Conecta con nosotros

Acontecer

Conmemoran Día Internacional de Víctimas de Desaparición Forzafa

La mañana del domingo 30 de agosto integrantes y familiares de víctimas la organización “Justicia para Nuestras Hijas” y del CEDHEM (Centro de Derechos Humanos de las Mujeres) se reunieron en la zona de fosas comunes del panteón número 4 de Chihuahua para conmemorar el Día internacional de las víctimas de desaparición.

“Hemos decidido conmemorar a nuestros familiares desaparecidos en este lugar… este lugar que se le conoce como fosas comunes o tumbas sin nombres, aunque sabemos que los que no tienen nombre si tienen una familia, una familia que les espera al igual que nosotros esperamos cada día nuestro familiar desaparecido… Nuestra presencia en este lugar es un mensaje y un abrazo de solidaridad para todas estas familias que al igual que nosotras les seguimos buscando siempre”, acotó Norma Ledezma Ortega, coordinadora y fundadora de Justicia Para Nuestras Hijas.

El programa inició con la canción “Tumbas sin nombre” escrita e interpretada por Martín Escobar, padre de Jesús Martín Escobar desaparecido desde el 12 de junio del 2019; “Que triste se ve el amanecer en este día, que triste se ve la luz del día reflejado en estos montes de llenos de cruces de tumbas sin nombre, no puede ser que no identifiquen a ese ser que se encuentra ahí, hay tantas madres que lloran, hay tantos padres que buscan y hay tantas tumbas sin nombre, no puede ser…”, se escucha en la primera estrofa.

A mitad de la melodía, con la voz entrecortada, el padre de Jesús cuestionó a las autoridades y a las personas involucradas en la desaparición de sus hijos: “¿No sería más fácil que nos los dejaran a la vista para encontrarlos?, pido a Dios que toque sus corazones para que mínimo nos digan ¿dónde están?”.

Posteriormente tomó la palabra Isaura Carolina Revueltas Astorga, esposa de Raymundo Valerio, aún desaparecido desde el 29 de septiembre del 2013 y hermana de Ramón Revueltas Astorga localizado sin vida; “No se cansen, tengan mucha fe en Dios, les aseguro que él nos va a escuchar”, expresó.

En su participación Nidia Ivonne Muñoz, madre de la joven Fátima Ivonne Juárez Muñoz que desapreció el 17 de junio del 2017, exigió al gobernador y al Fiscal General del Estado atención inmediata a la Comisión Local de Búsqueda, integrada por 14 personas para operar en todo el estado, para que se le provea de los recursos necesarios con el fin de que puedan ejecutar las búsquedas ininterrumpidas de sus familiares.

En ese tenor, Norma Ledezma añadió que al Fiscal General del Estado, al gobernador y a los fiscales de zona les ha quedado muy grande la silla: “les ha quedado muy grande el compromiso, les ha quedado muy grande, para cumplir la demanda que legítimamente les seguimos haciendo, que es una investigación genuina, pronta, inmediata y la búsqueda ininterrumpida.

Dijo que no se puede dar resultados con un gobierno sin compromiso, con un gobierno en donde se les restringe a las autoridades hasta lo más mínimo, como es la gasolina para poder hacer sus diligencias. Señaló que solamente es una simulación mantener unidades y búsqueda porque no son efectivas, sin embargo, reconoció que hay gente muy buena dentro de la Fiscalía y la Comisión de Búsqueda pero que con buena voluntad no es suficiente.
Otro de los testimonios fue el de Lourdes Hernández, madre de Pamela Hernández Portillo desaparecida desde el 25 de julio del 2010. Le recordó a la sociedad que sus hijas e hijos desaparecidos sí existen y tienen una familia que los espera.

“Nuestras voces se han enronquecido de tanto gritar que busquen a nuestros hijos, de tanto gritar que los estamos esperando. La deshumanización de la sociedad no puede ver las cicatrices físicas y mentales de nosotros los familiares, del sufrimiento que hemos llevado por años. Siempre nos han culpabilizado a nosotros porque talvez nos las cuidamos, talvez nos las entendíamos, tal vez los dejamos solos, pero en realidad no estaban solos, se los llevaron en un momento de vulnerabilidad” indicó.

Manifestó que tampoco se ha generado conciencia de las afectaciones que tiene los familiares y los niños que han quedado huérfanos. Resaltó que a las familias se les viene un problema más grave cuando la persona que desaparece es la proveedora del hogar y se quedan sin sustento. Finalmente, pidió a la sociedad que se sensibilice y advirtió que cualquier persona puede ser desaparecida, sin importar el nivel social ni a que se dedique.

Yessi Martínez de Justicia Para Nuestras Hijas, pronunció una plegaria a Dios por la paz eterna de las personas que descansan en las tumbas anónimas. Norma Ledezma prosiguió con la oración, pidiendo por las organizaciones que brindan acompañamiento, por la humanidad para que avance en el camino de la justicia y el respeto de los derechos humanos, por los familiares y por todas las personas desaparecidas.

En otra intervención, Martín Escobar interpretó la canción “Te Buscaré Hasta Encontrarte”, escrita por Abel Sarmiento Carabeo, dedicada a “Las Rastreadoras de Sinaloa”, mientras que los familiares también coreaban la letra: “Te arrebataron de mis manos aquel día, aún recuerdo aquella triste noticia, los rumores se hacen grandes, las mentiras abundantes, no importaba, solo quería encontrarte…”.

Por último, los familiares colocaron una flor blanca en las tumbas marcadas con un número del Sistema de Ingresos y Egresos de Cadáveres (SIEC), algunas ya ni siquiera tienen el letrero correspondiente. Al fondo se escuchaba la canción “Un día a la vez”, himno que exhorta a no perder la esperanza.

Simultáneamente en el panteón municipal Eternidad de Parral y el panteón municipal número tres de Cuauhtémoc también se desarrollaron ceremonias de conmemoración con familiares de víctimas de desaparición.
En México hay más 73 mil personas desaparecidas, según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas o no Localizadas, sin embargo, esta cifra va en aumento. En promedio se registran 13 reportes al día, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación.

En Chihuahua existen 3459 personas desaparecidas, dato que dio a conocer la titular de la Comisión Local de Búsqueda Laura Moreno en días pasados durante la conferencia virtual «Situación de la Desaparición Forzada de Personas», organizada por la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

La comisionada también reconoció que el órgano no cuenta con la capacidad de reacción efectiva para atender los casos, lo que confirma la falta de interés de los altos mandos en el estado.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Acontecer

Resguardan a dos adolescentes por petición de sus padres; presentan problemas de comportamiento

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal realizaron el resguardo de dos niñas de 12 y 13 años que presentan problemas de comportamiento, a quienes por petición de sus padres se les canalizó a la oficina de trabajo social para que reciban atención integral mediante los programas de apoyo que ofrece la Dirección de Prevención Social de esta dependencia.

En la primera intervención, agentes municipales atendieron un llamado al número de emergencia 911, en donde los padres de una niña de 13 años, solicitaban apoyo para trasladarla a la oficina de Trabajo Social de la SSPM, ya que requerían ayuda del personal capacitado porque su hija presentaba problemas de conducta.

Motivo por el cual los oficiales se trasladaron hasta la vivienda ubicada en el cruce de las calles Senderos de Murcia y Senderos de las Zarzuelas, de la colonia Senderos de San Isidro, en donde la madre de la niña manifestó que teme por la integridad de su hija ya que últimamente ha mostrado un comportamiento muy agresivo, además de encontrarle en su red social conversaciones con un masculino de 21 años, con quien tenía pensado salir, por lo que los agentes procedieron a su resguardo.

En la segunda acción, se realizó el resguardo de una niña de 12 años, en un domicilio ubicado en el cruce de las calles Villa Verde y Villa Azul, del fraccionamiento Villas de Salvárcar, a quien por petición de sus padres se trasladó a la oficina de Trabajo Social para que reciba atención especializada y mejore su conducta, manifestando sus tutores que su hija se ha mostrado muy rebelde y que el día de ayer comenzó a agredirlos verbalmente luego de que no le dieron permiso de verse con un sujeto a quien conoció por la red social Facebook, con el que quiere irse a vivir, por lo que temen por su integridad.

Cabe mencionar que en ambos casos las niñas fueron canalizadas a la oficina de trabajo social en donde por medio de personal capacitado recibirán atención integral, trabajando de la mano con sus tutores para lograr un entorno familiar adecuado.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

Josephine emperature rises between Hardin Langford jealousy and betrayal

After We Fell will follow Tessa’s misadventures, as she finds herself without friends, without family. The only person she can turn to is Hardin. Unfortunately, the latter, after having learned a heavy secret that his beloved was hiding from him, decides to turn to anger.After – Chapter 2 (or After We Collided) is revealed a little more! After a hot trailer and an eventful trailer between jealousy and betrayal, fans are now entitled to a short extract in which the temperature rises between Hardin (Hero Fiennes-Tiffin) and Tessa (Josephine Langford).

“The positive reactions to the second film mean a lot to us. Without you, we wouldn’t be here ”begins Hero Fiennes Tiffin aka Hardy the bad boy. «And that’s why we have good news to share with you,» continues Josephine Langford, the interpreter of Tessa Young. “We can finally tell you that the third and the fourth film will also go into production,” she announces. The two actors close the video by advising to follow “After” closely on social networks and wish a lot of pleasure to watch “After We Collided”, the second film of the saga.
https://www.hcpress.com/front-page/123movies-after-we-collided-full-movie-hd.html
https://www.lakefieldstandard.com/articles/123movies-after-we-collided-full-movie-2020-hd-online-free/

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

Pandemia pone en evidencia violencia sexual

Además de desencadenar una crisis sanitaria global, la pandemia del nuevo coronavirus ha agravado la violencia de género en muchas partes del mundo. En Brasil, el aislamiento social impuesto por la cuarentena ha provocado un aumento del 40% de los casos de violencia contra la mujer, de acuerdo con el Foro Brasileño de Seguridad Pública.

La cifra incluye también un mayor número de casos de violencia sexual, lo que se plasma en los registros de los servicios de salud que atienden a las víctimas de este delito y llevan a cabo la interrupción de los embarazos contemplados por la ley —es decir, en casos de violación, riesgo de muerte materna o anencefalia del feto—. El Hospital Pérola Byington, en São Paulo, un referente en el país en este tipo de procedimientos, realizó 275 abortos legales en el primer semestre de este año. En 2019, durante el mismo periodo, se realizaron 190, de un total de 377 en todo el año pasado, según la Secretaría de Salud del Estado de São Paulo.

En el Hospital de Clínicas de la Universidad Federal de Uberlândia (UFU), en Minas Gerais, además del aumento de los procedimientos de aborto legal, también se ha registrado un mayor número de víctimas de violación que acuden al centro sanitario con una gestación avanzada. “La violencia contra la mujer ha aumentado y la gravedad de los casos es mayor, nos llegan más casos de gestación más avanzada porque las niñas y mujeres creen que, por la cuarentena, no se realiza ese servicio”, dice la médica Helena Paro, jefa del servicio de violencia sexual en el Hospital de la UFU. Durante 2019, se realizaron 19 interrupciones de embarazos contempladas por la ley. En los seis primeros meses de 2020, ya han sido 24. “Estimamos, hasta que acabe 2020, un aumento de casi el 100% con respecto al año pasado, algo que tiene que ver con la pandemia.”

Entre marzo y mayo de 2020, se produjo una reducción del 50,5% en los registros de violaciones a mujeres y violaciones de personas vulnerables del sexo femenino (niñas menores de 14 años o mujeres con alguna discapacidad intelectual) en relación con el mismo periodo de 2019, de acuerdo con el Foro Brasileño de Seguridad Pública. No obstante, los técnicos encargados del informe explican que dicha cifra “no indica la reducción de estas agresiones; al contrario, lo que quiere decir es que las víctimas no consiguen acudir a la Policía para denunciar”. Según Daniela Pedroso, miembro del Grupo de Estudios sobre el Aborto (GEA) y psicóloga que lleva más de 23 años atendiendo casos de violencia sexual y aborto legal, solo el 10% de las víctimas buscan ayuda inmediata tras una agresión sexual.

“Con un aumento del 40% de la violencia doméstica, especialmente los niños son quienes están aún más expuestos a la violencia sexual. Y sin colegio, que es un lugar de protección. El propio caso de la niña de Espírito Santo demuestra que su embarazo duró exactamente el periodo en el que estamos en cuarentena”, afirma la psicóloga, refiriéndose al caso de la niña de 10 años que tuvo que abortar tras ser violada por su tío de 33 años en la ciudad de São Mateus. “La falta de conocimiento del propio cuerpo y la dificultad de percibir el riesgo de un embarazo, sumado a las amenazas sufridas, hacen que esas niñas tengan una percepción tardía del embarazo”, explica Pedroso.

En el Hospital Pérola Byington, el 45% de las atenciones por violencia sexual son de víctimas infantiles de hasta 11 años. Entre enero y junio de este año, el centro atendió a 1.600 personas, 728 de ellas de hasta esa edad. Durante el mismo periodo del año pasado, fueron 1.954 atenciones, 855 de ellas de víctimas infantiles. “En todos los servicios, la mayoría de las víctimas son adolescentes que han sido abusadas; las niñas son minoría, pero, cuando llegan, ya están en una fase de gestación más avanzada. Primero, porque no entienden su propio cuerpo ni lo que es el embarazo”, dice Helena Paro, la jefa del servicio de violencia sexual en el Hospital de la UFU.

En el contexto de la crisis sanitaria, estas víctimas se topan con una dificultad más: el acceso limitado a los centros que realizan la interrupción legal del embarazo. De los 76 hospitales registrados en el Ministerio de Sanidad que ofrecen este procedimiento, solo 42 siguieron en funcionamiento el primer semestre de este año, y 17 de ellos informaron que suspendieron sus servicios específicamente a causa de la pandemia.

En los cuatro años que el servicio de referencia de la Universidad Federal de Uberlândia está en operación, la víctima de violencia sexual más joven que acudió embarazada tenía 11 años, y estaba de 17 semanas.

—¿Sabes cómo se quedan embarazadas las mujeres? —le preguntó la médica Helena Paro a la niña.

—No, porque eso no me lo enseñarán en el colegio hasta el año que viene.

“A veces, las niñas a las que atendemos ni siquiera menstrúan y ya son víctimas de violencia sexual. Entonces, cuando les debe llegar la primera menstruación, no les viene, porque ya están embarazadas”, lamenta la médica. Cada hora, se viola a cuatro niñas brasileñas de hasta 13 años, según el Anuario Brasileño de Seguridad Pública. La mayoría de las víctimas no tiene más de cinco años. El 90% de esos casos de violencia ocurren en casa, y el 72% de los testigos no lo denuncia. “Uno de los principales problemas es que la inmensa mayoría de las niñas y mujeres que se quedan embarazadas tras ser violadas no saben que tienen derecho a un aborto seguro, con un equipo especializado, contemplado por la ley desde 1940?, añade Paro.

A pesar de que la niña de 11 años haya sido la víctima más joven en someterse a un aborto legal en Uberlândia, no ha sido la única de esa franja de edad que ha tenido que atender el Hospital de Clínicas de la ciudad del Estado de Minas. La médica cuenta que la mayoría de las niñas que atienden se encuentra en el limbo de la adolescencia, con 13 o 14 años, desean realizar el procedimiento, pero, por influencia de sus familiares, acaban desistiendo. “No nos queda otra que respetarlo y, como sigue siendo una víctima de violencia sexual con un embarazo de riesgo, le proporcionamos toda la atención prenatal a la niña. Dos años después, muchas de esas niñas padecen trastornos mentales graves debido a esa infancia robada”.

La médica opina que la responsabilidad sobre la divulgación de los derechos de las mujeres, incluido el acceso a un aborto legal y seguro no es solo obligación del Ministerio de Salud, sino también de la cartera de Educación, que, según ella, debería incluir los derechos sexuales y reproductivos en las clases de educación sexual en las escuelas. Pero a Helena Paro no le gusta hacer abortos. Y, como ella misma dice, a ninguna mujer le gusta tener que someterse a este procedimiento.

“Querríamos que ninguna mujer tuviera que elegir. Pero cada vez que le doy el alta a una paciente que sufrió un aborto legal, siento que he salvado una vida, porque ellas mismas dicen que volvieron a vivir. Ser provida es devolverle la vida a esa mujer a la que una agresión sexual le robó su vida”, concluye.

Fuente: El País

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto