Conecta con nosotros

2024

Ebrard critica excesos de imitación de Sheinbaum a AMLO; ella lo niega.

El aspirante a candidato presidencial por la autollamada Cuarta Transformación (4T), Marcelo Ebrard, cuestionó este miércoles que su rival  en la contienda interna, Claudia Sheinbaum, imite en exceso al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde el estado de Aguascalientes, el excanciller se sumó a las mofas que ha desatado la llamada “corcholata favorita” al adoptar un estilo de lenguaje muy similar al de AMLO en sus mítines: marcado por alocuciones lentas, cortadas, y un ligero acento inspirado del tabasqueño.

“Cada quien tiene su estilo personal, para empezar cada quien habla diferente, no tiene sentido el tratar de hablar idéntico que habla el presidente”

“¿Para qué hablar igual que el presidente?”, preguntó ante la prensa.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Incluso, Ebrard Casaubon aprovechó para desmarcarse un poco del presidente, con la idea de que, en caso de obtener la candidatura, retomaría el legado del mandatario a su estilo.

“Yo soy Marcelo Ebrard y él es Andrés Manuel López Obrador, y hemos sido compañeros desde hace veintitantos años, pero somos diferentes”

Aun así, reivindicó su afiliación con López Obrador, al señalar que “yo he sido el único en esta contienda que ha sido sucesor del presidente; yo no soy un enigma para él, me conoce perfectamente bien”.

Al ser cuestionado sobre las carpetas de investigación que abrió la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en su contra durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, y que la revista Contralínea publicó el pasado 11 de junio, justo en el arranque del proceso de precampaña de Morena, el aspirante respondió molestó que se trata de una “guerra sucia”.

(Foto: Twitter/m_ebrard)
(Foto: Twitter/m_ebrard)

Explicó que los reportajes de la revista se basan en una carpeta que terminó en no ejercicio de acción penal, según él, producto de que Peña Nieto lo sospechaba de haber filtrado información sobre su mansión de Las Lomas de Chapultepec.

“La pregunta es: ¿por qué se publica el día del Consejo Nacional de Morena? ¿En la noche? Es guerra sucia, quieren echarme lodo, pero ¿sabes qué? Con todo el poder de la Presidencia en contra mía, dudo que haya otro político tan investigado como tu servidor, para quién planteó la pregunta, y fue no ejercicio de la acción penal”, subrayó.

Pero Sheinbaum lo rechazó

Por su parte, desde Macuspana, Tabasco, tierra de López Obrador, Sheinbaum Pardo se defendió de sus críticos.

Ante miles de simpatizantes que acudieron al mitin organizado por Ramiro López Obrador, el hermano del jefe del Ejecutivo, la aspirante remató que lo que sí hará es defender los mismos principios.

“¡Claro que los vamos a defender! ¡Que continúe el bienestar del pueblo de México, que continúe la misma forma de Gobierno!”, arengó en medio de los gritos de “¡Claudia!”, y “¡Presidenta!”

“Es un símbolo llegar aquí, porque evidentemente Andrés Manuel es el dirigente de nuestro movimiento y llegar a Tabasco, donde él inició su lucha, es un símbolo para mí”

Al tomar el microfóno, Ramiro López Obrador la describió como una mujer que ha luchado toda su vida por las causas más justas, por eso decidió respaldarla.

“El compañero Andrés Manuel ha dicho que en septiembre va a entregar la estafeta de la coordinación del movimiento, y yo estoy seguro que la nueva coordinadora, por los próximos años, será Claudia Sheinbaum.

2024

Xóchitl Gálvez revela que Marko Cortés sí le gritó por felicitar a Sheinbaum

En medio de las polémicas poselectorales y después una intensa jornada, Xóchitl Gálvez, la ex contendiente de la oposición en las elecciones presidenciales de este 2024, ha desatado una controversia al relatar un acalorado momento con Marko Cortés, presidente del Partido Acción Nacional (PAN). El motivo que desencadenó este altercado, se dio a una llamada telefónica que Gálvez hizo a Claudia Sheinbaum parafelicitarla por su triunfo, lo que Cortés consideró una traición política por no consultarlo antes.

En una entrevista dada al periodista Carlos Loret de Mola, Gálvez detalló cómo un gesto de cortesía hacia Sheinbaum, la vencedora según el conteo rápido, provocó una agresiva reacción del dirigente del PAN. «Marko Cortés me reclamó de manera muy agresiva y fuera de lugar», contó Gálvez, aún asombrada por la intensidad del enfrentamiento. La senadora explicó que su llamada fue un acto personal y no representaba a la coalición opositora.

Según Gálvez, el presidente del PAN la acusó, sugiriendo que el triunfo de Sheinbaum fue producto de una «elección de Estado». En palabras de Xóchitl, «Marko se enoja, me reclama con demasiado tono alto. No sé si a los hombres en general les gusta gritar, pero se pueden resolver los problemas o dialogar sin gritar y sí, sí levantó la voz. Me dijo que era indigno de mi parte felicitar a Claudia porque había sido una elección de Estado».

Xóchitl defendió su acción como un reflejo de madurez democrática. «En una democracia es importante saber ganar y perder», afirmó, insistiendo en que su llamada fue un simple acto de cortesía, no una validación del proceso electoral. Además, criticó la demora en el anuncio oficial de los resultados por parte del INE, sugiriendo que hubo irregularidades que deben ser investigadas.

De la misma forma, Gálvez anunció su intención de impulsar una reforma en el Senado para penalizar la intervención indebida en procesos electorales por parte del presidente de la República. A pesar de reconocer que no busca anular la elección, enfatizó la necesidad de sancionar cualquier acto ilegal que pueda empañar la integridad del proceso electoral.

Por su parte, Marko Cortés no se quedó callado. El líder del PAN admitió públicamente su desacuerdo con la felicitación de Gálvez, argumentando que era inapropiado felicitar a quien no ganó «a la buena». «Cuando Xóchitl habló esa noche para felicitar a Claudia, todavía se estaban contando los votos en buena parte del país», expresó Cortés. «Felicitas a alguien que ganó a la buena, pero no cuando te pisotean, cuando te avientan todo el Estado mexicano, cuando te difaman».

La controversia entre Gálvez y Cortés también puso al descubierto las tensiones internas dentro de la coalición opositora. Max Cortázar, ex coordinador de campaña de Gálvez, se unió a la refriega acusando una falta de recursos adecuados durante la campaña. Cortés, sin embargo, defendió la estrategia del partido, subrayando que el PAN destinó el 67% de los spots a la candidatura presidencial, más de lo acordado en el convenio de coalición.

«El convenio de coalición que firmamos era que 50 por ciento de los spots se entregaran a la candidatura presidencial y en el PAN entregamos el 67 por ciento», explicó Cortés. «Lo que falló en los spots fue el impacto que causaron, si generaban simpatía, convicción, si el mensaje era potente, el correcto o no era».

Las divisiones internas solo sirven para debilitar su posición frente a un partido gobernante que ha demostrado ser altamente efectivo en consolidar su poder. Para Gálvez, Cortés y sus colegas, el reto será encontrar una manera de reconciliar sus diferencias y presentar un frente unido que pueda competir efectivamente en las próximas contiendas electorales.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto