Conecta con nosotros

Revista

El ‘castillo de Drácula’ ofrece a los turistas vacunas gratuitas contra el coronavirus

Los visitantes del imponente castillo de Bran, en Rumanía, podrán inmunizarse contra el covid-19 en el marco de una campaña de vacunación lanzada este fin de semana.

Médicos y enfermeras con pegatinas de colmillos en sus batas ofrecen vacunas gratuitas de Pfizer a todos los visitantes de esta fortaleza del siglo XIV, que supuestamente sirvió de inspiración para la guarida del conde Drácula en la novela de Bram Stoker.

Los turistas vacunados recibirán un certificado de «audacia y responsabilidad» que promete que serán bienvenidos en el castillo «durante los próximos 100 años», al tiempo que podrán disfrutar de una visita gratuita a la exposición de instrumentos de tortura medievales de la fortaleza.

Los responsables del castillo esperan que este servicio atraiga a más visitantes a este lugar histórico situado en los Cárpatos rumanos, donde el número de turistas se ha visto drásticamente reducido a causa de la pandemia.

Rumanía ha registrado más de un millón de infecciones de coronavirus desde que comenzó la crisis sanitaria, que ha causado casi 29.000 muertes en el país.

El Gobierno rumano tiene la intención de vacunar a 10 millones de personas antes de septiembre, pero casi la mitad de los ciudadanos del país afirman que no están dispuestos a inyectarse el fármaco, uno de los niveles de rechazo más altos de Europa, según una encuesta de Globesec.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Revista

VIDEO: Momento en que dos ballenas en peligro de extinción ‘se abrazan’ nadando en el Atlántico

Investigadores de la Institución Oceanográfica de Woods Hole, en Massachusetts, captaron recientemente el momento en que dos ballenas francas ‘se abrazan’ nadando en la bahía de Cape Cod, en la costa atlántica de EE.UU.

En un video, grabado el pasado febrero con drones y publicado este sábado en la cuenta de Instagram del instituto, se puede ver cómo dos ballenas francas glaciales machos –especie en peligro de extinción– nadan vientre con vientre en la superficie del agua supuestamente «mostrando afecto e intentos de apareamiento».

Los expertos Michael Moore y Amy Knowlton, el fotógrafo Brian Skerry y su asistente salieron a navegar el 28 de febrero para contar las ballenas francas y evaluar visualmente su tamaño y estado de salud general, informa National Geographic. En primavera, las ballenas migran hacia el norte desde las cálidas aguas del Caribe, donde paren, hasta las aguas frías del noreste de Estados Unidos y Canadá, donde el zooplancton que comen es más abundante.

Moore detalló que era la primera vez que observaba a las ballenas francas nadando así y añadió que lo que parecía un abrazo de ballena era algo más que un curioso comportamiento animal. «Una de las razones por las que fue tan abrumador para mí fue que ha habido un montón de malas noticias para las ballenas francas en los últimos 20 años», dijo. «He hecho muchas necropsias, diseccionándolas en la playa», añadió.

Actualmente, quedan menos de 400 ballenas francas glaciales en el océano, lo que las convierte en una de las especies más amenazadas del planeta. Un siglo de caza comercial hizo que sufrieran un fuerte declive en el siglo XX, y su número sigue disminuyendo. Solo en los últimos cuatro años se han encontrado 34 ballenas francas del Atlántico Norte muertas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Revista

VIDEO: Encuentran a una enorme rana del tamaño de un bebé humano en las Islas Salomón

Un grupo de empleados de un aserradero en las Islas Salomón encontraron una rana del tamaño de un bebé humano mientras cazaban jabalíes en las afueras de la capital del país, Honiara.

El dueño del aserradero, Jimmy Hugo, compartió en su cuenta de Facebook una foto y un video del enorme animal, que poco después se volvieron virales.

Se trata de un ejemplar de una especie llamada ‘Cornufer guppyi’, endémica de la nación oceánica y considerada una de las más grandes del mundo. Según el biólogo Patrick Pikacha, la poblaciones de esta especie han ido disminuyendo en las Islas Salomón en los últimos años debido a las talas y a la expansión de los asentamientos humanos en su hábitat natural.

Asimismo, el experto añadió que cuando los humanos usan el agua de los arroyos para lavar, los químicos de los detergentes dañan la sensible piel de estas ranas. «Se están volviendo bastante raras», lamentó.

El dueño del aserradero detalló que la rana, que tiene una carne muy apreciada por los locales, acabó siendo comida por los trabajadores. «Le dije a mis chicos, la próxima vez, si atrapáis alguna, nos la quedaremos», comentó a ABC.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto