Conecta con nosotros

Revista

El ‘dream team’ de México desfila en la alfombra roja de Cannes

Published

on

En un año en el que el cine en español está ausente del Festival de Cannes, México ha desplazado a un dream team de lujo para posar en la foto que conmemora el 70 aniversario del que es, probablemente, el festival con más glamour del planeta. Los actores Salma Hayek, Diego Luna y Gael García Bernal, más los directores Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu y el director de fotografía Emmanuel Lubezki, los nombres de oro de la nueva ola del cine mexicano (38 premios internacionales suman entre todos), han posado esta mañana para la histórica imagen de la familia del cine en el jardín del Palacio de Festivales.
La delegación mexicana ha sido una de las más numerosas en la imagen, siete de un total de 115 personalidades, y la aparición sorpresa de algunos de ellos, como Diego Luna, Gael García Bernal y Guillermo del Toro, cuya presencia no había sido confirmada por el festival, abrazados a sus compañeros y desfilando juntos por la alfombra roja ha alcanzado su apogeo cuando han posado unidos frente a los fotógrafos y a las cámaras, antes de la proyección especial y de la cena de gala homenaje de esta noche. «En este festival, el cine mexicano o hecho por mexicanos se ha hecho un hueco y hemos venido todos porque forma parte de nuestras vidas», ha dicho Diego Luna.
La invasión mexicana no es nueva en Cannes, donde muchos ya son viejos veteranos y se han llevado numerosos galardones en los últimos años, aunque en esta ocasión solo Michel Franco está presente en la sección Una cierta mirada con la película Las hijas de Abril, pero mañana está prevista una conferencia magistral de Alfonso Cuarón y se cuenta con la presencia de los directores de los principales festivales de cine mexicano como Morelia, Guanajuato y Guadalajara y de varios productores, así como del IMCINE (Instituto de Cine Mexicano).

El País

Revista

SocialMediaCUU explica porqué las redes sociales son trascendentales en las elecciones

Published

on

By

Los datos que proporciona el INE respecto de la lista nominal, es decir, la lista de personas que ya tienen credencial para votar, muestra un porcentaje muy amplio de gente joven que votará por primera vez. Entre sus principales características está el hecho de que utilizan principalmente medios digitales para informarse y, por su número, representan un valioso mercado para todos los partidos políticos.


 

En la lista nominal se cuentan poco más de 98 millones de personas, al corte de febrero de 2024. Así, en el país existen poco más de 15 millones de personas inscritas entre los 18 y 24 años; es decir, primovotantes, lo que representa el 15% del total.

Si sumamos a la población millennial y centennial, es decir, todas las personas de 18 a 39 años inscritas, tenemos a casi 47 millones, que representan al 48%, es decir, prácticamente la mitad del universo de votantes.

Las cifras son claras: 15 millones de personas que no han participado jamás en un proceso electoral presidencial (y posiblemente en ningún otro) y que, estadística e históricamente, no tienen una preferencia política definida, pueden inclinar la balanza a favor de cualquier candidata o candidato; y casi la mitad de la lista nominal utiliza Internet y medios digitales para enterarse de las propuestas de las y los actores políticos.

De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad Y Uso De Tecnologías De La Información En Los Hogares (ENDUTIH), en el país existen 93 millones de internautas, siendo la franja de edad de los 18 a los 34 años, la que más se conecta a la red. Por otro lado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) muestra que las audiencias de radio han bajado a un 8.9% del universo de personas que pueden recibir una señal y las de televisión, a 14.1%. Para radio, las audiencias principales se encuentran en el rango de edad de 35 a 44 años, y las de TV se sitúan en 45 años o más.

Y es en este sentido en donde se plantea la problemática de las leyes electorales, ya que se tienen medios tradicionales como la televisión, la prensa impresa y la radio sobrerregulados, que incluso llevaron al INE a convertirse en una especie de central de medios gracias a la excesiva espotización; no obstante, los medios digitales, los más consultados por un enorme segmento de la población, no fueron tomados en cuenta en las normativas actuales.

Las plataformas digitales se convierten en una especie de tierra sin ley que permite a partidos y actores políticos realizar prácticas no éticas sin temor a sanción alguna ya que no solo no se contemplan acciones de comunicación política digital o fiscalización adecuada, además las normativas vigentes solo son aplicables a autoridades, actores y partidos políticos, no obstante, cualquier persona puede hacer una campaña electoral utilizando redes sociales y plataformas digitales.

De ahí la necesidad de crear marcos legales que permitan que las y los ciudadanos puedan elegir de manera libre, autónoma y sin cohesión a sus gobernantes, ya que tal y como se encuentra el panorama normativo electoral, la posibilidad de crear estrategias al marco de la ley para favorecer o entorpecer las campañas es muy alta, frente a un riesgo prácticamente nulo.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto