Conecta con nosotros

Resto del mundo

La advertencia de un médico sobre Wuhan: “Encuentren el origen del COVID, sino habrá COVID-26 y COVID-32”

El mundo necesita la cooperación del régimen chino para rastrear los orígenes del COVID-19 y prevenir futuras amenazas pandémicas, dijeron el domingo dos destacados expertos en enfermedades de los Estados Unidos.

Ha aumentado la información que respalda la teoría de que el virus SARS-CoV-2 puede haber escapado de un laboratorio en Wuhan, China, dijo Scott Gottlieb, comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de la administración Trump, que ahora forma parte de la junta de PfizerChina no ha proporcionado evidencia para refutar esa teoría, mientras que la búsqueda de señales de que el virus surgió de la vida silvestre no ha dado resultados, dijo Gottlieb en “Face the Nation” de CBS News.

No saber cómo comenzó la pandemia pone al mundo en riesgo de futuros brotes, dijo Peter Hotez, codirector del Centro para el Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas, en una aparición en televisión separada. “Habrá COVID-26 y COVID-32 a menos que comprendamos completamente los orígenes de COVID-19”, dijo Hotez en “Meet the press” de NBC.

Casi un año y medio después de que se detectara por primera vez la propagación del nuevo patógeno en un mercado de productos del mar en WuhanChina, los orígenes precisos del virus siguen siendo oscuros. Los científicos han planteado la hipótesis de que lo más probable es que se transmita de los animales salvajes a los humanos. La idea de que el virus se haya escapado accidentalmente de un laboratorio de investigación, promovida durante mucho tiempo por algunos republicanos, ha recibido renovada atención por parte de la administración Biden.

En una sorpresiva declaración el pasado miércoles, el presidente Joe Biden pidió una nueva investigación sobre la aparición del virus. Las agencias de inteligencia estadounidenses tenían evaluaciones contradictorias sobre si era más probable que el virus cruzara la barrera de las especies desde un reservorio natural o se filtrara del Instituto de Virología de Wuhan, dijo Biden. Ordenó a las agencias “redoblar sus esfuerzos” y volver a informarle en 90 días.

El debate sobre el origen del virus fue impulsado de nuevo por un informe del diario The Wall Street Journal el 23 de mayo de que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan de China se enfermaron lo suficiente en noviembre de 2019 que buscaron atención hospitalaria por “síntomas consistentes tanto con COVID-19 como con enfermedades estacionales comunes”.

El régimen chino ocultó desde un inicio lo que había ocurrido en el Instituto de Virología de Wuhan y enfocó la investigación en lo ocurrido en un mercado de alimentos en aquella populosa ciudad de la provincia de Hubei (AFP)El régimen chino ocultó desde un inicio lo que había ocurrido en el Instituto de Virología de Wuhan y enfocó la investigación en lo ocurrido en un mercado de alimentos en aquella populosa ciudad de la provincia de Hubei (AFP)

Se debería permitir a los científicos realizar una investigación a largo plazo en China y tomar muestras de sangre de humanos y animales, dijo HotezEstados Unidos debería presionar a China, incluso con la amenaza de sanciones, para que permita una investigación. “Necesitamos un equipo de científicos, epidemiólogos, virólogos, ecologistas de murciélagos en la provincia de Hubei durante un período de seis meses y un año”, dijo Hotez.

Los funcionarios chinos han cuestionado la teoría del laboratorio de Wuhan. El portavoz del Ministerio de Relaciones ExterioresZhao Lijian, desestimó el jueves la investigación de Biden como un intento de participar en “estigmatización, manipulación política y cambio de culpas”.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud publicado en marzo no descubrió por completo el origen del virus, pero calificó como improbable una fuga de laboratorio. El organismo de salud mundial pidió más investigación en ese momento. “En lo que respecta a la OMS, todas las hipótesis siguen sobre la mesa”, dijo el director general Tedros Adhanom Ghebreyesus en un comunicado cuando se publicó el informe de marzo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Resto del mundo

Para no generar residuos, esta tienda de comestibles sobre ruedas recorre Londres

Con el objetivo de evitar residuos derivados del uso de plásticos o embalajes, una joven ha implementado una tienda de comestibles sobre ruedas en Londres, desde el año pasado.

En este vehículo, la gente puede encontrar todo tipo de abarrotes, desde alimentos, como artículos para lavar la ropa o de higiene personal.

¿Qué se sabe de la tienda de comestibles sobre ruedas en Londres?

En apariencia, Ella Shone recorre las calles de Londres al volante de una vieja furgoneta de reparto de leche, pero en realidad transporta productos alimenticios y domésticos que vende a granel, para evitar embalajes y el uso de plásticos.

Creado el año pasado tras el primer confinamiento contra el COVID-19, su servicio de “camión de resurtido” no ha parado desde entonces.

Vende lentejas, frutos secos e incluso vinagre o detergente para la ropa a clientes que vienen a llenar sus propios envases.

¿Cómo es un día en la tienda de comestibles sobre ruedas en las calles de Londres?
En un día lluvioso de mayo, esta emprendedora de 32 años, al volante de un vehículo eléctrico que alcanza a duras penas los 30 km/h, tiene programadas ocho entregas en el noreste de la capital británica.

“Cuando se me ocurrió la idea, pensaba que iba a volverme un poco loca después de encontrarme en desempleo técnico” en abril de 2020, al principio del primer confinamiento, admite.

Pero pronto se decidió a invertir sus ahorros para comprar este camión de segunda mano, encontrado en internet, con el objetivo de crear una “experiencia de compra más comunitaria”.

¿Cómo funciona el reparto de la tienda de comestibles sobre ruedas?
Desde agosto del año pasado, los clientes pueden reservar en línea el paso del camión y llenar sus recipientes directamente desde las cajas o dispensadores de líquidos colocados en su parte trasera.

Shone cree que hay “mucho que hacer, obviamente, a nivel empresarial y gubernamental, pero también a nivel de los consumidores” para reducir el uso del plástico.

Según Greenpeace, los británicos son los segundos consumidores de plástico del mundo, después de los estadounidenses.

Un estudio publicado en enero por Greenpeace y la Environmental Investigation Agency (EIA), mostró que las diez principales cadenas de supermercados del Reino Unido solo redujeron su huella de plástico en un 1,6% en 2019 a pesar de sus promesas.

“Durante la pandemia, recurrimos demasiado a los objetos de usar y tirar, por miedo a reutilizar algo que pudiera provocar la transmisión del virus”, afirma.

“Pero a contracorriente, creo que también hubo un poco de sensibilización sobre la responsabilidad medioambiental y mucha gente se dio cuenta de la cantidad de mascarillas de un solo uso que había en los parques”

En abril, consiguió recaudar 15 mil libras, el equivalente a 21 mil dólares o 17 mil euros, a través de una campaña de microfinanciación, que le permitirán añadir estanterías a su camión.

Fuente: Uno TV

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Hallazgo de restos de cientos de niños indígenas deja al descubierto a un Canadá racista

Canadá.- El descubrimiento de los restos de centenares de niños indígenas canadienses en una antigua residencia escolar de la localidad de Kamloops, en el oeste de Canadá, en el que los aborígenes fueron internados a la fuerza durante casi 80 años, ha vuelto a dejar al descubierto la dolorosa herida del pasado racista y de genocidio cultural del país norteamericano.

El viernes, Rosanne Casimir, jefa de los tk’emlúps te secwépemc, un grupo indígena de la provincia de la Columbia Británica, confirmó en una rueda de prensa que gracias al uso de un radar de penetración de terreno se habían localizado los restos de 215 niños en la antigua residencia escolar de Kamloops.

Casimir declaró que el hallazgo confirma la «historia oral» recogida por el grupo desde hace varias generaciones sobre niños desaparecidos en la zona, situada unos 350 kilómetros al noreste de la ciudad de Vancouver, y confirma las sospechas sobre lo acontecido en la residencia escolar de Kamloops.

El internado, un complejo que en su momento fue la mayor instalación del sistema de residencias escolares impuesto por Canadá a la población indígena, empezó a funcionar en 1890 y cerró sus puertas en 1969.

La institución, situada en el territorio histórico de los tk’emlúps te secwépemc y que fue gestionada por la Iglesia católica, llegó a albergar cada año hasta 500 niños procedentes de comunidades indígenas.

Kamloops fue una de las miles de residencias escolares, las autoridades canadienses nunca han confirmado el número de internados que crearon y que fueron gestionados en su mayoría por organizaciones religiosas, pero se estima entre tres mil y seis mil, repartidas por todo el territorio para asimilar a la población indígena.

Por ellas pasaron decenas de miles de niños, se calcula que unos 150 mil o el 30 % de la población infantil indígena.

GENOCIDIO CULTURAL

En 2015, el informe de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Canadá, creada en 2008 para investigar y denunciar el sistema de residencias escolares, concluyó que el país norteamericano utilizó los internados como herramienta para cometer un «genocidio cultural» contra la población indígena del país.

«Durante más de un siglo, los objetivos centrales de la política de Canadá hacia los aborígenes fueron eliminar los Gobiernos aborígenes; ignorar los derechos aborígenes; terminar los tratados y, a través de un proceso de asimilación, causar que los pueblos aborígenes cesasen de existir en Canadá como entidades diferenciadas legal, social, religiosa y racialmente», señaló la Comisión en su informe final.

«El establecimiento de las escuelas residenciales fue un elemento central de esta política, que puede ser descrita mejor como ‘genocidio cultural'», añadió.

Para realizar su trabajo, la Comisión entrevisto a miles de supervivientes de las escuelas residenciales. Sus testimonios describen los abusos físicos, psicológicos y sexuales que muchos de ellos sufrieron en los internados.

Canadá incluso utilizó a los niños para realizar experimentos «científicos» sobre malnutrición. La Comisión también concluyó que 1 de cada 50 niños enviados a las residencias escolares durante los casi 120 años de operación del sistema, murieron en las instituciones, alrededor de tres mil 200 niños. En el caso de la residencia escolar de Kamloops, la Comisión confirmó la muerte de 51 niños durante los años que estuvo en funcionamiento.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto