Conecta con nosotros

Acontecer

China lanza una ‘advertencia’ a Japón y envía de nuevo su portaaviones Liaoning a través del estrecho de Miyak

El Estado Mayor Conjunto del Ministerio de Defensa de Japón informó este lunes a través de un comunicado de prensa que el grupo naval del portaaviones Liaoning de la Armada del Ejército Popular de Liberación de China cruzó nuevamente el estrecho de Miyako y que el martes envió un helicóptero patrullero cerca de las islas Diaoyu.

Según reporta el Global Times, desde el pasado 3 de abril, el grupo de buques chinos encabezados por el portaaviones Liaoning, que va acompañado por el destructor de misiles guiados tipo 055 Nanchang, había navegado en dirección sur a través del estrecho de Miyako, situado entre las islas japonesas de Miyako y Okinawa, rumbo al océano Pacífico. Las autoridades navales chinas informaron que ese ejercicio era de rutina y que tenía como objetivo aumentar de forma integral la capacidad de combate de los buques.

Según observadores militares chinos, era predecible que el grupo volviera a través del estrecho de Miyako, si bien llama la atención que se haya enviado un helicóptero de alerta temprana Z-18 del Liaoning hacia las proximidades de las islas Diaoyu, actualmente en disputa entre Japón, China y Taiwán.

Xu Guangyu, asesor principal de la Asociación de Control de Armas y Desarme de China, sostiene que los recientes movimientos del grupo de portaaviones Liaoning sirven como advertencia y disuasión para Japón, que ha venido haciendo declaraciones «incorrectas» en repetidas ocasiones sobre las islas Diaoyu, al tiempo que ha criticado la patrulla legal de los buques de la Guardia Costera de China y las actividades de aplicación de la ley en esas aguas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Acontecer

Descubren una nueva cepa de coronavirus en Túnez

En medio de una marcada alza en el número de contagios por covid-19, autoridades del Ministerio de Salud de Túnez confirmaron este viernes la detección en su país de una nueva variante de coronavirus de la cual se desconoce su origen, señaló Faouzi Mehdi, titular del organismo, a través de un comunicado dirigido a medios locales.

«La nueva cepa se está estudiando y su fuente aún no se ha descubierto. No es la cepa brasileña, ni la sudafricana ni la británica», dijo Mehdi, para de seguidas señalar que recurrirá a la Organización Mundial de la Salud para determinar su tipo.

El anuncio del funcionario se produjo un día después de que Amenallah Messadi, miembro del comité científico independiente que asesora al Gobierno en la lucha contra la pandemia, comentara a Reuters que el sistema de salud tunecino estaba al borde del colapso, debido a un aumento de los casos impulsado por la variante británica del coronavirus.

Por su parte, Al-Hashemi Al-Wazir, miembro del Comité Científico para combatir el covid-19, afirmó que entre el 5 y 10 % de los pacientes contagiados fueron infectados con la nueva cepa de Túnez, mientras que cerca del 80 % contrajeron la variante británica.

Ante esta situación, Jalila bin Khalil confirmó a la agencia Al-Arabiya que el Comité Científico para Combatir el Coronavirus evaluará la situación de la pandemia y tomará nuevas medidas, las cuales podrían incluir el cierre de fronteras, así como limitaciones en el tránsito de los ciudadanos.

Hasta el momento, desde el inicio de la pandemia el Ministerio de Salud tunecino ha confirmado un total de 296.343 casos de covid-19 y 10.170 decesos por causa de la enfermedad.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

«Democracia no es Coca-Cola»: China afirma que las reglas establecidas en Occidente no pueden convertirse en normas «universales»

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, declaró este viernes durante una videoconferencia con los representantes del Consejo de Relaciones Exteriores de EE.UU. que las reglas establecidas por algunos países occidentales no pueden convertirse en normas «universales» para todo el mundo.

«Algunas personas en EE.UU. han expresado repetidamente su deseo de fortalecer ‘un orden internacional basado en reglas’. Pero la pregunta es cuáles son las reglas, quién las estableció«, dijo el canciller.

«Si estas son reglas establecidas solo por algunos países occidentales, entonces estas reglas son establecidas por solo el 12 % de las personas del mundo y no pueden convertirse en reglas universales para todos los países», señaló Wang, subrayando que China «se adhiere al sistema de relaciones internacionales con el papel central de la ONU y un orden mundial basado en el derecho internacional».

Al mismo tiempo, Wang indicó que actualmente las tensiones entre Pekín y Washington se presentan como una «confrontación entre democracia y autoritarismo». «Sin embargo, democracia no es Coca-Cola, donde EE.UU. produce el jarabe original y todo el mundo sabe igual. Si solo hay un modelo y una cultura en la Tierra, el mundo perderá su vitalidad y sus posibilidades de supervivencia», aseveró el ministro.

«La intervención en los asuntos internos de otros países bajo el lema de la democracia y la protección de los derechos humanos […] solo causará disturbios e incluso desastres», adelantó Wang. Según el canciller, los problemas mundiales deben resolverse de manera tolerante, teniendo en cuenta las diferencias entre los países y sus intereses nacionales.

«La paz en el planeta debe basarse en la diversidad de civilizaciones. […] Aunque China y EE.UU. tengan sistemas sociales diferentes, esto no nos impide buscar puntos en común mientras nos reservamos diferencias, logrando una cooperación de beneficio mutuo y coexistiendo pacíficamente», subrayó el canciller, que aseguró que Pekín «no está interesado en competir» con Washington.

«Las relaciones entre China y EE.UU. están nuevamente en una encrucijada. La clave está en si EE.UU. puede aceptar nuestro ascenso pacífico […] y si reconoce que los chinos también tienen derecho a buscar el desarrollo y una vida mejor. El futuro de las relaciones chino-estadounidenses está estrechamente relacionado con las respuestas de EE.UU. a estas dos preguntas», dijo Wang.

El ministro de Exteriores también presentó cinco sugerencias sobre cómo ver las relaciones entre las dos naciones desde una perspectiva estratégica:

  • EE.UU. debe comprender y ver el desarrollo de China de manera objetiva y racional
  • EE.UU. debe trabajar con China en un nuevo camino de coexistencia pacífica y cooperación de beneficio mutuo
  • EE.UU. debe respetar y tolerar el camino y el sistema que China eligió de forma independiente
  • EE.UU. debe practicar el multilateralismo en un sentido real
  • EE.UU. no debe interferir en los asuntos internos de China.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto