Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Estas playas no son aptas para uso recreativo: Cofepris

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que el análisis de laboratorio realizado con agua de mar de 265 playas, en 70 destinos turísticos de los 17 estados costeros, arrojó como resultado que 98.11% de éstas pueden ser clasificadas como aptas, ya que cumplen con los niveles de seguridad de enterococos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Cofepris informó que los análisis se realizaron en coordinación con autoridades de Salud y la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública.

Para obtener estos resultados, las autoridades realizaron la toma de muestras de agua de mar durante las semanas previas al actual periodo vacacional, con el propósito de analizar si una playa representa o no un riesgo para la salud.

Las 260 playas clasificadas como aptas cumplen con los requisitos al tener 200 o menos enterococos por 100 mililitros de agua.

La Cofepris informó que las playas no aptas son:

Los Muertos y Cuale de Puerto Vallarta, Jalisco
Rosarito, Tijuana I y Hermosa en Ensenada, Baja California
Las playas anteriores rebasaron los límites establecidos de 200 NPM/100 ML de enterococos, por lo cual dan lugar a considerarlas como no aptas para uso recreativo.

Este nivel de consideración de playas aptas/no aptas, utilizado por las instituciones para establecer si una playa implica o no un riesgo sanitario, se constituye de conformidad con los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud, que es de 200 enterococos por 100 mililitros de agua.

Agua de mar de seis playas no pudo ser analizada
La Cofepris informó que el agua de seis playas del país no pudo ser analizada por personal técnico, debido a estar cerradas por las medidas tomadas contra el COVID-19.

En Veracruz: Playa Tumbao en Veracruz, Veracruz, en uno de sus puntos (Tumbao II)
En Campeche, en el municipio de Champotón: las playas San Lorenzo, playa Bonita, playa Sombreron y playa Payuca
Ciudad del Carmen: playa Isla Arena en Kalkini y playa Puerto Real
Destinos cerrados por pandemia de COVID-19

La Cofepris resaltó que la medida de calidad del agua no significa una apertura de las playas o de la seguridad en ellas para ser visitadas, considerando la declaratoria de Emergencia Sanitaria por COVID-19.

La autoridad señaló que es importante seguir las instrucciones de los gobiernos estatales y municipales, así como las indicaciones de las secretarías de Salud a nivel federal y estatal acerca del uso, movilidad y convivencia en los espacios públicos.

Fuente: Uno TV

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud y Bienestar

Pfizer inicia pruebas en personas de nueva píldora para tratar el Covid-19

Pfizer anunció este martes que ha comenzado las pruebas de seguridad en seres humanos de una nueva píldora para tratar el coronavirus que podría usarse al primer síntoma de la enfermedad.

Si tiene éxito en los ensayos, la pastilla podría recetarse al comienzo de una infección para bloquear la replicación viral antes de que los pacientes se enfermen gravemente.

El medicamento se une a una enzima llamada proteasa para evitar que el virus se replique. Los medicamentos inhibidores de la proteasa han tenido éxito en el tratamiento de otros tipos de virus, incluidos el VIH y la hepatitis C.

«Dada la forma en que el SARS-CoV-2 está mutando y el impacto global continuo de COVID-19, parece probable que sea fundamental tener acceso a opciones terapéuticas tanto ahora como más allá de la pandemia», expuso Mikael Dolsten, científico en jefe de Pfizer, en un comunicado.

En una entrevista, Dolsten señaló que hasta ahora no se habían observado problemas inesperados en el estudio y que podría generar resultados en unas semanas.

El nuevo inhibidor de la proteasa es el segundo medicamento de este tipo que Pfizer ha introducido en ensayos en humanos para tratar el COVID-19.

Pfizer está probando otro que se administra por vía intravenosa a pacientes con virus hospitalizados.

Faltan tratamientos fáciles de usar para los pacientes con SARS-COV-2 en etapa temprana. Si bien las terapias con anticuerpos de Eli Lilly y Regeneron Pharmaceuticals están autorizadas en EU para pacientes con COVID que aún no han sido hospitalizados pero que tienen un alto riesgo de desarrollar síntomas graves, deben administrarse en el hospital o en el consultorio de un médico. oficina.

Eso ha creado desafíos logísticos que han limitado su uso. Otras terapias están destinadas a personas más enfermas: el medicamento antiviral remdesivir, de Gilead Sciences, debe administrarse durante varios días y está aprobado solo para pacientes hospitalizados.

Entre los principales fabricantes de medicamentos, Merck & Co. tiene una de las pocas píldoras de coronavirus que está muy avanzada en las pruebas en humanos.

Su fármaco antiviral experimental molnupiravir actúa mediante un mecanismo diferente al fármaco de Pfizer y se encuentra en fase avanzada de ensayos en humanos. Merck está desarrollando su fármaco en colaboración con Ridgeback Biotherapeutics.

Si todo sigue yendo bien, Pfizer podría comenzar una prueba combinada de faes dos y tres mucho más grande a principios del segundo trimestre, indicó Dolsten, lo que podría permitirle solicitar la autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para el final de este año, dependiendo de cómo evolucione la pandemia.

Es probable que el medicamento se administre dos veces al día durante unos cinco días, afirmó.

«Esto es realmente un cambio de juego potencial», dio a conocer Dolsten.

Si bien las pruebas de eficacia iniciales se centrarán en personas con infecciones tempranas, Pfizer también planea explorar si el medicamento funciona para proteger a las personas sanas que han estado expuestas al coronavirus, como miembros de la familia o compañeros de habitación que viven con alguien que se enfermó.

Dolsten explicó que el inhibidor de la proteasa oral de Pfizer, cuyo nombre en código es PF-07321332, tiene varias ventajas potenciales.

En las pruebas de laboratorio, funcionó contra muchos coronavirus, incluidos el virus SARS original y el MERS. Además, la proteasa del coronavirus no muta mucho, lo que significa que es probable que la terapia funcione igualmente bien contra numerosas cepas variantes, aseveró.

En teoría, el inhibidor de la proteasa también podría combinarse con otros medicamentos antivirales, como el que está desarrollando Merck, dijo Dolsten.

Pfizer anunció que planea compartir más datos sobre el compuesto en la reunión de la American Chemical Society el 6 de abril.

Fuente: El Financiero

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Cofepris alertó que “Napabeltan” representa un riesgo a la salud

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó sobre un fármaco identificado como Napabeltan y con etiquetado en idioma coreano que “constituye un riesgo a la salud por ser de dudosa procedencia”.

El medicamento que este día la Comisión expuso como un riesgo sanitario, fue presuntamente entregado al personal de salud de algunos hospitales a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para tratar a pacientes con COVID-19.

El pasado 18 de marzo una enfermera denunció en redes sociales que la dependencia federal había entregado dichos medicamentos con etiquetado dudoso para tratar a pacientes infectados con el virus SARS-CoV-2.

Ante ello, los médicos y enfermeras comenzaron a buscar información del fármaco, ya que además de tener etiquetado en coreano no contaba con ningún instructivo en otro idioma dentro de la caja.

“Estos son los medicamentos que estamos recibiendo por parte de @INSABI_mx Está en Coreano. Quiero que leas bien lo anterior. Su escritura está en Coreano y no, no hay dentro de la caja ningún ‘papelito’ con otros idiomas”, denunció.

Por medio de un hilo de Twitter, Lulú Rodríguez, quien señala en su perfil ser enfermera, dijo que solamente se entendía el gramaje, lote y fecha de caducidad del producto que estaba siendo entregado.

Apuntó que en la norma indica que los fármacos deben recibirse con etiquetado en español, para que el personal médico tenga la claridad y seguridad de lo que está medicando a los pacientes.

En su interés por saber más, la trabajadora relató que escaneó un código QR que se encontraba en la caja del producto. Tras ello se encontró que se trataba de Napabeltan, clasificado para el sistema circulatorio, con eficacia como anticoagulante.

La denunciante dijo que a pesar de poder conocer las propiedades del medicamento a través del código QR, su etiquetado incorrecto fue un signo de alerta, pues además de poner en riesgo la cédula profesional de médicos y enfermeras, podría poner en riesgo la salud de los pacientes.

Ante ello, la Comisión aseguró, el pasado 19 de marzo, que la denuncia de Lulú Rodríguez contenía información falsa.

“La información difundida en redes sociales sobre la supuesta distribución del INSABI del medicamento ‘Napabeltan’ es falsa, debido a que Cofepris no ha otorgado la autorización sanitaria para importar, comercializar o abastecer al sector salud para su uso médico”, detalló.

Sin embargo, un día después, este 20 de marzo, la Cofepris reviró y compartió la alerta sanitaria, confirmando que el Napabeltan, que fue recientemente difundido en redes sociales no cuenta con autorización sanitaria.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto