Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

¿Cuál es el secreto de la felicidad? Harvard te sorprenderá

¿De qué depende la felicidad? ¿Cómo llegar a ella? Es precisamente lo que han querido averiguar expertos de la Universidad de Harvard. Para ello, realizaron uno de los estudios más largos de la historia, siguiendo a más de 700 jóvenes, de los cuales 60 aún viven, desde 1938: el estudio sobre desarrollo adulto.

Dos de sus principales investigadores fueron el Dr. Robert Waldinger, profesor de Psiquiatría en la Harvard Medical School, director del Centro de Terapia Psicodinámica e Investigación del Hospital General de Massachusetts y director del Harvard Study of Adult Development, y el Dr. Marc Schulz, doctor en Psicología Clínica por la Universidad de California en Berkeley y profesor de Psicología en Bryn Mawr College.

El estudio dividió al conjunto de participantes en dos grupos, con antecedentes sociales opuestos: el primero incluía a jóvenes estudiantes de la universidad, el segundo a jóvenes de un ámbito más desfavorecido.

Algunos de los participantes cambiaron por completo de vida: «Algunos se hicieron abogados, albañiles, médicos, uno de ellos fue presidente de los Estados Unidos. Algunos cayeron en las derivas del alcohol, descubrieron su esquizofrenia, escalaron socialmente…».

La investigación permitió también establecer una radiografía de la felicidad, en base a cuestionarios, entrevistas personales e incluso otros factores más sorprendentes como exámenes de sangre y análisis de ADN. Este es el resultado.

¿De qué dependería la felicidad?

«A lo largo de los años, un factor crucial destaca por la consistencia y la potencia de sus vínculos con la salud física, la salud mental y la longevidad. Contrariamente a lo que muchos puedan pensar, no se trata de éxito profesional, de ejercicio físico ni de una dieta equilibrada.

No me malinterpreten, estas cosas importan (mucho). Pero hay uno que demuestra continuamente su importancia, tan inmensa como perdurable. La calidad de las relaciones. Este elemento es tan importante que si tuviéramos que resumir los ochenta y cuatro años de estudio en un solo principio de vida, una inversión avalada por resultados similares en muchos otros estudios, sería este: relaciones de calidad, para permitirnos vivir una vida más feliz y saludable» destacan Robert Waldinger y Marc Schulz.

Los expertos detectaron que las personas más conectadas a sus amigos y familia son más felices, físicamente más saludables y viven más que aquellas que están menos conectadas. Sus capacidades los expertos, sus aptitudes cerebrales declinarían más rápido y tendrían vidas más cortas que aquellos que no están solos.

Los expertos insisten en la importancia de la calidad: «Una relación de buena calidad significa una relación en la que te sientes seguro, en la que puedes ser tú mismo. Claro que ninguna relación es ideal, pero esas son cualidades que hacen que la gente florezca» destaca el profesor Waldinger.

Salud y Bienestar

¿Pérdida de olfato un síntoma de insuficiencia cardíaca? Esto es lo que un estudio científico revela

Un reciente estudio científico ha sacudido las bases médicas al revelar que la pérdida del sentido del olfatopodría ser un indicativo temprano de insuficiencia cardíaca, una condición grave que afecta a millones de personas en todo el mundo. Este hallazgo inesperado pone en alerta a la comunidad médica y destaca la importancia de reconocer señales menos conocidas de problemas cardíacos.

La insuficiencia cardíaca, caracterizada por la incapacidad del corazón para bombear sangre de manera eficiente, puede llevar a complicaciones severas como ritmos cardíacos irregulares, daño renal, hepático e incluso la muerte súbita. Tradicionalmente, la pérdida del olfato se ha asociado con problemas respiratorios o neurológicos, pero este nuevo estudio publicado en el Journal of the American Heart Associationsugiere una conexión directa con la salud cardiovascular.

Según los investigadores, el bulbo olfatorio, responsable de la percepción de olores, puede verse afectado por la disminución del flujo sanguíneo cuando el corazón no funciona adecuadamente. Este fenómeno podría explicar por qué la anosmia (pérdida del sentido del olfato) podría actuar como un marcador precoz de riesgo para desarrollar insuficiencia cardiaca congestiva.

El estudio se basó en datos recopilados de aproximadamente dos mil 500 participantes del estudio ABC de la Salud del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, inscritos entre 1997 y 1998. Durante un seguimiento de 12 años, se observó que aquellos que experimentaron eventos cardiovasculares tenían más probabilidades de experimentar pérdida del olfato.

La investigación concluyó que los individuos con pérdida de olfato tenían un riesgo aproximadamente un 30% mayor de desarrollar insuficiencia cardiaca congestiva en comparación con aquellos que no presentaban esta condición. Este hallazgo subraya la importancia de evaluar regularmente la salud cardiovascular en personas que experimentan cambios en el sentido del olfato, especialmente en grupos de riesgo como personas mayores o con antecedentes familiares de enfermedades cardíacas.

La duración de la pérdida del olfato puede variar significativamente en personas con insuficiencia cardiaca. En algunos casos, la anosmia puede ser temporal y mejorar con el tratamiento adecuado para las condiciones cardíacas subyacentes. Sin embargo, si la insuficiencia cardíaca no se maneja de manera efectiva, la pérdida del olfato puede persistir indefinidamente, destacando la importancia de la atención médica oportuna para evitar complicaciones a largo plazo.

Aunque la pérdida del olfato puede ser atribuida a múltiples condiciones médicas, es crucial no pasar por alto este síntoma, ya que podría ser un indicativo de problemas cardiovasculares subyacentes, incluida la insuficiencia cardiaca. Se recomienda consultar a un médico ante cualquier cambio en la percepción de olores para descartar posibles complicaciones de salud más serias.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto