Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Alertan sobre repunte de influenza en enero y febrero

Rosa María Wong Chong, de la División de Investigación de la Facultad de Medicina (FM), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), alertó sobre un repunte de influenza está temporada, principalmente en enero y febrero.

De acuerdo con datos publicados por el Informe Semanal de Vigilancia Epidemiológica, de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud indican que que hasta el 28 de diciembre pasado había mil 662 casos y 116 defunciones, cuando en 2017-2018 se presentaron 861 casos y 25 defunciones.

La cifra es considerablemente más elevada que en periodos anteriores, como 2016-2017, con 378 casos y 35 defunciones, y se explica porque en 2017 predominó el tipo A (H3N2), que convive con la humanidad desde hace 50 años, y en 2018-2019 está presente el A (H1N1)

Wong Chong señaló que una década de existencia de este último virus es más agresivo, “por lo que esta temporada podría haber un mayor número de casos y probablemente sean más graves, sobre todo porque mucha gente no está vacunada”.

Dijo que los datos de esta temporada, que inició en septiembre y concluirá en abril, contabilizan a personas afectadas hasta diciembre pasado, “pero estimamos que habrá un repunte mayor en enero y febrero”.

Agrego que además, hay reportes hospitalarios de muchos casos graves en México, porque el virus mayoritario es A (H1N1), que es muy patógeno y agresivo, por su relativa reciente aparición, y muchas personas aún no tienen la protección de la vacuna, resaltó.

La epidemioóloga explicó que después de la epidemia de 2009, cuando surgió el nuevo virus A (H1N1), las cifras anuales iban a la baja, hasta la temporada 2013-2014, cuando hubo un repunte de mil 853 casos y 220 defunciones, también asociado a una mayor presencia de esa variante del virus.

Advirtió que las mayores complicaciones, infecciones graves y mortalidad se asocian con personas que nunca han recibido la vacuna.

“Mucha gente no se ha vacunado desde hace 10 años y son susceptibles de adquirir esta infección, porque no tienen anticuerpos contra el virus”.

Lo ideal es ponerse la vacuna cada año, porque el virus va cambiando. “Entre más tenga una persona es mejor, porque hay cierta protección cruzada contra algunos virus”.

La vacuna es especialmente recomendable para los grupos de riesgo: niños menores de 10 años, adultos mayores de 65, mujeres embarazadas, pacientes con enfermedades pulmonares y cardiovasculares, con asma, diabetes y obesidad.

El riesgo de un virus completamente nuevo, como el A (H1N1) hace una década, es que tiene nuevas proteínas en su composición, para las cuales no hay anticuerpos. Y cada año el virus desarrolla nuevas variantes. Hasta ahora, el de la influenza se clasifica en A, B y C, que tienen 135 combinaciones posibles.

Para evitar contagios Wong recomendó toser en el ángulo del brazo, evitar lugares concurridos, lavarse las manos varias veces al día y acudir con el médico, especialmente ante presencia de fiebre.

Fuente: La Jornada

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud y Bienestar

Descubren analgésico menos adictivo que la morfina

Un grupo de investigadores descubrió un analgésico de efecto más duradero y que es menos adictivo que la morfina.

Ese nanoanalgésico fue probado en roedores por los expertos, que vieron cómo tres versiones de una nanopartícula natural tuvieron efectos que aliviaban el dolor cuando se les administraba a ratas con patas infectadas, se informó en un artículo de la Asociación Americana por el Avance de la Ciencia publicado en la revista Science Advances.

Este descubrimiento podría allanar el camino para tratamientos del dolor intenso que no acarreen los graves efectos secundarios asociados a la morfina o a opiáceos sintéticos relacionados, que entre otras cosas pueden ocasionar adicción.

Y es que en Estados Unidos, más de 115 personas mueren por sobredosis de opiáceos al día, con lo que el hallazgo de un analgésico que sea menos adictivo es vital.

Los péptidos pequeños y naturales del cuerpo, como las encefalinas, que unen los receptores de opioides, pueden ser una opción para tratar el dolor porque activan los ligandos de los receptores de opioides, que se cree que crean menos adicción.

foto analgésico menos adictivo que la morfina
Los científicos buscaron una mejor solución a la morfina y los opiáceos. (Getty Images, archivo)

En busca de una mejor solución a la morfina y los opiáceos, los científicos, Jiao Feng y Patrick Couvreur, crearon junto a su equipo un nanomedicamento empleando el neuropéptido Leu-encefalina (LENK), que interviene en la regulación del dolor en el cuerpo.

Hasta ahora, el enfoque de emplear las encefalinas para tratar el dolor no se había usado debido a problemas farmacocinéticos, como las dificultades que tienen estos péptidos para cruzar la barrera sangre-cerebro.

Vinculando LENK con escualeno, un compuesto natural que puede tener origen vegetal o animal, los científicos crearon nanopartículas que podrían aplicarse a la zona del dolor a través de inyecciones intravenosas.

Cuatro horas después de inyectar a las ratas, los investigadores observaron indicios de una sensibilidad térmica inferior al dolor y vieron que los efectos calmantes eran más duraderos.

Fuente: Noticieros Televisa

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Seis de cada 10 mexicanos no utilizan condón en sus relaciones sexuales

Seis de cada 10 mexicanos no suelen utilizar condón en sus relaciones sexuales debido a la falta de información, la violencia en la pareja y los prejuicios sobre este anticonceptivo, dijo este miércoles Nicole Finkelstein, directora de la asociación AHF México.

“Tenemos que trabajar en desmitificar el uso del condón, sobre todo en jóvenes entre los 15 y los 29 años de edad, que es el grupo donde mayormente se dan las infecciones de transmisión sexual”, aseguró Finkelstein.

Durante la celebración del Día Internacional del Condón, Finkelstein recordó que de acuerdo con datos del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el sida (CENSIDA), en México en 2018 cada día 41 personas se infectaron con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Esta cifra es mayor que en 2017, donde cada día 33 personas contrajeron el VIH.

Para que estas cifras disminuyan, dijo Finkelstein, es necesario generar conciencia en la población con educación y prevención.

En cuanto a embarazos no deseados en adolescentes de entre 15 y 19 años el país ocupa el primer lugar en el mundo.

Incluso, 38,5 % de los adolescentes que se embarazan en esas edades lo hacen durante su primera relación sexual.

Según datos proporcionados por la ONG, la Ciudad de México es, a la fecha, la segunda en el país con más personas que tienen VIH.

El primer lugar lo ocupa Quintana Roo.

Blanca Martínez coordinadora del pruebas rápidas de AHF México mencionó que el condón es uno de los métodos más efectivos para evitar no sólo embarazos sino prevenir enfermedades de transmisión sexual como el VIH/SIDA, sifilis, gonorrea, entre otras.

Sin embargo, detalló que entre las principales causas por las que los jóvenes no suelen utilizarlo principalmente debido a la desinformación, la violencia que llegan a sufrir en la pareja “o porque no sienten lo mismo”.

Finkelstein lamentó que, no obstante la importancia que tiene el condón, en México se ha disminuido el presupuesto en salud lo que ha llevado a que se reduzca el número de condones que están disponibles para la población de manera gratuita.

La directora de AHF lamentó que las instituciones de gobierno no han realizado campañas efectivas para fomentar el uso del preservativo durante las relaciones sexuales.

Con la finalidad de contrarrestar estas estadísticas, AHF Mexico emprendió la campaña “Siempre de Moda”, con la cual repartieron 100 mil condones en todo el país.

De ellos, 60.000 fueron repartidos en 12 estaciones del metro capitalino de forma gratuita.

“Queremos que la gente use el condón, pero no solo eso, sino que sepa cómo usarlo”, dijo Finkelstein.

Del mismo modo, Blanca Martínez resaltó la importancia de educar a los jóvenes y enseñarles la importancia de usar correctamente el condón “pues es una herramienta lúdica y placentera que se usa por amor a tí mismo”, dijo.

Además de esta campaña, la organización tiene unidades móviles que se dedican a realizar pruebas de salud, dar pláticas o regalar condones durante todo el año.

Fuente: EFE

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

“Tuve la mejor experiencia de mi vida, aunque estaba muriendo”, testimonio de una joven mujer

Erika nunca ha enfrentado la vida con miedo, de hecho es una mujer que quiere comerse al mundo a cada paso, pasos que hace poco parecían imposibles de dar e incluso estaban contados para llegar a su fin en poco tiempo.

Recibir un diagnóstico de lupus a los 20 años fue impactante para ella, quien siendo bailarina no sólo realizaba una intensa actividad física, sino que cuidaba su alimentación y mantenía una vida ordenada. “Imagínate, mi madre había sido bailarina y era la maestra, había mucha disciplina en mi vida y de repente te dicen que tienes lupus”.

El lupus que Erika padecía emprendió el ataque en contra de su cuerpo; en poco tiempo sus riñones se vieron afectados y la función renal decrecía aceleradamente, los niveles de creatinina estaban fuera de todo parámetro y había que tomar decisiones: entrar a hemodiálisis o recibir un trasplante.

“No estaba dispuesta a entrar a la hemodiálisis, no quería dejar de ser yo y opté por aferrarme a mis deseos y a mi futuro”, cuenta Erika. “Entendí que nada iba a funcionar si yo no quería”.

El momento era crítico, los doctores le habían dicho que le quedaban solamente semanas de vida, pero Erika seguía preguntando cuándo podría regresar a bailar o convertirse en madre. “Posiblemente podía vivir 10 años en una caja de cristal o sólo uno a plenitud, siendo yo misma”.

Fuerte y claro, Erika optó por el trasplante. Las primeras opciones estaban en su hogar, sus padres, su hermano, su hermana. La más entusiasta en ser su donadora era su hermana, sin embargo, en ese momento era menor de edad, le faltaban dos meses para

cumplir los 18 años y por Ley no podía tomar la decisión de ser donadora y además, en ese momento, ya no podían esperar cuatro semanas más.

Ocupada en encontrar un donador, pero no desesperada, Erika seguía buscando opciones cuando una amiga suya, Gaby, a quien conoció en primero de primaria y con la cual había compartido la vida a largo de los años, las pijamadas, las fiestas de cumpleaños, las confidencias de adolescentes y las vivencias de las mujeres en que se habían convertido, escuchó una conversación entre Erika y su hermana en la que lamentaban la casi nula cultura de la donación de órganos en México.

Gaby intervino de forma natural en la charla, como tantas otras veces a lo largo de los años: “tengo tú mismo tipo de sangre, yo puedo ser tu donadora”.

Las palabras de Gaby las sorprendieron y, al mismo tiempo, les dieron esperanza por lo que de inmediato pusieron en marcha el plan. Llegó el momento de hacer análisis de compatibilidad y sí, Erika y Gaby eran compatibles, podían ser receptora y donadora, respectivamente.

Aún quedaba mucho por hacer para llegar al día del trasplante como recibir orientación psicológica. “Nos llamaron a las dos y nos dijeron ‘tienen que entender por qué hacen esto. Debes comprender que no le debes la vida a Gaby’, pero sí se la debo, me dio algo muy grande, ¿cómo le compenso lo que me dio?, eso que se llama vida”, cuenta Erika.

Durante este proceso, Erika pasaba por un momento físico y emocional intenso. “Las toxinas en mi cuerpo me tenían toda envenenada, necesitaba limpiarme física y emocionalmente, por ello me aferré a ser quien soy. Muchos no entendían, pues me veían riendo, cuidando de mí, más allá de la salud, hubo quien no creía lo enferma que estaba y ni que estaba muriendo”.

Ese cúmulo de emociones y cuidados no eran todo lo que Erika estaba viviendo, pues también enfrentaba la falta de recursos para su cirugía de trasplante por lo que emprendió la campaña #ErikaQuiereVivir, buscando fondos para su operación. El apoyo no se hizo esperar y creció, gracias a un gran grupo de amigos, al apoyo de personas con quienes se reencontró y de otras nuevas a quienes descubrió en el camino quienes lo mismo aportaban recursos económicos, que le ofrecían ayuda para acompañarla a sus consultas médicas o le daban consejos sobre qué comer y cómo cuidarse.

Al mismo tiempo, Gaby se preparaba para el momento de la donación. Su familia, especialmente su abuelo, se sentían mucho más orgullosos de ella, de esa gran amiga a quien al preguntarle, por qué decidió ser donadora, daba una respuesta contundente: “por las ganas de vivir de Erika”.

Así llegó el día del trasplante. Horas antes y en agradecimiento a toda la gente que se sumó a #ErikaQuiereVivir, hubo un encuentro que se volvió fiesta en la cafetería del

hospital. “Recibir todo ese cariño fue la mejor experiencia de mi vida, aunque me estaba muriendo. En ese momento estaba preparada para morir y para vivir”.

La operación fue un éxito y el riñón de Gaby fue bien recibido por el cuerpo de Erika. A las pocas horas, ambas estaban bien y recuperándose. Pronto Gaby retornaría a su vida normal y Erika estaría recuperando la suya, y ahora con una amistad más grande y fuerte entre ambas.

La de ellas es una historia de éxito en un país donde hay 21 personas esperando un trasplante y es que en México, por cada millón de habitantes, sólo el 5.8% de la población es donante.

Erika hoy impulsa activamente la cultura de la donación de órganos porque para ella, los donadores son Héroes por la Vida.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto