Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

El CBD puede ser una gran arma para combatir las superbacterias

Las bacterias resistentes a antibióticos son uno de los mayores problemas de salud pública a los que nos enfrentamos en la actualidad. Sí, ahora mismo la pandemia de coronavirus es mucho más grave, pero en algún momento, mucho más tarde de lo que nos gustaría, pasará. En cambio, las superbacterias seguirán ahí cuando eso ocurra. Por eso, es importante seguir buscando sustancias bactericidas que puedan sustituir a esos antibióticos a los que han aprendido a evadir. Se han localizado en los lugares más inesperados, desde la leche del demonio de Tasmania hasta el té verde. Ahora, a esa peculiar lista, se une también el hallazgo del papel del cannabis contra las bacterias resistentes antibióticos.

Si por tu cabeza se está pasando la posibilidad de fumar un porrito por cada infección diagnosticada, sentimos la decepción. El tema no funciona así. De hecho, no es toda la planta la que tiene este poder, sino una de las sustancias que contiene: el cannabidiol (CBD). Y no, tampoco tiene nada que ver con los efectos psicoactivos de la marihuana. Esos los provoca el tetrahidrocannabinol (THC).

En realidad, los efectos del cannabis contra las bacterias resistentes a antibióticos ya se habían estudiado antes. Sin embargo, parecían existir solo para una cantidad muy limitada de estos microorganismos.

Es importante saber que las bacterias se dividen en dos grandes grupos, en base a la presencia o ausencia de una membrana externa a la pared celular. Si la contienen serán bacterias gram negativas. Si no, positivas. Este nombre responde al modo en que se colorean al someterlas a una tinción, conocida como tinción de Gram.

Ahora bien, estudios anteriores ya habían señalado el poder del CBD contra las gram positivas. No obstante, las negativas, al estar más protegidas, no parecían sucumbir a sus efectos. Pero la cosa podría ser muy diferente.

Es la conclusión de un estudio, recién publicado en Nature Communicatons Biology, de la mano de científicos de la Universidad de Queensland. En él, analizan el poder del CBD sintético, así como de algunos análogos ligeramente alterados, sobre muestras de piel de cerdo infectadas con diferentes bacterias. Los resultados apoyaron lo que ya habían apuntado otros estudios, pero fueron incluso más allá.

El primer resultado positivo del estudio fue que el CBD fue capaz de matar una gama de gram positivas más amplia de lo que se pensaba. Por ejemplo, pudo sin problema con algunas cepas resistentes, como la Staphylococcus aureus resistente a meticilina, conocida por haber causado ya numerosas muertes en el mundo, especialmente en hospitales.

Pero incluso venció a algunas gram negativas. Por ejemplo, fulminó sin problemas colonias de Neisseria gonorrhoeae, causante de la gonorrea, y Neisseria meningitides, responsable de la meningitis.
Es pronto para hablar de los efectos del cannabis contra las bacterias resistentes a antibióticos. No obstante, este podría ser el inicio del desarrollo de un prometedor fármaco contra superbacterias gram negativas. De ser así, sería el primer fármaco contra este tipo de microbios desde los años 60.

Y lo mejor es que no es el único papel antimicrobiano que se ha detectado al CBD. Muy recientemente se demostró también que podría detener el crecimiento del moho en fresas, ampliando su vida útil. Sería un nuevo superpoder para esta sustancia proveniente del cannabis, que no te hará ver las estrellas, pero podría salvarte la vida.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Salud y Bienestar

Estas son las papas fritas con más grasas saturadas y sodio en el mercado: Profeco

Las papas fritas son una de las botanas más comunes en México, se venden en las tiendas, parques y alamedas del país como uno de los manjares más apreciados por los mexicanos. Existen una gran variedad de marcas dedicadas a su producción, pero recientemente la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio a conocer cuales de ellas tienen un mayor contenido de grasas saturadas y sodio entre sus ingredientes.

En total, un estudio que será publicado próximamente en la Revista del Consumidor, analizó la preparación de 23 productos de papas fritas. Estos estarían elaborados a base papa, aceite y sal, pero la procuraduría estudió el aporte de kilocalorías, contenido de sodio, grasa, rancidez, entre otros elementos para jerarquizar su contenido.

El análisis arrojó que las tres marcas con niveles más altos son Great Value Original de 170 gramos con sal, la cual coronó la lista de las papas con más grasa, mientras que las Master Chips papas con sal de 50 gramos son las que tienen más sodio en el mercado. También recalcaron que la marca Zumitam, en específico, el producto de 142 gramos que contiene aceite de coco y sal de mar, es el que más grasas saturadas contiene.

La Profeco alertaría que el consume frecuente de alimentos fritos, como las papas, genera un alto riesgo para la salud de los consumidores gracias a la cantidad de grasas que contiene. De acuerdo con Milenio, en el estudio se dará a conocer que si el consumo de alrededor de 200 gramos de papas fritas es lo equivalente a una comida corrida. Esto último porque la bolsa referida contendría hasta 1,053 kilocalorías.

Sobre el tema, el titular de la procuraduría señaló al periodista Eduardo de la Rosa que el análisis se realizó para la verificación del nuevo etiquetado. El objetivo particular sería determinar los sellos que corresponde colocar en cada caso.

Aseguró que este le servirá a los consumidores para cuidar su ingesta de sal y grasa, además de permitirles estar informados sobre el contenido de los alimentos.

Por otro lado, el análisis de los productos abordó una de las dudas más frecuentes de los consumidores: el aire contenido en los empaques de papas fritas.

“El aire se lo meten para que la papa no se dañe, lo que tu estas comprando dice claramente en la etiqueta 30 gramos, y eso lo estamos constatando, que venga el gramaje que está en la etiqueta”, dijo al medio mexicano.

Aclaró que el tema principal sobre el aire no es si es poco o mucho, pues lo que importa es que la bolsa contenga el gramaje que señala en la etiqueta. Sobre ello, la Profeco constató que ninguno de los productos analizados contendría menor cantidad de papas que las que anunciaban en la bolsa.

El nuevo etiquetado en México comenzó a implementarse a finales del 2020 con el objetivo de “brindar al consumidor final información comercial y sanitaria sobre el contenido de nutrimentos críticos e ingredientes que representan un riesgo para la salud en los productos preenvasados”.

Este cuenta con cinco sellos diferentes: exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas.

En caso de que los productos excedan las cantidades aprobadas de cada elemento, estas se limitarán con base en el Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto