Conecta con nosotros

Ciencia y Tecnología

Crean en impresora 3D un corazón que palpita

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv han producido un corazón vivo que palpita utilizando tejido humano y una impresora 3D, en un avance que abre vías hacia los trasplantes del futuro, informó el centro de estudios.

Es la primera vez que se hace un corazón con una impresora 3D con tejido humano de un paciente», explicó el director de la investigación, profesor Tal Dvir.

Dvir explicó que el corazón «está completo, vivo y palpita» y ha sido hecho con células y biomateriales que vienen del propio paciente.
Tomamos una pequeña biopsia de tejido graso del paciente, quitamos todas las células y las separamos del colágeno y otros biomateriales, las reprogramamos para que sean células madre y luego las diferenciamos para que sean células cardiacas y células de vasos sanguíneos», detalló el investigador.

Después, se procesaron los biomateriales «para convertirlos en bio-tinta, que permitirá imprimir con las células».
El producto resultante, un corazón de unos 3 centímetros, equivalente al tamaño del de una rata o un conejo, «todavía es muy básico», admite el profesor, para quién «el próximo paso es madurar este corazón de modo que pueda bombear».

Las células se pueden contraer, pero el corazón completo no bombea. Necesitamos desarrollarlo más para lograr un órgano que pueda trasplantarse a un ser humano», comentó Dvir.

El próximo reto es madurar estas células y ayudarlas a que se comuniquen entre ellas, de forma que se contraigan juntas. Hay que enseñar a las células a comportarse adecuadamente. Y después tendremos otro reto, lograr desarrollar un corazon más grande, con más células. Tenemos que descubrir cómo crear suficientes células para producir un corazón humano», agregó.
Dvir tiene la esperanza de que «en diez o quince años tengamos impresoras 3D en hospitales, que provean de tejido para los pacientes. Quizás, corazones».

El estudio, que se publica hoy en la revista internacional Advanced Science, pavimenta el camino hacia la medicina del futuro, en la que los pacientes no tendrán que esperar a un trasplante o tomar medicación para evitar su rechazo. Los órganos que se necesiten serán impresos, totalmente personalizados para cada paciente, asegura la universidad.
El profesor Dvir trabaja en el Laboratorio para Ingeniería del Tejido y Medicina Regenerativa, en la Facultad de Ciencias Vivas George S.Wise, de la Universidad de Tel Aviv, donde investiga, entre otros, estrategias de nanotecnología para la ingeniería de tejido cardiaco grueso y la fabricación de tejidos híbridos.

Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Ciencia y Tecnología

Huella humana, intacta desde la llegada del hombre a la Luna

El 20 de julio de 1969 el astronauta estadunidense Neil Armstrong, comandante de la misión Apollo 11, logró alunizar, tras recorrer 384 mil kilómetros de distancia. Así le daba la victoria a su país en la carrera espacial contra la Unión Soviética.

Su misión salió el 16 de julio, a cargo de Armstrong y de Edwin E. Aldrin.
Cuando el módulo Eagle alunizó, al menos 530 millones de personas fueron testigos del suceso: Armstrong se convirtió en el primer hombre en pisar la Luna y clavó en ella la bandera de EU.

El 24 de julio los tres astronautas lograron un perfecto amerizaje en aguas del océano Pacífico, poniendo fin a la misión.
Hoy, a cinco décadas de esta hazaña, la humanidad tiene planes de volver.

En enero, China logró enviar una nave no tripulada al lado oscuro del astro.
A estos planes se suman la Agencia Espacial Europea (ESA), que proyecta enviar un humano a la Luna en 2025 o 2026; los de Australia, que se prepara para explotar minas en la Luna para obtener agua y otros recursos o los de empresas privadas como SpaceX, que busca convertirla en un destino turístico.

Sin embargo, los planes más sólidos siguen al frente de Estados Unidos y Rusia, países que proyectan enviar misiones tripuladas en 2024 y 2025, respectivamente, y convertir al satélite en una base permanente para futuras misiones.

Para alcanzar su objetivo de regresar a la Luna, el presidente de EU, Donald Trump, destinó en mayo pasado mil 600 millones de dólares más al presupuesto de 21 mil millones de dólares de la NASA.

El interés de la humanidad parece centrarse en las grandes riquezas naturales que posee, como el helio-3, un combustible para la fusión nuclear que podría resolver la demanda mundial energética, y transformar el satélite en una gran atracción turística.

Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Altas temperaturas azotan al Polo Norte como nunca antes

Alert, la región canadiense más cercana al Polo Norte, tuvo la temperatura más alta registrada en la historia al alcanzar hasta 21º C el domingo pasado, informó el Servicio Metereológico del país.

Desde 1956, la localidad ubicada en la isla de Ellesmere no había tenido tan altas temperaturas, y aún en ese momento de hace seis décadas los termómetros marcaron un grado menos, lo que parece poco pero en situaciones de crisis como la que enfrenta el planeta, es una diferencia grande.

La alarmante cifra se registró en una estación meteorológica que se sitúa ahí desde 1950 y sirve para hacer diversas investigaciones con respecto al medio ambiente y los fenómenos naturales; ese punto se localiza a poco más de 800 kilómetros del Polo Norte.

En los informes sobre los hechos se destacó también que esta fue la temperatura más alta registrada en una coordenada superior a los 80 grados norte. Es por esto que los científicos han mostrado su preocupación al notar un deshielo mucho más rápido de lo habitual.

sdp noticias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Niños heredan la inteligencia de su mamá, no de su papá

Sabemos que los niños heredan diferentes características tanto de su mamá como de su papá –por ejemplo, mi hija heredó mi hermosura–. Sin embargo, si hablamos específicamente de la inteligencia, la ciencia indica que los hijos la obtienen en mayor medida de los genes de su madre (¡punto para nosotras!).

Aunque diversos estudios han investigado el tema desde hace años, uno de los más populares, realizado por el psicólogo Robert Lehrke, reveló que la mayoría de la inteligencia de un niño depende del cromosoma X. Y dado que las mujeres poseemos dos cromosomas X, tenemos más probabilidades de transmitir características relacionadas con la inteligencia.

Reforzando la idea anterior está un estudio de la Universidad de Ulm, que se encuentra en Alemania. Investigadores estudiaron los genes implicados en el daño cerebral y descubrieron que muchos de ellos, especialmente los relacionados con las capacidades cognitivas, se encuentran en (¡sorpresa!) el cromosoma X.

¿Cómo ayudar a tu hijo a desarrollar su inteligencia?

Ahora bien, aunque la genética materna juega un papel importante para la inteligencia de un pequeño, esto no es lo único que hay que considerar (es decir, no porque tú seas una eminencia tu hijo lo será forzosamente). Por ello, es necesario que apoyes a tu pequeño con diferentes actividades para que la desarrolle conforme va creciendo.

Una manera sencilla de ayudar a que tu hijo desarrolle su inteligencia es manteniendo un vínculo emocional fuerte con él. Eso lo hará desarrollar la capacidad para jugar juegos simbólicos complejos desde los dos años, ser persistente y tener menos frustración mientras resuelve problemas.

Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto