumentados a su frontera con México, y en septiembre tuvo que gestionar una crisis por la entrada de miles de inmigrantes haitianos a los que deportó en su mayoría a Haití.

Pese a enviar ese mensaje a Biden sobre los flujos migratorios, López Obrador le agradeció que en su primer día en el poder planteara una reforma migratoria para regularizar a los 11 millones de indocumentados que se calcula viven en Estados Unidos, que en muchos casos son mexicanos.

“Ningún mandatario en la historia de Estados Unidos ha manifestado como usted un compromiso tan claro e inequívoco para mejorar la situación de los migrantes”, le dijo López Obrador a Biden durante la reunión trilateral.

El proyecto de reforma migratoria que propuso Biden está estancado en el Congreso, y tampoco han salido adelante por ahora otras iniciativas de los demócratas para regularizar a los migrantes indocumentados dentro del paquete de gasto social que debate el legislativo.

López Obrador planteó el tema tanto en el encuentro trilateral como en la reunión a solas que mantuvo a solas con Biden y en otra que sostuvo antes con la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, y dijo que México “sabrá corresponder con gratitud y amistad” si finalmente se regulariza a esos indocumentados.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Cambiando con el mundo. Por Itali Heide

Itali Heide 

Parece que hoy en día lo que se hace por defecto por no estar de acuerdo es odiarse. Ya sea que las diferencias sean políticas, ideológicas, culturales, religiosas o simplemente diferencias de opinión, parece haber una norma rígida en blanco y negro cuando se trata de cómo nos vemos unos a otros.

Personalmente lo entiendo y también soy culpable de ello. Lo que me parece obvio pasa por encima de los que comparten una experiencia diferente a la mía. No puedo entender a la gente que no está de acuerdo con la autonomía corporal, la aceptación de la comunidad LGBTQ+, los problemas sociales sistémicos muy reales que dan paso al clasismo y al racismo, y la necesidad de una visión modernizada del mundo. En el lado opuesto, los que se oponen a lo que creo a menudo no pueden entender el porqué se acepten estas cosas. Nada me hará cambiar de opinión, y nada hará cambiar la suya.

¿Por qué es tan difícil ponerse de acuerdo en estas cosas? Yo diría que es porque no hay un solo mundo en el que todos vivamos. La forma en que crecemos afecta a la manera en que vemos muchas cosas, y a menudo es más fácil mantener las ideas que nos enseñaron en lugar de desafiarlas. La cultura en la que crecemos determina nuestro proceso de pensamiento, nuestras opiniones sociales y nuestra visión del mundo. Las lenguas que hablamos esculpen la percepción del mundo que nos rodea. El viaje espiritual que seguimos moldea nuestra ideología en la forma en que queremos vivir y trascender. Hay mucho más que decir, pero todas estas variables nos llevan a una conclusión: no vivimos en un solo mundo, sino que cada quien vive en el suyo.

Antes no era tan fácil encontrar un lugar en el mundo especialmente para ti. Antes de que Internet y las redes sociales crearan una realidad alternativa en la que pudiéramos explorar más allá de lo que habíamos conocido antes, sólo había unos pocos caminos que tomar cuando se trataba de individualidad y comunidades afines.

Para acceder a un estilo de vida más izquierdista, había que buscar una comuna en la que vivir, mientras que hoy en día basta con aterrizar en el algoritmo adecuado. Los racistas radicales solían estar confinados en reuniones secretas a medianoche y en túnicas blancas, mientras que ahora se les puede encontrar tecleando en cualquier foro de Internet. A la comunidad gay le aterrorizaba darse a conocer y a menudo no encontraba a nadie a quien confiar sus secretos, mientras que ahora puede encontrar refugio en la comunidad online de figuras solidarias. Las madres solteras se encontraban solas en un mundo de familias moldeadas, mientras que hoy hay toda una comunidad que las anima.

Es difícil decir cuánto bien ha hecho la comunidad online de individuos eternamente diferenciados, pero está claro que ha dado paso a un mundo más aceptante; en el lado malo, también ha dado paso a espacios que hacen lo contrario. Espacios en los que se vomita el odio, prosperan las mentes pequeñas, se fomenta el miedo y se genera violencia.

Muchos parecen pensar que aceptando que las diferencias siempre han existido y siempre existirán, tendrán que renunciar a su propia forma de vida. Creen que esas diferencias son un ataque directo a sus propias ideologías, sus familias, sus vidas y sus opiniones. Aunque puede dar miedo tener que cambiar la forma en que el mundo ha visto el espectro de la diversidad humana, no debería ser una razón para temer el cambio. Al contrario, es una oportunidad para reforzar sus propias creencias, ya que deben aprender a enfrentarse y cuestionar lo que creen.

Cuestionar las creencias es para lo que estamos aquí. Si nos vamos de la vida creyendo las mismas cosas que nos enseñaron desde el momento de nuestro nacimiento, ¿valió la pena vivir? El crecimiento y el cambio son inevitables, y no nos hacemos ningún favor tratando de evitarlos.

Entonces, ¿es posible estar en desacuerdo sin odiarse? Sí, pero requiere una decisión consciente de aceptar la diferencia. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero es necesario para vivir en el mundo que merecemos. Al fin y al cabo, todo el mundo merece vivir la vida que quiere, sin necesidad de conformarse con la forma en que las cosas eran. Las cosas no son como eran, y nunca volverán a serlo. Al aceptar la pérdida de la antigua forma de vida y aceptar los millones de nuevas experiencias, aceptamos el mundo tal y como es.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto