Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Exhorta IMSS Chihuahua a prevenir la bronquiolitis en esta temporada

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, exhorta a los padres de familia a extremar cuidados en sus hijos ante los cambios de clima que se presentan en esta temporada.

El coordinador de Prevención y Atención a la Salud, de la Jefatura de Prestaciones Médicas, doctor Adrián Rodríguez Pacheco, destacó que el padecimiento más común es la bronquiolitis.

Explicó que es una enfermedad común del tracto respiratorio, provocada por una infección que afecta las diminutas vías respiratorias, denominadas “bronquiolos”, que llevan a los pulmones; a medida que estas vías respiratorias se inflaman, se hinchan y se llenan de mucosidad, resulta difícil respirar.

Rodríguez Pacheco informó que la bronquiolitis afecta más a bebés y niños pequeños, ya que sus vías respiratorias se bloquean con mayor facilidad que las de los niños de más edad o los adultos; y suele darse en los dos primeros años de vida.

Señaló que los niños que han padecido bronquiolitis tienen más probabilidades de desarrollar asma en una etapa posterior de la vida; e indicó que suele ser provocada por una infección viral.

“Las infecciones causadas por este virus son responsables de más de la mitad de todos los casos de bronquiolitis y ocurren sobre todo en el invierno y principios de la primavera”, resaltó.

Comentó que los síntomas de esta enfermedad son muy similares a los de un resfriado común, como lo son: la congestión, moqueo de nariz, tos y fiebre leve por uno o dos días, después se agrava la tos y aparecen silbidos agudos al exhalar.

Sin embargo, señaló que cuando se hacen más severos viene la respiración poco profunda, rápida frecuencia cardíaca, acelerado hundimiento del cuello y tórax con cada respiración, ensanchamiento de las fosas nasales, irritabilidad con dificultad para dormir y señales de fatiga.

Además, detalló el especialista del Seguro Social, el niño puede mostrar falta de apetito y quizá vomite después de toser; con menor frecuencia los bebés pequeños, en especial los prematuros, pueden presentar episodios en los que dejan de respirar por poco tiempo (lo que se denomina “apnea”) antes de desarrollar otros síntomas.

En los casos graves, expuso, los síntomas pueden empeorar con rapidez, un niño con bronquiolitis grave puede cansarse por el trabajo de respirar y tener poca entrada y salida de aire en los pulmones debido al taponamiento de las pequeñas vías respiratorias, la piel puede tornarse azulada (lo que se conoce como “cianosis”), lo cual es muy notorio en los labios y las uñas. El niño también puede quedar deshidratado por el esfuerzo que realiza para respirar, por los vómitos y porque come menos.

Rodríguez Pacheco comentó que la mejor manera de prevenir la bronquiolitis es lavarse las manos con frecuencia; también puede ser útil mantener a los bebés alejados de aquellos que están resfriados o tienen tos; los bebés que están expuestos al humo del cigarrillo tienen más probabilidades de contraer una bronquiolitis severa, por lo tanto, es importante evitar exponer a los niños al humo del cigarrillo.

Finalmente, recomendó a los padres de familia tener el adecuado cuidado hacia sus hijos, y en caso de que alguno presente dificultad para respirar, tos, o cualquier otro síntoma, hay que llevarlo de inmediato a su médico familiar para que reciba el tratamiento apropiado.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad Caleb Ordoñez 

Salud y Bienestar

La vejez es una “enfermedad” que se puede revertir: Investigador de Harvard

El genetista David Sinclair, investigador de la Universidad de Harvard, sostiene que la vejez debe ser vista como una enfermedad, y que es un padecimiento que incluso se puede revertir, según afirmó en entrevista con la BBC.

Tras dos décadas de estudios, el científico, que tiene un doctorado por la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, y un posdoctorado del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), opina que es posible retrasar el proceso de envejecimiento, incorporando a nuestra vida hábitos sencillos para tener una vida más larga y saludable.

Según Sinclair, además se desarrollarán medicamentos que coadyuven para lograr este propósito.

David Sinclair dirige un laboratorio en la Universidad de Harvard en el que investiga las razones del envejecimiento, trabajo que le ha valido una serie de premios y reconocimientos por parte de asociaciones y entidades científicas, además de ser elegido como una de las personas más influyentes por la revista Time.

El científico también posee 35 patentes y ha fundado o está involucrado en varias empresas de biotecnología, que buscan prevenir o frenar el envejecimiento.

Sinclair también es autor de Lifespan (esperanza de vida), un libro en el que sostiene su premisa máxima: que el envejecimiento no es inevitable.

El investigador cree que debemos cambiar radicalmente la forma en la que pensamos sobre la vejez: en lugar de considerarlo un proceso común y natural, debemos abordarlo como una enfermedad.

Te sugerimos: Científicos consiguen revertir envejecimiento celular por primera vez en la historia
Durante la entrevista, Sinclair explicó que los científicos estudiosos del envejecimiento han hallado nueve causas principales de este proceso.

Los humanos tenemos dos tipos de información en el cuerpo heredadas de nuestros padres, las cuales se ven afectadas por el entorno y el tiempo.

Una es “digital”, el código genético, y la otra es la analógica, el epigenoma, los sistemas de la célula que controlan qué genes se activan y desactivan.

De acuerdo con Sinclair, no hay ninguna ley en biología que diga que debemos envejecer, por lo que el proceso de vejez es una enfermedad.

El investigador menciona que hay acciones que realizan las personas que viven mucho tiempo que sirven “para alargar la vida”, como comer los tipos correctos de alimentos; como la dieta mediterránea, comer menos calorías y con menos frecuencia. El ejercicio físico también ayuda.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Descubren nuevo virus en Japón que se transmite por las garrapatas

Científicos de Japón identificaron un nuevo virus previamente desconocido capaz de infectar a los seres humanos y causar enfermedades, llamado Yezo.

Se trata de un nuevo virus infeccioso que se transmite por la picadura de garrapatas, y causa una enfermedad caracterizada por fiebre y disminución de plaquetas y leucocitos en sangre.

Los estudios realizados hasta el momento sugieren que el nuevo virus japonés, Yezo, es un tipo de orthonairovirus, el cual se transmite entre animales y humanos a través de las garrapatas, causando fiebre y otros síntomas en los humanos.

Reportes de investigación señalan que se tiene registro de al menos siete personas infectadas con este nuevo virus en Japón desde 2014, y no se ha confirmado ninguna muerte.

El virus Yezo se descubrió después de que un hombre de 41 años ingresara en el hospital en 2019 con fiebre y dolor en la pierna, luego de ser mordido por un artrópodo que, se cree, es una garrapata mientras caminaba por un bosque local en Hokkaido.

Tras dos semanas de tratamiento, fue dado de alta; sin embargo, las pruebas mostraron que no había sido infectado con ningún virus conocido que se transmitiera por garrapatas en la región.

Al año siguiente, un segundo paciente se presentó con síntomas similares después de una picadura de garrapata.

El análisis genético de virus aislados de muestras de sangre de los dos pacientes encontró un nuevo tipo de orthonairovirus, que es una clase de nairovirus, que incluye patógenos como el virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.

De acuerdo con los expertos, el nuevo virus Yezo se encontró más estrechamente relacionado con el virus Sulina y el virus Tamdy, detectados en Rumania y Uzbekistán, respectivamente, el último de los cuales, según se informa, causó fiebre aguda en humanos recientemente en China.

El descubrimiento fue realizado por investigadores de la Universidad de Hokkaido y publicado en la revista especializada Nature Communications.

Fue llamado “Yezo” en honor al nombre histórico japonés de Hokkaido, una gran isla en el norte del país donde se descubrió el virus.

Los científicos revisaron muestras de sangre recolectadas de pacientes del hospital que mostraban síntomas similares después de las picaduras de garrapatas desde 2014. Al analizar los resultados se encontraron muestras positivas adicionales de cinco pacientes.

Los pacientes, incluidos los dos primeros, tenían los síntomas asociados al nuevo virus de Japón:

  • Fiebre
  • Reducción de plaquetas
  • Reducción de leucocitos en sangre
  • Función hepática anormal

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto