Conecta con nosotros

Resto del mundo

El tanque ligero más avanzado de China entra en servicio del Cuerpo de Marines

Principales características

De acuerdo al portal Military Today, el Tipo 15 (VT5 en la versión de exportación) es un tanque diseñado y fabricado por la compañía china NORINCO. Fue presentado por primera vez al público durante la exhibición aérea en la ciudad de Zhuhai, en noviembre del 2016.

Su armamento principal es un cañón de 105 mm con sistema de carga automático, manga térmica y extractor de humos, que tiene un alcance máximo de disparo de 3.000 metros. El segundo armamento del VT5 es una estación de armas operada a distancia y montada en el techo de la torreta. Incluye una ametralladora de 12,7 mm y un lanzagranadas automático de 40 mm. También hay una ametralladora coaxial de 7,62 mm.

El Tipo 15 tiene un peso de 33 a 36 toneladas, dependiendo del tipo de blindaje. Con este peso, ofrece más movilidad que un tanque de batalla estándar del mismo nivel de potencia de fuego.

Está dotado de un motor diésel de 1.000 HP, montado en la parte trasera del casco y acoplado con transmisión completamente automática e hidromecánica, con capacidad de dirección pivotante y un sistema de refrigeración. La máxima velocidad por carretera es 70 kilómetros por hora, siendo su autonomía máxima de 450 kilómetros.

Primeras entregas

En diciembre del 2018 el Ministerio de Defensa de China anunció que los primeros ejemplares del Tipo 15 fueron puestos a disposición de las Fuerzas Armadas. Durante los últimos años se entregaron múltiples lotes a diferentes unidades de comandos militares del Tíbet. Fue desplegado en esa zona para vigilar la frontera con la India en el contexto de la agudización de las tensiones entre ambos países, recoge Forbes.

Los expertos hacen hincapié en que aparte de misiones en regiones montañosas, el tanque sobresale en muchos otros tipos de condiciones desafiantes. Por ejemplo, en las playas, los bosques, las áreas con agua y en la guerra urbana. Estas ventajas lo hacen muy adecuado para la infantería de marina, que con esta adquisición pretende afianzar sus capacidades de operaciones de reacción rápida.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Resto del mundo

La Agencia Sanitaria de Brasil aprueba la importación de la vacuna rusa Sputnik V contra el covid-19

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) aprobó este viernes la solicitud de importación de la vacuna rusa Sputnik V, una petición que fue formulada por varios estados del país suramericano.

Los directores del Consejo Colegiado de Anvisa avalaron por mayoría la autorización de importación y distribución extraordinaria y temporal de Sputnik V.

A favor votaron los directores Alex Machado, Meiruze Sousa, Antonio Barra Torres y Romison Rodrigues Mota. Únicamente Cristiane Jourdan Gomes se manifestó en contra de la importación de Sputnik V.

De momento, la agencia sanitaria brasileña autorizó la importación del fármaco ruso a los siguientes estados y en las siguientes cantidades: Bahía (300.000 dosis); Maranhão (141.000); Sergipe (46.000); Ceará (183.000);  Pernambuco (192.000); y Piauí (66.000).

«Brasil se ha convertido en el país número 67 del mundo en autorizar el Sputnik V«, destacó, por su parte, la cuenta oficial de Twitter de la vacuna rusa.

«El equipo del Sputnik V respondió completamente todas las preguntas de Anvisa sobre la eficacia y seguridad de la vacuna de Brasil», agregaron.

Condiciones de importación

Los directores de Anvisa aprobaron la importación de Sputnik V con las siguientes condiciones:

  • Todos los lotes de Sputnik V destinados a Brasil deben provenir de plantas de producción inspeccionadas por la agencia sanitaria.
  • Los cargamentos deben contener los certificados de análisis de la etapa de concentrado de la vacuna y del producto terminado, que demuestren «la ausencia de adenovirus replicantes».
  • La vacuna solo podrá ser utilizada en adultos de 18 a 60 años.
  • La Sputnik V no podrá aplicarse en mujeres embarazadas o en período de lactancia, ni en personas con comorbilidades.
  • Los estados que solicitaron la aprobación de Sputnik V deberán presentar a Anvisa, mensualmente, «un informe de evaluación beneficio-riesgo de la vacuna, que contenga los resultados de seguridad y efectividad de cada lote importado».

Por su parte, el director ejecutivo del Fondo de Inversión Directa de Rusia, Kirill Dmitriev, detalló que la vacuna rusa «Sputnik V arribará a Brasil en julio».

Anvisa negó en abril el pedido de autorización presentado por 14 estados para importar casi 30 millones de dosis de Sputnik V alegando la falta de información suficiente para garantizar la seguridad, calidad y eficacia del fármaco.

La agencia regulatoria resaltó entonces que la negativa a la importación y distribución era «un retrato temporal que puede ser modificado». A finales de mayo, el Consorcio Nordeste, que agrupa a nueve estados brasileños, presentó nuevos documentos a Anvisa insistiendo en la aprobación del uso de la vacuna rusa.

Para el analista político Carlos Alberto Almeida, la decisión de importar el fármaco ruso con carácter temporal y en una pequeña cantidad es contradictoria, pero da esperanzas de que se permita su uso sin restricciones en el futuro.

La eficacia de Sputnik V

Sputnik V tiene una eficacia de un 97,6 %, según comunicó el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) tras un análisis de los datos de 3,8 millones de ciudadanos rusos vacunados.

Además, actualmente se realizan ensayos clínicos de fase 3 en los Emiratos Árabes Unidos, India, Venezuela y Bielorrusia. De momento, este fármaco ha sido registrado en más de 60 países.

El laboratorio Uniao Química de Brasil produjo a finales de mayo el primer lote de Sputnik V contra el coronavirus. Tras los controles de calidad que efectuará el Centro de Investigación Gamaleya, la producción en ese laboratorio prevé ser exportada a los países de América Latina para combatir el covid-19.

Los expertos advierten que el gigante suramericano, con más de 469.388 muertes por covid-19 y más de 16,8 millones de contagios, se asoma a una tercera ola. Con una población de 212 millones de personas, la vacunación avanza lentamente un 22,5 % recibió la primera dosis y un 10,7 % la pauta completa.

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

A 32 años de la masacre de Tiananmen: paso a paso, cómo fue la matanza que el régimen chino todavía pretende ocultar

Fue el último gran grito de libertad del pueblo chino y fue ahogado de la manera más brutal. El movimiento de protesta surgió de forma espontánea el 15 de abril de 1989, tras la muerte de Hu Yaobang, un ex secretario general del Partido Comunista de China que había intentado una serie de reformas que apuntaban a liberalizar el régimen. Culminó el 5 junio, con el heroico gesto del “hombre del tanque” como suspiro final, horas después de la masacre ejecutada contra la multitud reunida en la Plaza Tiananmén.

Eran tiempos de cambio en China y en todo el mundo comunista, que se estaba desmoronando. Pero la esperada transición hacia alguna forma de democracia se había visto súbitamente interrumpida en la República Popular dos años antes, cuando el ala dura del régimen comandado entonces por Deng Xiaoping desplazó a Hu y puso en el congelador muchas de sus iniciativas más audaces.

La noticia del fallecimiento del dirigente de 73 años, de un paro cardíaco, llevó a miles de personas, especialmente estudiantes universitarios, a reunirse en la icónica plaza de Beijing para recordarlo. Rápidamente, lo que había empezado como un homenaje se convirtió en un reclamo de libertad y democracia.

infografia

(Infografía: Marcelo Regalado)

Cientos de miles de personas empezaron a movilizarse todos los días en el centro de la capital china, siempre en torno a Tiananmén, donde los jóvenes montaron un campamento. El movimiento pasó a otra etapa el 13 de mayo, con el comienzo de una huelga de hambre, con la que esperaba forzar al Gobierno a aceptar sus demandas.

El Comité Central del Partido Comunista estaba cada vez más nervioso y sus dudas animaban a una sociedad civil más despierta que nunca. La imposibilidad de organizar en la plaza una ceremonia oficial para recibir a Mijaíl Gorbachov, el líder soviético, fue un punto de inflexión. Cinco días más tarde, el 20 de mayo, el régimen declaró el estado de sitio y envió a más de 200.000 soldados a Beijing.

Lejos de amedrentar a la población, la decisión causó indignación. Muchos más se sumaron y se instalaron barricadas en distintas calles de la ciudad, para evitar el avance de las tropas. Hasta ese momento, los militares tenían órdenes de no disparar. Con el correr de los días, crecía la expectativa de los manifestantes, que el 30 de mayo erigieron en el centro de la plaza la Estatua de la Democracia, realizada por estudiantes de arte. Veían al régimen impotente.

Sin embargo, el Comité Central aprobó el 2 de junio una ofensiva para terminar como fuera necesario con la “contrarrevolución”. Fue la orden que llevaría a la infame masacre. Así se sucedieron los hechos.

Un grupo de jóvenes sobre un tanque cerca de la Plaza TiananménUn grupo de jóvenes sobre un tanque cerca de la Plaza Tiananmén

3 de junio: el comienzo

20:00: La televisión y la radio estatal comenzaron a advertir a la población de que debían quedarse en sus casas para liberar el paso de las tropas del Ejército de Liberación del Pueblo. Obviamente, el mensaje provocó el efecto contrario. Cientos de miles salieron a la calle y bloquearon con autobuses los principales accesos al centro de la ciudad.

22:00: El 38º Batallón del Ejército comenzó a disparar al aire sobre la avenida Chang’an, en un intento por dispersar a quienes les cortaban el paso. Como la estrategia no funcionó, empezaron a tirar directamente a los manifestantes. Era la primera vez que disparaban con munición real desde el comienzo de las protestas. Allí se produjeron las primeras muertes.

La brutalidad de la represión iría en aumento. En las siguientes barricadas que detuvieron su paso, los jefes militares ni se preocuparon por realizar advertencias. Directamente ordenaban abrir fuego con rifles automáticos contra civiles desarmados.

Algunos jóvenes resistieron el avance de los blindados con piedras, palos y bombas molotov (AP Photo/ Jeff Widener, File)Algunos jóvenes resistieron el avance de los blindados con piedras, palos y bombas molotov (AP Photo/ Jeff Widener, File)

22:30: Cuando llegaron al complejo de apartamentos de Muxidi, donde vivían muchos estudiantes, los uniformados ya estaban completamente fuera de control. Al toparse con trolebuses prendidos fuego, dispuestos por los manifestantes para que no pudieran llegar a la plaza, ubicada a unos cinco kilómetros por la avenida Chang’an, empezaron a disparar a mansalva.

La masacre quedaría chica frente a la que se produciría horas más tarde, pero se estima que 36 personas fueron asesinadas. Muchas estaban en los edificios aledaños, que se convirtieron en blanco de los uniformados, aunque muchos de sus vecinos ni siquiera participaban de las protestas.

Los tanques arrollaron a muchos de los manifestantes que trataron de resistir (AP)Los tanques arrollaron a muchos de los manifestantes que trataron de resistir (AP)

4 de junio: la carnicería

00:30: La Plaza Tiananmén estaba completamente a oscuras, hasta que una bengala iluminó el cielo y permitió divisar las primeras tropas. En pocos minutos, todos los flancos del epicentro de las protestas quedaron rodeados de tanques y vehículos blindados. Algunos jóvenes de los cientos de miles que aguardaban la llegada de los militares con la decisión de resistir empezaron a arrojar piedras y bombas molotov para frenar el avance de los soldados, que no dudaron en disparar a matar. Varios vehículos militares quedaron destruidos, pero la mayoría siguió avanzando.

01:30: Tras vencer la resistencia civil, los tanques entraron a la plaza por distintos rincones, aplastando a todos los que se les interponían. Los soldados empezaron a salir también del Gran Salón del Pueblo y del Museo Nacional, arrinconando al campamento. Las tropas establecieron luego un bloqueo, para evitar que otros grupos de manifestantes pudieran ingresar a asistir a los miles que habían quedado adentro.

“Los blindados abrieron fuego contra la multitud (…) antes de pasarles por encima”, escribió en un telegrama secreto enviado al día siguiente Alan Donald, embajador del Reino Unido en China. “Pasaron sobre los cuerpos varias veces, haciendo una especie de ‘papilla’, antes de que los restos fuesen recogidos por una excavadora. Restos incinerados y arrojados con un chorro de agua por las alcantarillas”, contó en el texto, que se hizo público recién en 2017.

“Cuatro estudiantes heridas que suplicaban por sus vidas recibieron golpes de bayoneta”, agregó el embajador. El desquicio de algunos soldados llegó al punto de ametrallar a las ambulancias militares que trataban de socorrer a los heridos, según el diplomático británico.

Un grupo de personas traslada a dos de los tantos heridos a un hospital (Foto AP/ Jeff Widener, Archivo)Un grupo de personas traslada a dos de los tantos heridos a un hospital (Foto AP/ Jeff Widener, Archivo)

04:00: Un tanque derribó la Estatua de la Democracia, un símbolo de que la protesta que había sacudido al país durante un mes y medio había sido pulverizada. Algunos líderes estudiantiles trataron de negociar con los jefes militares para que dejen salir a los sobrevivientes. La propuesta fue aceptada de palabra, aunque enfureció a los manifestantes más radicalizados, que querían seguir resistiendo.

04:30: Las negociaciones se interrumpieron. Algunos grupos de jóvenes marcharon por un corredor hacia el sureste de la plaza y lograron salir por allí, pero varios cayeron tras recibir disparos por la espalda. El Ejército Popular de Liberación había conseguido despejar la plaza a un costo humano incalculable.

06:00: La masacre continuó tras la salida del sol. Enterados del horror que había acontecido durante la madrugada, miles de personas se dirigieron a la plaza. Algunos gritaban “¡Huelga general!”, pero otros eran familiares de quienes estaban acampando, que querían saber qué había pasado con sus seres queridos. Las tropas respondieron disparándoles a todos, para asegurarse de que nadie se acercara al perímetro. Las ráfagas de balas continuaron durante todo el día, hasta que ya nadie más se atrevió a aproximarse. La Plaza Tiananmén permaneció dos semanas ocupada por los militares y cerrada al público.

Como el régimen chino jamás hizo una autocrítica de lo ocurrido, 31 años después, sigue siendo una incógnita el número exacto de víctimas. La información “oficial” que difundieron los periódicos estatales fue que 200 civiles murieron, pero la Cruz Roja china calculó 2.700 a partir de un relevamiento entre los hospitales. “La estimación mínima de los civiles muertos es de 10.000”, sostuvo por su parte el embajador Donald en su telegrama.

Una joven herida de bala agoniza en los alrededores de la Plaza Tiananmén (AFP)Una joven herida de bala agoniza en los alrededores de la Plaza Tiananmén (AFP)

5 de junio: el hombre del tanque

Con la plaza despejada, Beijing nuevamente bajo su control y una ciudadanía aterrorizada, que nunca se recuperaría del todo del abuso sufrido, el Comité Central del Partido Comunista de China celebraba. Su dominio sobre el pueblo chino volvía a ser total.

No obstante, tendría que enfrentar un último acto de rebeldía, que se convertiría en un ícono increíblemente potente. Mientras empleados públicos levantaban los escombros y corrían los restos de las barricadas, un hombre de identidad desconocida, vestido con una camisa blanca y pantalón negro, y cargando dos bolsas del mercado en sus manos, se detuvo frente a una columna de tanques que avanzaba por la avenida Chang’an, a pocos metros de la plaza.

Inicialmente detuvo a los blindados mostrando la palma de su mano derecha, con la señal de “stop”. Luego, se trepó al frente del vehículo que encabezaba el convoy y trató de hablar con la tripulación, que debía mirarlo atónita. Después volvió al pavimento. Los tanques trataron de rodearlo, pero el hombre se fue moviendo para bloquearlos una y otra vez.

Algunas personas contemplan el saldo de destrucción la mañana posterior a la masacre (AFP)Algunas personas contemplan el saldo de destrucción la mañana posterior a la masacre (AFP)

La secuencia duró varios minutos, que fueron fotografiados y filmados por periodistas internacionales que la vieron desde la ventana de un hotel. Hasta que dos hombres se acercaron y se lo llevaron, permitiendo el paso de los blindados. Nunca más se volvió a saber de él, pero se transformó en una de las imágenes más reconocidas en el mundo de la resistencia civil ante la brutalidad de los regímenes autoritarios.

La revista Time lo incluyó en la lista de las 100 personalidades más importantes del siglo XX, identificándolo como “el rebelde desconocido”. La prensa británica le dio el nombre por el que se lo conoce hasta hoy, “el hombre del tanque”. Pero su verdadera identidad es un misterio.

The Sunday Express publicó ese mismo año que era un estudiante de 19 años llamado Wang Weilin y que había sido arrestado, pero nadie corroboró esa versión. Otros medios afirmaron que había sido enviado a un campo de trabajo y ejecutado. Pero el régimen nunca admitió siquiera saber quién era. En cualquier caso, el anonimato sirvió para agrandar aún más su figura, convirtiéndolo en un símbolo en estado puro.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto