Conecta con nosotros

Deportes

La muerte de Black Warrior, leyenda de la lucha libre mexicana

El luchador cumplió 54 años el pasado sábado 7 de enero. Su pelea más recordada ocurrió en 2006 contra Místico, cuando perdió su máscara.

En la mañana de este martes,  la muerte del luchador mexicano Jesús Toral López, Black Warrior, fue confirmada por el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL). Hasta ahora se desconoce la causa de su fallecimiento. 

“El CMLL se une a la pena que embarga a la familia luchística por el sensible fallecimiento de Jesús Toral López ‘Black Warrior’, luchador que tuvo una destacada trayectoria como parte de esta organización”, escribió en su cuenta de Twitter el Consejo.

El luchador es recordado como una leyenda de la lucha libre mexicana, protagonizando míticas peleas como la que sostuvo contra el Místico en 2006; misma en la que perdió su icónica máscara.

Black Warrior cumplió 54 años el pasado 7 de enero. Su último mensaje en redes sociales lo hizo el 31 de diciembre de 2022, deseándole a sus seguidores un feliz año nuevo.

“Feliz año nuevo.. / Recuerda que cada día / Que Dios te da. / Es un día nuevo.. /Vívelo como. Si…“, escribió en la descripción del video.

En marzo de 2022 Jesús Toral López perdió a su hijo, quien luchaba bajo el nombreBlack Warrior Jr. El joven falleció a los 24 años de edad tras sufrir una lesión en las cervicales, de la cual nunca se pudo recuperar.

En una publicación en sus redes sociales, Black Warrior dedicó estas palabras a su hijo: 

“La vida termina cuando menos / La esperamos. / Vive con mucho amor … /Sin esperar nada a cambio… /Dios te ama”

La trayectoria de Black Warrior

Jesús Toral López comenzó su carrera profesional en 1984, en La Comarca Lagunera. Al inicio de su carrera usó varios nombres como Destroyer, Camorra, La Máscara, Bali Vegas, etc. Fue hasta 1996 que tomó el nombre de Black Warrior.

A lo largo de su carrera ganó varios títulos mundiales, entre los que destacan el Mundial de Tríos del CMLL, la cuarta edición del Torneo de la Leyenda de Plata y el Campeonato Intercontinental de Parejas IWRG (este último conseguido junto a su hijo).

En  2006 perdió su máscara ante Místico en una pelea considerada como de las mejores peleas en la historia de la lucha profesional mexicana.

 

Publicidad

Deportes

Muere Wilson Fittipaldi, ex piloto brasileño de Fórmula 1 y leyenda del automovilismo

«A los 80 años, Wilsinho falleció serenamente y rodeado de todo el amor que mereció durante toda su vida», dijo la organización en Instagram.

Wilson Fittipaldi «conjugó talento, visión de futuro y osadía para llevar el nombre de Brasil a un nivel nunca imaginado», agregó.

El excorredor estaba internado en un hospital de Sao Paulo desde el 25 de diciembre, cuando sufrió un paro cardíaco tras atorarse con un pedazo de carne que comió en un almuerzo familiar, con motivo de Navidad y de su cumpleaños 80.

Opacado por la imagen de su hermano menor, dos veces campeón de la Fórmula Uno (1972 y 1974), Wilson Fittipaldi corrió en diferentes categorías de Brasil y Europa.

Nacido en Sao Paulo el 25 de diciembre de 1943, pasó por la Fórmula 2 y la Fórmula 3 antes de alcanzar un acuerdo con Bernie Ecclestone, entonces director del equipo Brabham Ford, para ingresar a la F1 en 1972.

Se estrenó con un tercer lugar en el Gran Premio de Brasil, que no contaba para el campeonato, en un prometedor debut que fue opacándose con el paso de la temporada.

No hizo puntos y vio a su hermano Emerson convertirse, con 25 años, en el campeón mundial más joven de este deporte, un récord que mantuvo hasta que el español Fernando Alonso (24) lo desbancó en 2005.

En 1973 tuvo mejores actuaciones, alcanzando un quinto puesto en el circuito alemán de Nürburgring.

Sumó tres puntos en el campeonato que le permitieron terminar el año en la casilla 16, su mejor ubicación general en la F1.

Se ausentó para la temporada siguiente, en la que Emerson ganó su segundo título, para afinar detalles del estreno en la máxima competencia automovilística de un proyecto personal: el equipo brasileño Copersucar, que tiempo después se llamó Fittipaldi.

Wilson estuvo al volante de un auto que decepcionó. Se retiró en 1975 y se dedicó a dirigir la escudería, a la que su hermano Emerson se unió como piloto de 1976 hasta 1980.

El equipo no entró nunca al podio de la clasificación general de la Fórmula Uno y desapareció en 1982 en medio de aprietos financieros.

Wilson volvió ocasionalmente a las pistas en competencias de menor envergadura y se dedicó a seguir la carrera de su hijo Christian, quien pasó por la F1, Cart, Nascar y la Fórmula 3000, entre otras.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto