Conecta con nosotros

México

Andrés López Beltrán, hijo de AMLO, habría tejido una red de corrupción con sus amigos

Published

on

Una reciente investigación publicada por el medio Latinus y expuesta por Carlos Loret de Mola reveló que un grupo de amigos de Andrés Manuel López Beltrán, hijo de Andrés Manuel López Obrador, se habría beneficiado con contratos millonarios con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El reportaje, encabezado por Montserrat Peralta, Julio Astorga, Isabella González y Mario Gutiérrez Vega, evidenció que a través de una red de empresas, los allegados a “Andy” habrían obtenido más de 100 millones de pesos del erario.

La empresa Organismo Promotor Logístico (OPL) es la más visible del entramado de entidades dirigidas por los amigos del hijo de AMLO y, de acuerdo con las y los reporteros, su principal proyecto estaría en los terrenos de lo que iba a ser el Aeropuerto de Texcoco.

Ahí, acorde con los documentos presentados en la investigación, se les adjudicó la gerencia de distintos proyectos para el llamado Parque Ecológico Lago de Texcoco.

Los amigos de Andrés Manuel López Beltrán habrían tenido facilidades para conseguir los contratos. (MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO)
Los amigos de Andrés Manuel López Beltrán habrían tenido facilidades para conseguir los contratos. (MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO)

Tres empresas en un mismo domicilio

Uno de los principales focos rojos que dio a conocer el reportaje fue que al menos tres empresas “hermanas” que tuvieron participación en la gerencia del Parque de Texcoco operaban desde un mismo edificio, ubicado en la calle Veracruz 69, en la Colonia Condesa de la Ciudad de México.

Se trata de Organismo Promotor Logístico, AZ Gerencia de Proyectos y Vea Arquitectos. Según la investigación OPL está administrada por Carlos Buentello Carbonell y tiene como apoderado legal a Eduardo Castro Ávila,medio hermano de Alejandro Castro Jiménez Labora (amigo de Andrés López Beltrán).

AZ Gerencia de Proyectos, empresa a la que la Conagua llamó a participar en las obras de Texcoco junto a OPL, tendría como accionista y apoderado a José María Espinoza Pablos, administrador de Vea Arquitectos, en la que también labora como apoderado Carlos Buentello Carbonell.

La Conagua le habría otorgado contratos millonarios a las empresas controladas por los amigos de Andrés López Beltrán. (Youtube/Latinus)
La Conagua le habría otorgado contratos millonarios a las empresas controladas por los amigos de Andrés López Beltrán. (Youtube/Latinus)

Desde el mismo domicilio en la Colonia Condesa, un hombre identificado como Andrés de la Garma Valenzuela, representante de Vea Arquitectos, habría fundado un taller de arquitectura junto con Santiago Jiménez Labora Prieto (primo de Alejandro Castro Jiménez).

El trabajo periodístico apuntó que para los contratos en el Parque Ecológico Lago de Texcoco las empresas ofrecieron direcciones distintas para, presuntamente, esconder una cercanía que se había hecho evidente en años anteriores, cuando ofrecían como referencia un mismo domicilio en la Avenida Kiki Murillo No. 102 del Desarrollo Urbano La Primavera, enCuliacán, Sinaloa.

México

El 60% de los mexicanos con problemas de salud mental

Published

on

By

Actualmente 24 millones de personas tienen algún problema de salud mental, informó la Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones(Conasama), sin embargo sólo una de cada tres personas busca algún tipo de atención médica, según destaca la organización Documenta en el informe denominado Por Razón Necesaria y alerta que ante la falta de recursos para poder atenderse en hospitales privados, deberán acudir a hospitales públicos del sector salud.

En 2018, los mexicanos con algún problema relacionado con alguna enfermedad mental que van desde los malestares recurrentes tipo estrés, ansiedad y depresión, hasta casos más graves como esquizofrenia o bipolaridad, entre otros, eran alrededor de 15 millones de personas, según datos de la Secretaría de Salud, y ahora en 2024 se tiene que 3 de cada 10 mexicanos sufren por cuestiones de salud mental.

Esto implica un crecimiento de 60% en solo seis años, al pasar de la cifra referida de 15 millones en 2018 a 24 millones actualmente.

Al respecto, cabe destacar que cada año son atendidas apenas unas 191 mil personas en los hospitales psiquiátricos del sector salud a nivel nacional, lo que significa que ni siquiera se cubre al 1% de la población afectada.

De acuerdo con el Inegi, las entidades con mayores problemas de salud mental son: Estado de México, Ciudad de México, Jalisco, Veracruz, Guanajuato, Puebla y Nuevo León.

Hospitales psiquiátricos no cerraron: Conasama

Los hospitales psiquiátricos públicos atienden en promedio a más de 190 mil pacientes cada año y no cerraron como resultado de la reforma a la Ley General de Salud de 2022, aclaró la Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones (Conasama).

Publimetro se comunicó con los hospitales Fray Bernardino de Sahagún y en el Hospital Psiquiátrico Infantil Juan N. Navarro para solicitar una cita de primera vez, y en ambos institutos informaron que continúan atendiendo de forma normal a los pacientes los 365 días del año.

No obstante, las reformas a la Ley General de Salud, en materia de Salud Mental y Adicciones en 2022 marcaron un cambio de paradigma en la atención en todos los niveles de atención, particularmente hoy en día están en marcha 341 Centros Comunitarios de Salud Mental y Adicciones, para la prevención y atención de padecimientos cerca de los hogares, precisó la Conasama a través de una tarjeta informativa entregada a este medio.

Asimismo, 115 hospitales generales cuentan con áreas de salud mental para la atención de padecimientos más graves. Particularmente, en cuanto a atención en hospitales psiquiátricos lo que la Ley mandata es con relación al respeto en derechos humanos, como es:

– Consentimiento Informado. Se establece la obligación de comunicar a pacientes y familiares los beneficios, riesgos y alternativas. La persona tiene el derecho a aceptar o rechazar el diagnóstico o tratamiento.

– Voluntad anticipada. En previsión de servicios a futuro, se establece el derecho a determinar el tipo de acciones para su tratamiento.

– Derecho a no ser sometido a medidas de aislamiento o cualquier práctica con tratos crueles.

“Como se mencionó en 2022, los hospitales psiquiátricos no se cierran, sólo se fortalecen al igual que el primer y segundo nivel”

—  Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones

De acuerdo con la organización civil Documenta, la nueva ley de 2022 pretendía que los actuales hospitales psiquiátricos se conviertan en centros ambulatorios o en hospitales generales dentro de la red integrada de servicios de salud del país.

Sin embargo, la atención psiquiátrica sigue siendo un tema inaccesible para la población debido a que el 77% de las camas de psiquiatría están ubicadas en ciudades grandes o cerca de éstas; el 42.09% de las y los especialistas en psiquiatría están en la Ciudad de México, el 11.22% en Jalisco y el 7.03% en Nuevo León; solamente entre el 21% y 50% de los servicios de atención primaria en donde hay médicos tienen medicamentos, mientras que en aquellos en los que no hay médicos la disponibilidad oscila entre el 1% y 20%

México no invierte lo que debiera en salud mental

De acuerdo con Judith Senyasen Méndez Méndez, investigadora del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, México no invierte lo que debería en salud mental, lo cual es ‘muy grave’, porque estamos hablando de un serio problema de salud de la población.

Explicó que para 2024, el presupuesto en materia de salud mental será de 3 mil 724 millones de pesos, sólo un aumento de 24 millones de pesos con relación a 2023, pese al aumento exponencial en la cantidad de mexicanos que requieren atención para algún padecimiento mental que, como ya se mencionó, ascienden a 24 millones de pacientes con diferentes necesidades.

Dijo que para igualar el nivel promedio de la región, que son 8 dólares por personas sin seguridad social, México tendría —por lo menos— que triplicar su presupuesto en la materia.

“Esta brecha que vemos en salud mental, tiene mucho que ver con la brecha que tenemos en salud, debemos destinar al menos 6 puntos del PIB en materia de salud, pero México sólo invierte 2.8 puntos porcentuales del PIB”, estableció.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto